El retrato de Dorian Gray; Oscar wilde

Literatura universal contemporánea del siglo XIX. Narrativa. Novela Victoriana. Contexto histórico cultural. Vida y obras del autor. Argumento. Tiempo y espacio. Personajes

  • Enviado por: Daniel Martín Tórtola
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

Comentario del Retrato de Dorian Gray

  • Datos externos a la obra:

  • a) Vinculación histórica:

    Finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

    Acontecimientos mundiales:

    • La Guerra del Pacífico.

    • Vacuna contra la rabia de Pasteur.

    • Invención del motor diesel.

    • Dinamita de Nobel.

    • Unificación Italiana y Alemana.

    • Colonización de África.

    b) Vinculación cultural: Movimiento literario / Ideas predominantes en la época.

    Movimiento esteticista y difusor de los postulados de la escuela “del arte por el arte”.

    El preciosismo decorativo, constante en cada página, atenúa la fuerza dramática de esta obra, la cual sin embargo, es la más completa y típica de la escuela decadente inglesa; asimismo, señala la audaz y violenta reacción de toda la época victoriana, contra la moral de la burguesía que pretendía convertir el arte en un instrumento didáctico.

    Dos movimientos principales de la época:

    • Realismo Literario: tendencia que nace como reacción a las fantasías y al idealismo del Romanticismo, y que tiene su época de auge entre 1850 y 1870.

    • Modernismo: tendencia literaria de fines del siglo XIX y comienzos del XX, brotó como reacción contra la verdad vulgar y la forma descuidada del realismo. Buscó, en consecuencia, la expresión de la belleza mediante el uso de formas refinadas, nuevas y raras. Tuvo como jefe de la escuela a Rubén Darío.

    c) Vinculación a un corpus artístico: Autor. Vida. Otras obras del autor. Tema/s.

    Oscar Fingall O´Flahertie Wills, llamado Oscar Wilde, nació el 16 de Octubre de 1854, en Dublín. Fue poeta y dramaturgo. Su madre, Jane Francesca Elgee, era poetisa y traductora ( de Dumas y Lamartine ), conocida por el seudónimo de “Sperance”; y su padre, Sir William Wilde, destacaba como cirujano y oculista, aunque poseía también cualidades literarias.

    Diversas influencias continentales empezaron a actuar sobre el muchacho, quien durante las vacaciones, mientras era alumno del Portora College de Enniskillen, villa al norte de Irlanda, marchaba con su madre a Francia, país en el cual escribió una de sus primeras poesías, compuesta en ocasión de la muerte de una hermana.

    En 1874, en el Trinity College de Dublín se vio galardonado, por sus estudios clásicos, con la medalla de oro “Berkeley”, con su trabajo sobre los poetas griegos editados por Meineke. Ingresó en Oxford, por lo que vivió en el Magdalen College, donde asimiló también las ideas de John Ruskin y Walter Pater. Discípulo también del pintor Whistler, entusiasta imitador del preciosismo de Théophile Gautier, el poeta Swinburne, Dante Gabriel Rossetti y, la pintura y poesía de la Hermandad Prerrafaelita. Todos encarnando lo que se llamó Esteticismo inglés, que arranca a mediados del siglo XIX.

    Defendió la teoría del “arte por el arte”. Vestía “chaqueta de terciopelo, medias, zapatos de charol con hebilla metálica, se dejó lánguida melena, anudó la camisa con un gran lazo o una corbata ancha, y poniéndose una flor -un lirio- en el ojal o llevándola -si era más grande, un girasol, por ejemplo- en la mano”.

    Paseó por calles y salones de Londres en busca de duquesas y actrices. Wilde empezó así a ser popular no por lo que hacía, sino por lo que era. Conversador delicioso, agudo, admirable y maestro en los gustos y en el trato. Alcanzó una notoriedad desproporcionada en relación con los méritos literarios de sus composiciones iniciales (Ravena, 1878; Poems, 1881). Se estableció en París, donde terminó dos dramas inspirados respectivamente en V. Sardou y V. Hugo ( Vera y La duquesa de Padua ) y trabajó en la composición de un pequeño poema (La esfinge ).

