El nombre de la rosa; Umberto Eco

Literatura universal contemporánea. Narrativa. Novela histórica medieval. Suspense. Contexto. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Mamen
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad

LOS PERSONAJES

Censo de los personajes que aparecen en la obra:

- Adso de Melk: monje novicio protagonista de la historia. Discípulo y amanuense de Guillermo de Baskerville, a quien acompaña en su misión.

- Guillermo de Baskerville: monje franciscano, maestro de Adso. Viejo, curioso, observador y, sobre todo, sabio. Le ha sido encomendada la misión de descubrir el misterio de la muerte de un monje en la abadía.

- Remigio da Varagine: Cillerero

- Adelmo da Otranto: primera víctima. Era copista y tenía aspecto afeminado. Su cadáver apareció al fondo del barranco, ante el edificio, pero ninguna ventana estaba abierta.

- Ubertino da Casale: fue un franciscano espiritualista. La secta fue declarada hereje y se refugió en la orden benedictina y en la abadía. Era amigo de Guillermo de Baskerville, los dos fueron inquisidores, pero con un espíritu distinto; por eso Guillermo lo abandonó. Tuvo una relación espiritual con Chiara de Montefalco que marcó su vida.

- Severino de Santemerano: herbolario

- Malaquías de Hildeshein: bibliotecario

- Venancio de Salvemec: traductor del griego y del árabe. Segunda víctima.

- Bencio de Upsala: retórico escandinavo

- Berengario da Arundel: ayudante de bibliotecario. Tercera víctima.

- Jorge de Burgos: ciego y segunda persona más vieja de la abadía.

- Nicola da Morimondo: maestro vidriero. Prepara unas lentes a Guillermo, cuando a este le roban las suyas.

- Aymaro de Alessandría

- Alinardo de Grottaferrta: indica el truco para entrar a la biblioteca desde el osario.

- Pietro Sant Albano: escribe una historia de la herejía.

- Salvatore: al hablar mezcla muchas lenguas. Tiene un pasado herético al lado de Dulcino. El y Remigio comparten este pasado y serán torturados por Bernardo Gui.

- Bernardo Gui: inquisidor. A su vez toma parte en la política de los franciscanos, frente a los benedictinos. Utiliza el asunto de las muertes para criticar a loa herejes y a los franciscanos.

- Michelle encabeza la legación franciscana, que defiende la pobreza de la iglesia.

-3-

LA BIBLIOTECA DE LA ABADIA

¿Cómo es?

La biblioteca que nos describe Umberto Eco aquí cuenta que era una de las mejores que existían entonces, ya que poseía más libros que cualquier otra biblioteca cristiana.

Muchos monjes iban allí, procedentes de otra abadías situadas en diferentes partes del mundo, simplemente para copiar algún manuscrito, trayendo, a cambio, algún manuscrito raro para que lo copiasen los monjes que estaban allí. Otros permanecen allí, mucho tiempo, incluso hasta su muerte, porque solo en esta biblioteca pueden encontrar las obras capaces de iluminar sus estudios.

La biblioteca ha sido construida según un plano que solo el bibliotecario conoce y que se transmiten entre ellos. Sólo el bibliotecario está autorizado a moverse por el laberinto de los libros, sólo el sabe dónde encontrarlos y dónde guardarlos, sólo él es el responsable de su conservación.

¿Cómo se usaba?

Los otros monjes trabajaban en el scriptorium y podían conocer la lista de los volúmenes que contenía la biblioteca. Pero sólo el bibliotecario sabe por la colocación del volumen, por su grado de inaccesibilidad, qué tipo de secretos, de verdades o de mentiras encierra cada libro. Sólo el decide cómo, cuándo y si conviene suministrarlo al monje que lo solicita.

El libro es una criatura frágil, se desgasta con el tiempo, teme a los roedores, resiste mal la intemperie y sufre cuando cae en manos inexpertas.

Por tanto, el bibliotecario los defiende no sólo de los hombres sino también de la naturaleza y consagra su vida a esa guerra contra las fuerzas del olvido, que es enemigo de la verdad.

