El príncipe de la niebla; Carlos Ruiz Zafón

Literatura infantil y juvenil. Magia. Brujería. Ficción. Ambientación. Argumento. Personajes. Trama

  • Enviado por: Débora
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 24 páginas

publicidad

BIBLIOGRAFÍA:

Titulo: El príncipe de la Niebla.

Autor: Carlos Ruiz Zafón

Edición: 10ª

Editorial: edebé

Sobre la Lectura:

Tiempo en que transcurre la historia es en: 1943 durante la segunda guerra mundial.

Protagonista principal: Max

La historia pasa en : un pueblo a las orillas del Mar atlántico.

Descripción de los protagonistas:

  • Max: es el protagonista de la historia. Tiene 13 años, es una persona que va madurando a lo largo de la historia. Nunca había visto el mar, le impresiona mucho. Es inteligente y valiente. Su padre le regala un reloj para su cumpleaños, que le hace mucha ilusión, El reloj era labrado en plata, cada hora estaba marcada por el dibujo de una luna que crecía y menguaba al compás de las agujas, en la tapa ponía la máquina del tiempo de Max.

  • Alicia: es la hermana de Max tiene 15 años. Ella pasará la mayor parte de las aventuras con Max y Roland.

  • Irina: es la hermana más pequeña de Max. Tiene 8 años. Es la que se encapricha del felino, que a lo largo de la historia les traen problemas.

  • Maximilar Carver: es el padre de Max. Es relojero. Él es el que decide de irse a vivir a un pueblo de la costa del atlántico, y el motivo es la guerra.

  • Andrea Carver: es la madre de Max.

  • Eva Gray: era hija de un tirano catedrático de Químicas, la mujer de Richard Flesichman, madre de Jacob. Estudia con Víctor Kray .Eran muy buenos amigos.

  • Richard Fleischaman: era de Inglaterra, era cirujano, y se hace una casa en 1827 en un pueblo de la costa del Atlántico. Muere de una enfermedad en 1938.

  • “Jacob”: nace el 23 de junio del 1928, se supone que muere en 1936.

  • Roland: era un muchacho alto y delgado, tenia 16 o 17 años, piel bronceada por el sol, ojos verdes, cabello castaño claro. Valiente e inteligente. Vive con su abuelo el farero y tiene una cabaña en la playa. Le gusta bucear, e ir en bicicleta.

  • Víctor Kray: es el abuelo de Roland y el farero del pueblo. Es ingeniero, construyó él el faro en 1919. Era un hombre de media estatura, piel pálida, y una generosa masa de pelo plateada, su rostro no reflejaba su verdadera edad. Tenía los ojos verdes, y penetrantes. Víctor con los años la vida le enseña muchas cosas, que con el tiempo las aprende.

  • Príncipe de la Niebla: es Dr.Caín. vestía como una caballero salido de la ópera, sus ojos cambiaban de color, su voz era grave y pausada. Tenia poderes, el te concedía el deseo pero por algo a cambio. Para él el tiempo no existe, es una tontería, y explica que el tiempo esta en la imaginación, si no cumples el trato mata.

Principales escenarios en la historia:

-La casa: esta situada a la parta del norte de una larga playa a cincuenta metros del mar. Había sido construida en 1928. La casa era de madera y, a excepción del techo oscuro estaba pintada de blanco, tiene dos pisos, las habitaciones que daban hacía el mar era mucho más grande y tenían las ventanas más grandes que aquellas que daban hacia el jardín, que estaba rodeado de una cerca de madera blanca.

- Jardín de estatuas: anteriormente era donde se sacrificaban los animales. Estaba situado a trescientos metros de la casa. Esta cerrado con una cadena oxidada, sellada con viejo candado. En el interior había muchas hierbas. En el interior había unas veinte estatuas, las figuras estaban dispuestas en círculos concéntricos, y miraban hacia el oeste. Habían diferentes figuras, había: domador, un faquir, una mujer contorsionista...

En el centro del jardín destacaba en un pedestal un payaso sonriente de cabellera erizada, tenía el brazo extendido. En el suelo había dibujada la estrella de seis puntas rodeada por un circulo, era el mismo símbolo del que había en la puerta. Cada figura del jardín se alzaba en los puntos de la estrella.

- Cabaña de Roland: era pequeña estaba hecha de madera y pintada de azul.Tenía un pequeño porche, en su interior había restos de objetos del Orpehus.

- Cementerio: era clásico, rectangular, los muros de piedra estaban envejecidos, era pequeño, tranquilo y daba un aspecto triste, estaba algo lejos del pueblo.

