El retrato de Dorian Gray; Oscar Wilde

Literatura Universal Contemporánea del Siglo XIX. Narrativa. Novela Victoriana Melodramática. Decadencia Moral. Esteticismo. Personajes

  • Enviado por: Monica Da Silva
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Naturaleza y Cultura: Visiones Antropológicas
UNED
En los últimos años el medio ambiente se ha convertido en una preocupación generalizada tanto para el público como...
Solicita InformaciÓn

La Edad Media en su Recta Final: el Siglo XV
UNED
En el curso se tratarán aquellos aspectos que consideramos más relevantes del siglo XV, y también aquellos otros,...
Solicita InformaciÓn

publicidad

UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA PLANTEL GOLFO CENTRO.

MODELOS LITERARIOS EUROPEOS DEL SIGLO XX.

TEMA: ENSAYO SOBRE EL LIBRO “EL RETRATO DE DORIAN GRAY”

SEPTIEMBRE, 1999.

“Es el espectador, y no la vida, lo que el

arte realmente refleja”

Oscar Wilde.

INTRODUCCIÓN:

El siglo XIX fue una época encantadora para la clase alta, especialmente en Inglaterra. Su elegancia y su tradicionalismo hacen el momento fácilmente identificable. Por ser una obra que critica indirectamente a la sociedad Victoriana y que rompe el estilo literario de ésta, no es bien recibida en Inglaterra. Se cataloga como “transgresora de la moral”. “La sociedad Victoriana tenía la atención puesta en muchos escritores que a veces eran pasionales, pero que primordialmente se enfocaban a la educación de las masas, el progreso industrial o material meramente filosófico. Además, se añade la confusión religiosa por los avances de la ciencia -particularmente por la teoría de la evolución - y así se dibujan otros temas de la literatura que comienzan a considerar problemas de fe y verdad”. Esto y mucho más se refleja en la obra, en donde se describe la vida de los jovencitos distinguidos de aquella época, quienes sólo vivían para eventos sociales, cultura, fiestas, etc. Este marco sociocultural es el espacio y el tiempo en el que se desarrolla la novela.

El Retrato de Dorian Gray es una historia melodramática de la decadencia de la moral, distinguida por su brillante y enigmático estilo. “Aunque el autor describe plenamente el proceso de la corrupción, el impactante final de la novela lo compromete en una posición moral contra el autodegradamiento”.

Según Ricardo Baeza, traductor de esta edición, esta obra contiene algunas de las observaciones psicológicas más profundas de Wilde, alguna escena dramática de innegable fuerza (como la muerte de Basil) y un sin fin de alado epigramas.

“Like the painting of a sorrow,

a face without a heart...”

William Shakespeare, en “Hamlet”

DORIAN GRAY: peligrosamente carismático, joven y bello, lo que constituye el conflicto principal en el que se basa la novela. Me parece prudente describir dos personalidades del protagonista. La primera es el Dorian antes del cuadro: tímido, casi niño, inexperimentado; el Dorian que recibía halagos casi sin entenderlos, el que todavía no recibía influencia alguna y que permanecía exento de la dependencia a la juventud y belleza. Este momento de Dorian dura muy poco, pero es el que muestra su personalidad dulce e intacta, que apenas se empezaba a conocer, antes de toparse con el cuadro, que es lo que nos lleva al segundo Dorian. Es con el cuadro con el que pierde la cordura y la sensatez que le caracterizaban antes, se vuelve muy vanidoso y se afana en la juventud y la belleza eternas. De ser un muchachito tímido, se convierte en un ser extremadamente pasional y hedonista, que sólo vive para experimentar placer, dejando a un lado lo trascendente. Este Dorian Gray es al que pertenece el alma que se comienza a podrir en el cuadro, con el desprecio hacia Sibyl Vane, con el cinismo con el que toma su muerte, con sus aventuras, libros extraños, suicidios de sus amigos... con el asesinato de Basil. “Los has dejado en el abismo y no has hecho nada por sacarles” .

En todos estos actos que lo fueron destruyendo, parecía estar falto de corazón, vacío y sin sentimiento alguno; no se deja impresionar ni herir por nada, sólo se interesa en su propia tragedia. A medida que pasa el tiempo, el deterioro de él mismo reflejado en su cuadro -“su misma alma mirándole desde el lienzo” , “el emblema visible de su conciencia” - se harta de tanta adulación, de ser él mismo - “ mi personalidad se ha convertido en una carga para mí” y quiere cambiar y hacer el bien. Pero ya era demasiado tarde, y al verse frente a frente con el cuadro, llega a odiar su juventud y belleza (el motivo principal de toda la tragedia) y “mata” al cuadro; dicho de otro modo, Dorian, que ha llevado una vida sólo de sensación y deleite, intenta matar la conciencia y en ese momento, se mata a sí mismo.