    Contrajo matrimonio con Constance Mary Lloyd, unión de la que nacieron dos hijos, Cyril, en 1985, y Vyvyan, un año más tarde. Ejerció de periodista y mundano en Londres donde acabaría dirigiendo una revista para mujeres, The woman´s world.

    A la producción poética y dramática añadió la narrativa, integrada por cuentos, escritos entre 1885 y 1891, publicados en revistas y alguno editado ( El príncipe feliz, La casa de las granadas ), relatos ( El crimen de Lord Arthur Saville y otros cuentos ), la novela ( El retrato de Dorian Gray ), y los ensayos reunidos luego en Intenciones.

    En 1891, durante una larga estancia en París, compuso en francés Salomé, para la actriz Sarah Bernhardt, drama que fue vetado en Inglaterra pero con mucho éxito en Francia ( 1894 ). En este último año, apoteósico para el autor, conoce a Lord Alfred Douglas ( Bosie ).

    En los años sucesivos 1892-95 estrenó El abanico de Lady Windermere, una mujer sin importancia, Un marido ideal y La importancia de llamarse Ernesto, todas con un tremendo éxito, que hizo de Wilde un personaje vulgar, incluso en cuanto a su aspecto. Al declive físico se añadió lo que los contemporáneos consideraron una espantosa decadencia moral. Su tendencia homosexual originó el escándalo que cubrió al autor de deshonra a los ojos de la sociedad inglesa.

    Fatal le resultó la relación con Bosie, hijo del marqués de Queensberry, quien dejó un día de Febrero de 1985 una nota abierta al portero del Albernarle Club de Londres en la que figuraban escritos el nombre del escritor y una infamante calificación.

    Éste inicio un proceso por difamación, que perdió, por pruebas que mostraban la veracidad de las acusaciones. Se le condenó a dos años de trabajos forzados por corrupción de menores. Pudo huir a Francia aunque no lo hizo siguiendo posiblemente su máxima “hay que buscar siempre lo más trágico”. Aunque en la versión íntegra de De profundis, publicada por su hijo Vyvyan Holland en 1905, el autor confiesa no haber podido partir porque se lo impidió el hotelero, a quien debía una cuenta considerable. Durante su cautiverio en las cárceles de Reading y Wandsworth escribió la epístola in carcere et vinculis (en forma de carta a Lord Alfred Douglas), que fue publicada póstuma, expurgada de las alusiones personales, en 1905 con el título de De profundis.

    Sale de la cárcel en 1897, arruinado por completo económicamente y en cuanto a su fama y prestigio. Se propone empezar una nueva vida en Francia con el nombre de Sebastián Melmoth (apellido que es la denominación del vagabundo maldito de la famosa novela homónima de Maturin) donde llevaría una vida bohemia de pedigüeño dorado. Sólo escribiría una obra de relieve ( Balada en la cárcel de Reading, 1898 ). En París, poco antes de morir, se convierte al catolicismo. En Octubre de 1900 es operado de otitis aguda. Falleció en el Hotel d´Alsace, el 30 de Noviembre, tras dos días de terrible agonía, a causa de un ataque de meningitis. Es enterrado el 3 de Diciembre en el cementerio de Bagneaux. En 1909, sus restos son trasladados -donde aún reposan- al cementerio de Père Lachaise.

    En 1963, se publica su Correspondencia.

  • Datos internos de la obra:

  • a) Narrador:

    Esta escrita en su totalidad en tercera persona, ya que el narrador nos cuenta la historia ajena a ella, él no es ninguno de los personajes, es decir, no participa para nada en el desarrollo de la acción, simplemente nos relata dichos acontecimientos.

    “Se levantó de su asiento y anduvo por el jardín”.

    Sabe tanto como sus personajes, porque va descubriendo la trama al mismo tiempo que los personajes.

