El proceso de mediación

Emisor. Mensaje. Canal de comunicación. Traducción automática

  • Enviado por: Montse Rodriguez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Habla inglés correctamente
Habla inglés correctamente
Con este curso mejorarás tu nivel de inglés y aprenderás a hablar correctamente y como un nativo con los vídeos de...
Ver más información

Alemán en 5 minutos
Alemán en 5 minutos
En este curso aprenderás alemán, desde la gramática y el vocabulario más básico...
Ver más información


4.- EL PROCESO DE MEDIACION

Modulación del proceso

Monolingual communication

1.- Emisor que selecciona el código y el mensaje

2.-

3.- Selecciona el canal, el medio a través del cual mandamos el mensaje

4.- Transmite la señal que contiene el lenguaje

El receptor la recibe, reconoce el código, descodifica la señal y comprende el mensaje: la comunicación ha tenido lugar.

Translating

La traducción

Es el mismo proceso, pero que no termina con el receptor comprendiendo el mensaje, sino que se prolonga puesto que el receptor es el traductor, que se convierte en segundo emisor.

Selecciona el 2º código; dos contenidos diferentes nunca son los mismos al reformular un texto.

El 2º emisor manda su lenguaje en la lengua y cultura meta.

Hay dos perspectivas para modelar el texto:

  • Psicolinguística:

  • Como codifica el texto

  • Como configura el texto

  • Procesamiento de la persona que lo recibe

  • Perspectiva orientada hacia el texto y el contexto.

  • Texto: se considera mas la traducción como producto

  • Contexto: se tienen en cuenta los participantes, la influencia, el encargo, el cliente, el tiempo que se necesita para llevarlo a cabo...

El emisor que produce un texto dentro de un contexto determinado produce otro texto tras un proceso de traducción. En este proceso no podemos separar la mente y los problemas mentales del contenido. La traducción es un proceso cognitivo; para entender la traducción hay que entender la cognición.

Tenemos un emisor que tiene conocimientos y los utiliza y los refleja mediante una determinada forma lingüística, tiene intención de comunicar y unas expectativas sobre el receptor ideal.

Tiene un propósito (las funciones apelativa y cognitiva), que coincide con el acto del habla.

Cuando analizamos y generamos textos, al comprenderlos empezamos viendo secuencias lineales (percepción); estructuras gramaticales que tienen preposiciones subyacentes (predicados+argumentos) que están configurados de una determinada manera y debajo de este tipo de secuenciación existen ideas y debajo de ellas las intenciones del autor.

En la traducción automática tenemos que generar un sistema que siga este proceso. Las ideas se secuencian, se codifican en preposiciones de diferentes tipos, mas que una representación sintáctica a la que llegamos en secuencia lineal que nos conduce al texto.

Nuestra perspectiva psicológica

Proceso de traducción:

  • Texto en lengua fuente: proceso de análisis que tiene varios pasos y es siempre complicado; se basa en algún tipo de modelo y fundamentalmente teórico. Una representación semántica tiene que tener información sobre el contenido de las proposiciones, de la estructura temática (información dada=informacion nueva), información coherente y cohesiva.

La representación semántica, los componentes del registro (campo, tenor, modo), información sobre el acto del habla que ese texto representa: conativo, representativo, apelativo...

Luego generamos el texto nuevamente pero en otra lengua.

En el análisis hay varios tipos de analizadores:

  • Analizador sintáctico: reconoce la estructura, dependencias gramaticales...

  • Analizador semántico: se dedica mas a las preposiciones. Las relaciones lógicas entre argumentos (como se codifica el significado)

  • Analizador pragmático: incluye el conocimiento del contexto, registros, actos del habla, configuración temática...

Con todo esto se hace nuestra representación semántica. Lo mismo ocurre con la codificación (síntesis).

La traducción automática

El impulso moderno a la aplicación de las máquinas a la traducción de lenguas naturales parte de la propuesta de usar el modelo matemático de comunicación.

