El niño con el pijama de rayas; John Boyne

Literatura universal contemporánea. Siglo XXI. Literatura juvenil e infantil. Narrativa. Novela. Resumen

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

Resumen

Bruno vivía en una ciudad muy bonita llamada Berlín, un día se tuvo que mudar con su familia a Auschwitz a causa de que el Furias vino a cenar una noche y nombró a su padre comandante.

Al llegar allí se llevó una gran desilusión, la casa solo tenía tres plantas y era muy pequeña, no había niños, casas ni gente por las calles, cuando subió a su habitación había una ventana por la que se veía a lo lejos unas casas y a unas personas con un pijama de rayas.

Se pasaba todo el día aburrido, no tenía con quien jugar exceptuando a su hermana Gretel que le caía muy mal. Un día se le ocurrió la fantástica idea de construir un columpio como el que había hecho con sus mejores amigos Kart, Daniel y Martin.

Construyó el columpio, se cayó y se hizo daño y como el único que había en la casa era un judío llamado Pavel, le curó la herida. Cuando llegó su madre le dijo a Pavel que no contara nada de lo sucedido a su marido porque sino se enfadaría. A Bruno le extrañó que su madre se llevara el mérito.

Como allí no había colegio, su padre le asignó un profesor; un día después de sus clases matutinas, aunque lo tenía prohibido, se puso a caminar a lo largo de la alambrada, a lo lejos vio a un niño sentado, se sentó frente a el y se pusieron a hablar, como se hizo tarde y Bruno tenia que volver a cenar, le preguntó si volvería al día siguiente y el otro niño que se llamaba Shmuel le dijo que si.

Se estuvieron viendo todo el año menos unos días que tenían que volver a Berlín por el fallecimiento de su abuela, Bruno pensó que le iba a hacer más ilusión regresar pero como estaba acostumbrado a Auschwitz le dio igual.

Ya de vuelta fue a visitar a Shmuel, había pasado casi un año desde su primer encuentro, como se iba a ir a Berlín de nuevo, porque su madre pensaba que ese no era el lugar adecuado para criar a dos niños, entones quedaron para que un día Bruno se colara por la alambrada y se pusiese un pijama de rayas para poder ayudar a su amigo a encontrar a su padre.

Ese día llovía a cántaros, pero a la hora que quedaron paró de llover, cuando llegó, su amigo ya lo estaba esperando con el pijama, se lo pasó a Bruno, se lo puso y se coló por la valla.

Estuvieron una hora buscando al padre de Shmuel, pero no lo encontraron. Cuando Bruno se iba a ir, los soldados pitaron con sus silbatos, eso significaba que se iniciaba una marcha, Bruno y Shmuel se metieron en el medio para que no los vieran, los metieron a todos en un sitio hermético y Bruno pensó que era para protegerlos de la lluvia pero no era así,en realidad los estaban metiendo en una cámara de gas, desde aquel momento no se volvió a saber nada de bruno.

Su padre, como vio que no volvía, envió algunos soldados a los pueblos cercanos y a otros los mandó a buscar por la zona.

Un soldado encontró su ropa en el suelo, sin tocar nada fue a avisar al comandante, pero no podía explicarse lo que le había pasado a su hijo. Su madre regreso a Berlín meses más tarde, con la baga esperanza de que hubiera regresado y la estuviera esperando sentado en el escalón de la puerta. Su padre se quedo en Auschwitz y un año mas tarde elaboro una teoría de lo que le había podido pasar a Bruno y todo dejó de importarle.