El perfume; Patrick Süskind

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela histórica. Crímenes. Suspense. Moral. Ética. Argumento. Protagonista: Grenouille. Olfato. Perfume

  • Enviado por: Pedrito
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Introducción

Resumen

RESUMEN

El libro cuenta la historia de uno de los hombres más geniales y abominables de Francia en el S. XVIII. Nació en un mercado situado en un cementerio, en París. Fue el 17 de julio de 1738, en el puesto de pescado que tenía su madre. Su madre lo abandonó entre los restos de pescado, pero la policía vio a su madre llena de sangre en la ropa e investigó encontrándolo y apresando a su madre.

Fue a parar a la casa de la nodriza Jeanne Bussie, pero ella lo detestaba porque no olía normal, no olía como el resto de los bebes y tras una larga discusión, lo dejó en el convento de Saint-Merri a cargo del padre Terrier.

Se deshizo de él llevándolo a la casa de la nodriza Madame Gaillard.

Ella lo educó como al resto de sus adheridos. Los otros lo odiaban, le tenían miedo, he intentaron matarlo en varias ocasiones, pero sin exito alguno. Al final ella lo abandona en el 1747, dejándoselo al curtidor Grimal cuando Grenouille tenía 9 años.

Al cabo de un año contrajo un ántrax maligno (una enfermedad de los curtidores que suele producir la muerte). Grimal ya le había buscado un sustituto, pero milagrosamente se recuperó, dejándolo desfigurado. Así que adquirió mucho más valor, porque podría

trabajar más duro sin peligro. A los doce años le dejaba los domingos libre. Los usaba para recolectar nuevos aromas de París.

El 1 de septiembre de 1753 mata a una muchacha que estaba en la Rue des Marais, de noche.

Un día un perfumista llamado Baldini le encarga a Grimal unas pieles que más tarde Grenouille le lleva. Este le pide si puede trabajar para él, Baldini acepta hacerle una prueba. Grenouille imita sin fórmulas un perfume del competidor así que le contrata no como empleado, pero sí como aprendiz.

Cuando cumplió 18 años Baldini le dejó ir, ya no le servía, había recuperado la fortuna que había perdido.

Se dirigía a la cuidad de Grasse, pero cambió de rumbo y se dirigió hacia las montañas de Auvernia.

Allí permaneció hasta que cumplió los 25 años, había estado viviendo en una caverna durante 7 años, volvió porque estaba ahogado, él Jean-Baptiste Grenouille no podía olerse a sí mismo.

Se dirigió a un pueblo cerca de la cuidad de Pierrefot.

Mintió, dijo que había sido atacado por bandidos, secuestrado y retenido prisionero durante 7 años en una cueva. En todo este tiempo no vio la luz del sol ni a ningún ser humano, fue alimentado mediante una cesta que una mano invisible hacía bajar hasta él en la oscuridad y liberado por fin con una escalera sin que él conociera la razón y sin haber visto jamás a sus salvadores ni a su salvador.

Esto se le comunicó al marqués Taillade-Espinasse, señor feudal de la cuidad y miembro del Parlamento en Toulousse. Se dirigió a la ciudad de Grasse. En una casa de la calle principal, Rue Droite, olió una fragancia superior a la de la muchacha de París en 1753.

Pero para obtenerla tenía que esperar unos dos años. Así que buscó trabajo en un pequeño taller de perfumería. Era de madame Arnulfi, viuda del mâitre Arnulfi. Ella le dio trabajo con el consentimiento del primer oficial. También le dio una cabaña para vivir. Aprendió una nueva forma para obtener fragancias, trabaja por él y por el primer oficial, ya que se pasaba el día manteniendo relaciones sexuales con madame Arnulfi y cundo no, iba al bar. Eso le servía a Grenouille para experimentar. Cuando pasó un año, ya dominaba los métodos de destilación e hizo experimento para robar fragancia a los animales, seres humanos, etc.

. Después de cometer 25 crímenes, Jean es detenido y condenado a sufrir 12 terribles azotes con un vara de fierro, pero en el momento en que se va a llevar a cabo la sentencia, todo el pueblo cae hechizado ante el perfume que él utilizaba y es absuelto de la condena. Finalmente se da cuenta que encontraba satisfacción en el odiar y ser odiado, y que si seguía existiendo olerse a si mismo estaba fuera de su alcance, podría haber tenido el mundo a sus pies, pero termina siendo devorado por un grupo de personas que se ve atraído por su perfume. Se podría decir que Jean decide morir.

Hipótesis

El trabajo presentado a continuación se referirá a la hipótesis de que en "El perfume", el protagonista Jean Greounille, tiene condicionado su sistema ético-moral por 2 circunstancias físicas: la falta de olor humano y el hiper desarrollo del olfato. El trabajo se centrará principalmente en la segunda condicionante. Este condicionamiento lleva a nuestro protagonista a tener una visión de mundo distinta al resto de la gente, o sea, todo lo que tenga que ver con conceptos de tipo abstracto, depende exclusivamente de la percepción del mundo a través del olfato. Por este motivo sus concepciones ético-morales son distintas a las del resto de la gente, lo que le trae como consecuencias el ser rechazado (en lo que también influye su falta de olor humano), y el no percato de su misma existencia.

