El niño feliz; Dorothy Corkille Briggs

Pedagogía. Salud mental. Padres. Autoconcepto. Autoestima. Afecto. Amor. Seguridad

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

EL NIÑO FELIZ

SU CLAVE PSICOLÓGICA

1

INDICE:

  • Bases de la salud mental........................................................................... 3

  • Los espejos crean nuestras propias imágenes..................................... 3

  • Los espejos influyen en la conducta....................................................... 4

  • El precio de los espejos distorsionados............................................... 4

  • La trampas de los reflejos negativos................................................. 5

  • Pulimento de los espejos representados a los padres....................... 5

  • El verdadero encuentro............................................................................ 6

  • La seguridad que brinda la confianza..................................................... 7

  • La seguridad del no enjuiciamiento........................................................ 7

  • La seguridad de sentirse apreciado....................................................... 8

  • La seguridad de ser “dueño” de nuestros sentimientos ................... 8

  • La seguridad de la Empatía…………………………………………………………………… 8

  • La seguridad de tener crecimiento exclusivo..................................... 9

  • Cómo tratar los sentimientos del Niño...................................................9

  • Cómo disfrazar el código de ira............................................................ 10

  • Cómo desencadenar los celos................................................................. 10

  • Motivación, inteligencia y creatividad................................................. 10

  • El matrimonio entre sexo y el amor...................................................... 11

  • 2

  • BASES DE LA SALUD MENTAL

  • El ingrediente fundamental para que su hijo triunfe en la vida es que logre un alto grado de autoestima, es decir que la diferencia está en la actitud de uno y otro hacia sí mismo ya que lo que el niño siente sobre sí mismo afecta a la forma de vivir su vida.

    Se puede lograr una alta autoestima logrando que el niño se respete y se considere digno de que le amen y valioso ya que esto afecta al desarrollo del niño. Debe saber que es importante porque existe y debe saber que puede manejarse a sí mismo y a su entorno.

    Así que la clave para lograr que nuestros hijos tengan éxito es ayudarlos a desarrollar un alto autoestima

  • LOS ESPEJOS CREAN NUESTRAS PROPIAS IMÁGENES

  • El niño debe descubrir quién es el mismo, y para ello tendrá primero que aprender a diferenciar quién son los que le rodean, algunas palabras, su propio nombre. Todo esto le ayudará a construir una imagen de sí mismo mediante los sentidos y más tarde mediante el lenguaje.

    Antes de empezar a hablar habrá reunido impresiones sobre su persona a través de la forma en que los demás le traten por lo que podemos decir que el niño aprende a verse a sí mismo tal cual lo ven las personas importantes que lo rodean.

    Tras aprender a hablar comienza a descubrir un nuevo medio para describirse. Para él los demás son espejos infalibles y las palabras que estas personas puedan decir tienen un poder inmenso.

    El trato define la propia imagen ya que la autoestima elevada proviene de las reflexiones que se hagan en torno al niño. Es muy importante este trato porque todo niño se valora tal y como ha sido valorado por las personas que le rodean, en especial las personas más importantes para él.

    3

    Las palabras son en algunas medidas menos importantes que los juicios que a éstas le acompañan.

    La alta autoestima proviene o nace de las experiencias vitales positivas que tenga este niño tanto por la vida diaria o por el afecto paternal que llegue a conseguir.

  • LOS ESPEJOS INFLUYEN EN LA CONDUCTA

  • La conducta del niño en momentos determinados se ajusta al concepto de imagen que ellos han adquirido de sí mismos, y esa imagen es de capacidad y fuerza lograda con una alta autoestima.

    La autoconfianza no se da en todos los terrenos del niño, ya que puede tener confianza en sí mismo en un terreno y no en otro. Esta forma de actuar nos hace pensar que es niño tiene la autoestima baja en uno terrenos y la autoestima alta en otros.

    Cuando el niño cree en sí mismo se asegura mejores resultados y es más probable que alcance la felicidad. La seguridad personal le da el valor y fuerza necesaria para conseguir seguir adelante.

  • EL PRECIO DE LOS ESPEJOS DISTORSIONADOS

  • Cuando los niños no logran desarrollar el respeto por si mismos pueden encontrarse con alguna de estas posibilidades:

    • la erección de defensas,

    • la sumisión,

    • la retracción.

    Las defensas no son más que armas psicológicas que le permiten al niño conservar la autoestima cuando se siente inútil para hacer algo. Estas defensas se disponen en torno a las debilidades y no de la fuerza y la aptitud.

    Muchos niños optan por defensas que los colocan en círculos viciosos de autoderrota. Estas defensas malsanas se observan en los niños con autoestima baja y inician un círculo vicioso difícil de quebrar.

    4

    Muchos de estos niños utilizan máscaras o falsas fachadas para ocultar un “yo sin valor”, lo que puede llevar a un pensamiento totalmente negativo de la creencia de ser indigno de amor o carente de valor.

    Cuando estas defensas alejan a los demás de su alrededor, el niño deja insatisfecha su necesidad de reflejos positivos.

