El pan de la guerra; Deborah Ellis

Literatura canadiense contemporánea, siglo XX. Novela y narrativa infantil y juvenil. Guerra de Afganistán. Talibanes. Argumento

  • Enviado por: Marteta
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

Ficha técnica.

AUTOR: Deborah Ellis

TÍTULO: El pan de la guerra.

EDITORIAL: Edelvives

COLECCIÓN: Alandar

NÚMERO DE PÁGINAS: 144

Biografía del autor del libro.

Desde muy joven Deborah Ellis, canadiense, ha sido una activista social comprometida con la lucha por la justicia económica, los movimientos pacifistas y los derechos de la mujer.

Su primera novela fue nominada como libro del año por la Asociación de Bibliotecarios Canadienses. En la actualidad trabaja como consejera de salud mental en Toronto.

Antes de escribir el Pan de la guerra, Deborah Ellis pasó varios meses hablando con mujeres y niñas afganas en los campos de refugiados de Pakistán y Rusia. Durante su estancia allí, conoció a la madre y a la hermana de una niña de Kabul que se había vestido con ropas de chico y cortado el pelo para poder vender cosas en el mercado y de esta manera mantener a su familia.

'El pan de la guerra; Deborah Ellis'

¿Como esta dividido el libro?

El libro esta dividido en quince capítulos.

Resumen.

Parvana vivía en un país pobre llamado Afganistán. Las mujeres de ese país no podían salir de casa y si salían tenían que salir acompañadas de un hombre, pero Parvana salía cada día para acompañar a su padre al trabajo, porque su padre no podía andar muy bien, porque le faltaba una pierna.

Parvana vivía en una habitación junto con sus padres y sus hermanas. Antes vivían en una casa pero a causa de los bombardeos iban perdiendo cosas y se iban haciendo pobres.

A Parvana siempre le tocaba ir a buscar agua, porque como las mujeres no podían salir de casa, ella se ponía su chador y salía. Su madre i su hermana grande siempre estaban haciendo limpieza.

Un día cuando ya habían terminado de cenar, llegaron un grupo de soldados y entraron por la puerta, dos soldados empezaron a abrir cajones de un armario, en el que había un cajón donde habían algunos libros Que habían quedado de los bombardeos, cuando Parvana vio que se acercaban a ellos, golpeo a los soldados. Los soldados se llevaron a su padre a la cárcel.

Cuando la cosa ya había vuelto a la normalidad, dejaron una luz encendida para si su padre lo soltaban que supiera volver a casa, y se fueron a dormir.

La mañana siguiente Parvana y su madre se fueron a la cárcel, para rescatar a su padre, Nooria les izo un papel diciendo que podían salir de casa firmando como si fuese su padre. Cuando llegaron a la cárcel no las dejaron pasar y tuvieron que volver para casa. Cuando llegaron a casa tenían los pies con sangre de tanto caminar.

Pasaron unos días y su madre no se levantaba para nada, estaba deprimida. En la casa ya no quedaba comida y hacia mal olor. Parvana tuvo que ir al mercado a comprar. Compro pan y de camino para casa se encontró con una señora que conocía y le acompaño a casa. Ayudo a Parvana y sus hermanas ha hacer las tareas de casa, la señora Weera lavo a su madre. Esa noche se quedo a dormir allí.

La señora Weera y la madre estuvieron hablando por la noche y decidieron que Parvana podría hacer de chico. Por la mañana cortaron el pelo a Parvana y le pusieron la ropa de su hermano que se había muerto hacia años y se fue a comprar. Cuando volvió de comprar se sentía muy orgullosa porque nadie le había dicho nada. Luego cogio un cubo y se fue a buscar agua.

El día siguiente se fue al mercado ha hacer la faena que hacia su padre. Puso la manta al mismo sitio que la ponía su padre. El primero cliente fue un hombre que le izo leer una carta de su mujer, que había muerto y el segundo cliente fue un hombre que quería su swaldar hamees y se lo vendió ha buen precio.

La senora Weera se traslado a casa de Parvana, porque habían decidido con su madre que escribirían una revista

Parvana el día siguiente decidió de salir con sus hermanas a dar un paseo, ya que era un chico, no les podrían decir nada, cada tarde salían a dar un paseo.

Un día Parvana se encontró con una vieja compañera de colegio que se llamaba Shauzia, estuvieron hablando y Parvana la trajo a casa. La Señora Weera decidió hacer una escuela secreta de niñas, así podrían aprender más.

