El principito; Antoine de Saint-Exúpery

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa infantil fantástica. Resumen. Temas

  • Enviado por: Hector Agüileño
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

El Principito es una de las obras más características de Antoine de Saint Exuspéry, en francés su titulo es “Le petit prince”, al castellano se tradujo como “El principito” cuando su traducción debería ser El pequeño príncipe ya que esto tiene un carácter más filosófico que la actual traducción ya que parece un cuento infantil, y la idea del autor no era hacer una cuento infantil sino una reflexión personal para que el hombre se encontrara a si mismo y encontrara sus valores, y nunca perdiera el espíritu de niño que hay en su interior.

2.2.- Resumen

La historia empieza cuando el autor describe un dibujo que hizo cuando era niño de una boa constrictor que se traga un elefante, después de haber visto un libro sobre la selva virgen, en el cual había un dibujo de éste increíble animal.

Muy contento con su elefante tragado por una serpiente, enseña su dibujo a varias personas mayores, preguntando si les asusta el dibujo, a lo que los mayores responden: “¿Por qué debería dar miedo un sombrero?

Disgustado por la falta de imaginación de los adultos, decide cambiar de oficio, ya no será pintor, será piloto de avioneta. Así, vive sólo, pilotando sin nadie con quien poder hablar de verdad durante años, hasta que un día tiene una avería en el desierto del Sahara. Pasa la primera noche durmiendo en la arena, y cuando las primeras luces del alba iluminan el día, oye una voz muy especial que le dice “por favor, dibújame una oveja”. Con sorpresa, se levanta de un salto y ve ante si a un principito que con insistencia, pero con calma le pide que le dibuje una oveja. Le dibuja varias ovejas, pero todas son rechazadas por el joven principito, también le dibuja el elefante comido por la serpiente, a lo que éste responde que no quiere ni elefantes ni serpientes que quiere una oveja. Se da cuenta que el principito ha reconocido el dibujo y decide dibujarle una caja con agujeros y la oveja dentro. “Esto es exactamente lo que quería” le dice. Y así es como el piloto conoce al principito del cuento.

Lo que sigue es la historia que el principito le cuenta al piloto sobre las aventuras que ha tenido en otros mundos desde que dejó su planeta, el asteroide B-612, las cosas que había aprendido, los extraños personajes que había conocido, de los que no podía entender su comportamiento, y los amigos que había hecho.

El asteroide B-612 tenía tres pequeños volcanes, dos de ellos en erupción, que le venían muy bien para calentar la comida, en el otro, que estaba extinguido, no tenía nada, y lo usaba como silla o taburete. También tenía una flor, que cuidaba con mucho esmero. El día antes de marcharse, deshollinó con cuidado los tres volcanes y tapó su flor con una urna de cristal para protegerla del viento y del frío. Al poco rato, marchó en busca de algún amigo: llegó a un asteroide, donde vivía un rey muy antipático luego fue a otro, donde vivía un hombre que siempre estaba feliz, un asteroide en el que vivía un borracho, en otro vivía un hombre de negocios, que siempre estaba haciendo cuentas, en otro asteroide vivía un farolero, y en otro un hombre sabio.

Ninguno de estos hombres le caían bien; hasta que llegó a la Tierra, donde conoció a un zorro, mas tarde lo domesticó; después marchó y llegó a este lugar, en el que se encontró con el piloto.

El principito se hace preguntas que contesta el mismo en su infantil y natural forma de entender los valores humanos. Cuando conoce al zorro hace su propia interpretación de lo que es tener un amigo y despedirse de el.

Todo está escrito en un lenguaje que casi te hace llorar. El principito en su inocencia y deseo de bondad, de conocer cada lugar y cada persona con avidez y curiosidad, es no sólo un vagabundo, sino un mensajero de sencillez, imaginación, amor, amistad y ingenuidad infantil.

Las historias son profundas, intensamente conmovedoras y están llenas de filosofía y de metáforas poéticas: “sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos”.

Es un cuento que va más allá de la imaginación del lector, y que recuerda que las cosas importantes de la vida se encuentran en el interior de las personas.

Bajo nuestro punto de vista, el tema central de El Principito es la amistad. De un lado, Saint-Exupéry hace notar la incapacidad de los adultos para comprender la sencillez propia de los niños y niñas

Saint-Expéry hace una crítica a la superficialidad de los adultos. Afirma que nadie creyó a un astrónomo que observó la existencia de un asteroide por su indumentaria.