    Es omnisciente, ya que descubre incluso el fluir de los pensamientos de los personajes y nos lo expone en el orden que se producen (monólogo interior).

    Narra la acción desde un punto de vista múltiple, ya que explica la forma de razonar de cada personaje.

    Mira a los personajes desde un plano de igualdad.

    b) Tiempo:

    Tiempo de la historia:

    La historia se desarrolla a lo largo de un tiempo amplio. Transcurre durante un periodo de tiempo que va entre 18 y 20 años.

    Tiempo del relato:

    La novela está escrita en tiempo lineal en su mayor parte, aunque a menudo, recuerda hechos que le han ocurrido con anterioridad al protagonista.

    c) Tiempo del relato y del narrador:

    El narrador, en su presente, narra un pasado.. Pretérito perfecto simple.

    “En una ocasión se dedicó al estudio de las joyas y apareció en un baile ...”

    “Lord Henry se echó a reír y se levantó.”

    d) El espacio:

    La historia transcurre, casi en su totalidad, en la ciudad de Londres y en la villa de Shelby,

    • En el estudio de Basilio Hallward. Allí es donde se conocen Lord Henry, Dorian y Basilio. En este estudio, Basilio pinta el retrato de Dorian, y una vez finalizado, este estudio ya no vuelve a aparecer en el relato.

    • La mansión de Dorian Gray, donde vive y oculta su secreto. Allí mata a Basilio Hallward y acaba muriendo de forma violenta e inesperada.

    • El Club, donde se reúnen los hombres de la alta sociedad londinense. Allí los personajes solían pasar sus ratos de ocio fumando y bebiendo té, mientras hablaban de temas triviales.

    • La ópera. Era un lugar de encuentro, que solían frecuentar muy a menudo, no tanto para deleitarse con el placer de la música y su puesta en escena, sino para mostrar su glamour y alternar con su “iguales”

    • Un teatro bohemio de los barrios marginales, donde conoce a Sibila Vane, comienza su declive moral y donde ella acaba suicidándose.

    • Tabernas y fumaderos de opio cercanos al puerto. Donde empieza su espiral de corrupción tanto para él como para los jóvenes y acaudalados amigos que se acercaban a él.

    • La villa de Shelby. Donde se siente acosado por el hermano de Sibila y donde éste es asesinado fortuitamente.

    e) La realidad representada:

    -Hechos:

    A raíz del retrato que Basilio Hallward pinta a Dorian Gray, éste expresa su deseo de poder intercambiarse por el retrato y así no envejecer y seguir siendo bello. Su deseo se convierte en realidad y le da pie para dedicarse a vivir solo para y por los placeres de la vida, haciendo así que se desencadenen una serie de negros acontecimientos que van desde corromper a todos cuantos a él se acercan, pasando también por el asesinato de su buen y fiel amigo Basilio, hasta finalizar con la idea de que todo lo que ha hecho puede quedarse atrás sin causarle ningún daño a él mismo, tan solo con acabar con su retrato. Sin embargo, con esta decisión acaba matándose él mismo y acabando así con su torturada alma, que reposa por fin tranquila en su retrato que vuelve a estar como en un principio, cuando lo pinto Basilio Hallward.

    -Época:

    La obra está ambientada en el siglo XIX.

    -Realismo o fantasía:

    Es un libro que mezcla realismo y fantasía, porque nos muestra la forma de vivir de la burguesía inglesa de esa época y añade la ficción de la eterna juventud que Dorian consigue cuando su deseo de permanecer joven se hace realidad.

    - Actitud que toma el autor ante los elementos de la realidad que capta

    Oscar Wilde con este libro concreta sus teorias vitalistas y neopaganas. La estética del relato es decadente, pero los supuestos que ensalza son básicamente vitales: el hedonismo como eje de la vida y el culto apasionado a la belleza y a la juventud (tambien a la belleza de la juventud) como móviles del individuo y como religión casi de quien busca la plenitud fugaz que consiste en atrapar la gracia de los instantes.