El monje debía pedir al bibliotecario la obra que deseaba consultar y éste iba a buscarla a la biblioteca, situada en el piso de arriba, siempre y cuando se tratase de un pedido justo y pío.

¿Cómo estaba ordenada?

Los libros estaban registrados según el orden de las adquisiciones, de las donaciones, de su entrada en este recinto.

En un voluminoso códice había unas apretadas listas inscriptas. Había unas anotaciones junto a cada título. El primer número indicaba la posición del libro en el anaquel o gradus,

-5-

que a su vez estaba indicado por el segundo. El tercer número indicaba el armario y las otras expresiones designaban una habitación o un pasillo de la biblioteca. Pero aún así, sólo el bibliotecario sabía descifrar todas estas cosas. La planta de la biblioteca reproducía el mapa del mundo. Los libros estaban colocados por los países de origen o por el sitio donde nacieron los autores o donde deberían haber nacido.

EL SCRIPTORIUM

El scriptorium estaba separado de la biblioteca. En él trabajaban unos 40 monjes, entre anticuarios, copistas, rubricantes y estudiosos. Cada uno lo hacía en su propia mesa y cada mesa, situada debajo una ventana.

Los monjes que trabajaban aquí estaban dispensados de los oficios de tercia, sexta y nona, para que no tuviesen que interrumpir su trabajo durante las horas de luz y sólo suspendían sus actividades al anochecer, para el oficio de vísperas.

Los sitios mejor iluminados estaban reservados para los anticuarios, los miniaturistas más expertos, los rubricantes y los copistas. En cada mesa había todo lo necesario para ilustrar y copiar: cuadernos con tinta, plumas finas, que se afilaban con cuchillos muy delgados, piedra pómez para alisar el pergamino, reglas para trazarlas líneas sobre las que luego se escribiría. Junto a cada escribiente había un atril en el que estaba apoyado el códice que se estaba copiando, cubierta la página con mascarillas que encuadraban la línea que se estaba transcribiendo en aquel momento.

La biblioteca estaba en el piso de arriba, encima del scriptorium. Ambos lugares están muy relacionados, ya que a la biblioteca no puede acceder nadie, excepto el bibliotecario y los monjes que trabajan en el scriptorium son los que la utilizan.

-6-

DIFERENCIAS CON LA BIBLIOTECA EN LA ACTUALIDAD

Actualmente, la biblioteca se define como “una colección de libros debidamente organizada para su uso”.

Entre las bibliotecas que había en la Edad Media y las que tenemos hoy, podemos encontrar grandes diferencias:

En la Edad Media las bibliotecas estaban únicamente en los monasterios y abadías, donde eran de acceso restringido. Con el tiempo (ya en el Renacimiento) fueron apareciendo en las universidades y su uso ya fue más libre, sobre todo para los estudiantes.

En la actualidad, la biblioteca ha ido evolucionando con el fin de cubrir las variadas necesidades informativas de los usuarios, lo que le ha llevado a la diversificación de la misma. Han surgido múltiples clasificaciones de bibliotecas atendiendo a criterios funcionales, a su estado jurídico, etc.. Por ejemplo, podemos encontrar bibliotecas públicas, escolares, especializadas, de investigación, de enseñanzas superiores (como las universitarias) y , sobre todo, la Biblioteca Nacional.

Las bibliotecas han cambiado con el tiempo porque los usuarios también han cambiado. En el medievo los monjes eran los usuarios más frecuentes, uniéndose a ellos, estudiosos, médicos, estudiantes y las personas que por su profesión lo necesitasen, pero eran muy pocos los que accedían a una biblioteca, porque estas también eran escasas.

Ahora el mundo de la información ha ido creciendo, los tiempos han cambiado y todo el mundo tiene derecho al acceso a las bibliotecas, así que el número de usuarios es cada vez mayor. Además son las bibliotecas las que se tienen que adecuar al tipo de usuarios que acuden a ellas.

