El Régimen de la Restauración

El Sistema Canovista. La Constitución de 1876 y el turno de partidos. La oposición al sistema: Regionalismo y Nacionalismo

  • Enviado por: RHaiDeR
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

11.1. El sistema canovista: La Constitución de 1876 y el turno de partidos. La oposición al sistema: Regionalismo y nacionalismo.

Una vez finalizado el Sexenio Democrático (1868-1874), se implantó en España el régimen conocido como la Restauración (1875), un sistema que abarcó casi 50 años cuyo objetivo era alcanzar el anhelado progreso, estabilidad y prosperidad, bajo la influencia del Regeneracionismo. En líneas generales, el nuevo periodo supuso un crecimiento del país, incorporación al mercado europeo y tímido impulso hacia la industrialización de España. El sistema de la Restauración se divide en dos etapas: 1ª Restauración (Alfonso XII: 1875-1902); y la 2ª Restauración (Alfonso XIII: 1902-1923).

Tras el pronunciamiento militar del general Martínez Campos (1874), Alfonso XII se convirtió en el nuevo rey de España, y Antonio Cánovas del Castillo, pasó a desempeñar la jefatura del gobierno. Este importante político de carácter pragmático se caracterizó por su defensa hacia el conservadurismo, el antiigualitarismo, el rechazo a la democracia, su fidelidad hacia la monarquía y la defensa de los derechos y libertades individuales. No obstante, el político conservador fue asesinado a manos de un anarquista italiano en 1897 (Angiollillo). Debemos destacar que Cánovas del Castillo pretendió crear un régimen liberal constitucional, pero no democrático. Sus cuatro objetivos fundamentales fueron:

  • En primer lugar, el político conservador obligó a Isabel II a que cediera sus derechos a su hijo Alfonso XII, un joven de 17 años, dispuesto a convertirse en un rey `a la inglesa'.

  • Cánovas del Castillo fundó el Partido Conservador (1876) en sustitución al antiguo Partido Moderado.

  • En tercer lugar, uno de los objetivos esenciales de Cánovas fue erradicar el militarismo, es decir, suprimir la constante intervención de los altos dirigentes del Ejército en los asuntos políticos y anular su completa participación en las decisiones gubernamentales.

  • En un acto de buena voluntad, Cánovas del Castillo mandó legalizar todos los partidos políticos para evitar conflictos y represalias en el país (republicanos, anarquistas, carlistas, demócratas…).

En cualquier caso, el documento que recoge el programa básico del nuevo gobierno es la Constitución de 1876 o `Constitución Canovista', que presenta las siguientes características:

  • Soberanía compartida entre el rey y las Cortes. Peso político equilibrado entre ambos.

  • Constitución de Estado y no de partido, es decir, una nueva innovación del proyecto constitucional fue la introducción de una Constitución que se mantendría a pesar de los cambios políticos.

  • Sufragio no fijado (en esta Constitución no declararon el tipo de sufragio, aunque años más tarde se estableció por medio de una ley electiva).

  • Sistema bicameral (Cortes y Senado): los diputados eran elegidos mediante un sistema restringido por sufragio censitario, mientras que los senadores eran designados por el propio gobierno español.

  • Libertad de cultos religiosos, aunque se reconoce la prioridad del catolicismo en España.

Uno de los rasgos esenciales que caracterizó al nuevo sistema político fue la práctica del turnismo y el bipartidismo entre los dos partidos más importantes por el momento: el Partido Conservador (Cánovas) y el Partido Liberal (Sagasta) los cuales llegaron a un acuerdo para dividirse el poder y alternarse en el gobierno cada tres años. No obstante, el método que utilizaban ambos partidos para asegurar su puesto en el gobierno era una fraudulenta manipulación de los procesos electorales. Este proceso era conocido como el <<encasillado>> que consistía en un falseamiento en los listados electorales donde se encontraban los futuros candidatos, donde en dicho proceso se veían involucrados algunos alcaldes de municipio, concejales y secretarios que intercambiaban el número de votos entre un partido y el otro para, de este modo asegurarse las elecciones ganadas. Sin embargo, debemos destacar que ambos partidos no poseían distintas posturas ideológicas: ambos partidos eran partidarios de la monarquía borbónica y defendían una economía capitalista basada en la propiedad privada.

Las actuaciones políticas más importantes llevadas a cabo por el Partido Conservador (1875-1880) fueron:

  • La victoria militar sobre los carlistas (3ª guerra carlista, 1872-1876).

  • La abolición definitiva de los fueros vascos y navarros (1876), a excepción de los llamados `conciertos económicos' que tanto favorecían a algunas provincias como Álava, Guipúzcoa o Navarra.

  • La pacificación de Cuba: en 1875, el gobierno español mandó a la colonia un ejército de 25000 hombres que lograron sofocar los levantamientos independentistas por parte de los indígenas revolucionarios. En 1878 se pone fin a la guerra de Yara (1868-1878) tras la firma del conocido documento `La Paz de Zanjón' donde el gobierno español declara a Cuba como una provincia más, concede libertad a los negros esclavos y años más tarde abole definitivamente la esclavitud.