- Playa: a lo largo de la playa había diferentes casas parecidas a las de los Carver. Que desembocaban a la bahía donde estaba el puerto, sólo había cuatro o cinco barcos en el muelle, había piedra que es donde se sentaban la gente mordidas por las olas del mar, desde allí se contemplaba el océano perfectamente.

- Barco: debía medir alrededor de cincuenta metro o más, tenia una profunda brecha abierta en la proa, bajo la proa tenia puesto su nombre Orpheus. Estaba a 10 metros de profundidad, y en el barco colgada una vieja bandera con el símbolo de las estrella de seis puntas.

- Pueblo: El pueblo es pequeño como una maqueta, la gente se transporta en bicicleta, es tranquilo, silencioso y el ruido más sobresaliente es de las olas del mar.

En la plaza del ayuntamiento había los edificios de los juzgados, y en verano se veían ahí las películas.

- Casa del faro: tenia un comedor pequeño, el piso y las paredes eran de madera oscura, y tenía una inmensa librería, con objetos marinos. Desde el faro se podía contemplar toda la bahía.

CAPITULO UNO:

Habrían de pasar mucho tiempo para que Max olvidara el verano en el que descubrió la magia. A mediados de Junio de 1943 cuando Max cumplió los trece años, su padre Maximiliar Carver relojero y inventor a ratos perdidos, anunció que se iban a trasladar a un pequeño pueblo de la costa a orillas del Atlántico, debido a la guerra.

La familia recibió la noticia sin sorprenderse pero Max no se lo esperaba. Partirían al amanecer del día siguiente. Max le pregunto a su padre el motivo de esa mudanza, y su padre en aquel momento lo abrazo y le dio un reloj de bolsillo, donde había grabado en la tapa “ La máquina del tiempo de Max”, cada hora estaba marcada por el dibujo de una luna que crecía y menguaba al compás de las agujas formadas por los haces de un sol que sonreía en el corazón del reloj.

Desde aquel día sin saber el porqué Max dejó de ser un niño. Al amanecer partieron hacía el nuevo pueblo. Iban en tren, Max se quedó muy sorprendido cuando vio por primera vez el mar, en aquel momento supo que sería algo inolvidable.

Al llegar a la estación lo primero que observo fue el reloj que marcaban las doce media, y el suyo que marcaban las dos del mediodía, su padre fue a hablar con el jefe de la estación para negociar los chóferes, el del equipaje, y el conductor. En ese momento vio a un felino, que lo miraba fijamente, el gato se acerco a su hermana Irina la pequeña. Irina convenció a sus padres para que el gato se quedara con ellos.

Antes de irse Max volvió a mirar al reloj y se dio cuenta que el reloj iba perfectamente pero que funcionaba la revés.

CAPITULO DOS:

El pueblo es pequeño como una maqueta, la gente se transporta en bicicleta, es tranquilo, silencioso y el ruido más sobresaliente es de las olas del mar.

La nueva casa esta situada a la parta del norte de una larga playa frente al mar. La casa era de madera y, a excepción del techo oscuro estaba pintada de blanco, tiene dos pisos, las habitaciones que daban hacía el mar era mucho más grande y tenían las ventanas más grandes que aquellas que daban hacia el jardín abandonado, estaba rodeada de una cerca blanca que pide a gritos que la pinten.

La casa había sido construida en 1928 por un cirujano de Londres, el Dr. Richard Fleischamn y su esposa Eva. En la primavera del 1928 empezaron a vivir en ella. Era un matrimonio que tenían problemas para tener hijos, pero en ese año Eva se quedo embarazada de Jacob que nació el 23 de junio del 1928. Pero en 1936 sucedió una tragedia Jacob murió ahogado, y eso provoco que con el paso del tiempo la muerte del padre.

Cuando entraron en la casa, se distribuyeron la faena para limpiarla ya que estaba bastante sucia. Alicia se encontró que en las habitaciones había arañas, y mandó a Max para que las matara. El gato observaba atentamente a Max, cuando Max fue a matar la araña y felino salto sobre ella y se la comió.

Max se asomo a la ventana y observó que había un jardín de estatuas abandonado. En lo alto de las lanzas había un escudo formado por una estrella de seis puntas. ( símbolo del diablo)

Ya estaba oscureciendo y no se veía muy bien.

CAPÍTULO TRES:

Al amanecer del día siguiente Max escuchó como unas figuras en la oscuridad le decía palabras en el oído.