    -La obra como información o como arma de transformación social

    Yo creo que esta obra es una critica a la sociedad inglesa de aquel momento y muestra la ambición por permanecer siempre joven, apuesto y no envejecer.

    LOS PERSONAJES:

    • COMO ACTORES:

    DORIAN GRAY:

    Es el personaje principal de la obra. En su comienzo es un joven de diecisiete años, de cabellos rubios, de ojos azules, los labios de un rojizo especial, una figura perfecta, y que tiene un curioso encanto que hechiza a todas las personas que lo conocen. En el inicio de la obra presenta rasgos que aluden su timidez e inocencia debidas a su juventud, pero termina siendo un tipo despreciable, con el que ningún caballero de Londres desea tener relación alguna con objeto de mantener su buena reputación, un tipo que lo único que transmite a sus amigos es su sed desenfrenada de placer. Esto se debe principalmente a la influencia ejercida por Henry, con quien Dorian siempre está de acuerdo en las interesantes e innumerables teorías que éste le enseña a su joven amigo.

    Al final de la novela su belleza le inspira una infinita repugnancia al considerar que le había perdido. “ Sin la belleza y la juventud quizá su vida hubiera quedado libre de mancha. La belleza sólo había sido una máscara, y su juventud, una burla, (...), una época de inexperiencia, de inmadurez,”.

    Lord Henry Wotton y Dorian eran partidarios del Hedonismo:

    Doctrina filosófica que considera que el placer es el fin de la existencia. El verdadero fin de la existencia no es la felicidad, resultado duradero de numerosas y gratas sensaciones, sino el placer sensual del momento. En la novela, Dorian Gray manifiesta su postura diciendo: “Yo nunca he buscado la felicidad. ¡Qué importa la felicidad!. Yo he buscado el placer”. Los hedonistas abrazaban una doctrina en que la satisfacción de los deseos personales inmediatos, sin tener en cuenta a otras personas, se consideraba el supremo fin de la existencia.

    LORD HENRY (HARRY):

    Es el mejor amigo de Dorian Gray, a quien conoce gracias a Basilio, que era amigo de ambos. Una vez que lo conoce, le enseña un sin fin de conceptos y de ideas, que modifican poco a poco su personalidad.

    El autor destaca su inteligencia, su abultada cultura, y su magnífica forma de comunicación oral con las personas, se puede decir que tiene una labia impresionante, y una gran facilidad para convencer a las personas sobre algunas ideas. Le encanta discutir, y se pasa el día entero dialogando y discutiendo sobre diversos temas con Dorian Gray.

    Lord Henry se declara además cínico. Los cínicos afirmaban que la civilización, con todos sus problemas, era algo artificial y antinatural y que debía considerarse con desprecio. Proponían en consecuencia un retorno a la vida natural, que ellos equiparaban a una existencia simple, y afirmaban que la felicidad completa sólo puede lograrse a través de la auto-suficiencia. Lord Henry coloca la belleza demasiado alta, reconoce que la fealdad es una de las siete virtudes capitales y que “es mejor ser hermoso que ser bueno. Pero, por otra parte es mejor ser bueno que feo”. No es partidario de autodefinirse, cree que definirse es limitarse. La muerte es la única cosa que aterra a Lord Henry. Él envidia a Dorian por tener una vida deliciosa, llena de placer y en la que nada le hace daño. Desea poder cambiarse por Dorian.

    BASILIO HALLWARD:

    Es el artista, el autor del cuadro que tantos problemas causa a Dorian. Al principio se hace muy amigo de Dorian. Sentía gran atracción y admiración por el adolescente, y disfrutaba mucho de su compañía, ya que éste le hacía aflorar su arte. Es asesinado por un arrebato de su amigo Dorian, que piensa que es el único culpable de todos sus males por haberle hecho aquel retrato.

    El autor lo describe como un personaje frío, que sólo vive por el arte, y que solamente destaca a la hora de elaborar obras de arte. Desaparece totalmente en algunas partes de la obra, pero vuelve a aparecer en los momentos claves, en los que participa desempeñando un gran papel.

