El príncipe; Nicolás Maquiavelo

Filosofía renacentista. Pensamiento maquiavélico. Conservación del poder político. Virtud y autoridad

  • Enviado por: Gea
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

EL PRINCIPE

NICOLAS MAQUIAVELO

INTRODUCCIÓN:

El libro deja una ponencia principal acerca de los gobiernos, interpreta o manifiesta la forma en la cuál el hombre ha sido seducido por el poder desde tiempos remotos incluso en tiempos presentes.

No se ha llegado a una universalización en lo que respecta la práctica y concepción de este poder.

Nicolás Maquiavelo devela esta naturaleza de hombre-poder de una forma realista y obvia. Deja una sensación de cinismo inteligente y práctico para las tareas del gobierno.

DESARROLLO:

Con la llegada del renacimiento Florencia logra una excepcional labor cultural y comercial.

Maquiavelo desde su juventud se ve ligado al desarrollo de Florencia. Tan importante era su relación con Florencia que se puede decir que defendió la libertad republicana.

Así Nicolás Maquiavelo realiza una importante obra política aportando sus conocimientos de una manera sólida.

El libro se realiza en un tiempo histórico real, las circunstancias temporales trascurrían de la Europa medieval a los tiempos modernos.

Hubo un gran contraste en el transcurrir de los periodos, en el renacimiento se encontró una liberación individual; anteriormente se notaba un estancamiento económico y un sistema feudal.

En el periodo anterior al renacimiento, el arte, el comercio y el pensamiento se encontraban en un estado de reposo por así decirlo, pero la liberación individual -individualidad- logra sobrevivir a través del misticismo. Gracias a este suceso hay un punto de escape relacionado con el pensamiento y la acción.

Parte de Europa había logrado ser cobijada por aquella innovación espiritual y económica.

Hay un amplio desarrollo de la ciencia, la realidad es confrontada a partir de la razón y la experiencia concreta del mundo.

A partir de esa perspectiva Maquiavelo revela y por qué no, personifica el nuevo espíritu burgués con una mentalidad profana e inquisitiva para lo cual lo tangible y real es fuente de conocimiento.

Confrontando otra realidad Maquiavelo nota que la iglesia católica no es proporcional a los valores y moral tradicional, pues el mundo era cambiante e inestable.

La edad media y el feudalismo habían dejado un gran número de principados fraccionados y dispersos. Sin embargo, Maquiavelo tuvo una gran experiencia y observó o adquirió una visión importante acerca del hombre de estado y los alcances de sus actos gubernamentales, todo esto gracias a su experiencia con príncipes y cortes europeas.

En El Príncipe se devela una gran investigación histórica, y un muy profundo análisis político.

El libro sintetiza o simboliza el poder el cual es considerado como un camino de la realización humana - ¿búsqueda de la felicidad?- , la política que involucra muchos, si no lo son todos los aspectos de la vida.

En el renacimiento, las cuestiones religiosas se podrían resumir a la conciencia individual, y el hombre ya se había libreado notoriamente de su armadura teológica permitiendo una voluntad y una existencia sin temor.

Entonces el Estado ya no tenía tanta relación con lo divino y más bien con la ambición de poder e intereses económico.

Se deja en claro que el éxito de un soberano puede consistir en estudiar detenidamente las situaciones y circunstancias, las necesidades traen una respuesta.

Un gran motor que mueve este escrito es la construcción de una unidad política con medio para lograrlo como la guerra y el fin, la organización de un estado nacional, estos fines no podían ser ajenos al bien común. La ley es un núcleo organizador de la vida.

La política es consecuentemente un arte de el príncipe o soberano, este soberano está ajeno a las normas morales siempre y cuando asegure la conquista y la postsesión del poder.

El estado es la razón única y suprema (el estado relacionado con el príncipe y personificado por el príncipe).

Una gran finalidad como ya es notoria es la de conquistar, conseguir y gobernar un principado -¿estado-nación?- . Para llegar a esta finalidad se deben tener en cuentas diferente vías: una de estas el por medio de la virtud y de las propias armas, esta vía tiene dificultades para ser ejecutada pero, una vez conquistado el principado es necesaria la introducción de nuevas instituciones y el enfrentamiento a los que son provechosos de un antiguo régimen.

La fortuna, es otro medio viable. Hay facilidad de llegar a un nuevo principado, hay dificultad de mantener el nuevo principado.

La utilización de un ejército propio o ajeno trae posibilidades de llegar a la soberanía, al igual que el uso de la crueldad y el crimen. En estas es casi obvio que hay asesinato, opresión, traición; si esta disciplina en mantenida es a veces duradera y fácil de sostener la soberanía.