Se despertó del todo y miró la hora eran las seis de la mañana. Bajó silenciosamente las escaleras, abrió la puerta de la cocina que daba al patio trasero y se dirigió hacia hacía el jardín de estatuas. El camino a través de las nieblas se le hizo muy largo, pensaba que estaba que el jardín estaba más cerca. Cuando llegó observó el portal de lanzas, había una cadena oxidada rodeada de barrotes, sellada con un viejo candado. Max decidió romper el candado con una piedra. Cuando lo consiguió se dio cuenta que el jardín era mucho más grande de lo que pensaba.

Las figuras estaban en círculos concéntricos, se fijo que todas miraban hacía el oeste. Max distinguió algunas figuras como: un domador, un faquir con un turbante, una mujer contorsionista, un forzudo.. En el centro del jardín había una figura que representaba a un payaso sonriente, que tenía el brazo extendido y el puño cerrado. Max se dio cuenta que en el suelo había una gran estrella de seis puntas como en el escudo. En cada punta de la estrella se hallaba una figura. Max empezó a contemplar detalladamente las figuras hasta que de repente se dio cuenta que el payaso tenía la mano abierta como de invitación.

De repente Max empezó a correr en dirección a su casa sin mirar para atrás. Al llegar a casa desayuno con su familia, su padre les empezó a preguntar a ver si adivinaban lo que había encontrado en el garaje, Max lo adivino. El padre encontró unas bicicletas casi nuevas sólo le faltaban unos detalles, también encontró un proyector de cine, no sabía si funcionaria pero seguro que él lo arreglaría.

Max no se podía quitar de la cabeza el movimiento del payaso con la mano.

CAPÍTULO CUARTO:

Las bicicletas quedaron impecables, parecía nuevas, sólo le tuvieron que poner aceite en las cadenas y con el tiempo cambiarían cámaras.

A Max le parecía mal coger esas bicicletas, sabiendo que eran para Jacob y que el nunca las utilizo, pero el relojero le animó y le dijo que olvidara esa historia de pasado.

Max decidió ir a dar una vuelta por el pueblo con su nueva bicicleta. Pedaleó por el camino de la playa hasta llegar al puerto donde había pocos barcos. Allí dejó su bici apoyada contra la pared y se sentó en una piedra. De repente se acercaba un muchacho alto y delgado, de unos dieciséis años, dejó la bici donde la de Max, y se acercó a él. Se saludaron y empezaron ha hablar, el joven se llamaba Roland.

Al rato se fueron a dar una vuelta por le pueblo, se pararon al llegar a la plaza del pueblo donde había una fuente, el ayuntamiento, y donde se hacía los domingos el mercado. Roland le preguntó a Max si le apetecía ir a bucear el día siguiente que él conocía un lugar donde había gran variedad de fauna marítima, a causa de un barco que naufragó en 1918. Roland le contó el motivo del naufragio y que sólo hubo un superviviente, esa persona era como su abuelo, ya que cuando pasó lo del naufragio los padres de Roland ayudaron a este señor, años después murieron en un accidente y Roland se quedó con él en el faro, aunque la mayor parte del tiempo lo pasaba en las cabañas que había construido al lado de la playa. Max aceptó ir con él. Cuando regresaba para casa empezó a llover. Llegó a casa empapado, en la cocina le había dejado su madre la cena y una nota diciéndole que ella y su padre se habían ido al pueblo a arreglar unos papeles de la casa. Max estaba agotado y deseaba que llegara el día siguiente para irse con Roland a bucear.

CAPÍTULO 5.

En la cena estuvieron hablando de cómo había ido el día. Max les explicó que el día siguiente se iba a ir con Roland, su nuevo amigo a bucear, y le ofreció a su hermana Alicia a ver si quería ir, ella aceptó.

Después Maximilian puso el proyector para ver que era lo que había en las cintas. Todos se llevaron una decepción porque no era ninguna película sino una grabación de los Fleischman. La película mostraba un paseo por lo que parecía el bosque de las estatuas. Max vio el payaso y volvió a tener escalofríos como la última vez.

Maximiliar empezó a recoger el proyector y Max le digo que ya lo recogía él. El padre se fue, y él se quedó con Alicia. Alicia le hizo prometer a Max que no dijera nada de lo que le iba a contar, Max le escuchó. Alicia le contó que la noche anterior de venir al pueblo ella soñó con el Payaso, estaba bastante asustado, le pregunta a Max si eso significaba algo, él le respondió que no. Max esa noche intuyó que todo iba a cambiar la relación con su hermana, se había abierto una puerta entre los dos.

