El mundo de Sofía; Jostein Gaarder

Historia de la Filosofía. Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Filósofos contemporáneos. Enseñanza e historia de la filosofía. Escuelas y épocas filosóficas

  • Enviado por: K2
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

¿Qué es la filosofía?

Uno de los viejos filósofos que vivió hace más de dos mil años pensaba que la filosofía surgió debido al asombro de los seres humanos. Al ser humano le parece tan extraño existir que las preguntas filosóficas surgen por sí solas.

Los mitos

Un mito es un relato sobre dioses, que pretende explicar el principio de la vida. Los mitos son el resultado de las explicaciones religiosas que se transmitieron de generación en generación para responder a las preguntas que se hacían.

Los filósofos griegos intentaron enseñar a los seres humanos a no fiarse de tales explicaciones.

Los Filósofos de la Naturaleza

Los primeros filósofos de Grecia fueron llamados “filósofos de la naturaleza”, ya que se interesaban por la naturaleza y sus procesos.

Los primeros filósofos tenían en común la creencia de que existía una materia primaria, que era el origen del mundo y de todos los cambios, y que había existido siempre.

Querían entender los sucesos de la naturaleza sin tener que recurrir a los mitos tradicionales, sino estudiando la misma naturaleza.

El proyecto de los primeros filósofos griegos abarcaba preguntas en torno a la materia primaria y a los cambios en la naturaleza.

La “materia primaria”

  • TALES: El agua era dicha materia primaria.

  • ANAXIMANDRO: Según él, la materia primaria era algo llamado “lo indefinido”.

  • ANAXÍMENES: Para él el aire o la niebla era el origen de todo, incluida el agua de Tales.

Los tres estaban de acuerdo en que existía sólo una materia primaria, pero no entendían como una materia podía alterarse y convertirse en tantas cosas diferentes.

El problema del cambio

  • PARMÉNIDES: Pensaba que nada puede cambiar y que las sensaciones, por tanto, no son de fiar, por lo que prefería guiarse por la razón (racionalismo).

  • HERÁCLITO: Al contrario que Parménides, Heráclito pensaba que todo cambia (“todo fluye”) y que las sensaciones son de fiar. Para él el mundo está caracterizado por constantes contradicciones que le permiten existir y que están controladas por un “Dios” o “logos”, que es la base de todo.

  • EMPÉDOCLES: Opinaba que ambos tenían la razón, pero sólo en parte. Estaba de acuerdo con Parménides en que “nada cambia”, y con Heráclito en que debemos fiarnos de los sentidos. Pensaba que la naturaleza tiene en total cuatro elementos o “raíces”: tierra, aire, fuego y agua.

  • ANAXÁGORAS: Opinaba que la naturaleza está hecha de muchas piezas minúsculas que contienen “algo de todo”, llamados “gérmenes” o “semillas”, y dominadas por el espíritu o entendimiento.

  • DEMÓCRITO: Opinaba que todo está compuesto por piezas pequeñas, invisibles, eternas e inalterables llamadas “átomos”.

El Destino

Por fe en el destino se entiende la fe en que esta determinado, de ante mano, todo lo que va a suceder. En muchas partes del mundo se tiene la idea de que se puede llegar a conocer el destino a través de diferentes formas de oráculo. Los griegos pensaban que podían enterarse de su destino a través del famoso oráculo de Delfos, cuyo dios era Apolo.

Conforme los filósofos griegos profundizaban en su búsqueda de explicaciones se fue haciendo inaceptable el atribuir al destino ciertos hechos, por lo que fue evolucionando una nueva manera de pensar y surgieron ciencias como la Historia y la Medicina.

Sócrates

Sócrates es uno de los filósofos más grandes de la antigüedad y que más influencia ha ejercido en el pensamiento occidental. Nació en Atenas en el año 470 y es allí donde desarrolla su labor filosófica.

Sócrates aprendía de las personas con las que conversaba en las calles y plazas públicas, haciéndose pasar por un ignorante y preguntando por todo: utilizaba la llamada “ironía socrática”, para hacer que la gente usara su sentido común y se percatara de sus fallos.

Él consideraba su misión ayudar a la gente a “parir” la debida comprensión; a entender las verdades filosóficas utilizando su propia razón. Porque el verdadero conocimiento debe salir de cada uno.

