El perfume; Patrick Süskind

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Argumento. Protagonista: Grenouille. El olfato

  • Enviado por: Andoni Torrontegui
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

“ PAPER”

“EL PERFUME”

El olfato, punto de vista en

“El perfume”

El libro, protagonizado por el más grande perfumista del mundo y , a la vez, el mejor olfateador de Francia, Jean Baptiste Grenouille, nos muestra a un hombre testarudo y tonto, pero con un gran cualidad que, sin embargo la desarrolla hasta su capacidad máxima, el olfato. Este excepcional sentido y, además, único código para conocer el mundo y interactuar con él, esta unido a la idea de que el mundo no es lo importante para nuestro protagonista, lo que hace que el mundo se despreocupe un poco de él, excepto, claro está, por las personas que alcanzaron a disfrutar de él. Nuestro protagonista, pese a su gran desarrollo olfativo, padece un gran mal, no tiene olor y por este motivo es rechazado por la sociedad, primero su propia madre y después la gente común. Debido a este suceso nuestro personaje se ve obligado a crearse un perfume propio, dando por iniciada la muerte y subsiguientemente la extracción del perfume de las más bellas doncellas de Francia. Cabe destacar que junto con la idea anterior, Grenouille odia al mundo exterior o, si se quiere, a las personas que viven fuera de su mundo, quizá por una razón de sentimiento de desconexión de los dos mundos ( el interior, de Grenouille, y el mundo exterior, de las personas que interactuaban con él).

El olfato, punto de vista en “El perfume”, es una manera de mostrar, la diversidad de los puntos de vista de la narración actual. En “El perfume”, este único y excepcional sentido, juega un papel fundamental, ya que da a conocer un distinto punto de vista para los hechos y acontecimientos de nuestro mundo.

En “El perfume”, se trata con excelencia uno de los múltiples “puntos de vista” que se pueden tratar en una novela, el olfato o sentido para captar los olores, el cual aparece en todo el libro como modo de vida del protagonista, en estas, no menos, insignificantes líneas intentaremos demostrar nuestro supuesto cabalmente.

En este trabajo se explicarán distintos conceptos relacionados con este tema y su aclaración, poniendo en tela de juicio: el inusual modo de vida, conjuntamente con el punto de vista, los distintos asesinatos en contra de bellísimas mujeres, y la extraña silueta que va dejando Grenouille al momento de partir de un lugar a otro.

El inusual punto de vista se ve reflejado en todo el libro, es él único punto de vista que expone el narrador para interiorizarse en el personaje principal de la novela. Este narrador, quien es de tipo omnisciente, se instala en el interior del personaje, para darnos a conocer lo que el protagonistas siente realmente con el mundo el cual le rodea. Es por esto, que Grenouille crea su propio mundo, debido a que nadie posee las mismas características y los mismos dones que él.

Al tener como punto de vista básico el olfato, el mundo exterior, especialmente para nuestro protagonista, cambia de una manera radical. El mundo de afuera, que ver por los ojos, es absolutamente distinto al que vive Grenouille, que siente por el olfato, por lo tanto, se desarrolla una falta de conexión increíble de los dos mundos(interior y exterior). Grenouille no siente igual al resto, por eso tiene otros intereses, de esta manera, a nuestro protagonista no le importará el mundo de afuera, sino que le importará solamente, su mundo.

Este único punto de vista se da a conocer desde el principio del libro cuando se dice que Grenouille posee una asombrosa capacidad de oler distintas sustancias, mas aún, cuando se relata el ambiente en que nace, que también es muy inusual. Grenouille aprende distintos olores de distintos objetos “ no necesitaba luz para ver a su alrededor. Incluso antes, cuando aún caminaba de día mantenía los ojos cerrados durante horas y se dejaba guiar por el olfato”, incluso llega a aprender el olor que expelen los humanos de su mundo exterior. Por eso no se puede oler así mismo, porque las personas de su mundo exterior son diferentes. “ Sabía cuantos niños y cuales de ellos se hallaban en el dormitorio sin haber entrado en el “ todo esto no lo veía con los ojos, sino que lo husmeaba con una nariz que cada vez olí con más intensidad ” Esto demuestra que, además de ser único, es provechoso para él, ya que ahora es superior a los demás.

Los asesinatos en contra de bellísimas mujeres se vislumbran, especialmente al final del libro. Grenouille no las mataba por su magnifica figura y belleza, sino que las mataba solamente por sus perfumes corporales,( los cuales era capaz de identificar con su preciado don del olfato) los cuales eran para él, el mejor olor del mundo y, puesto que, tenía la necesidad de conseguir un perfume, para su persona decide extirpárselo a estas inocentes doncellas.

Este olfato, el autor lo resalta de una manera totalmente explícita. Lo hace desprestigiando las otras cualidades. Cuando dice: “ no veía nada, oía ni sentía nada, solo percibía el olor de la leña” “ Aspiraba este olor, se ahogaba en él , se impregnaba de él hasta el último poro” “ hasta que al cabo de mucho rato, tal vez media hora, vomito la palabra `madera' por la boca como si estuviera lleno de madera has las orejas” , esto nos demuestra que en realidad está aumentando el sentido del olfato y disminuyendo otros.

Grenouille cuando parte desde un lugar a otro, va dejando una huella o, si se quiere, espíritu maligno, que siempre que se va de una ciudad, muere quién estuvo con él y lo acogió, por obra del destino. Y más aún, el gran perfumista se convierte, a la larga, en una especie de Satanás, porque, aparte de lo que acabamos de señalar, no creía en Dios “ ¡Que miserable era el olor de este Dios!” “ Dios apestaba. Dios era un pequeño y pobre apestoso. Este Dios era engañado o engañaba él, igual que Greounille... ¡solo que mucho peor”, se consideraba el dueño de sí mismo, no creía en alguien que lo estuviera rigiendo y, para aseverar más aún esta afirmación, se creía un Dios, no solamente de si mismo, sino que también, al final, de todas las personas de su mundo exterior. Asumiendo el mundo exterior como el mundo en el cual coexistimos, valdría la pena preguntarnos ¿ cual es nuestro dios?. Y la respuesta sería Jesús, otra analogía, por consiguiente, sería la de Jesús y Grenouille, que está implícita en la manera de la muerte de ambos, son juzgados, judios y caníbales como jueces respectivos, además fueron devorados ( Jesús hasta él día de hoy), de distintas maneras, pero al fin y al cabo todas cuentan., y en estas frases “ El resto bastaría para hechizar al mundo entero” “ o escribir una carta al Papa, revelándole que era el nuevo Mesías o hacerse ungir como emperador supremo o incluso como Dios en la tierra”.

También nos relata la creación del mundo de los olores desde su punto de vista en su mundo interior. “!Si¡ ¡Este era su reino¡ ¡El singular reino de Grenouille¡ Creado y gobernado por él” “ y pronto no que ningún rincón en que no hubiera sembrado un grano de fragancia”

Concluyendo se deja entender, debido a las extensas argumentaciones anteriores, que el olfato es la única forma de vivir la realidad de este personaje Grenouille. En consecuencia, este punto de vista, cumple una manera de ver la realidad, cada una a su modo, subexpresando, quizá, a que todos de alguna u otra manera somos diferentes, personas de sentimientos dispares, cada uno a su manera.