CAPITULO 6:

Cuando se despertó Alicia, se dio cuenta que el felino le miraba fijamente, a ella no le gustaba nada ese gato. Una hora después Max le golpeó en la puerta para indicarle que ya había llegado Roland.

Max los presentó, él intuyo que entre ellos dos iba a pasar algo. Sólo había dos bicicletas, Roland llevó a Alicia, y Max el equipo de buceo.

Roland les indicó donde estaba el faro donde vivía su abuelo, y le explicó sobre su cabaña donde en verano dormía en ella, pero en invierno estaba con su abuelo. Roland les enseño su cabaña, se trataba de una pequeña cabina de madera pintada de azul y rojo. Más tarde se dirigieron hacía la playa, Max nunca había buceado y estaba bastante nervioso. Cuando se sumergieron por primera vez, Max descubrió como se habría ante sus ojos un universo de luz y sombras. Max observó detalladamente el buque que debía medir sobre unos cincuenta metros. Roland se acercó al barco para coger alguna cosa. Cuando salieron a la superficie Roland se la dio a Max para que se la guardara, cuando volvieron a sumergirse Max vio en el barco el escudo de la estrella de seis punto, le entró un escalofrío y dejo caer el objeto de Roland. Media hora más tarde, Max le contó toda la historia sobre el escudo. Alicia le preguntó sobre la historia de su abuelo y el barco, Roland la empezó a explicar.

Roland vivía con suabuelo desde que sus padres habían muerto. Su abuelo era ingeniero y desde hacía años era el farero. El ayuntamiento le concedió el puesto de por vida, él construyó el faro en 1919.

Le empezó a explicar: su abuelo partió en el barco de incógnita, el capitán del barco era un borracho y sus clientes favoritos solían ser los contrabandistas. El negocio empezó a aflojar y apostó, pero perdió y Mister Caín que era el dueño de un circo exigió que lo transportara a él y a su tropa. Caín le interesaba desaparecer cuanto antes. Su abuelo lo venía siguiendo desde hacía mucho tiempo. El Orpheus desembarcó al mediodía, pero una gran tormenta revolvió el barco hacia la costa, se estrelló contra unas rocas, y se hundió. Su abuelo se salvó porque estaba en un vote de salvavidas. Los demás se ahogaron. Max y Alicia escucharon atentamente la historia Max le dijo a Roland que había algo en esa historia que no encajaba, el se lo afirmó.

Irina creyó escuchar la voz de su madre en el piso de abajo, pero se asomó a la ventana y su madre estaba en el patio, Irina creyó que fue una imaginación suya, pero de repente la volvió a escuchar, la voz parecía venir del armario. Irina cerró el armario con llave, parecía que hubiera más de una voz, Andrea Carver la llamó para que le ayudara. Se dispuso a correr escaleras para bajo, pero sintió una brisa helada que le tocaba la cara, la puerta de la habitación se cerró de golpe, ella seguía escuchando más voces. Irina intentó abrir la puerta de la habitación pero no podía, sin darse cuenta la puerta del armario se iba abriendo. La puerta se abrió en ella se veían dos ojos conocidos, era su felino. De repente dos ojos brillantes sé aponieron en los del gato y pronunciaron su nombre. Irina dio un grito y sin pensárselo dos veces abrió la puerta y fue escaleras abajo, la pequeña se cayó rodando, estaba como muerta. Arriba de las escaleras estaba el felino contemplando la acción, la madre llamó por teléfono.

CAPITULO 7:

Cuando llegaron Max, Alicia y Roland a casa vieron que había venido el médico. Alicia toda preocupada pregunto a ver que es lo que había pasado, el padre se lo contó, de repente vieron salir a su hermana en una camilla, Max se fijo en la cara de pánico que llevaba, todo era muy extraño. El padre y la madre se fueron Irina y los dejaron solos.

A las once sonó el teléfono, era su padre diciéndoles que Irina estaba en coma, y no sabían nada más.

Tres amigos cenaron, y después Alicia y Roland decidieron darse un baño bajo la luna llena en el mar.

Más tarde volvieron a hablar sobre la historia, Max dijo que algo estaba sucediendo, Max le preguntó a su hermana que ella había soñado con el payaso, y que él había ido a ese jardín y las estatuas estaban en distinta posición que en la del video. Alicia le preguntó a Roland si alguna vez su abuelo le había contado algo, él respondió que cada verano sueña con ese payaso, Max le dijo que lo mejor sería hablar con su abuelo, él le dijo que mañana.