    SIBILA VANE:

    Joven actriz, bella y delicada. Estaba profundamente enamorada de Dorian, a quien llamaba Príncipe Encantador.

    El papel que desempeña es muy importante, porque desde que Dorian la conoce todo cambia en su vida, de estar cerca de casarse con ella a separarse de ella en un día, lo que llevó a la joven a suicidarse y lo que produjo el primer cambio en el retrato de Dorian.

    • COMO ACTANTES:

    -Sujeto:

    El personaje principal es Dorian Gray. Joven adolescente, de piel blanca, cabello rubio, muy apuesto, al comienzo algo tímido, luego va soltando su personalidad.

    -Objeto:

    El fin que se propone es obtener el mayor placer posible y dar culto a su belleza. Hedonismo.

    -Destinatario:

    El propio Dorian Gray.

    -Remitente:

    El Hedonismo. Es esta doctrina la que lleva a Dorian a cambiar su forma de vivir tan radicalmente.

    -Ayudante:

    Se puede decir que su principal ayudante es Lord Henry, ya que influencia e introduce a Dorian, en el mundo de lo meramente “banal y placentero”. Y en gran medida “le lava el cerebro”.

    -Oponente:

    Su principal oponente, es Basilio Hallward. Aunque él no sea propiamente dicho su oponente, pero por lo mucho que lo admira y estima, se atreve a recriminarlo e intenta que tome conciencia de que esa vida que lleva no vale lo suficiente como para perder el alma. Dorian decide matarlo por que le considera en gran parte responsable, ya que fue el quien pintó el retrato que originó su transformación.

    f) El lenguaje utilizado en la obra:

    El lenguaje que se utiliza en la obra es el culto aunque descriptivo y recargado. Cuando hablan usan muchas expresiones en francés.

    “... casi se murió de ennui1... “ 1.Tedio, aburrimiento.

    “Una grande passion2...” 2. Gran pasión.

    g) Distribución externa de la obra:

    El libro tiene 221 páginas distribuidas en 20 capítulos, de una media de once páginas cada capítulo.

    Antes del comienzo de la obra hay una introducción de Luis Antonio de Villena. Una cronología del autor y una bibliografía en castellano y también un prefacio del artista Basilio Hallward (personaje de esta obra) y otro de Oscar Wilde.

    h) Distribución interna de la obra:

    Introducción:

    La historia narra la vida de Dorian Gray, un bello y dulce adolescente de la alta sociedad inglesa, al que un pintor llamado Basilio le hace un retrato en el que muestra su gran belleza, de la que el pintor queda prendado. Lord Henry amigo de Basilio, le hace tomar a Dorian conciencia de su belleza y juventud y del importantísimo valor que ambas tienen. También le muestra e introduce en su banal mundo y forma de vida, a través de un singular y retorcido libro hedonista, que él convierte en su particular “Biblia” Entonces él desea cambiarse por el retrato y que sea éste el que envejezca por él.

    Comienza a vivir desenfrenadamente y tras sufrir una gran desilusión al enamorarse de los papeles que representaba una bella actriz y no de ella misma, rompe con ella cruelmente y ésta se suicida.

    Nudo:

    Después de este suceso, comprueba que el cuadro comienza a cambiar e intentando encontrar alguna explicación, recuerda lo que había deseado cuando vio su retrato acabado.

    No entiende ni como ni porque su deseo se ve cumplido, pero con una oscura y profunda alegría comprende que su aspecto físico permanecerá inalterable el resto de sus días. Oculta su retrato donde nadie pueda comprobar la horrible transformación que éste experimentará con el paso del tiempo y de los acontecimientos de su vida, ya que se da cuenta de que el retrato se ha convertido en el reflejo de su propia alma.

    A partir de este momento, comienza a llevar un vida dedicada exclusivamente a la búsqueda y consecución de todos y cuantos placeres se puedan obtener en este mundo, sin reparar en el daño que esto pueda ocasionar.