  • Elaboración de una nueva ley de ayuntamientos que suprimía el acto de que los alcaldes fuesen elegidos por los vecinos del municipio para reforzar el control del gobierno (Madrid y Barcelona).

  • El establecimiento de un nuevo arancel aduanero (1877) con el objetivo de reforzar el proteccionismo económico y defender los productos españoles frente a la competencia extranjera.

  • La aprobación de una nueva ley electoral (1878) que reintrodujo el sufragio restringido censitario.

  • Sin embargo, en 1885 el monarca Alfonso XII muere a causa de la tuberculosis con apenas 28 años de edad, por lo que su mujer María Cristina de Habsburgo, embarazada del futuro Alfonso XIII asumió la regencia y la jefatura de gobierno. En ese mismo año, el Partido Liberal de Sagasta sube al poder, cuyas actuaciones políticas en el país inmediatas fueron:

  • La supresión de la censura de prensa, por lo que Sagasta concedió una libertad propagandística.

  • Se promulgó una ley que permitió legalizar cualquier tipo de asociación obrera o sindicato. Fundación del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en 1879, por Pablo Iglesias.

  • Modificación de la ley electoral, que pasó a ser por sufragio universal, donde podían votar los varones mayores de 25 años de edad.

  • Sin embargo, a lo largo de los últimos años del siglo XIX, el régimen de la Restauración comenzó a mostrar síntomas de agotamiento debido a que ninguno de los dos partidos imperantes pusieron remedio para solucionar los graves problemas de España. Además, debemos destacar que existieron dos corrientes que sustentaron el poder del Estado y se convirtieron en importantes factores de la sociedad española:

    • Caciquismo: Destaca la figura del cacique (grandes terratenientes y latifundistas que poseían extensas propiedades) que eran aquellos individuos más poderosos e influyentes de cada localidad. Juegan un papel muy importante durante los procesos electorales ya que los caciques participan en la influencia de los votos (solían comprar algunos, soborno, chantaje…).

    • Oligarquía: o `gobierno de pocos': una poderosa élite social que se había enriquecido tras la desamortización de Madoz (1855), integrada fundamentalmente por ricos empresarios o banqueros y en general, miembros de la alta aristocracia que ocupaban los cargos más importantes de la sociedad.

    Posteriormente, comenzaron a surgir fuerte e imparables grupos de oposición que dieron por finalizada la primera etapa de la Restauración, sumándose además a la Crisis del 98, derivada de la pérdida de las últimas colonias españolas (Cuba y Filipinas). Los principales grupos opositores al régimen fueron:

      • Los regionalistas vascos: En 1895 se fundó el Partido Nacionalista Vasco (PNV) dirigido por el político Sabino Arana, que destacó por su multiliberalismo, el intento separatista del País Vasco y el deseo de independizarse del resto de España, su agresivo radicalismo antiespañol considerando a los españoles (maketos) los principales culpables que habían esclavizado a los vascos e invadido su territorio (`Euskadi') y su postura xenófoba y racista frente a ellos.

      • Los nacionalistas catalanes: En 1892 se funda la Lliga Catalana, cuyos máximos dirigentes fueron Almirall y Prat de la Riba, que lucharon por conseguir un Estado catalán independiente apoyándose en una serie de argumentos como las diferencias culturales, las tradiciones y la lengua diferente y sobre todo, utilizaron el pretexto de que antiguamente en la época medieval Cataluña había sido un principado independiente con gobierno y Constitución propia. No obstante, también surgieron intentos separatistas nacionales en Galicia, canalizado por el Rexurdimiento y en Valencia.

      • Los intelectuales: Los grandes intelectuales de España se convirtieron en un importante grupo opositor al régimen de la Restauración. Ejercieron una despiadada crítica contra el sistema y la sociedad española por motivos puramente éticos y morales: la corrupción administrativa, los espectáculos taurinos, el boicoteo, la manipulación electoral, los fraudes ocasionados por el empleo del <<encasillado>> la participación del caciquismo y denuncia contra la oligarquía. Destacan algunos miembros importantes como Valle-Inclán, Pío Baroja, Unamuno, Ramiro de Maeztu

      • Los anarquistas: cuya política ideológica era un Estado sin poder, sumisión ni sometimiento. Reivindican un régimen colectivista y se niegan a ser peones de nadie, estar subordinados a las leyes del gobierno, la obediencia y a las normas. Estos anarquistas se integran fundamentalmente en las clases populares más desfavorecidas que imitan el modelo político de Bakunim. Destaca la `Mano Negra', principal organización y cúpula terrorista causante de los principales atentados en España.

      • Las fuerzas obreras: Los obreros fueron la máxima oposición al régimen de la Restauración ya que miles de trabajadores y jornaleros del proletariado se sentían indignados por las pocas ayudas que recibían del gobierno. En 1879 se funda el PSOE por Pablo Iglesias y en 1888, su principal sindicato: la Unión General de Trabajadores (UGT). Los socialistas defienden una sociedad basada en la igualdad de clases sociales y reconocimiento de los mismos derechos y libertades.

    Vídeos relacionados