Ya con un gran propósito se desarrolla la idea de los principados, estos se clasifican en:

Hereditarios: siempre han sido gobernados por un príncipe, y se debe procurar seguir haciéndolo como sus antepasados lo hacían, el poder no lo luchó, fue un derecho propio.

Principados mixtos: se puede decir que son unos principados nuevos o recientemente consolidados, pero de algún modo se han relacionado con otro estado. Aquí surge un conflicto, sus ciudadanos tienen muchas expectativas con el nuevo soberano, pero si este comete algún error los ciudadanos de decepcionan y las cosas se pueden tornar contraproducentes. Esta rama produce que el príncipe desconfíe de sus ciudadanos y de las personas a quienes ha arrebatado el poder.

Las costumbres del pueblo conquistado son otra dificultad para el principado mixto, pero si el pueblo no es invadido militarmente y no es colonizado en su totalidad no lo son.

Principados civiles: demuestra la llegada al poder por medio de los ciudadanos, se puede hacer una apología en lo que respecta a la democracia, Este principado puede ser favorable para el soberano, siempre y cuando tenga las fichas muy bien puestas y tenga el pueblo a su favor; en este la caso la astucia es necesaria, a este soberano le dan rienda suelta a los deseos del pueblo o de los ciudadanos y hay una anarquía disfrazada; cabe resaltar la frase citada en el libro: “quien fía en el pueblo edifica sobre arena”.

Principados eclesiásticos: estos principado están sustentados por la iglesia. La adquisición de estos no tiene gran dificultad, estos príncipes tienen estados sin verse obligados a defenderlos y no experimentan la molestia de gobernarlos. El nombre de Dios es un gran escudo.

Básicamente se dio una definición corta (¿competa?) de las ramas de principados.

Pero no solo basta con escoger un camino para ser soberano, en importante escoger el medio y/o modo para ser príncipe; he aquí la importancia de un ejército propio (provisional), mercenario y mixto el dilema relacionado con este es la llegada de la guerra.

Y en situaciones como esta las características de las tropas salen a relucir. Por ejemplo las tropas mercenarias son indisciplinadas y ambiciosas, valientes con los amigos pero cobardes con los enemigos, entonces que pasa con la valentía, el interés económico es notorio. Pero con la llegada de lo bélico, la guerra, desaparecen, teniendo en cuenta la naturaleza humana se puede decir que los hombres son ingratos, volubles, simulan lo que no son y disimulan lo que son, huyen del peligro, buscan ganancias, hacen cosas a cambio de favores, olvidan con mayor rapidez la muerte de su padre que la perdida de su patrimonio, el dar y el recibir.

Las tropas auxiliares pueden llegar a ser buenas y con cierto grado de eficiencia pero para mantener sus intereses. Estas tropas no son propias y son temporales, pueden traer consecuencias. Para la eficiencia del control de un principado es importante no prescindir de las tropas propias, estas proporcionan seguridad, respeto y lucha.

Otra característica importante en el soberano es el conocimiento de las artes marciales que contrarresta la pérdida en guerras y brinda victoria y autoridad.

Adicionalmente Maquiavelo recomienda la lectura e historia de antepasados eminentes.

Individualmente e íntegramente el príncipe como persona debe poseer una serie de cualidades como por ejemplo la “libertad” bien manejada, el príncipe puede llegar a ser tacaño con la razón que su generosidad con los ciudadanos no puede ser unánime.

La clemencia con moderación crea en sus súbditos temores y respeto, pero la prudencia y desconfianza son también una gran arma. Estos elementos crean una imagen de ser temido mas no odiado.

La fama de no ser cruel puede producir en los soldados la pérdida de disciplina y la ganancia de confianza. Así el temor, la desconfianza, el respeto y el odio evitado son piezas claves en la integridad y conformación del soberano.

El respeto a al palabra dada es otro rasgo clave en un príncipe. Todo esto puede quedar entre comillas pues se supone un príncipe nunca debe romper sus promesas, pero a contraste en el libro se muestran ejemplos dados en la antigüedad donde reyes consiguieron muchas victorias engañando. He aquí la aparición de dos posibilidades: la ley, o la fuerza, cada una de ellas debe ser manejada con mucha cautela e inteligencia.

En el libro se ejemplifican estas dos posibilidades con animales; se presenta el caso de la zorra que es astuta, sabe esquivar las trampas, y el León que sale muy bien librado de los lobos, la actitud del león genera un desconocimiento de las acciones, con estos elementos el príncipe debería jugar un rol (no en la realidad) en donde aparenta clemencia, verdad y otras virtudes. Aquí hay un disfraz más el cuál puede ser útil.