Los primeros sistemas operaban entre un par de lenguas en concreto y en una sola dirección, esto es, sin realizar traducción inversa o retrotraducción. El proceso constaba de los siguientes estadios:

  • Introducción del TO

  • Análisis morfológico

  • Localización de palabras en un diccionario bilingüe

  • Reformulación sintáctica

  • Creación del TT

Se trataba de una traducción palabra por palabra, por lo que los resultados eran bastante deficientes.

Un buen ejemplo de este sistema es Systran. Los programas Systran actuales han mejorado mucho su calidad y los usan muchas instituciones publicas y privadas (fuerzas aéreas de los EEUU, General Motors, Bundesbahn, Aérospatiale y Xerox.

Los deficientes resultados tempranos de esta aproximación directa llevaron al desarrollo de dos aproximaciones indirectas: la interlingua y la de transfer.

Los sistemas interlingua se plantean construir una representación semántica universal de la que después se puedan generar textos en otras lenguas. Un sistema interlingua consta de dos módulos: el de análisis de la L1 y el de generación de la L2. La ventaja de esta división es que se podrían diseñar sistemas multilingües que funcionen en ambas direcciones. La desventaja es que hasta hoy es imposible construir representaciones semánticas que sean independientes de las lenguas envueltas en el proceso, incluso cuando son lenguas próximas.

Ejemplos del sistema interlingua son el de Rosetta, GENESE; distributed Languaje Translation.

La 3ª generación de sistemas de traducción automática, los transfer, usa representaciones intermedias dependientes de las lenguas implicadas. El sistema consta de tres módulos:

Análisis en la L1, transferencia L1-L2 y generación en la L2.

La utilizan los sistemas Eurotra, Ariane, Metal y Susy.

Los sistemas transfer obtienen mejores resultados que los anteriores, pero resultan demasiado costosos y su calidad sigue siendo inaceptable para los lectores no especializados.

Para remediarlo muchos sistemas han recurrido a dos tipos de estrategias de mejora externas a los programas: la intervención humana y la restricción lingüística de los TO. La intervención humana se puede dar antes, durante o después del proceso de traducción automática. La actividad posterior al proceso se conoce como preedición: la realizan lingüistas o mediadores y consiste en identificar y reformular las partes del TO que el programa no puede traducir. La actividad posterior, postedicion, consiste en reformular el TO producido por el programa para corregir los problemas de traducción y para hacer el TO legible.

Frente a los programas de traducción autónomos, los interactivos requieren la presencia e intervención de una persona durante el proceso.

La otra estrategia, la restricción lingüística, se puede realizar en diversos grados. Es habitual especializar el sistema en la traducción de un cierto tipo de textos. El paso siguiente es controlar la redacción de los TO.

Un ejemplo extremo de restricción lingüística es el desarrollo de un sistema para un campo muy concreto, con un vocabulario y estructuras sintácticas controladas.

Las enormes inversiones y los escasos resultados alientan también aproximaciones mas practicas, en las que no se busca la traducción completamente automática de alta calidad, sino la asistencia informática a la traducción humana, la traducción asistida por ordenador.

La tendencia dominante es la de crear conjuntos modulares de programas informáticos que mejoren la productividad gracias a la automatización de la creación y manipulación de documentos, el uso eficiente de bases de datos y el aprovechamiento del trabajo realizado anteriormente.

Estos workbenches pueden componerse de diccionarios residentes en memoria, una memoria de traducción que identifica las oraciones ya traducidas con anterioridad o las próximas y ofrece la anterior solución, procesadores de textos multilingües, programas de edición textual y gráfica, importación y exportación de archivos en distintos formatos, reconocimiento óptico de caracteres, herramientas de control terminológico, programas de telecomunicaciones...

Algunos también incluyen los elementos necesarios para acceder a sistemas de traducción automática por módem.

4