Sabía que no sabía apenas y le molestaba saber tan poco.

La actividad filosófica que realizo Sócrates lo llevó a la muerte en el año 399 a. C. Fue acusado injustamente y declarado culpable. Podría haber suplicado clemencia, pero valoraba su propia conciencia más que su propia vida, y convencido de que había actuado en bien de Atenas, prefirió tomar el veneno.

Platón

Platón fue discípulo de Sócrates y tenia 29 años cuando este murió.

Sócrates no escribió nada, es gracias a Platón que hoy se conoce su filosofía.

Platón fundó su propia escuela de filosofía fuera de Atenas a la que llamó Academia, que debía su nombre al héroe mitológico Academo.

A Platón le interesaba la relación entre lo eterno y lo inalterable, por un lado, y lo que fluye, por otro. Se interesaba al igual que los presocráticos y Sócrates, en lo que se refiere a la moral de los seres humanos y a los ideales y virtudes de la sociedad.

Para Platón lo eterno e inmutable no es una “materia prima” física. Lo que es eterno e inmutable son los modelos espirituales o abstractos, a cuya imagen todo esta moldeado. Pensaba que había una realidad detrás del “mundo de los sentidos” y a esta realidad la llamo: “mundo de las ideas”.

Platón opinaba que todos los fenómenos de la naturaleza son solamente sombras de los moldes o ideas eternas.

Aristóteles

Aristóteles fue el ultimo gran filosofo griego. Provenía de Macedonia y fue alumno de la academia de Platón durante 20 años.

Aristóteles se interesaba por los procesos de la naturaleza utilizando sus sentidos además de su inteligencia.

Para Aristóteles la forma de las cosas son como las cualidades específicas de éstas, y no modelos de ideas eternas. En esto contrastaba con Platón.

Aristóteles tenia una visión muy particular de las relaciones causa-efecto en la naturaleza. Pensaba que había cuatro causas en la naturaleza: causa material, causa eficiente, causa formal y, por último, la causa final o finalidad de la naturaleza.

Aristóteles fue un hombre meticuloso que quiso poner orden en los conceptos de los seres humanos. De esa manera sería él quien creara la lógica como ciencia, que trata de la relación entre conceptos.

El Helenismo

La filosofía helenística continuó trabajando en ideas y planteamientos tratados por Sócrates, Platón y Aristóteles. Los tres intentaban buscar la manera más digna y mejor de vivir y de morir para los seres humanos. ¿En qué consiste la verdadera felicidad y cómo la podemos conseguir?

Los Cínicos

La felicidad no depende de las cosas materiales, por lo que todo el mundo tiene acceso a ella, además una vez conseguida no se puede perder. Por lo tanto no había que preocuparse de la salud ni del sufrimiento.

Los Estoicos

Todos los humanos estaban bajo la misma razón universal o “logos” y éstos son el reflejo del macrocosmos. Así ha de existir un derecho universal (natural) que se basa precisamente en la razón que no cambia.

Ellos pensaban que todos los procesos naturales siguen leyes inquebrantables. “Nada ocurre fortuitamente”, decían. Por este motivo el ser humano debe conciliarse con su destino y se ha de reaccionar con naturalidad ante las circunstancias.

Los Epicúreos

Epicuro decía que era importante que el resultado placentero de una acción fuera evaluado siempre con sus posibilidades y efectos secundarios. Señaló que a la categoría de “placer” no sólo pertenecen los deseos sensuales e incluyó valores tales como la amistad y la contemplación del arte.

Los epicúreos consideraban que las condiciones previas para poder disfrutar de la vida eran los ideales griegos tales como el autodominio, la moderación y el sosiego, pues hay que frenar el deseo, de manera que la calma ayude a soportar el dolor.

Neoplatonismo

La corriente más destacable de la antigüedad fue el neoplatonismo. Estaba inspirada, sobre todo, en la teoría de las ideas.

El neoplatónico más importante fue Plotino. Él pensaba que el mundo está en tensión entre dos polos. En un extremo se encuentra la luz divina y, en el otro, la oscuridad total.

