El principito; Antoine de Saint-Exupéry

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Narrativa infantil fantástica. Argumento

  • Enviado por: Carlos
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 2 páginas
publicidad

Viernes, 5 de febrero del 2010

Grupo 203

Comentario de “El Principito”

El principito de Antoine de Saint Exupéry, es la narración que se lleva a cabo a lo largo de nueve días, en un desierto de África; el relato es contado por un Aviador adulto a quien le es difícil entenderse con sus semejantes. En una de sus travesías, su avión sufre un desperfecto y aterriza de emergencia en un desierto de África. Ahí tiene lugar su encuentro con el Principito, un niño que viene de otro planeta, tan pequeño que sólo tiene tres volcanes, baobabs y una flor. El Principito le pide al aviador que le dibuje un cordero para llevarlo a su mundo. Tras cumplir su deseo y hacerse amigo del Aviador, le cuenta cómo era de solitaria y melancólica su vida hasta la llegada de la Flor, una flor muy hermosa que ama al Principito pero a quien le es difícil expresarse con sinceridad. Debido a sus dudas sobre el amor de la flor, el Principito abandona su asteroide y recorre diversos mundos, habitados por curiosos personajes como el rey, el vanidoso, el bebedor, el farolero y el geógrafo; este último le aconseja ir a la tierra, en este planeta es donde conoce a la serpiente y al zorro, con quien llega a establecer un vínculo muy especial y de quien aprende que “sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”. No obstante, cuando el Principito termina su relato, le pide a su amigo que le dibuje un bozal para su corderito y así cuidar su flor; una vez que obtuvo su regalo, decidió regresa al desierto, específicamente en el lugar en el cual descendió a la Tierra, por primera vez en busca de amigos. Sin embargo el siguiente día, cuando el Aviador logra reparar su avión, el Principito es mordido por la serpiente, pues ésta es la única manera que tiene de volver a su planeta, para cuidar a su amada flor. El Aviador triste por su pérdida descubre que el Principito se había llevado consigo el dibujo del cordero, pero no se ha llevado un bozal para amarrarlo. De modo que se queda con la duda de si el cordero pueda o no comerse a la flor. Quedando, de esta manera con sentimientos encontrados, al desconocer, cual fue en verdad el destino de su pequeño amigo y su flor.

“Sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos” sin duda alguna esta frase contiene el núcleo de esta historia, ya que estas palabras resumen su verdadera esencia, esto se puede apreciar claramente a lo largo de todas las anécdotas del principito esto es lo que le hace falta a todas las personas que conoces en los distintos planetas que visita, ya que cada uno a su manera solo presta importancia a sí mismo, de tal manera que las verdaderas razones que tiene por vivir no las toman en cuenta; incluso, es el caso del principito, el cual también presenta la ausencia de este sentimiento, esto ocurre en el momento en que creía que su flor era única en el universo, sin embargo cuando se percato que esta afirmación era mentira, cayó en depresión, hasta que al cabo de unas cuantas lecciones de vida, por parte de su amigo el zorro, que le enseño ha valorar lo importante de la vida, se dio cuenta que lo que en verdad importaba, no era “el cascaron” de la flor sino lo que existía dentro de la misma, o bien, de la relación que había establecido con su bella amiga, para el principito todas las flores del mundo le parecerán iguales, pero su flor en especial será para el única e irremplazable. El personaje de este relato que aprendió mas por parte de esta valiosas lecciones de vida fue el aviador, el cual a pesar de tener algunas ideas parecidas a las del principito, había empezado a olvidar que a veces una cosa que para uno no tienen importancia para otros son un todo, esta metáfora también había sido compartida por el zorro, el cual hizo ver al principito que unas simples espigas de trigo, después de conocerlo, cambiaban su percepción de las mismas, ya que al verlas, se convierten para él en un bello recuerdo; de la misma manera el principito, hizo que el aviador, con solo ver las estrellas tuviera un verdadero recuerdo de él, que a pesar de no ser valioso materialmente, es mucho más importante para la vida que el oro mismo

“El principito” es una historia que aunque no maneja un lenguaje complicado, imparte un gran mensaje de que la vida no es solo lo que a la mayoría de las personas preocupa, ya sea el poder, el dinero, la belleza propia, y las otras preocupaciones que nos aquejan día con día; no obstante este libro nos da una forma nueva de ver la vida desde sus ángulos más simples, ya sea unas espigas de trigo o un cielo estrellado, ya que aunque carezcan de valor económico, el cual es el más “importante” en nuestra actualidad, tiene un alto grado de sensibilidad, ya que para cada persona, es posible interpretar en estas pequeñas cosas, todo su mundo de sentimientos y sensaciones que lo hacen un ser humano; antes de leer el libro pensé que solo se trataba de una pobre historia sin significado, como todas las demás que había leído con anterioridad, sin embargo, esta historia resulto ser para mi más que eso, en lo personal esta historia hizo que me diera cuanta que únicamente yo está viendo las cosas malas de la vida y que no le tomaba importancia a los pequeños detalles que le dan sentido a la vida, y así darme cuenta que en realidad no hacen falta grandes sucesos para tener felicidad. A mi parecer este es uno de los mejores libros que he leído