CAPITULO 8:

Antes del amanecer Roland fue para su casa para poder hablar con su abuelo. Roland no podía entender porque su abuelo no le había acabado de contar la historia o que no le constase la verdad. Desde la ventana de su habitación podía contemplar el faro, donde estaba su abuelo. Roland sabia que entre Max y Alicia tendría muy buena relación, que ya los consideraba como amigos, como si hiciera mucho tiempo que los conociera.

El día amaneció Víctor Kray contemplaba la bahía y pensaba en su pasado, una vez más los sueños le habían vuelto, los fantasmas del pasado habían desaparecido, volvía a recorrer el pasillo de la mente y con ellos el temor de ser ya viejo y no poderlos afrontar.

Nunca quiso que su nieto le pasará lo mismo, pero cuando lo veía en la playa con sus amigos se preguntaba si no había sido un gran error, no habérselo contado. El abuelo decidió ir para casa porque ya eran las diez y media. Al llegar a casa estaba Roland, que le dijo al abuelo que no podía dormir. Victor Kray hizo el desayuno, Roland le explicó que había estado en el barco, el abuelo ya lo sabía, Roland le siguió explicando, le explico que algo malo estaba pasando, que su amigo Max había visto cosas, muy extrañas, el abuelo le preguntó que en donde vivía, él le respondió, el abuelo le dijo que le contará todo sobre lo que sabían él y sus amigos. Roland se lo explicó. Cuando acaba de explicar el abuelo le dijo que fuera a buscar a sus amigos y que los trajeras para allí.

A las 11:34 Maximioliar teléfono para decirles que Irina estaba mejorando. Roland llamó más tarde para decirles que su abuelo los quería ver.

CAPITULO 9:

Max llevaba a su hermana en la bici como lo había hecho Roland anteriormente, cada vez se arrepentía más, en la mitad del camino Roland lo estaba esperando. Al llegar a la casa del faro, se sentaron en las butacas, al poco rato bajo el abuelo.

Víctor kray les dijo que les explicarán todo lo que sabían, Max empezó a explicarle todo, lo que había visto pasado desde que él había llegado.

El abuelo les empezó a explicar: cuando él era un niño, lo que le paso le cruzó su destino, en su barrio todos los niños conocían a Caín, el príncipe de la niebla, era como un mago tu le pedías un deseo y se cumplía. Un día él y su amigo Angus deciden ir, su amigo Angus pide un deseo, que es que su padre sea readmitido en la empresa, al día siguiente la empresa llamaba al padre del amigo para readmitirlo. Dos semanas más tardes cuando volvían para casa, se les presentó Caín, diciéndole a Angus que ahora él le tenía que devolver el favor, tenía que quemar una fábrica de ropa de Skolimoski, la noche siguiente. Al día siguiente él fue a ver si su amigo hacía lo que le había dicho el mago, pero no fue. A la mañana siguiente él lo fue a buscar a su casa pero el amigo no estaba, tuvo una intuición y fue a la vía donde se encontró el cuerpo de su amigo sin vida, y con el escudo de la estrella de seis puntas.

Dos meses más tarde su familia se mudaba hacía el sur, y él pensaba que ya no volvería a saber nada más del mago.

Hasta que lo volvió a ver y comprendió que aquello solo era el principio.

CAPITULO 10:

El segundo encuentro del abuelo con Caín, fue cuando estaba con sus padres en una feria de su pueblo, los padres le dieron dinero para que se comprara algo. Se quería montar a la noria, pero de repente salió de la cola y se acercó a la entrada de la caseta del mago Caín, al entrar se sentó enfrente de él.

Caín le dijo que el destino los unía, le preguntó cuál era su deseo, el abuelo respondió que él no quería ningún deseo. Miró el reloj le parecía que el reloj iba al revés Caín le dijo que el tiempo no existía. Caín insistía en que él pidiera un deseo, pero Víctor le dijo que no. Entonces le dijo víctor,como hizo Angus? Caín se quedó parado pero le contesto que lo de Angus era un accidente, cuando pides un deseo siempre hay algo a cambio. Víctor se levantó y se fue.