Según Plotino el alma está iluminada por la luz divina y la materia que compone a los seres vivos es la oscuridad. Lo que más cerca está de Dios son las ideas eternas, pero también las formas de la naturaleza tienen un débil resplandor de luz divina: hay algo de misterio divino en todo lo que existe.

Misticismo

Una experiencia mística significa que uno experimenta una unidad con Dios o con “el alma universal”.

Una experiencia mística no llega siempre por su cuenta. A veces el místico tiene que recorrer “el camino de la purificación y de la iluminación” al encuentro con Dios. Este camino consiste en una vida sencilla y diversas técnicas de meditación.

Jesucristo

Varios siglos antes de Cristo, algunos profetas decían que el “Mesías” prometido seria el salvador del mundo entero. Entendieron su venida dentro del campo espiritual, no político. El Mesías salvaría al mundo del pecado y de la muerte.

Fue poco aceptado por el pueblo de Israel, que era el pueblo elegido por Dios. Ellos esperaban un gran general y Jesús predicaba la paz, el perdón y la igualdad entre los hombres. Inmediatamente los “letrados” se rebelaron contra él y lo condenaron a muerte.

La Edad Media

Por “Edad Media” se entiende un período de tiempo entre dos épocas, que duró alrededor de mil años enterrando a Europa entre la Antigüedad y el Renacimiento.

Los filósofos de la Edad Media asumieron más o menos que el cristianismo era lo verdadero, la cuestión era si había que creer en los milagros cristianos o si también era posible acercarse al cristianismo mediante la razón.

San Agustín

Nació en una pequeña ciudad al norte de Africa llamada Tagaste. Vivió del 354 al 430. Pasó por muchas religiones y corrientes filosóficas antes de convertirse al cristianismo.

Señaló que, en cuestiones religiosas, la razón sólo puede llegar hasta unos límites. El cristianismo también es un misterio divino al que sólo nos podemos acercar a través de la fe.

Santo Tomas de Aquino

Fue el filósofo más grande y más importante de la Alta Edad Media. Él creó la síntesis entre la fe y el saber interpretando y explicando las teorías de Aristóteles de manera que no contradijeran la doctrina cristiana, quiso demostrar que sólo existe una verdad.

El Renacimiento

Por renacimiento entendemos un extenso florecimiento cultural desde finales del siglo XIV. Comenzó en el norte de Italia, pero se extendió rápidamente hacia el resto de Europa durante los siglos XV y XVI.

Volvió a nacer el arte y la cultura de la Antigüedad y también se volvió a colocar al hombre en el centro (humanismo).

A medida que la ciencia y la filosofía se iban independizando de la teología, iba surgiendo una nueva devoción cristiana. La relación del individuo con Dios prevalecía sobre la relación con la Iglesia.

La Epoca Barroca

Es una época caracterizada por grandes contrastes. Por un lado continuó el ambiente positivo y vitalista del Renacimiento, y por otro había muchos que buscaban el extremo opuesto, con una vida de negación del mundo y de retiro religioso.

A nivel social, se caracterizó por grandes diferencias de clases. Por un lado se encontraba la riqueza de los nobles y por el otro la gran pobreza del pueblo.

El símbolo más importante de esta época fue el teatro, que fue el símbolo de la vida puesto que se convirtió en una imagen de la vida humana.

También en la filosofía se caracterizaba por fuertes contrastes entre maneras de pensar opuestas. La filosofía se caracterizó por tener dos maneras de pensar opuestas: el materialismo y el idealismo. Para los primeros la existencia era de naturaleza espiritual, y para los segundos todo lo que ocurría en la naturaleza se reducía a magnitudes físicas.

Descartes

René Descartes nació en 1596 y vivió errante por toda Europa. Fue el primer gran sistematizador de la filosofía, por eso se dice que fundo la filosofía de los tiempos modernos.

Fue un filósofo racionalista, pues pensaba que sólo nuestra razón puede proporcionarnos conocimientos seguros, y que no podemos fiarnos ni de los demás ni de nuestros propios sentidos.

A Descartes le interesa aclarar la cuestión sobre la “certeza de nuestro conocimiento” y la “relación entre el alma y el cuerpo”.

Descartes constata primero que no podemos considerar nada como verdad si no reconocemos claramente lo que es.