    Estos reflejos positivos son muy necesarios para el niño ya que al dárselos evitamos que el niño tome atajos que lo alejen de la plenitud de la vida.

  • LA TRAMPA DE LOS REFLEJOS NEGATIVOS

  • La autoestima no es inamovible, es decir que la visión que el niño tiene de sí mismo va cambiando constantemente a medida que el niño va creciendo y va viviendo experiencias nuevas. El autoconcepto de casi toda persona evoluciona durante toda su vida.

    Esto puede producir problemas ya que hay niños que se niegan a asimilar que el concepto de su persona está cambiando por que consideran necesario conservar su coherencia interna.

    Cuando esta autoestima rígida es baja se debe al resultado de la acción de muchos factores negativos durante mucho tiempo. Esta baja autoestima se encuentra ligada al planteamiento de exigencias imposibles de cumplir a uno mismo.

    Todas estas actitudes negativas del niño hacia sí mismo, se pueden transformar en autoestima si se brinda al niño un clima de aceptación y experiencias de éxito.

  • PULIMENTO DE LOS ESPEJOS REPRESENTADOS POR LOS PADRES.

  • Todo padre ve a sus hijos a través de un conjunto de filtros que proceden de las experiencias pasadas, las necesidades personales, los valores culturales.

    5

    Todos estos filtros se combinan para formar una red de expectativas que se transforman en las varas con se miden a los niños y estas expectativas deben ser pulidas por los padres.

    Cuando nuestras expectativas no se ajustan a nuestro hijo ni a su etapa de crecimiento nos sentimos decepcionados y cuando el niño se da cuenta de que estamos decepcionados pierde el respeto por sí mismo. Los niños no suelen parase a pensar nuestras expectativas pero si dudan de su propia actitud.

    Esta confianza del niño por su persona no debería estar condicionada a lo que los padres esperamos de él, sino que debería referirse a lo que él es en realidad.

    Nuestras expectativas no tienen porque ser errónea siempre y cuando tengamos en cuenta los hechos del desarrollo del niño y la sensibilidad respecto de las presiones sufridas por nuestro hijo en el pasado y en el presente.

    Por todo esto debemos revisar nuestras expectativas frecuentemente para ver si tienen alguna posibilidad de encajar con la de nuestros hijos. Siempre y cuando tengamos en cuenta que cuanto más satisfechos nos sintamos como personas menores serán las presiones que ejerzamos a nuestros hijos. Por lo que corregir las deficiencias de la autoimagen es muy importante.

  • EL VERDADERO ENCUENTRO.

  • Ya sabemos que los niños necesitan amor y para ellos necesitan verdaderos encuentro con las personas que le aman y con las personas a las que él ama. Esta encuentro verdadero no es más que atención concentrada (atención intensa, nacida del compromiso directo y personal).

    El afecto físico, la constante renuncia a nuestras propias necesidades, la sobreprotección, las altas expectativas, el tiempo que les dedicamos y los regalos que les hacemos no siempre bastan para transmitir nuestro amor a nuestros hijos.

    6

    Es necesario que el niño tenga apego físico a sus padres.

    Es probable que el niño vea un alejamiento constante de sus padres, lo que hace que el niño no se sienta querido. El niño no puede sentirse digno de que lo quieran si no es querido por las personas más cercanas a él y eso no se logra si no conseguimos el tiempo necesario para estar con él.

    Debemos acostumbrarnos al hábito de disfrutar con nuestros hijos el mayor tiempo posible, disfrutando al completo del momento que tenemos unto a ellos por pequeño que sea.

  • LA SEGURIDAD QUE BRINDA LA CONFIANZA.

  • Para que un niño pueda sentirse con plena seguridad psicológica necesita primeramente sentirse amado y esta base de la seguridad es la confianza. Así que podemos decir que la confianza es el ingrediente más importante del clima de seguridad del niño.

    Para poder contribuir en la seguridad de nuestro hijo de una forma activa, él debe poder contar con nuestra ayuda amistosa o relación positiva para la satisfacción de sus necesidades. Y el ingrediente fundamental para lograr este tipo de relación es la honestidad. Debemos ser honestos con nuestros pensamientos. Él necesita que seamos auténticos.

  • LA SEGURIDAD DEL NO ENJUICIAMIENTO.

  • La culpa o el juicio negativo constituyen el núcleo de los desórdenes emocionales y de la baja autoestima ya que el segundo ingrediente de la seguridad se hace presente cuando desaparecen los juicios.

    El secreto de la seguridad psicológica consiste en reaccionar, pero omitiendo los juicios.

    7

    Así cuando el chico pueda verse como persona independientemente de los actos que éste cometa estará en mejores condiciones para crearse un autorrespeto sólido.

  • LA SEGURIDAD DE SENTIRSE APRECIADO.

  • El tercer ingrediente de la seguridad psicológica consiste en apreciar lo exclusivo de nuestro hijo, aunque su conducta no nos resulte aceptable.