    Su buen amigo Basilio se lo recrimina y Dorian herido moralmente por su desquiciada forma de vivir y haciéndole culpable, ya que fue él quien pinto su retrato, lo asesina. Su retrato le muestra crudamente lo corrompido que está y lo negra que se va volviendo su alma.

    Contando siempre con el respaldo y la aprobación de su (de alguna forma) mentor, Lord Henry, el cual ignora su terrible secreto, pero se congratula con su forma de vivir e incluso desea intercambiarse por él, continúa en su espiral de lujo, desenfreno y corrupción. Hasta que un día se siente perseguido por el hermano de Sibila, la actriz a la que arrastró al suicidio. Entonces empieza a sentir miedo y lastima de sí mismo y deja de estar a gusto en su propio ambiente. La muerte fortuita del hermano de Sibila, le vuelve a dar fuerzas para intentar continuar con su vida, pero decide cambiar para así poder hacer un punto y aparte y reintegrarse a la vida dejando atrás su terrible y siniestro pasado.

    Comienza a llevar una vida más sosegada y aunque se enamora de otra joven, decide dejarla antes de hacerle ningún tipo de daño. Como esta situación le causa dolor y desesperación toma una decisión.

    Desenlace:

    Cree que destruyendo el retrato, podrá empezar de nuevo y decide acabar con él. Coge el cuchillo con el cual había asesinado a Basilio y lo clava en el lienzo. Seguidamente lanza un grito desgarrador y cae al suelo con el cuchillo clavado en su corazón, mientras que su retrato vuelve a recuperar todo el esplendor con que Basilio lo había pintado.

    i) Valoración Final:

    Valoración final.

    De esta obra se obtiene varias lecturas.

    La primera es histórica. Nos permite conocer la vida cotidiana y los pensamientos de la alta sociedad inglesa de esta época, que vive hipócritamente y haciendo de su vida un escaparate de lujo, modales refinados y egoísmo puro y duro.

    Otra es la moraleja que de esta obra podemos extraer y que sería la siguiente:

    “debemos tener cuidado con lo que deseamos porque es terrible que algunos de nuestros sueños se conviertan en realidad”

    Y por último, se puede decir que, en general, es una critica didáctica aunque bastante agresiva del egocentrismo y de los mal llamados “placeres” de la vida.

    Valoración personal.

    Me ha parecido un libro muy interesante y entretenido, aunque sea de ficción.

    Me ha hecho pensar mucho en lo enrevesado y vulnerables que somos. En el egoísmo que por encima de todo y aunque no lo queramos, impera en todos nosotros, los humanos. Dorian, en el principio del libro, es un personaje en el que los mejores sentimientos y deseos resaltan y no sólo por describírnoslo como un bello y dulce joven sino por transmitirnos su “blanca” visión de todo lo que le rodea e inducirnos a valorarla positivamente. Sin embargo, en el momento en que toma conciencia de que siempre no va a ser ni tan bello ni tan joven, nos muestra el lado oscuro que todos llevamos dentro y nos traslada a lo que quizás muchos seríamos capaces de hacer, por conservar lo que más deseamos y necesitamos para sentirnos a gusto con nosotros mismos.

    La obra tiene muchos matices y destacan especialmente los que muestran los “placeres de la vida” pero en sentido negativo, haciéndonos sentir que nuestros sueños se pueden volver pesadillas si los sacamos del marco adecuado.

    La lectura se hace amena, aunque hay bastantes párrafos descriptivos y a pesar de que el lenguaje utilizado es recargado y no demasiado fluido. Pero aún así y como muy bien dijo Luis Antonio de Villena, “El retrato de Dorian Gray” es una obra llena de fascinación y encanto, fácil y difícil a la vez, cuyo único protagonista y tema esencial es la Belleza, una de las pasiones que hacen vivir y dan sentido y fuerza a este mundo.

    En conclusión, me ha gustado mucho y se la recomiendo a todo el mundo, como obra que después de leída, nos hace valorar más lo que tenemos y disfrutar el presente sin compararlo con el pasado y sin temor para el futuro.