El principito; Antoine de Saint-Exupéry

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa infantil fantástica. Argumento. Tema. Personajes. Estructura. Estilo

  • Enviado por: Goose
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Universidad Técnica Federico Santa María

Departamento de Estudios Humanísticos

Comunicación

Análisis de Lectura

“El principito”

Alumno: ...............................

Valparaíso 19 de Junio del 2001

Introducción

En el presente informe se pretende realizar un análisis del libro “El principito” de Antoine de Saint-Exupery de una manera objetiva y desde el punto de vista de los tópicos vistos en el ramo de comunicación. Antoine de Saint-Exupéry fue un escritor francés, nacido el 29 de Junio de 1900 en Lyon. Escribió su primer libro a los nueve años que se llamo “Al otro lado de las nubes”.

Durante la segunda guerra mundial se desempeño como piloto de guerra, siendo elevado a la dignidad de Oficial de la Legión de Honor en 1939.

Ha sido considerado como el que mejor ha expresado el sentido existencialista en sus obras del siglo XX.

Murió el 31 de Julio de 1944 mientras realizaba un vuelo de reconocimiento, fue derribado por artillería alemana y su avión cayó en el Mediterráneo.

El principito”

El libro “El principito” cuenta la historia de un piloto que se pierde en el desierto y conoce a un pequeño niño de otro planeta.

Durante el tiempo que pasan juntos en el desierto, el principito narra todas sus aventuras visitando otros planetas y reflexiona sobre las personas que conoció allí, y las que conoció en la tierra. Le habla al piloto sobre su planeta y éste le agradece con dibujos. He aquí los dos personajes principales sobre los cuales se centra la historia.

La historia comienza cuando el piloto rememora sus años de infancia y como veía las cosas en esa época. Recuerda como gustaba de dibujar y recuerda como era incomprendido por los adultos.

Estando en el desierto aparece el principito, este pequeño niño de “cabellos como el trigo”, se presenta inocente, curioso, inquieto y amigable como son los niños.

Como única compañía en el desierto solo les resta conocerse. El principito le cuenta al piloto que él viene de una estrella lejana, que no es muy grande de echo es capaz de recorrerla entera en pocas horas. En esa estrella tiene tres cráteres muy pequeños que debe limpiar con frecuencia y una flor con la que es capaz de conversar y que significa toda su preocupación y razón de ser. Sin embargo un día decide ir a conocer otros planetas. Todos de similares características al suyo pequeños y con un solo habitante. Primero conoce a un rey, luego aun borracho, a un geógrafo, a un hombre de negocios, a un vanidoso y a un farolero. Por recomendación de uno de estos personajes decide venir a la Tierra. Aquí conoce un campo donde hay muchas rosas como la suya y además conoce al zorro el cual se convierte en su amigo.

Análisis comunicacional

Esta obra a pesar de no ser muy extensa concentra una gran cantidad de enseñanzas muy valiosas y expresadas con un simbolismo muy particular.

Todas estas enseñanzas sin embargo, se pueden concentrar en una sola muy grande que consiste en que cuando dejamos de ser niños perdemos la capacidad de ver lo esencial de las cosas, debemos ver las cosas como lo hacen los niños, solo así seremos capaces de ver al elefante dentro de la boa. Para ver lo esencial debemos observar con el corazón.

El piloto lo expresa al recordar su infancia y sus dibujos, cuando los adultos veían un sombrero, él dibujaba una boa con un elefante en su interior. El texto trata en gran parte con toda esta diferencia que se forma al perder la inocencia de ser niños y transformarnos en adultos. Pasó cuando el principito conoció al Rey. Su orgullo y su corona no le permitían darse cuenta que lo que necesitaba era compañía y no alguien a quien gobernar. Era incapaz de reconocer que algo no fuese ordenado por él, una actitud que estamos acostumbrados a ver entre la gente mayor. De igual manera paso con el borracho. Una actitud típica de los adultos es la que tuvo el borracho y se resume en el circulo vicioso que se genera cuando negamos alguna actitud o echo precisamente realizándolo. El borracho bebía para pasar la vergüenza de ser borracho. Parece ridículo pero estoy casi seguro que en la vida real ha habido más de un caso idéntico al relatado. Así fue como llegó a conocer al hombre de negocios, él que estaba muy ocupado sacando cálculos acerca de todas las estrellas que le pertenecían. Muchas veces al llegar a ser adultos pasamos más tiempo tratando de ganar dinero o bienes, que disfrutando de sus beneficios. El hombre de negocios representa al prototipo de trabajador de nuestros días sacando cuentas todo el tiempo sin siquiera tener claro para qué.

El vanidoso era aquel que solo gustaba de ser admirado y solo eso. El farolero lo único que hacía era preocuparse de encender y apagar las luces según llegue la noche o no. Y el geógrafo era un estudioso, pero no sabía de nada más que de geografía. Es importante que sepamos manejar nuestra vida como adultos logrando la capacidad de ver lo esencial en las cosa.

Otro personaje importante es la flor del principito, personaje que parece ser vanidoso y orgulloso, conocedora de su belleza e importancia para su dueño. El principito conoció un rosal en la tierra sin embargo a pesar de que eran tan hermosas como la suya, ninguna podría comparársele debido a que su rosa era para él la única y él era único para su rosa. Esto debido a toda la dedicación, el cuidado y la atención que le prestaba, muy similar a lo que paso con su amigo el zorro y con el mismo piloto al cual realiza una promesa al final del libro.

Uno debe aprender a entregar y ver en lo que lo rodea no solo pertenencias sino el valor que ellas tienen, los “sacramentos”, quién existe detrás de esas cosas, a quien nos recuerda, debemos aprender a “domesticar” a nuestro entorno como lo hiciera el principito con el zorro, y ver las estrellas con otros ojos, tal vez como el recuerdo de alguien, como lo hiciera el principito con el piloto en aquella promesa final.

Un aspecto importante de la comunicación entre los protagonistas corresponde a los dibujos que el principito le pedía a su amigo que le hiciera. Si bien el piloto se definió como un mal dibujante, al principito le parecieron casi reales al punto que le causaba preocupación que su dibujo se fuese a comer a su rosa por lo que le pidió que le dibujara un bozal también. Para el principito cada dibujo tomaba vida, es decir el le daba un valor superior al que tiene por su propia existencia.

Pero sin duda el relato que más me apasionó fue el del zorro. El domesticar es algo de la vida diaria y de necesidad del ser humano, el saberse querido y el de querer, pero despacito, avanzando cada día solo un metro, para al final llorar cuando llegué el momento de la separación. Sin duda el amor, la compañía, “el domesticar” son los más grandes lenguajes de la comunicación.

Y como decía, al final llorar, pero también agradecer, con un regalo, un consejo, “Hay que observar con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”

Conclusión

Ha sido una gran oportunidad de volver a leer un texto de la infancia, leído hace más de 15 años cuando lo único importante eran los dibujos y el planeta tan pequeño, leído con los ojos de niño. Ahora, ya mayor, encontrar en este libro, la ventana que lleva a darse cuenta que uno se ha convertido en el adulto que no es capaz de ver al elefante o a la oveja dentro de la casa.

Hay que ser como los niños, de corazón puro y transparente, hay que volver a la infancia y ver con el corazón, como ya lo decía hace unos 2000 años un humilde carpintero de Galilea, hay que volver a ser niños para poder entrar en el reino de los cielos.