Con el tiempo Víctor fue olvidando a Caín. Una de las personas que más le ayudaron en olvidarlo fue el reverendo que le hacía clases de matemáticas y de física. El reverendo le consiguió una beca en la universidad para que se sacara la carrera de ingeniero. Que murió una semana antes de la graduación. En la universidad vuelve a encontrarse a Caín. Allí conoce a Richard Fleischmann, que se hace muy buen amigo de él, y se enamoran de la misma mujer Eva Gray. Una noche se emborracharon y vieron una feria, había la caseta del mago Caín, donde sólo entró Richard, él le pidió un deseo que consistía en casarse con Eva. Dos meses después se casaban y no invitaban a Víctor. Víctor no los vuelve a ver hasta después de 25 años.

Un día lluvioso, un hombre lo persigue hasta que se dio cuenta que era Richard Fleischmann, estaba muy triste, necesitaba hablar con Víctor, le explicaba que cuando le pidió el deseo a Caín, el cambio era su primer hijo. Por eso le daba pastillas a su mujer para que no se pudiera quedar embarazada.

Víctor se vuelve a encontrar a Caín pero esta vez no en una caseta sino en un circo, pero había muchas sospechas en él, iba disfrazado de payaso. Caín se daba cuenta que esta en una situación mala ya que tiene criminales, ladrones......

El capitán holandés tiene problemas económicos y pierde una apuesta, al perderla tiene que llevar al circo al estrecho. Víctor se esconde en un salvavidas. Esa noche hubo una gran tormenta que provocó que el barco se chocará con la costa y se hundió, Víctor se salvo gracias al salvavidas. Nunca recuperaron los cuerpos.

Fleschmann vino a visitarle y Víctor le contó todo lo sucedido, así que tuvieron un hijo Jacob, pero a los 8 años se hago en el mar, y es cuando víctor se da cuenta que el príncipe de la Niebla no se había marchado jamás.

CAPITULO 11:

Al poco rato del que el abuelo acabará de explicar la historia se fueron para casa porque estaba lloviendo, Max le daba vueltas a la historia del abuelo, los tres pensaban que el abuelo les estaban ocultando algo.

Al llegar a casa, esperaban la llamada de su padre, pero no la llegó hacer, pensaron que habrían llamado cuando no estaban.

Alicia le dijo que lo mejor era intentar olvidar el tema.

Después de cenar, Alicia se fue a dormir, y Max cogió las películas, las puso en el proyector y las empezó a ver.

Al acabar de ver las películas se da cuenta que la historia que había contado el abuelo era cierta.

A la mañana siguiente habían quedado con Roland para ir a bucear aunque a Max no le hacía mucha gracia volver a ese barco.

CAPITULO: 12

A la mañana siguiente se despertó a las 12, Alicia le había dejado una nota diciéndole que se había ido a la playa con Roland. Max se preparo y fue al pueblo para comer algo, después se dirigió a la playa donde vio a su hermana y a Roland besándose, decidió irse de allí porque le daba ala sensación de que molestaba. Así que fue a dar una vuelta por el pueblo, donde en un escaparate vio un mapa, y la dirección del cementerio.

Decidió ir al cementerio para ver la tumba de Jacob. La tumba de Jacob se trataba de un pequeño mausoleo de piedra, tenía dos estatuas de dos Ángeles, entre los barrotes oxidados del portón había un ramo de flores secas.

Max entro en el mausoleo, de bajo del nombre de Jacob esta dibujado el escudo de la estrella de las seis puntas. Max experimento una extraña sensación saco su reloj para ver que hora era, era las tres de la tarde. Cuando decide irse se dio cuenta que no estaba solo allí, de repente se dio cuenta que estaba Caín, el ángel se empezó a mover tenia el rostro del payaso, le miraba a Max con rabia, Max se quedo parado sin moverse, se le cayó el reloj, y salió corriendo. Al salir de allí se dirigió a la casa del faro, par hablar con el abuelo. Le contó todo lo que le había pasado, y le dijo que le daba ala sensación que le ocultaba algo, el farero le dijo que dejara esta historia, que no fuera al parque de las estatuas, y le dijo que se marchará de su casa.

Al llegar a casa, la nota de Alicia aun estaba, eso significaba que no había llegado, Max no estaba nada molesto con el abuelo porque sabía que ocultaba algo.

Max se fue a su habitación y empezó a leer el libro del Copérnico que lo tenía lago abandonado.

CAPITULO 13:

Max termina de leer el libro, al rato escucha la llegada de Roland y Alicia.

A la mañana siguiente Max se levanto temprano para ir a comprar el desayuno al pueblo. Al llegar a casa lo puso en una bandeja, calentó la leche y la subió a la habitación de Alicia.