“... Tengo poderosas razones para creer que el planeta del cual venía el principito era el asteroide B 612. Este asteroide ha sido visto sólo una vez con el telescopio en 1909, por un astrónomo turco

Este astrónomo hizo una gran demostración de su descubrimiento en un congreso Internacional de Astronomía. Pero nadie le creyó a causa de su manera de vestir. Las personas mayores son así. Felizmente para la reputación del asteroide B 612, un dictador turco impuso a su pueblo, bajo pena de muerte, el vestido a la europea. Entonces el astrónomo volvió a dar cuenta de su descubrimiento en 1920 y como lucía un traje muy elegante, todo el mundo aceptó su demostración...”.

Llegados al catorceavo capítulo, nos encontramos con uno de los pasajes más bellos de este libro. Nos referimos al capítulo donde el Principito conversa con el farolero. Su trabajo, el de encender y apagar la única farola de su planeta, no tiene sentido en si mismo, ya que las puestas de sol no duran más que medio segundo, pero sí, encierra una aspecto muy importante para el autor. El farolero se mantiene fiel a su trabajo por una orden recibida. Hablamos pues, de la honestidad en el cumplimiento del deber

.Al llegar al planeta, saludó con respeto al farolero: -Buenos días. Por qué apagas el farol?

-Es la consigna-contestó el farolero- Buenos días.

-Qué es la consigna?

-Apagar el farol. Buenas noches.

Y volvió a encenderlo.

Afortunadamente, el Principito se encuentra con un zorro. Curiosamente, un animal considerado salvaje, y generalmente alejado de los intereses humanos, que por lo contrario el autor caracteriza ávido por ser domesticado.

Es muy interesante captar el fondo del diálogo que se establece entre el Principito y el zorro a propósito de la intención de éste último por ser domesticado. El autor encuentra en este pasaje una buena ocasión para hablarnos de su gran preocupación: la creación de lazos que liguen a unos y otros

Algo que nos ha llamado la atención es el hecho de que el protagonista, un niño, se permita dar lecciones a los adultos y sobre todo en una materia tan importante como el verdadero sentido de la vida. El Principito tiene a nuestro entender una concepción más cerca de la realidad que los demás, debido fundamentalmente, a que en el lugar donde vive todo está enormemente simplificado. El pequeño príncipe ama lo que hace. Ama la vida. Considera que el amor está en la base de todo. Así, su particular manera de entender la vida, dista mucho del comportamiento adulto de los humanos. Amistad y amor se entrelazan, no distinguiéndose en muchos casos donde empieza uno o acaba el otro.

Introducción:

El viaje del principito es un viaje desde el interior de su persona hacia los diferentes estilos de vida, pensamientos y formas de afrontar la vida, sale de su propio mundo siendo cómodo y fácil para intentar buscar respuestas y comprender las cosas que le sirvan para comparar y saber lo que quiere o de comprobación de si esta en lo cierto o no.

  • Los Baobabs: representan un poco la avaricia, que realmente lo que hay que hacer es compartir y convivir con las personas, es como mejor pueden salir todos adelante, la solidaridad. Si en una comunidad se comparte y se busca el bien común, de todos, se progresa y avanza; mientras si en una comunidad si se preocupa cada uno por sus intereses sin un proyecto común, no se consigue avanzar sino que se destruiría esa comunidad y serian incapaces de hacer cosas juntos todos a la vez y bien echo.

  • La flor: representa la amistad cuando ya hay una plena confianza entre las personas y un respeto mutuo.

  • El rey: representa la autoridad, pero para que ese rey ejerza su poder deberá de haber alguno que se someta, si no hay nadie no puede hacer nada.

El principito defiende el poder basado en la razón y en la justicia, no solo por que uno diga una cosa moviendo un dedo se debería de hacer.

  • Vanidoso: representa la vanidad, la necesidad de los demás, de que le admiren por lo superficial y solo por lo bueno, como la ropa las cosas materiales y todo eso.

  • El bebedor: representa la forma de enfrentarnos las personas a los problemas y como buscamos la solución fácil y nos metemos en un círculo vicioso sin salir por ningún lado.

Enfrentarnos al problema con una solución diferente, no con la solución fácil y sin ver la solución definitiva y salir por otra dirección de respuesta. Muchas personas se conforman con el problema, se lamentan con ellos y sufren de manera que no buscan la salida o la posible solución.

