El perfume; Patrick Süskind

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela histórica. Crímenes. Suspense. Moral. Ética. Argumento. Protagonista: Jean-Baptista Grenouille. Olfato. Perfume

  • Enviado por: Zhiio
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

El perfume:

El perfume narra la historia de Jean-Baptista Genoville. Hijo de una mujer a la que decapitan por intentar asesinar a su cuarto hijo. Este es salvado por milagro de una muerte segura. A medida que crece recorre numerosos asilos, pero siempre es rechazado, hasta que al final madame Guillard lo acepta a condición que alguien pague su hospedaje. Pero Jean-Baptista se cría alimentando un odio constante y mortal, que se calma cuando aspira diversos perfumes. Capta el entorno por el olfato y clasifica a las personas o cosas por su aroma. Los otros niños le tienen tanto miedo que intentan matarlo, pero no lo consiguen. Una noche, como era su pasatiempo preferido, sigue la huella de un exquisito perfume. Camina y camina hasta que por fin descubre que emana de una hermosa y joven doncella. En su delirio, ve que su vida no tendrá el menor sentido sin esa fragancia, así que con toda frialdad la asesina, le aspira el aroma hasta dejarla marchita y luego le arranca la ropa y la cabellera; de esta forma el chico  para poseer sólo el perfume de las doncellas, las mata. Al tiempo, logra plasmar uno de sus  sueños: trabajar como aprendiz en la fábrica de perfumes de Giuseppe Baldini y obtener así un certificado que le asegurará el porvenir. Se va decidido a crear el perfume perfecto, pero en el camino se queda en unas montañas. Un día decide abandonar la cueva y dominado por un nuevo aroma vuelve a matar a una doncella; pero esta vez lo atrapan y en el momento que lo van a ejecutar es la misma muchedumbre que se encontraba en el lugar para verlo morir quien lo impide. Al ver al asesino han caído todos atraídos por el exquisito perfume que emana de aquél insignificante hombrecillo. Lo liberan y él se siente poderoso y piensa que el mundo entero debería adorarlo, porque es como Dios en la tierra.

El perfume nos presenta a un hombre frío y ajeno, encerrado en su propio mundo y que lo único que lo conmueve es de lo que él mismo carece: el perfume de los demás

La película en un principio destaca por las amplias y asombrosas descripciones que contiene, pero esconde tras de si la historia de un joven que vive sumergido en la miseria de su propio ser, debido a su incapacidad de amar y al profundo rechazo familiar y social que lo ha acompañado a lo largo de su vida, donde en cualquier caso (personalmente), no es difícil acabar sintiendo cierta compasión por este asesino en serie tan castigado por la vida.

Lo que busca el protagonista es un perfume para sí mismo, ya que descubre cuando está encerrado solo en una cueva, que no desprende ningún olor, por eso no deja huella en nadie y por ende no recuerdan su existencia. Esto lo llega a obsesionar de tal forma que relaciona el tener olor corporal con el poseer una alma.

Para mi en distintos momentos llega hacer una persona no tan diferente a cada uno de nosotros, ya que el es tan fuerte y tan frágil a la vez, al igual que nosotros, ósea lo que quiero decir es que nosotros queremos ser amados y poder amar. Aparentamos ser fuertes pero después tenemos grandes inseguridades y complejos. Queremos ser independientes pero a la vez necesitamos tener a alguien cerca. Vivimos en un mundo cargado de contradicciones muy parecido al del protagonista de la película.

En el "El Perfume" la esencia y el olor son casi la misma cosa (un olor es un conjunto de esencias) tanto en el sentido del olfato como en sentido existencialista, es casi un juego de palabras. Por eso el protagonista trataba de capturar la esencia de ciertas mujeres (a las cuales "tenía" que asesinar) para poder fabricar su propia esencia (fragancia) perfecta. Por eso el protagonista, él no es nada, no tiene esencia, ósea no “existe” (en su pensamiento).

  Pienso que está nos da algo muy importante que aprender: “no importa que tan magnificas cualidades tengamos, si no que logremos que nos recuerden por quienes somos y no por lo que grandioso que tenemos, ya que nunca sabrás si la persona a tu lado se encontraba ahí porque de verdad quería conocer y compartir contigo o simplemente deseaba que lo recordaran por ser alguien que estuvo compartiendo con una persona grandiosa.

Al fin y al cabo eso fue lo que paso con Grenouille, nadie lo recordaría a él, pero sí a su perfume maravilloso.