LORD HENRY WOTTON: Harry es un amigo de Basil que queda maravillado de Dorian, pero no sólo por su belleza, sino por ser un objeto de estudio interesante. Lord Henry tiene la característica de analizarlo todo y por consiguiente, de tener una respuesta, (o mejor dicho) una opinión para todo. Es en esos flujos de pensamiento, donde se reflejan los perfiles de opinión del autor. A medida que se conocen, ejerce una enorme influencia sobre Dorian. El muchacho admira mucho su personalidad fría, calculadora, pasible, imponente y egoísta, y se impacta por querer llegar a ser como él. Principalmente, es el analista psicológico de los eventos y temas que van surgiendo en la vida de Dorian, y en general, de toda la novela. Se vuelve la principal compañía de Mr. Gray y su relación es casi perfecta, pero en mi opinión, parece que Dorian necesita quien lo escuche y Lord Henry está demasiado concentrado en otras cosas, que parece no darse cuenta de ello. Lord Henry es un simple espectador de la vida.

BASIL HALLWARD: figura como el principal admirador de Dorian, el ser que más lo quiere y a fin de cuentas, es el ser que lo hace infeliz para siempre. Su papel es básico, pues es el autor del retrato. Ponía todo su ser en sus obras y cuando éstas eran criticadas, repercutía en él y se sentía ofendido. Cuando se entera que el deseo de Dorian se hace realidad, se arrepiente el resto de su vida de haber pintado ese cuadro, y sufre muchísimo también al ver la decadencia de su amigo. Como primera impresión, se nos hace muy fácil juzgarlo de homosexual por la extraña y excesiva admiración hacia la belleza de Dorian, pero nunca se menciona exactamente que le atraía, sino que, en mi opinión, solo es el punto de vista y la adoración de un artista innato hacia la belleza de cualquier obra o de cualquier ser. A final de cuentas, Basil Hallward es un adorador de la belleza física, y muere por la mano del mismo hombre en el que ha despertado una soberbia excesiva.

SIBYL VANE: esta pequeña jovencita que parece no tener mucha importancia en la obra, es la que marca el cambio de actitud de Dorian Gray y nos hace ver que él mismo también era un ferviente admirador de la belleza y DEL ARTE, pues ese era el principal atractivo que le encontraba a Sibyl, y en cuanto este arte se deteriora en ella, es decir, cuando comienza a actuar mal, Dorian la desprecia y ya no le encuentra atractivo alguno. También me parece que este hecho es el que comienza a presentarnos un Dorian mucho más egoísta, frío e indiferente, que reprime sus sentimientos por miedo a ser lastimado otra vez, sin darse cuenta que el único que se lastimaba era él mismo.

CONCLUSIONES:

  • Existen muchos flujos de pensamiento (monólogos interiores) que nos reflejan la personalidad de los personajes y así, nos permite conocerlos a fondo para identificarnos y “vivir” con ellos.

  • Aunque en las obras el autor no refleje su vida propia, pienso que a cualquiera se le escapan detalles de la misma, porque es con lo que el autor se identifica, con lo que ha vivido y de lo que sabe más. Dado es el caso del arte en esta novela, y la trascendencia que tuvo el mismo en la vida de Oscar Wilde.

  • La obra nos deja reflexionando que, si todos pudiéramos tener un retrato que reflejara nuestra alma y nuestra conciencia, ¿cómo estaría esa obra? . ¿Sería hermosa, fea o simplemente mediocre?.

  • También nos recuerda lo que todos ya sabemos pero no ponemos en práctica: “no importa mucho la apariencia, lo de adentro es lo que cuenta”.

  • La propia conclusión de Oscar Wilde sobre esta obra es: “todo exceso, como toda renunciación, trae consigo su castigo”.

  • También me parece que cada hombre ve en Dorian Gray su propio pecado. ¿Cuáles son los pecados de Dorian exactamente? Pues no se sabe, pero el que los encuentra y se identifica con alguno, es que los ha llevado en su vida alguna vez.

BIBLIOGRAFÍA:

Wilde, Oscar.

EL RETRATO DE DORIAN GRAY.

Editorial Diana.

6 a. Edición. México, D.F. 1964.

Microsoft® Encarta® 98 Encyclopedia. © 1993-1997 Microsoft Corporation. All rights reserved.

"English Literature," Microsoft® Encarta® 98 Encyclopedia. © 1993-1997 Microsoft Corporation. All rights reserved.

"Wilde, Oscar," Microsoft® Encarta® 98 Encyclopedia. © 1993-1997 Microsoft Corporation. All rights reserved.

Dentro de EL RETRATO DE DORIAN GRAY. Ed. Diana página 264

Según el traductor, Ricardo Baeza, era preciso rodear a Dorian Gray de una atmósfera de corrupción moral.

Wilde, Oscar. EL RETRATO DE DORIAN GRAY. Ed. Diana. Página 191

Op.Cit. Página 156

Op.Cit. página 125.

Op.Cit. página 253

Hay autores que hablan de que el personaje de Dorian es inspirado por un tal John Gray, y otros dicen que está basado en Lord Alfred Douglas.

Op. Cit. Página 9.