  • Hombre de negocios: representa el afán de poseer cosa materiales, muchas de las cuales son hasta inútiles, solo para tener más que otro.

El principito nos refleja que es mejor “poseer” cosas que nos sirvan de algo y no que nosotros les seamos útiles a ellas. Es mejor una amistad con cariño a un materia de esclavitud y sin poder disfrutar en serio de ello.

  • El farolero: representa la rutina que no se cambia y ni se intenta remediar, que te consume y cansa posiblemente haciendo cosas inútiles sin servirte de mucho para la vida. El principito propone mirar alrededor y ver bien y buscar lo que nos puede merecer la pena, cualquier cosa que pasas y no te das cuenta de lo que representa para ti. Valorar lo que hay alrededor, todo, personas que no te das cuenta y no compartes ciertas cosas.

  • El geógrafo y el explorador: representa que la sabiduría no te la da el pasarte la vida leyendo libros, sino el día a día, la experiencia que se adquiere al estar en contacto con la gente, con la naturaleza.

Puede haber gente muy lista y sabia pero no ha salido en su vida de su casa, por eso esa sabiduría es incompleta.

  • La serpiente: representa la muerte.

  • La flor, el eco, el jardín de rosas: se ve la tierra vacía, sin hombres, toda desierta. Quiere transmitirnos que las cosas fundamentales no las tenemos que esperar que vengan de fuera, sino que las tenemos que buscar en nosotros mismos.

  • El zorro: la amistad, de los lazos de unión que se crean entre las personas. Cuenta como es el proceso de conocer a los demás, poco a poco, descubriendo que la otra persona es importante para ti y al revés, que tú eres importante para ella. Creando relaciones basadas en la confianza no superficiales, porque en las relaciones superficiales se es uno más entre un montón. Se transmite que el verdadero conocimiento en la vida es el de conocer a los amigos, conocer la amistad, pero con su sentido verdadero. Los ritos son importantes en la vida porque se sale de la rutina y hacemos lo que nos gusta.

  • El guardagujas y el mercader de píldoras: representa la vida marcada por horarios, por tiempos establecidos, por acciones repetidas una y otra vez; dice que la gente sigue su ritmo y no se da cuenta de lo que realmente vale la pena, disfrutar de lo que tienes cerca, de las cosas más pequeñas, y no que siempre vamos en busca de no sabemos que; y no valoramos lo que tenemos.

Para muchos la vida es tener tiempo para hacer cosas y en realidad viven estresados y agobiados, es más aprovechable el tiempo para pararse a pensar que es la prioridad en nuestra vida.

  • Sed, pozo y agua: habla de la confianza, si crees en algo, es fácil conseguirlo si lo deseas.

  • El principito habla de un astrónomo turco que descubre un asteroide, aunque no lo tuvieron en cuenta. Un tiempo después apareció con un traje elegante en el mismo sitio, y le creyeron, según el principito los mayores son así.

  • Llegó al primer asteroide en el cual se encontraba un rey, aprende que hay que juzgarse uno mismo, que es más difícil que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien, eres un verdadero sabio.

  • En el segundo asteroide se encuentra a un vanidoso que solo quería que le admiraran y alabaran, pero el principito no entendía a este personaje, porque, ¿para qué sirve que te admiren?. El principito supo que los vanidosos solo entienden las alabanzas.

  • El siguiente planeta estaba habitado por un bebedor, del cual comprendió que este bebía para olvidar y sentía vergüenza de ello. De este modo comprendió que no hace falta tener que beber para olvidarse de las penas.

  • El cuarto planeta estaba ocupado por un hombre de negocios, aprendió que el hombre de negocios por muchas estrellas que poseía no era útil a ninguna de ellas, mientras que él tenia una flor y tres volcanes a los que quería y cuidaba, comprendió que él si que les era útil a ellos.

  • En el quinto planeta había un farolero, el principito se da cuenta que este no se preocupa por sí mismo sino por otras cosas. También le llamo la atención que el farolero estaba cansado de tanta puesta de sol y quería dormir, en lo que al principito le gustaban...

  • En el sexto planeta había un geógrafo, el principito no le encontraba a esto sentido, ¿de que servia ser geógrafo si en su planeta no había ni ríos, ni montañas etc.?, Además, las montañas y los océanos no cambian de lugar, y en cuanto a su pregunta sobre los volcanes, recibio la respuesta de que los volcanes da igual que estén encendidos o apagados. Comprendió que su flor estaba sola en su planeta, sin protección y amenazada de desaparecer próximamente.

