El pensamiento bolivariano

Historia de América. Independencia. Libertador. Simón Bolívar

  • Enviado por: Slash Venom
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Bolívar y su pensamiento

Prologo;

Además de la espada, Bolívar sabia manejar magistralmente su pluma y su lengua. Como homenaje al liberador, hemos recopilado algunos de sus grandes pensamientos que supo expresar instintivamente en su momento oportuno.

Pequeña Biografía;

SIMON BOLIVAR nació en caracas el 24 de julio de 1783. fueron sus padres el coronel Juan Vicente Bolívar y Maria concepción palacios y blanco.

Tuvo tres hermanos; Maria Antonia, Juan y Juana y Juan Vicente. su pariente el canónigo Juan Félix Jerez de Ariseguieta le puso el nombre de SIMON JOSE ANTONIO de la santísima trinidad, por que consideraba que con el tiempo seria el SIMON Macabeo de América, predicción que se cumplió.

Su primer maestro fue el sabio capuchino español Francisco Andujar y sucesivamente se encargaron de la educación el padre José Antonio Grete, Andrés Bello, Guillermo Pelgron y Simón Rodríguez quien fue el principal modelador de su alma y quien le infundió el amor a la libertad.

Se caso el 26 de mayo de 1802 con Maria teresa Rodríguez, quien falleció a los ocho meses de casados, el 22 de enero de 1803. Bolívar juro no volverse jamás a casar.

A fines de 1805 jura libertar a su patria en el monte sacro, exclamando: “juro por Dios; juro por mis padres y juro por mi honor que no descansare mientras viva hasta que haya libertada toda mi patria.

Bolívar tuvo que luchar en Venezuela no solo contra los españoles si o que también contra la incomprensión de los mismos pueblos patriotas que aun no entendían los beneficios de la independencia.

Desde 1812 havia venido a nuestro país ”Colombia” entrando por Cartagena derrotando a los españoles en el bajo magdalena. Y luego con al ayuda efectiva que le dieron los granadinos, MANUEL RODRÍGUEZ TORICES, ANTONIO NARIÑO, Y CAMILO TORRES en santa fe y Tunja, quienes le enviaron lo mejor de su juventud, gracias a lo cual Venezuela fue inicialmente libertada en una rápida y admirable campaña, que cubrió todo el territorio Venezolano.

Pero como las fuerzas realistas o adictas el rey eran superiores, después de una gran resistencia, le toco a Bolívar abandonar Venezuela y regresar a la nueva granada, nombre con el que se conocía entonces nuestro país, con la cooperación de Santander y otros héroes. Las derrotas no lo desanimaron si no que al contrario lo entusiasmaron que en tal forma, que a fuerza de constancia, al fin logro volver a Venezuela y alcanzar la independencia de Colombia. Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Panamá.

BATALLAS VICTORIOSAS DE SIMON BOLIVAR;

* Tenerife: diciembre 23 de 1813 (Bolívar, Atanasio, José Félix Ribas).

* la victoria: febrero 12 de 1814 (Bolívar, José F Rivas).

* pantano de vargaz: julio de 1819 (Bolívar, Páez, Santander).

* puente de Boyacá: agosto de 1819 (Bolívar, Páez, Santander).

* carabobo: 24 de junio de 1821 (Bolívar. Páez, Bermúdez).

* bombona: abril 17 de 1822 (Bolívar).

* pichincha: mayo 24 de 1822 (Antonio J de Sucre).

* naval de Maracaibo: julio 24 de 1823 (José prudencio padilla).

* Junín: agoto 6 de 1822 (Bolívar).

* ayacucho: diciembre 9 de 1824 (Antonio J de Sucre, José Ma. Córdoba).

“ la corrupción de los pueblos nace en la indulgencia de los tribunales y de la impunidad de los delitos. Mirad, que sin fuerza no hay virtud; y sin virtud perecerá la republica “.

“ el que trabaja por esos valores de la libertad y de la gloria, no debe tener otra recompensa que gloria y libertad “.

Mi corazón fue formado para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso.

Mi alma necesita alimentarse de peligros para luego conservar mi juicio.

Un gobierno que haga reinar a la inocencia, la humanidad y la paz; un gobierno que haga triunfar, bajo el imperio de leyes inexorables, a la igualdad y la libertad.

Un hombre sin estudios es un hombre incompleto.

Juro por el Dios de mis padres; juro por ellos; juro por mi honor, justicia y mi patria, que no daré descanso a mí brazo ni reposo a mi alma, hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español.

El pasado parece un camino de flores; el porvenir es mi tormento, es mi suplico.

Por el engaño se nos ha dominado mas que por la fuerza y por el vicio se nos ha degradado mas bien que por la superstición.

Rara vez la desesperación nos ha arrastrado tras la victoria.

Yo temo mas a la paz que a la guerra.

La credulidad y la inexperiencia adoptan como realidades los que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo y la venganza por la justicia.

El servicio se hace por pasión no por merito.

A nadie se le debe forzar a obrar contra su conciencia y las leyes.

La impunidad de los delitos hace que estos se comentan con mas frecuencia, al final llega el caso en que el castigo no basta para reprimirlos.

Que bello seria que el istmo de Panamá fuera para nosotros lo que el corinto para los griegos.