Otro aspecto por el cual se diferencian es por el tipo de documentos que contienen. En las primeras sólo existían pergaminos, papiros, incluso tablas de arcilla, sin embargo ahora todo esto ha cambiado. El libro es el principal y más numeroso documento con el que nos podemos encontrar, aunque este ya ha dejado paso a otro tipo de documentos como las microfichas, discos ópticos, discos magnéticos, cintas, revistas, etc... Algunas bibliotecas aún conservan documentos antiguos como pergaminos, papiros,...pero como obra de exposición restringida al público.

Así pues ha cambiado el material del que estaban hechos los documentos desde la arcilla, la piel de animal,... hasta el papel, los soportes informáticos,...

-7-

Otra diferencia es el acceso a las bibliotecas por parte de los usuarios. En las abadías solo el bibliotecario podía acceder a los libros, siendo él quien se los proporcionaba a los monjes, en este caso. Hoy en día, las bibliotecas suelen ser de libre acceso, aunque tienen zonas de acceso restringido. En el caso de las de libre acceso, son los propios usuarios quienes buscan y ojean los documentos y después escogen el deseado.

Y por último, destacar la diferencia de búsqueda de los documentos. En la biblioteca de la abadía se hacía consultando un códice en el que estaban escritos todos los documentos existentes. Sin embargo, en la actualidad casi todas las bibliotecas están informatizadas y la búsqueda se puede realizar a través de la base de datos del catálogo informático o a través del catálogo manual, compuesto por fichas bibliográficas. Además todos los documentos están catalogados, clasificados y ordenados según la C.D.U (la Clasificación Decimal Universal) al contrario que en la abadía ya que estaban ordenados según iban siendo adquiridos.

-8-

LA EDAD MEDIA (o EL MEDIOEVO)

El término edad media, es un término convencional que se utiliza para referirse al período de la historia europea que abarca desde el colapso de la civilización romana en el siglo V hasta fines del siglo XV.

Para dividir este extenso período se distingue la Alta Edad Media, entre lo siglos V y XII, y la Baja Edad Media, del siglo XIII al XV.

El nombre edad media se deba a los eruditos humanistas de los siglos XV y XVI, que se refirieron a esta época como Medium aevo (Medievo), pues se veían a sí mismos como los líderes del renacimiento, exponentes de una nueva mentalidad, de una cultura y de una civilización que desde su punto de vista habían estado en la oscuridad, después del declive de la cultura grecorromana en Occidente.

La edad media está marcada por la emergencia de Europa como unidad sociocultural, el ascenso y posterior declive de una distintiva civilización cristiana y el casi conseguido intento de la iglesia de funcionar a la manera de un estado mundial, sucediendo así al desaparecido imperio romano.

Se inicia un proceso de urbanización, se establecen monasterios y centros de peregrinación y hay una gran explosión del comercio.

El siglo XIII fue el del dominio de las monarquías.

-4-

BIOGRAFIA DE UMBERTO ECO

Umberto Eco nació en Alessandria (Italia) en 1932.

Filósofo, semiólogo y novelista italiano. Estudio filosofía en la Universidad de Turín y desarrolló su actividad docente en Florencia, Milán y Turín.

Actualmente es titular de la cátedra de semiótica en la Universidad de Bolonia. Se le considera uno de los pensadores más cualificados en el campo de la semiótica, y ha realizado una importante tarea de difusión y clarificación de conceptos fundamentales como signo, código, metáfora o símbolo, sobre todo en su Tratado de semiótica general (1976).

Como teórico de la literatura, ha defendido el carácter especial del discurso literario a partir de su estructura autorreferente y abierta a múltiples interpretaciones (Obra Abierta, 1962)

Es autor también de varias novelas: El nombre de la rosa (1980), perteneciente al género policíaco y ambientada en la Edad Media, cuyo éxito fue espectacular; El péndulo de Foucault (1988) y La isla del día antes (1995).