Para descartes es imprescindible liberarse de ideas viejas antes de comenzar su propia indagación filosófica. Intenta trabajar a partir de cero.

Descartes dice que hay dos formas distintas de realidad, o dos sustancias. Una sustancia es el pensamiento o “alma”, la otra es la extensión o “materia”.

Spinoza

Spinoza veía a Dios en todo lo que existe y veía todo lo que existe en Dios. Para él, Dios es el mundo.

Spinoza no estaba de acuerdo con Descartes en que existían dos sustancias. Opinaba que todo lo que existe proviene de una sola sustancia o Dios.

Spinoza afirma que sólo un ser que plenamente es la “causa de sí mismo” (es decir, Dios) puede actuar en total libertad.

Spinoza pensaba que son las pasiones de los seres humanos las que nos impiden lograr la verdadera felicidad.

Locke

Locke intenta aclarar dos cuestiones. En primer lugar pregunta de donde recibe el ser humano sus ideas y conceptos. En segundo lugar si podemos fiarnos de nuestros sentidos.

Piensa que los conocimientos que no pueden derivarse de sensaciones simples, son conocimientos falsos y deben ser rechazados.

Hume

Hume empieza por constatar que el hombre tiene dos tipos diferentes de ideas, que son: impresiones e ideas. Con “impresiones” quiere decir la inmediata percepción de la realidad externa. Con “Ideas” quiere decir el recuerdo de una impresión de este tipo.

Hume defiende la ley causa-efecto, que dice que todo lo que ocurre tiene que tener una causa.

Hume no niega que haya “leyes inquebrantables de la naturaleza”, pero debido a que no somos capaces de percibir las leyes en la naturaleza en sí, corremos el riesgo de sacar conclusiones demasiado rápidamente.

Berkeley

Fue el filósofo empirista más consecuente de todos. Negaba la existencia de un mundo material fuera de la conciencia del hombre, puesto que lo único que existe es lo que percibimos, y lo que percibimos no es la “materia”, sino que todas nuestras ideas tienen una causa fuera de nuestra propia conciencia (no es de naturaleza material, sino espiritual), es decir, Dios.

La Ilustración

Se centra en siete puntos principales:

  • Rebelión contra las autoridades

  • Pensaban que era muy importante adoptar una postura escéptica ante todas las verdades heredadas, y que el propio individuo tenía que buscar las respuestas a las preguntas.

  • Racionalismo

  • La mayor parte de los filósofos de la Ilustración tenía una fe inquebrantable en la razón del hombre.

  • La idea de “ilustrar”

  • Creían que para tener una sociedad mejor era necesario ilustrar y educar a la población para erradicar la ignorancia y la superstición, por lo que publicaron la Enciclopedia.

  • Optimismo cultural

  • Pensaron que en cuanto se difundieran la razón y los conocimientos, la humanidad haría grandes progresos. Era simplemente cuestión de tiempo.

  • Vuelta a la naturaleza

  • Para los filósofos de la época, la “naturaleza” significaba casi lo mismo que la “razón”. Porque la razón humana proviene de la naturaleza, al contrario que la Iglesia y la civilización. Señalaron que los “pueblos naturales” a menudo eran más sanos y felices que los “civilizados”.

  • Cristianismo humanizado

  • La mayoría de los filósofos de la Ilustración pensó que era irracional concebir un mundo sin Dios, puesto que estaba organizado demasiado racionalmente.

  • Derechos humanos

  • Los filósofos de la ilustración pensaban que había que garantizar el derecho del individuo a pensar libremente y a expresar sus ideas referentes a la religión, la moral y la ética. Además se luchó en contra de la esclavitud de los negros y a favor de un trato más humano a los delincuentes.

    Kant

    Kant opinaba que tanto la razón como la percepción juegan un importante papel cuando percibimos el mundo. Pero pensaba que los racionalistas exageraban en lo que puede aportar la razón, y pensaba que los empiristas habían hecho demasiado hincapié en la percepción.

    El tiempo y el espacio pertenecen a la constitución humana y son, ante todo, cualidades de nuestra razón y no cualidades del mundo.

    Kant también señaló que está claramente delimitado lo que el hombre puede conocer mediante la razón.