Con una serie de ejemplo e hipótesis se demuestra que el príncipe debe ser también duro, y con algo de crueldad (en algunos casos), crueldad medida, de lo contrario el odio surge y el príncipe puede morir en el intento.

Pasando de nuevo al estado, es importante y necesario mantener la seguridad, se hacen varias propuestas, no desarmar a los súbditos puede traer cosas positivas pues se asegura la propia defensa.

Un buen procedimiento es construir una buena fortaleza, se genera una defensa a agresiones externas al igual que un impedimento a quienes piensan atacar el piensan atacar al príncipe, sin embargo existe un mejor procedimiento, el no ser atacado y odiado por el pueblo.

Un nuevo punto, diferente a tratar es la reputación que un soberano genere a los demás príncipes extranjeros y su relación con otros individuos.

Existen varias maneras de generar la imagen y reputación: una buena alianza en la creación de empresas (esta alianza ha de ser con alguien menos poderoso), la administración de los súbditos se domina; en esta alianza cave relatar que es mejor evitar ser neutral.

En síntesis se puede decir que de ciertas cualidades que el soberano pueda tener, aunque se observe que sean perjudiciales, pero si aparenta tenerlas son útiles; por ejemplo: parecer clemente, leal, humano, integro, devoto, y serlo, pero tener el ánimo predispuesto de tal manera que si en necesario no serlo, se pueda y se sepa adoptar la cualidad co.ntraria

En lo respecto a los ciudadanos es conveniente permitir que ejerzan sus profesiones con libertad, dejándoles la realización de fiestas y espectáculos, brindando premios a los que mas sobresalgan.

La elección de ministros que le acompañen en el poder es otro punto; estos deberán ser elegidos con mucha cautela, e inteligencia, para que el ministro elegido si desempeña una buen desempeño, el pueblo note que el príncipe ha tomado una buena decisión. Los ministros deben ser personas fieles, y que den buenos consejos y que estos consejos sean dados cuando el soberano quiera y de el tema que el soberano quiera.

Aunque es importante hacer comprender a estos hombres que no ofenden si dicen la verdad.

Un nuevo e importante tema a tratar es acerca que de lo que Nicolás Maquiavelo entiende por virtud y fortuna.

El tópico de cómo a un príncipe nuevo se le recibe con mas gracia, y se le presta mas atención que al príncipe antiguo es interesante, pues si el nuevo soberano desempaña un buen rol sus súbditos le servirán con fuerza, su reino se glorificara cosa contraria que pasaría con el soberano que nace príncipe pero se hunde en la miseria. Es evidente la comparación realizada por el autor, relacionando gloria y fortuna.

Acerca del príncipe nuevo, se puede decir que ha obtenido triunfo gracias a la virtud y puede reinar, el príncipe nacido príncipe no tiene casi meritos, los de sus antepasados tal vez, Este llega a reinar sin esfuerzo alguno, posee fortuna y fracasa.

La circunstancia es otro factor que puede favorecer cuestiones de virtud y fortuna.

La fortuna como se ha dicho anteriormente es un camino Un soberano puede llegar a reinar gracias a la fortuna siguiendo el ejemplo de personajes “ilustres” en el pasado, y aún así sea poseedor del trono con el trascurrir del tiempo gracias a sus hechos la virtud de gobernar.

CONCLUSIONES:

Esta obra de tipo filosófica y política representa una interesante disertación y realidad que ayuda a comprender la evolución social y política del mundo del renacimiento.

El Príncipe deja complejas y atrevidas interpretaciones acerca del poder y los gobernantes.

El realismo que Nicolás Maquiavelo fue implacable, demostrando un sentido de orden, fines políticos e ideológicos que pueden ser convenientes para la comunidad señalando métodos sagaces, inteligentes, astutos, lógicos y eficaces para lograrlos a partir de situaciones reales que predominaban en aquel tiempo.

BIBLIOGRAFIA:

  • HAUSER. Historia social la literatura y el arte. Madrid: ediciones Guadarrama, colección universitaria de bolsillo. Punto Omega 1974.

  • NICOLAS MAQUIAVELO. El príncipe. Bogota D.C: Panamericana editorial. 1999

    DICCIONARIO ENCICLOPEDICO. Madrid: Olimpia Editores 1996.

    COLEGIO JOSE JOAQUIN CASTRO MARTINEZ

    RESUMEN Y ANALISIS DE EL LIBRO

    EL PRINCIPE DE

    NICOLAS DE MAQUIAVELO

    PRESENTADO A:

    PRESENTADO POR:

    DECIMO GRADO

    BOGOTA D.C

    5 DE SEPTIEMPRE DE 2003