Parvana no sabia como contarle a su madre, que ella y Shauzia habían encontrado otro trabajo mejor, el de desenterrar huesos de personas y venderlos a un comerciante. Parvana en un día gano lo que habría ganado en tres días.

Al cavo de dos semanas ya tuvieron suficiente dinero para comprar dos bandejas, cigarrillos i chicles para venderlos por el mercado.

Parvana se quedo unos días en casa sin ir a trabajar. Cuando volvió al trabajo, Shauzia le contó que estaba ahorrando un poco de dinero para en primavera irse a vivir en Francia, porque ya estaba harta de vivir allí, con su familia.

Noria se quería casa, la boda la querría realizar en Mazar, donde tenían una tía, pero Parvana no podía ir por qué si su tía se enteraba que se había convertido en un chico, a lo mejor lo explicaría a alguien.

Parvana antes que se fuera Noria le compro un estuche con una pluma, para que cuando escribiese se acordase de ella.

Parvana se quedo con la Señora Weera y su madre, sus hermanas y su hermano se fueron a Mazar.

Un día de agosto se puso a llover muy fuerte, Parvana se refugió en una casa y de pronto oyó una mujer que lloraba, le pregunto como se llamaba pero no la respondió, hasta al cavo de un buen rato. Se la llevo para casa y cuando llego a casa la lavó. La chica finalmente hablo y les contó que había llegado de Mazar, sus padres habían muerto a causa de los grupos de talibanes. Parvana se asusto mucho porque su madre, sus hermanas y su hermano estaban en Mazar.

Parvana una tarde llego a casa del trabajo y se encontró dos hombres que ayudaban a su padre a subir las escaleras. Parvana se alegro, porque su padre ya volvía a estar a casa.

Parvana y su padre decidieron de irse a Mazar para ver si su familia estaba bien, cogieron un camión. Antes de irse Shauzia se despidió de ella y le dijo que se verían de aquí a 20 años en la Torre Eiffel en Paris. La Señora Weera también se marchaba de Afganistán, junto con su nieta y Homa. El camión arranco y se fueron.

Nombre de los protagonistas y personajes principales.

Parvana, Nooria, Ali, Mayriam, la Señora Weera, la madre, el padre.

Descripción física y psicológica de algún personaje.

Parvana es una chica de once años, que terminó el curso en sexto y siempre esta con su padre y le ayuda en todo, pero su padre lo arrestan y tiene de aprender de si misma. A lo largo de la historia tiene que convertirse en chico para hacer lo mismo que su padre.

¿En que persona esta escrito el libro, en primera o tercera?

El libro cuando narra esta escrito en tercera persona, pero los diálogos en primera.

Predominio de la descripción, narración, diálogos y ejemplos del libro.

DESCRIPCIÓN: (Pág.70)

Sintiéndose muy orgullosa de sí misma, corrió de vuelta a casa.

NARRACIÓN: (Pág.71)

Parvana quería volver al mercado, aunque ayudar a la señora Weera con el traslado podía suponer otro cambio de rutina; así que le pareció bien.

DIÁLOGO: (Pág.90)

- ¿Quién es ése?

- El comerciante. Es el que nos compra los huesos.

- ¿Qué hace con ellos?

- Se los vende a otra gente.

- ¿Por qué iba a querer alguien comprar huesos?

- ¿A quién le importa eso mientras paguen?

Haz una lista de veinte palabras que desconozcas y busca su significado.

Viandantes: Caminantes

Erguida: Levantar alguna cosa.

Regazo: Refugio.

Disipar: Desperdiciar, malgastar.

Postergó: Hacer sufrir atraso, dejar atrasada una cosa.

Iracundos: Furiosos, rabiosos

Atinaba: Encontraba, descubría.

Estera: Tejido de esparto, jucos, palmas, etc., con que se cubre el suelo.

Cautela: Precaución y reserva con que se procede.

Quebró: Rompió.

Implorante: Pedir con ruegos o lagrimas.

Musitó: Murmuró, susurró.

Ataviadas: Componer, asear.

Bandidos: Bandoleros, ladrones, salteadores.

Letrina: Lugar destinado para expeler los excrementos.

Huraña: Que huye del trato de las gentes.

Queroseno: Petróleo en bruto.

Objeciones: Discusiones.

Mezquina: Tacaña, miserable, roñosa

Vítores: Palmas.