    El Romanticismo

    Los románticos sentían añoranza por lo lejano e inaccesible, por la naturaleza y la mística; y sentían atracción por lo enigmático, lo tétrico y lo misterioso.

    La obligación del romántico era vivir la vida, o soñar para alejarse de ella.

    Hegel

    Hegel dijo que “la verdad es subjetiva”, con lo que rechazó la existencia de una “verdad” por encima o fuera de la razón humana. Opinó que todo conocimiento es conocimiento humano.

    Opinaba que la base del conocimiento humano varía de generación en generación. No existen ninguna verdad ni razón “eternas”.

    La realidad está llena de contradicciones.

    Según Hegel no es el individuo el que se “encuentra a sí mismo”, sino el “espíritu universal”.

    Kierkegaard

    Soren Kierkegaard pensaba que vivía en una época totalmente carente de pasión y dedicación. Reaccionó especialmente contra la falta de entusiasmo dentro de la Iglesia, y criticó vivamente lo que nosotros llamamos “religión de domingo”.

    Decía que la verdad es “subjetiva”, es decir, que las verdades realmente importantes son personales.

    Kierkegaard opinaba que existen tres actitudes vitales diferentes:

  • La fase estética: quien vive esa fase, vive el momento y busca en todo momento conseguir el placer.

  • La fase ética: se caracteriza por la seriedad y elecciones consecuentes según criterios morales.

  • La fase religiosa: la religión cristiana.

  • Marx

    Marx observó que “los filósofos simplemente han interpretado el mundo de modos distintos; lo que hay que hacer ahora es cambiarlo”. La filosofía de Marx tiene por tanto una finalidad práctica y política.

    Marx señaló además que, por regla general, es la clase dominante de una sociedad la que decide lo que es bueno y lo que es malo.

    A Marx le interesaba especialmente la transición de una sociedad capitalista a una sociedad comunista, en la que no existiría diferencia de clases.

    Darwin

    Darwin tuvo que librarse de la visión de la Iglesia sobre la Creación para crear su propia teoría de la evolución, en la que implicaba que dicha evolución eran variaciones completamente casuales (mutaciones) que se eliminaban o conservaban mediante la “selección natural”.

    Freud

    Freud estudió neurología y elaboró su “psicoanálisis”.

    Pensaba que existe una tensión, o un conflicto, entre los instintos y las necesidades del hombre y las demandas del mundo que le rodea.

    Observó que muchas formas del neurosis o enfermedades psíquicas podían tener su origen en conflictos en la infancia. Porque todos los recuerdos del pasado se guardan muy dentro de nosotros.

    Tras una larga experiencia en el tratamiento de pacientes, Freud llegó ala conclusión de que la consciencia del hombre sólo constituye una pequeña parte de la mente humana: debajo de ésta está el subconsciente, que es todo aquello que está dentro de nosotros pero que hemos olvidado, o que no recordamos.

    Freud dice que tenemos que distinguir entre el propio sueño y su verdadero significado. El sueño también tiene un significado más profundo que está oculto a la consciencia. Freud pensaba que el sueño era un “cumplimiento disfrazado de deseos reprimidos”.

    Nuestra Época

    La corriente filosófica más importante de nuestra época es el existencialismo, que es una denominación común que abarca varias corrientes filosóficas que toman como punto de partida la situación existencial del hombre.

    Uno de sus filósofos importantes fue Sartre, que señaló que los seres humanos no tienen ninguna “naturaleza” eterna en la que refugiarse. Somos nosotros mismos quienes creamos lo que somos.

    También la filósofa Simone de Beauvoir pensaba que no existía ninguna “naturaleza” femenina o masculina. Al contrario. Pensaba que mujeres y hombres deben liberarse de estos arraigados prejuicios e ideales.

    En el siglo XX la filosofía ha tenido que responder a nuevos problemas, como los relacionados con el medioambiente y lo “sobrenatural”.

    La Gran Explosión

    La gran explosión hizo que toda la materia del universo fuese lanzada en todas las direcciones y conforme la materia se fue enfriando se fueron formando las estrellas y las galaxias, lunas y planetas. El enigma es saber que fue lo que produjo la gran explosión hace miles de millones de años y de donde vino.

    45