El rayo que no cesa; MIguel hernández

Literatura española contemporánea del siglo XX. Generación 36. Poesía y lírica. Estructura. Características literarias. Lingüísticas

  • Enviado por: Martha
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

1. CONTEXTUALIZACIÓN Y RESUMEN.

“El rayo que no cesa” es un poemario de poesía amorosa de Miguel Hernández, en el que resplandece su talento.

La obra trata sobre los sentimientos del poeta con respecto a las mujeres a las cuales van dedicados, que siempre son de amor no correspondido y la desesperación que eso le provoca; dramatismo.

2. ESTRUCTURA DE LA OBRA.

Es un libro que contiene 30 poemas, que está muy pensado y estructurado:

  • Un conjunto de serventesios que componen el primer poema.

  • 13 sonetos.

  • 1 silva volimétrica.

  • 13 sonetos.

  • 1 elegía mediante tercetos encadenados.

  • Soneto final.

La estructura es 1 - 13 -1 - 13 - 1 - 1. Miguel Hernández no pensaba poner la elegía, sin embargo su gran amigo murió y decidió añadirla al final y acabar después con un soneto final.

3. CARACTERÍSTICAS LITERARIAS.

Miguel Hernández pertenece a la literatura del siglo XX. Su poesía amorosa es intimista. Toda la vida es un puro tríptico: vida, amor y muerte. Su poesía está plagada de dramatismo y desesperación; es una vida trágica y fatalista (pena, sufrimiento, sangre, muerte) y se siente condenado. Su sentimiento amoroso tiene un tono agónico, autocompasivo, se caracteriza por el desgarrón afectivo, es carnal e incluso a veces, sexual. También siente un cierto compromiso social y por ello, usa la literatura como vía de protesta.

A pesar de su autodidactismo, las características de su poesía muestran influencias recibidas de Garcilaso de la Vega y Quevedo, de quienes toma la poesía pastoril y el sentimiento de desgarrón afectivo petrarquista, respectivamente.

La obra ha sido sometida a diferentes estudios de los que algunos autores deducen que la obra está escrita para 3 mujeres, que son los 3 amores de su vida, distribuidos de la siguiente manera:

  • 3 sonetos para Josefina Manresa.

  • 8 sonetos para María Cigarra. Se trata de 8 sonetos muy petrarquistas.

  • 18 sonetos y una dedicatoria para Maruja Mayo, perteneciente a la Escuela de pintores de Vallecas, quien se cree que fue su gran amor.

Además hay una elegía dedicada a Ramón Sijé, su gran amigo, tras su muerte.

4. CARACTERÍSTICAS LINGÜÍSTICAS DE LA OBRA.

El primer poema es un conjunto de 9 serventesios: 4 versos endecasílabos que tienen rima consonante en forma ABBA.

Cada soneto se compone de 2 cuartetos, es decir, 4 versos de arte mayor endecasílabos que tienen rima consonante en estructura ABBA; y 2 tercetos encadenados de la forma ABCABC, endecasílabos y rima consonante.

La silva volimétrica que es un conjunto de 13 estrofas con rima consonante y versos endecasílabos.

La elegía está compuesta por 15 tercetos encadenados (3 versos endecasílabos con rima consonante en estructura ABABCBCDC... y un cuarteto finaliza la elegía (4 versos endecasílabos con rima consonante en estructura ABAB).

El lenguaje literario es polisémico, connotativo, subjetivo, posee ritmo arapéstico, existe una alteración del código conseguido a través del uso masivo de las figuras literarias. Las funciones reflejadas en el texto son la expresiva y la poética. No hay citas y la cohesión se consigue mediante el uso de mecanismos estilísticos como la rima interna, la aliteración, el paralelismo, la anáfora, la epanadiplosis, el asíndeton, el hipérbaton, el epifonema, la pregunta retórica, la sinestesia, la antítesis, el símil, la metáfora y el humor o la ironía. Hay gran cantidad de símbolos como el vientre femenino, el toro, los cuchillos, navajas y puñales, el perro y gran variedad de metáforas que utiliza para expresar su estado de ánimo.

Hay una presencia clara de un yo poético y un tú poético representado en la obra mediante le uso de pronombres personales referidos a los mismos.

Es un estilo nominal y la adjetivación se muestra abundante debido a la gran variedad de adjetivos tanto especificativos como epítetos muy bien colocados. Los verbos aunque escasos, están muy bien elegidos. La modalidad oracional depende del tema, pero siempre se trata de amor no correspondido, desgarrón afectivo, angustia... con lo que usa la exclamativa, interrogativa, enunciativa y desiderativa. Existe muy poca subordinación, en contraste con la coordinación y la yuxtaposición.

El nivel es culto; la lengua es rica y variada. El campo semántico predominante es el del amor y los sentimientos dolorosos. Las palabras son simples y derivadas y siempre tiene connotación; son polisémicas, tienen carácter subjetivo.

5. CRÍTICA PERSONAL Y JUICIO VALORATIVO.

La obra “El rayo que no cesa” es la obra en la que el talento de Miguel Hernández resplandece. El rayo al que hace referencia el título es el rayo incidioso de la muerte en acecho del poeta. Es un poeta muy importante debido a su humanidad y la sinceridad con la que trata el tema del amor y de la muerte.

El autor recibió muchas influencias de diferentes autores, pero en esta se refleja el pensamiento de Quevedo (desgarrón afectivo petrarquista) y Garcilaso de la Vega por la novela pastoril.

Es una obra que cuesta leer debido al nivel del lenguaje y también al gran número de metáforas (Góngora) que utiliza para expresarse, lo que obliga al lector a relacionar e investigar. Sin embargo, esta complejidad será la que dote a los poemas de esa precisión tan característica del autor. Busca tan bien los adjetivos, los sustantivos y las metáforas que consigue decir todo con muy pocas palabras (conceptismo de Quevedo), lo cual hace más denso todavía el poema y es más difícil de entender.