En la playa les espera Roland, con una barca de tres metros, cuando están a unos 40 metros de la playa observan el Orpheus. Esta vez Alicia baja con Roland, ella esta muy impresionada por lo que veía y Roland no deja de observarla. Roland no quería quedarse más ratos porque había corrientes de agua muy fría, y eso no era muy bueno. Cuando ya se dirigían hacia el barco donde estaba Max Roland observó una sombra muy rara que estaba al lado del Orpheus y que a poco a poco se dirigían hacía él. Roland le dijo a Alicia que nadará lo máximo posible hacía el barco. Al llegar Max le ayudó a subir, cuando intentó ayudar a Roland la sombra lo cogió y se lo llevo. Esa sombra se fue transformando en el payaso. Alicia y Max estaban muy asustados, y Max decidió bajar a por su amigo. Cuando llegó al barco Max buscaba a su amigo, se guió a partir de una luz que venia de la bodega, al llegar a la bodega, vio al payaso que tenia cogido a Roland, el payaso vio a Max y se le transforma la cara del ángel. El payaso soltó a Roland, en ese momento Max aprovecho y cogió a Roland, que se había desmayado, y se dio cuenta que el payaso era Dr.Caín con sus trucos de repente Max salió hacia la superficie. Alicia le hizo el boca a boca a Roland, Roland se despertó, al llegar a la playa se dirigieron hacia la casita. Ninguno de los tres quería hablar de lo que había pasado, entraron a la casita y se pusieron a dormir.

CAPITULO 14:

A la tardecer Víctor Kray se dirigió a la casa de la playa, al llegar observó la casa, le venían muchos recuerdos del pasado, al rato se dirigió al jardín de estatuas. Él estaba muy nervios, cuando llego vio que el jardín estaba vacío. Victor kray miró hacía el horizonte se acercaba una tormenta, esa imagen era la misma de la que pudo contemplar en el barco Orpheus, hacía veinticinco años, sabía lo que iba a suceder.

Max se despertó, no paraba de pensar en lo que les había sucedido, intuía que iba a pasar algo malo, que volverían a ver al D. Caín. Así que decide ir a casa y seguir viendo las películas de Jacob Fleischman. Al llegar a casa puso el proyector. Empezó a ver la película, salía el D Caín con su reloj, enfocando a las agujas que iba en sentido contrario, después en un espejo se refleja la cara del niño, que justamente tenía los mismo gestos, mirada que Roland. Max se dio cuenta que Jacob Fleschman era Roland.

Picaban a la venta, era Víctor Kray, parecía estar asustado, Max le abrió tenían que hablar de muchas cosas.

CAPITULO 15:

Max le dio un té. Víctor Kray parecía estar asustado, le preguntó a Max donde estaba Roland, él le contestó que esta en la casa de la playa con Alicia. El abuelo le dijo que había que ir a buscarlo porque su vida corría peligro. Max le dijo que le contará la verdadera historia. Max le dijo que Jacob era Roland. El abuelo le empezó a explicar todo lo sucedido. Le dijo que toda la historia que le había contado era cierta excepto que era abuelo de Roland. Le contó que desde que el Fleischman le pidió el deseo a Caín todo fue problemas, al principio no quería tener hijo por miedo, pero cuando hubo el naufragio del Orpheus, le dijo que Caín había muerto. Los Fleischman tuvieron a Jacob, ese mismo día él soñó con Caín, tubo la intuición de que volvía. Una tarde Jacob estaba en el jardín de las estatuas que anterior mente ahí se sacrificaban animales, cuando su padre lo fue a buscar, se sorprendió por ver a las estatuas. Se dio cuenta de que Caín quería a su hijo. Una noche del 23 de Junio, hacía mal tiempo, Jacob se acercaba a la orilla del mar, se dirigía a las manos de un figura de agua, Víctor miró para la casa y vio a las estatuas que impedían el paso de los padres. Víctor golpeó a la figura, y Jacob se hundió. EL abuelo se tiró al agua y lo sacó. Parecía estar muerto. Fleischman salió y le dijo a Caín que daba su vida por la de su hijo, al rato Jacob habría los ojos, no se acordaba de nada. Eva le pidió a Víctor que cuidara de él.

Esa es la historia dijo el abuelo, y ahora tenemos que buscar a Roland, porque corre un gran peligro, Caín lo quiere.

Alicia se despertó, abrió la puerta, hacía muy viento y mal tiempo, el ruido despertó a Roland, Caín se llevó a Alicia y saludo a Roland, ella no paraba de gritar. Roland intentó acogerla pero las olas se lo impedían, observo que subía algo a la superficie era el Orpheus, Caín le dijo a Roland que le quería a él, que si no quería que ella muriera que fuera a buscarla.