El séptimo planeta fue la tierra, allí conoció a una serpiente que le dijo que si fuera un terrícola lo podría matar con su picadura, como era de otro planeta era superior a ella. Encontró una flor, la cuál había visto pasar a mucha gente a los cuales el principito buscaba. La flor contesto que como no tienen raíces nunca se sabe donde están. Encontró al eco, el principito penso que qué raros son los terrícolas, si siempre repiten lo que se les dice. Encontró un jardín de rosas, de las cuales se quedo estupefacto, creía que la suya era la única, Supo que poseía una rosa extraordinaria a la cuál quería y cuidaba. Encontró un zorro que la ayudo a conocer el verdadero sentido de la amistad y el concepto de domesticar: crear lazos. Encontró un guardagujas que le hizo ver que uno jamas se siente contento donde esta, siempre busca nuevos horizonte.

Comentario o conclusión:

Las personas que solo piensan en ellos mismos, los que son egoístas y viven para poseer, temen más el poder que nadie, no son felices y sufren por lo que no tienen todavía y no disfrutan de lo que tienes. Las personas que buscan compartir, ser solidarias, que quieren amistad y la cuidan, son más felices y sufren menos porque ya tienen lo que mejor persona les hace ser.

En definitiva debemos de mirar bien alrededor y analizar lo que tenemos y con lo que vivimos y no preocuparnos por todo lo que no nos hace falta y saber orientar nuestra vida por el camino correcto con la mayor felicidad y buena moral.

Comentario

Este libro tiene mucho de que hablar.

A mi me gustó y me llamó la atención por que nos demuestra y nos enseña muchas cosas que tenemos que entender.

El ser niño no es fácil y aún que así lo parezca, están influenciados por los adultos, estos que no entienden que los niños también piensan y no por ser menores de estatura, chicos de edad, no saben y no sienten.

No tenemos que delimitarlos, ni juzgarlos por unos dibujos o una simpleza de esa manera, tienen que ser escuchados, sean quienes sean.

El piloto entendió la situación del niño por no poder entender a los hombres que habitaban los planetas, por que este vivió una experiencia con sus dibujos de las boas. El no ser entendidos dichos dibujos por los adultos y hasta en cierta forma llegar a ser insultado por ello.

También algo que toma mucho en cuenta el autor es: la amistad.

La frase que me encantó: “Lo Más Importante es Invisible” y es que la amistad, no se puede ver, pero sí sentir y vivir como lo hicieron el principito y el piloto, o el principito y el zorro.

Otra frase que se me quedó: “ A veces el corazón es ciego...hay que buscar con el corazón”.

El principito no llegaba a comprender a los adultos, por eso decía que eran muy extraños y de su cabeza no descartaba la idea de que los adultos a veces critican a los niños, pero no se dan cuenta que ellos mismos suelen preocuparse por cosas menos importantes.

El libro narra la historia del principito , contada por el propio autor y en algunos casos el mismo principito, habla de cómo se conocieron en el desierto hasta la despedida final.

El principito es un niño llegado de otro planeta, el cual solo tiene tres volcanes y una hermosa flor, pese a esto, se encuentra muy sólo y decide viajar a otros planetas. Así, conoce a un rey absoluto, un vanidoso, un bebedor, un hombre de negocios, un farolero y un geógrafo, de los cuales no entiende ni su vida ni su trabajo, hasta que llega a la tierra, donde hace buenos y nuevos amigos, pero decide que su vida, no está en la tierra, sino en su pequeño planeta, con sus volcanes y su flor, para seguirlos cuidando y amando

A lo largo de la obra aparecen frecuentes contraposiciones entre los niños y los mayores. Indica cómo quedan caracterizados unos y otros.

El principito califica a las personas mayores como seres avariciosos, egoístas, a los que sólo les interesan el dinero, el aspecto físico y el poseer gran cantidad de pertenencias. Un ejemplo del libro es que a las personas mayores sólo les interesan los números y en este caso, no interesa en sí la calidad de una casa, por ejemplo, sino su precio y el que sea bonita, en fin, una casa cara.

En cambio los niños tienen imaginación, un tiempo para divertirse, quieren la comprensión de la gente que les rodea, son los únicos, y más que los mayores, que saben lo que de verdad quieren, sin tapujos.