    Los niños sobreviven en la aceptación, pero no florecen en ella. Por ello no podemos dar por descontada la exclusividad de nuestro hijo. Debemos tratarlo con el mismo respeto que nos deben tratar a nosotros, debemos concentrarnos en sus cualidades positivas, no debemos confundirlo con los actos que comenten. Así la estima vendrá por sí misma porque el tratamiento respetuoso es la manifestación del aprecio.

    Las realizaciones crean el sentimiento del propio valor; el ser respetado como persona nutre el sentimiento de ser amado por la simple razón de que cuando el niño se siente estimado se propone metas más realistas, acepta a los demás como son, aprende con mayor eficiencia y eficacia, aplica su creatividad y se gusta a sí mismo.

  • LA SEGURIDAD DE SER “DUEÑOS” DE NUESTROS SENTIMIENTOS.

  • La seguridad psicológica se resiente cuando se niega la propiedad de los sentimientos. En esto consiste el cuarto ingrediente de la seguridad; en permitir que el niño sea “dueño” de sus sentimientos sin retirarle nuestra aprobación.

    Debemos respetar la separación entre el niño y todo lo demás ya que ello prueba nuestro interés.

    8

  • LA SEGURIDAD DE LA EMPATÍA

  • La empatía consiste en comprender desde el punto de vista del niño sin juicios, acuerdos o desacuerdos. Debemos estar de acuerdo con el lenguaje corporal porque es más preciso que el hablado y éste es esencial para la empatía.

    La empatía debe provenir de nuestros sentimientos, ya que estos junto a las actitudes son más importantes que los hechos.

    Cuando el niño se muestra trastornado, fuera de sí, su anhelo secreto es el de obtener comprensión empática. La necesita antes de que se le puedan dar explicaciones, razones o respaldo. La empatía hace comprender el amor.

  • LA SEGURIDAD DE TENER CRECIMIENTO EXCLUSIVO.

  • El quinto ingrediente de la seguridad psicológica es la libertad para crecer de manera única. Lo que impulsa el crecimiento reside en el interior de cada niño.

    El crecimiento es movimiento de expansión y contradicción. Cuando el niño siente la seguridad de poder retroceder está en libertad de crecer, es decir que la posibilidad de una retirada sin deshonra hace al niño más proclive a tentar lo desconocido.

  • COMO TRATAR LOS SENTIMIENTOS DEL NIÑO.

  • En el manejo de las emociones rara vez damos lo que anhelamos para nosotros y esta actitud en los niños tiene graves consecuencias.

    Cuando tratamos los sentimientos negativos mediante la razón, el juicio. La negación, el consejo, el respaldo o la desviación, apartamos al niño de nosotros. Y esta actitud lo fuerza a disminuir su autoconcepto y a reprimir o disfrazar sus verdaderas emociones.

    9

    Estos sentimientos reprimidos no sólo desaparecen sino que se vuelven negativos contra ellos mismos.

    Nuestros hijos necesitan que seamos oyentes activos para que ellos se puedan desahogar.

  • CÓMO DESCIFRAR EL CÓDIGO DE LA IRA.

  • La ira enmascara un sentimiento anterior de manera que rara vez se presenta la ira en primer término.

    El número de los momentos de ira en un niño se pueden reducir pero no eliminarlos por completo.

    La mayoría de estos ataques son signos de pérdida de control y de frustración extrema y no son muestras de comportamiento de mocosos por lo que no se deben pasar por alto.

    La aceptación por nuestra parte de la ira del niño evita que este use salidas indirectas o se reprima.

  • CÓMO DESENMASCARAR LOS CELOS.

  • Los celos en la familia son normales ya que el niño desea ser el favorito. Estos celos enmascaran en el niño sentimientos reales o imaginarios y las presiones internas o externas pueden deteriorar la sensación de aptitud del niño muy seriamente.

    También es cierto que los niños que se autorrespetan son celosos menos a menudo.

    Las comparaciones sólo corroen la autoestima, y fomentan los sentimientos de ineptos.

    Cuando los celos se presenten debemos ayudar al niño a que los exprese. Éste debe sentirse comprendido, incluido e importante y así no será defraudado.

    10

  • MOTIVACIÓN, INTELIGENCIA Y CREATIVIDAD.

  • Todo niño nace queriendo aprender y para estimularlo intelectualmente debemos apoyar sus curiosidades.

    El niño debe sentirse seguro para poder hacerse preguntas sobre lo que sabe y lo que desea aprender.

    Este crecimiento intelectual del niño se ve afectado por muchos factores.

    El clima en el que el niño debe aprender es muy importante a la hora de adquirir conceptos ya que él necesita estímulos o motivaciones especiales.

  • EL MATRIMONIO ENTRE EL SEXO Y EL AMOR.

  • La educación sexual va más allá de la reproducción y las actitudes que el niño tenga hacia su cuerpo se verán afectadas por la forma en que nosotros lo tratemos, ya que mis actitudes son contagiosas tanto para bueno como para malo.

    La autoestima también afecta a la conducta sexual y el autorrespeto que tendrá el niño hacia sí mismo también estará influida por este tipo de educación.

    11