CAPITULO 16:

Max se dirigía rápidamente a la playa, dejando al farero atrás. Al llegar, vio que la puerta había sido arrancada, observó que Roland estaba en la orilla, él tenía la cara de pánico, Max intentó evitar que se lanzara al agua, diciéndole que se alejará de Caín, pero no le hizo caso. Max tenía miedo, pero a pesar de todo se lanzó al mar en busca de su amigo.

El Orpheus ya estaba en la superficie, Caín sujetaba muy fuerte a Alicia, al soltarle le hizo una herida, después la encerró en un camarote en el que había los resto del capitán del Orpheus.

A la Roland le costaba llegar al barco a causa del fuerte oleaje, al llegar a él, entró por los agujeros que habían provocado su hundimiento.

El abuelo aún tenía la esperanza de que un fuese muy tarde para salvar a Roland, al llegar a la cabaña vio que no había nadie, pero hubo una voz que le dijo un poco tarde abuelo, era la voz de Caín, alguien le dio un golpe en la nuca.

Max casi no tenía fuerza, pero a partir de un mástil del barco pudo descansar y trepar hasta él, en la cubierta le esperaba Caín. Caín tenía el reloj de su padre que Max había perdido en el cementerio. Max quería perder tiempo, para que Roland salvara a Alicia. Roland mientras estaba buscándola. Caín y él dialogaban hasta que ambos escucharon la voz de Roland, entonces Caín le dijo a Max que era muy listo, que ojala se volvieran a encontrar, cogió y lo tiró hacía el mar. A Max le costó mucho salir a la superficie, se hizo varias heridas con las piedras.

Estaba muy nervioso, pero no se daba cuenta que había salvado su propia vida.

CAPITULO 17:

Caín entró en el camarote donde se estaba Alicia. Empezaron a hablar, él le dijo que si que quería negociar, la vida de su primer hijo por la de Roland, ella le mandó al infierno.

Caín se fue, ella estaba muy nerviosa pero intento relajarse, al poco tiempo se dio cuenta que el barco se volvía a hundir, entonces Alicia ya no sabía que hacer.

Caín se presento ante Roland, diciéndole que el barco se iba a hundir, Roland le pregunto el lugar donde se hallaba Alicia, pero el Príncipe de la niebla se negó a contestar. Entonces le dijo a Roland que hicieran un trato, a Roland le caían las lágrimas, pero lo acepto, Caín le señaló el camarote donde estaba. Roland se dirigió hacía allí, tuvo que hace muchos esfuerzos para abrir la puerta, el Orpheus se hundió, al entrar al camarote busco a Alicia y buscaba la salida, pero tuvieron que esperar a que el barco tocara fondo. Cuando tocó parte del Oropheus cayó en el tobillo de Roland, Alicia le intentaba ayudar pero no podía, Roland la cogió y la miro fijamente a los ojos diciéndole que se fuera, ella no quería, lo abrazó y él le beso dándole sus últimas burbujas de aire. Alicia salió a la superficie, estaba muy débil, Max la ayudó, el abuelo le miró a ver si tenia pulso, pero Max le dijo que estaba viva. Víctor Kray pregunto por Roland, y Max le dijo que ya no volvería, y así fue.

CAPITULO 18:

El 23 de Junio del 1943 sería inolvidable para Alicia y Max. Al día siguiente regresaban a casa sus padres y su hermana Irina. Maximiliar Carver no les hizo ninguna pregunta, pero comprendió que algo grave les había ocurrido, se dio cuenta que ya no eran unos críos.

Max acompañó a Víctor Kray a la estación, allí miro el reloj, y se dio cuenta que estaba parado. El abuelo le dio una caja para él. Max le dijo que le había gustado mucho conocerle, y le contesto que lo mismo.

Al irse, Max abrió la caja, eran las llaves del faro.

Las últimas semanas del verano trajeron noticias de la guerra. Maximiliar había abierto una tienda en la plaza de la Iglesia, en la que tuvo mucho éxito.

Cada tarde Max iba al faro a encender la luz para los barcos, y se quedaba a contemplar la bahía. Todas las tarde Alicia iba a la playa donde estaba la cabaña de Roland con la mirada fija en el mar. Max respeto el silencio de su hermana, nunca le pregunto sobre lo que había pasado aquella noche. Pero su relación con ella ya no era la misma que cuando estaba Roland.

Max supo que nunca iba a olvidar a Roland, ni a ese verano.