Yo no he visto en COLOMBIA nada que pareca gobierno ni administración ni orden siquiera.

Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción.

Luchare por mi gloria a costa de todos.

El velo se ha rasgado, ya hemos visto la luz, y se nos quiere volver a las tinieblas; se han roto las cadenas; ya hemos sido libres y nuestros enemigos pretenden de nuevo esclavizarnos.

La guerra es mi elemento, no sirvo sino para pelear, fuera del ejercito estoy fura de mi centro, la gloria y la guerra son mi flaqueza.

El modo de hacer tropas es hacerlas combatir y enviarlas al país enemigo, donde no cuesta tanto mantenerlas.

Corramos a romper las cadenas de aquellas victimas que gimen en las mazmorras siempre esperando su salvación de vosotros; no burléis su confianza no seáis insensibles a los lamentoso de vuestros hermanos.

Id veloces a vengar al muerto, a dar la vida al moribundo, soltura al oprimido y libertad a todos.

La energía de mi alma se eleva, se ensancha y se iguala siempre a la magnitud de los peligros.

La libertad encendió en mi seno ese fuego sagrado; en el cuadro de mis conciudadanos expirando en la afrenta de los suplicaos o gimiendo en las cadenas me hizo empuñar la espada contra los enemigos.

Nada, ni aun ni aun la perspectiva mas lisonjera ahora la vista, aplaca el horror que tengo al servicio publico.

Si la naturaleza se opone, lucharemos contra la naturaleza y aremos que nos obedezca.

El valor y la habilidad, señor agente, suplen con ventaja al numero. “infelices los hombres si estas virtudes morales nos equilibran y aun superasen las físicas” el amo del reino mas poblado seria bien pronto señor de toda la tierra. Por fortuna se ha visto.

Con frecuencia un puño de hombres libres vencer a imperios poderosos.

“ por acá, no hay cuartel compañeros. La gloria de la patria es vencer o morir “.

Un delirio febril embarga toda mi mente: me siento como encendido de un fuego extraño y superior. Era el Dios de COLOMBIA que me poseía.

Sublimes vosotros en vuestro generoso patriotismo, habéis empuñado la lanza; os habéis colocado las filas y pedís morir por la patria.

Yo no he sido, ni soy, ni seré, ni quiero ser administrador publico.

Las madres de esparta no preguntaban por la vida de sus hijos, sino por la victoria de su patria.

Luchando sobre el pichincha, dilato mis vistas sobre la boca del Orinoco hasta las simas del Potosí; me llaman imperiosamente la atención de cada uno de sus extremos y quisiera como Dios estar en todos ellos.

Los guerreros granadinos no marchitaron jamás sus laureles mientras combatieron contra las dominaciones de Venezuela.

Compadezcámonos mutuamente del pueblo que obedece y del hombre que manda solo.

El no haberme compuesto por Santander, nos perdió a todos.

He conservado intacta la ley de las leyes; la igualdad, sin ella pertenecen todas las garantías, todos los derechos.

Nunca, nunca, os juro, ha manchado mi mente la ambición de un reino, que mis enemigos han forjado para perderme en vuestra opinión.

Yo quiero ser ciudadano para ser libre y para que todos lo sean. Prefiero el titulo de ciudadano al de libertador, por que este emana de la guerra, aquel emana de las leyes cambiadme, señor, todos los dictados por el buen ciudadano.

Yo no os he dado libertad, vosotros la debéis a mis compañeros de armas, contemplad sus nobles heridas, que aun vierte sangre y llamad a nuestra memoria los que han parecido en los combates.

Sobre mi corazón no manda nadie mas que mi conciencia.

Yo no debo obrar para mi, ni por mi. Ni posición publica es la conciencia de mis operaciones publicas.

Las barreras constitucionales ensanchan una conciencia política, y le dan firme esperanza de encontrar el final que las guié entre los escollos que la rodean; ellas sirven de apoya contra los empujes de vuestra pasión concertada con los intereses ajenos.

El director e una escuela, es decir el hombre generoso y amante de la patria, que sacrificando su reposo y su libertad se consagra al penoso ejercito de crearle ciudadanos al estado que le defiendan, è ilustren, le santifiquen, le embellezca y le engendren otros tan dignos, como el, es sin duda benemérito de la patria; merece la veneración del pueblo y el aprecio del gobierno. El debe alentarle y concederle distinciones honrosas.

Conciudadanos¡ me ruborizó al decirlo: la independencia es el único bien que hemos adquirido a costa de los demás. Pero ella nos abre la puerta para conquistarnos bajo vuestros soberanos auspicios, con todo el esplendor de la gloria y libertad.

Compatriotas escuchad mi ultima voz de mi carrera política a nombre de COLOMBIA os pido, os ruego, que permanezcáis unidos, para que no seáis acecinado de la patria y vuestros propios verdugos.

Los tres mayores majaderos del mundo fuimos JESUCRISTO, DONQUIJOTE Y YO....

COLOMBIANOS mis últimos votos son por la felicidad de la patria si mi muerte contribuye para que seseen los partidos y se consolide la unión, yo bajare tranquilo al sepulcro.

FIN.

DEL LIBRO: BOLIVAR Y SU PENSAMIENTO

Vídeos relacionados