Desarrollo

La gente siempre tiene un sistema un moral, que puede ser diferente al del resto, pero siempre tiene uno. Un sistema ético-moral, consiste en un conjunto de convicciones que tiene un ser humano, o una sociedad, basada en valores que permiten desarrollar el bien común, la paz. Este sistema se desarrolla a través de lo que percibimos, por lo tanto si todos percibimos el mundo de una manera distinta, es probable que tengamos sistemas un tanto diferentes, pero así todo el de la gran mayoría es similar. Cuando alguno de nuestros sentidos se altera, percibimos el mundo de un modo diferente, lo que precisamente ocurre con el protagonista de la obra, Jean Baptiste Grenouille, quien tiene un olfato súper desarrollado. Para él, la percepción del mundo radica exclusivamente en su olfato, y su sistema ético-moral se sustenta en este sentido. Así, por el hecho de percibir el mundo a través de dicho sentido, tiene dificultad para comprender los conceptos abstractos como Dios, justicia, libertad, etc..., (por lo que su sistema es pobre) y al contrario comprende perfectamente lo material a través de su olor. El olfato modifica al mundo que rodea al personaje, y lo modifica a él, se vuelve opaco a las virtudes, las que al no poseer olor, no reconoce ni utiliza. Por ejemplo, al aborrecer el apestoso olor humano, escapa de él y deja descansar a su olfato a tal punto que huye de este olor desarrollando así su concepto de libertad. Este consistía en liberarse de oler humanos, dejar descansar a su olfato y desarrollar su mundo interior, a lo que se dedica durante siete años los que son de desarrollo individual y a la vez de libertad. Por el contrario, para nosotros el concepto de libertad se refiere más a hechos rodeados por la opresión, aunque para el protagonista y para nosotros se entiende como el liberarse de algo desagradable.

Para Jean, los olores de los humanos, son como sus almas, y gracias a esto puede llegar a conocer profundamente a una persona sin ni siquiera verlo, lo que para nosotros es totalmente ilógico, pues lamentablemente vivimos en una sociedad en donde se le da más importancia a la imagen que al contenido, a la belleza física que a la espiritual. En el caso de Jean hay 2 hechos de profunda importancia que lo cambian todo para él: el no

tener olor y el tener un olfato súper desarrollado. El hecho de no poseer olor, lo hace prácticamente inexistente para el resto del mundo, lo que desencadena en que tenga que pasar por circunstancias dificilísimas como el ser rechazado por creer la gente que él es un ser demoníaco. Esto junto a su hiper desarrollado sentido, lo obligan en un momento a buscar su olor. Si bien al principio Jean odia a los seres humanos, pasa por un momento en que quiere oler como ellos, es por eso que mata jóvenes para quitarles su olor y hacerlo propio, quiere ser aceptado, quiere ser amado, siente la necesidad de esconder su defecto, su debilidad. Consigue lo que quiere, pero asesinando.

El concepto de felicidad de Jean, también se relaciona con los olores, ya que los olores agradables, especialmente de bellas mujeres, le producen una sensación de este tipo. Generalmente los seres humanos buscan la felicidad, y Greounille no se quedaba atrás. Para alcanzar su felicidad, necesitaba retener olor propio, y la manera de conseguir éste era quitándoselo a otras personas. Pero ¿cómo logra esto?, la respuesta, como ya hemos dicho anteriormente, es matando jóvenes mujeres de exquisito olor, para luego absorberlo y hacerlo suyo. Es en este momento cuando entra a jugar el concepto de bien y mal. Para él este concepto, radica en el olfato, por lo tanto el asesinar a alguien, no está dentro de sus convicciones como maldad, como causar daño, sino que los olores malos corresponden a cosas malas o situaciones malas, tristes. Para ser feliz Jean debe conseguir lo que quiere, y en este caso para lograrlo debe matar, pero este concepto no se encuentra dentro de su clasificación olfatoria, así que simplemente pasa por sobre el. Por este motivo en un determinado momento de la historia, decide eliminar los malos recuerdos, borrarlos de su memoria o esconderlos y estos corresponden precisamente a los malos olores.

Jean posee una gran inteligencia, pero su carencia de olor, lo que para él viene a ser prácticamente el alma, lo hacen ser distinto, lo hacen buscar un olor, como ya hemos dicho. Su concepto de amor también es distinto al nuestro. Para nosotros, el amor es un sentimiento hermoso, que se suele desarrollar por otra persona (amigo (a), "pololo" (a), padres, etc...), o por

algún animal, mascota. El amor más que preocuparse por las características de una persona por ejemplo, se preocupa o se desarrolla por la esencia de esta, es decir nos gusta una persona del sexo opuesto no por lo que hace, sino por lo que es en sí, por su ser, por ser tal como es. En cambio, en un ser que carece de conceptos abstractos bien desarrollados como Jean, el amor, indudablemente condicionado por el olfato, es desarrollado por el olor. A él no le gustan las víctimas a las que asesina, no las quiere, no siente amor por ellas, sólo "siente amor" por el olor que expelen, por lo agradable de éste.

Conclusión

Se sintetiza que en "El perfume", la falta de olor humano y el olfato hiper desarrollado de Jean Baptiste Grenouille, condicionan su visión de mundo, y por lo tanto condicionan también su sistema ético-moral. Esto se prueba con las circunstancias que vive el protagonista como consecuencia de su falta de olor y por su concepción de los conceptos que involucran moral y ética.

Juicio Personal

Personalmente me parece que la obra del alemán Patrick Süskind, es de gran calidad, muy entretenida y creativa. Se relata una historia que despierta un interés en el lector, que a la vez lo atrapa en el transcurso de la historia y lo mantiene atento a lo que ocurre y a lo que podría ocurrir. Me parece muy interesante la perspectiva del mundo que tiene, o que podría tener una persona, que posee un olfato en extremo desarrollado y que entiende el mundo a través de éste.

Colegio San Ignacio

-Literatura II-

El hiper desarrollo del olfato como condicionante de la ética y la moral en "El perfume"

Patrick Süskind