-10-

OPINION PERSONAL

La novela que nos presenta Umberto Eco me ha sorprendido. Había oído hablar de ella y me la habían recomendado pero nunca tenía tiempo para leerla, y eso que me apasiona la lectura.

Una vez que comencé a leerla no la pude dejar, porque es uno de esos libros que te enganchan del principio hasta el final, gracias a que es un libro de lectura fácil.

Es una novela en la que el autor ha sabido mezclar perfectamente dos géneros, el policíaco y el histórico.

Se ve que Umberto Eco conoce a fondo el tema del que habla, la historia medieval, la filosofía escolástica, las herejías,...Así pues, me ha llamado la atención como el autor nos ilustra sobre gran cantidad de temas, en los que ha trabajado y se ha nutrido, como es el arte medieval, las plantas y sus propiedades, la teología, la ciencia, la literatura y la historia medieval y una cantidad de temas más que aluden a la cultura de la época y en los cuales es un erudito.

Algo que no me ha gustado mucho ha sido todos los párrafos que aparecían en latín, ya que me dificultaban un poco la lectura, pero es comprensible su presencia, ya que era la lengua mater de la época en la que se desarrolla la novela. Pero pese a esto, Umberto utiliza un estilo fascinante que te mete tanto en la historia que los párrafos en latín te parecen una nimiedad y apenas te enteras conforme te vas introduciendo en la trama.

Otra de las cosas que me han gustado ha sido que hasta el mismo final no sabes cual es el final, valga la redundancia.

Para concluir, decir, simplemente, que es una de las mejores novelas que he leído, ya que es fácil de leer y entender y además te engancha desde el principio, dejándote en vilo constantemente. Es un libro para recomendar.

-9-

BIBLIOGRAFIA

ECO, U. El nombre de la rosa. Barcelona: Plaza & Janés Editores, S.A. Edición de bolsillo, 2000

ORERA ORERA, L. (Ed.) Manual de biblioteconomía. Madrid:Síntesis, 1996.

-11-

INTRODUCCION

La novela de Umberto Eco transcurre en una abadía benedictina y tiene como protagonistas principales a Adso de Melk, un joven novicio, a su maestro Guillermo de Baskerville y a todos los monjes que viven allí.

Guillermo es llamado por el abad para que investigue acerca de una extraña muerte que ha ocurrido en la abadía, pero que va a ser el primero de una serie de sucesivos crímenes. Este, junto con Adso, van interrogando a todos los monjes y van viendo que todo esta relacionado y se teje en torno a la biblioteca y a un manuscrito.

Al final logran resolver el escabroso misterio que envolvía la abadía.

La novela nos cuenta la historia que le ocurrió a Adso de Melk, que es el protagonista, en una abadía, situada en algún lugar impreciso cerca de los Apeninos.

Nos situamos en el año 1327, en el mes de Noviembre, cuando el Emperador Ludovico de Baviera entra en Italia, después de derrotar a Federico de Austria, elegido también como emperador.

Mientras, Jaques de Cahors, era elegido en Aviñón nuevo papa, con el nombre de Juan XXII. Este excomulgó a Ludovico, quién, por su parte declaró herético al Papa. Estaba en contra de los franciscanos, cuyo general era Michele da Cesena.

-2-

INDICE

- INTRODUCCION................................................................................................. pag. 2

- LOS PERSONAJES............................................................................................... pag. 3

- LA EDAD MEDIA (O EL MEDIOEVO)............................................................... pag. 4

- LA BIBLIOTECA DE LA ABADIA...................................................................... pag. 5

- DIFERENCIAS CON LA BIBLIOTECA EN LA ACTUALIDAD........................ pag. 7

- OPINION PERSONAL.......................................................................................... pag. 9

- BIOGRAFIA DE UMBERTO ECO....................................................................... pag. 10

- BIBLIOGRAFIA................................................................................................... pag. 11

EL NOMBRE DE LA ROSA

HISTORIA DEL DOCUMENTO

Mª CARMEN ESQUEJ VALENZUELA

1º GRUPO 1