El mundo de Sofía; Jostein Gaarder

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Enseñanza e historia de la filosofía. Escuelas filosóficas. Autores

  • Enviado por: River
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad

  • INTRODUCCIÓN

  •  Ciencia (en latín scientia, de scire, `conocer'), término que en su sentido más amplio se emplea para referirse al conocimiento sistematizado en cualquier campo, pero que suele aplicarse sobre todo a la organización de la experiencia sensorial objetivamente verificable. La búsqueda de conocimiento en ese contexto se conoce como `ciencia pura', para distinguirla de la `ciencia aplicada' —la búsqueda de usos prácticos del conocimiento científico— y de la tecnología, a través de la cual se llevan a cabo las aplicaciones. (Para más información, véanse los artículos individuales sobre la mayoría de las ciencias mencionadas a lo largo de este artículo.)

    2. ORÍGENES DE LA CIENCIA  


    Los esfuerzos para sistematizar el conocimiento se remontan a los tiempos prehistóricos, como atestiguan los dibujos que los pueblos del paleolítico pintaban en las paredes de las cuevas, los datos numéricos grabados en hueso o piedra o los objetos fabricados por las civilizaciones del neolítico. Los testimonios escritos más antiguos de investigaciones protocientíficas proceden de las culturas mesopotámicas, y corresponden a listas de observaciones astronómicas, sustancias químicas o síntomas de enfermedades —además de numerosas tablas matemáticas— inscritas en caracteres cuneiformes sobre tablillas de arcilla. Otras tablillas que datan aproximadamente del 2000 a.C. demuestran que los babilonios conocían el teorema de Pitágoras, resolvían ecuaciones cuadráticas y habían desarrollado un sistema sexagesimal de medidas (basado en el número 60) del que se derivan las unidades modernas para tiempos y ángulos (véase Sistema numérico; Numeración).

    En el valle del Nilo se han descubierto papiros de un periodo cronológico próximo al de las culturas mesopotámicas que contienen información sobre el tratamiento de heridas y enfermedades, la distribución de pan y cerveza, y la forma de hallar el volumen de una parte de una pirámide. Algunas de las unidades de longitud actuales

    proceden del sistema de medidas egipcio y el calendario que empleamos es el resultado indirecto de observaciones astronómicas prehelénicas.

  • ORÍGENES DE LA TEORÍA CIENTÍFICA

  •  El conocimiento científico en Egipto y Mesopotamia era sobre todo de naturaleza práctica, sin excesiva sistematización. Uno de los primeros sabios griegos que investigó las causas fundamentales de los fenómenos naturales fue, en el siglo VI a.C., el filósofo Tales de Mileto que introdujo el concepto de que la Tierra era un disco plano que flotaba en el elemento universal, el agua. El matemático y filósofo Pitágoras, de época posterior, estableció una escuela de pensamiento en la que las matemáticas se convirtieron en disciplina fundamental en toda investigación científica.

    El mundo de Sofía; Jostein Gaarder
    Pitágoras decía “si se conocen los dos lados de un triangulo, se puede calcular el tercero”

    Los eruditos pitagóricos postulaban una Tierra esférica que se movía en una órbita circular alrededor de un fuego central. En Atenas, en el siglo IV a.C., la filosofía natural jónica y la ciencia matemática pitagórica llegaron a una síntesis en la lógica de Platón y Aristóteles. En la Academia de Platón se subrayaba el razonamiento deductivo y la representación matemática; en el Liceo de Aristóteles primaban el

    razonamiento inductivo y la descripción cualitativa. La interacción entre estos dos enfoques de la ciencia ha llevado a la mayoría de los avances posteriores.


    Durante la llamada época helenística, que siguió a la muerte de Alejandro Magno, el matemático, astrónomo y geógrafo Eratóstenes realizó una medida asombrosamente precisa de las dimensiones de la Tierra. El astrónomo Aristarco de Samos propuso un sistema planetario heliocéntrico (con centro en el Sol), aunque este concepto no halló aceptación en la época antigua. El matemático e inventor Arquímedes sentó las bases de la mecánica y la hidrostática (una rama de la mecánica de fluidos); el filósofo y científico Teofrasto fundó la botánica; el astrónomo Hiparco de Nicea desarrolló la trigonometría, y los anatomistas y médicos Herófilo y Erasístrato basaron la anatomía y la fisiología en la disección.


    Tras la destrucción de Cartago y Corinto por los romanos en el año 146 a.C., la investigación científica perdió impulso hasta que se produjo una breve recuperación en el siglo II d.C. bajo el emperador y filósofo romano Marco Aurelio. El sistema de Tolomeo —una teoría geocéntrica (con centro en la Tierra) del Universo propuesta por el astrónomo Claudio Tolomeo— y las obras médicas del filósofo y médico Galeno se convirtieron en tratados científicos de referencia para las civilizaciones posteriores. Un siglo después surgió la nueva ciencia experimental de la alquimia a partir de la metalurgia. Sin embargo, hacia el año 300, la alquimia fue adquiriendo un tinte de secretismo y simbolismo que redujo los avances que sus experimentos podrían haber proporcionado a la ciencia.

    4. LA CIENCIA MEDIEVAL Y RENACENTISTA

     
    Durante la edad media existían seis grupos culturales principales: en lo que respecta a Europa, de un lado el Occidente latino y, de otro, el Oriente griego (o bizantino); en cuanto al continente asiático, China e India, así como la civilización musulmana (también presente en Europa), y, finalmente, en el ignoto continente americano, desligado del resto de los grupos culturales mencionados, la civilización maya. El grupo latino no contribuyó demasiado a la ciencia hasta el siglo XIII; los griegos no elaboraron sino meras paráfrasis de la sabiduría antigua; los mayas, en cambio, descubrieron y emplearon el cero en sus cálculos astronómicos, antes que ningún otro pueblo. En China la ciencia vivió épocas de esplendor, pero no se dio un impulso sostenido. Las matemáticas chinas alcanzaron su apogeo en el siglo XIII con el desarrollo de métodos para resolver ecuaciones algebraicas mediante matrices y con el empleo del triángulo aritmético. Pero lo más importante fue el impacto que tuvieron en Europa varias innovaciones prácticas de origen chino. Entre ellas estaban los procesos de fabricación del papel y la pólvora, el uso de la imprenta y el empleo de la brújula en la navegación. Las principales contribuciones indias a la ciencia fueron la formulación de los numerales denominados indoarábigos, empleados actualmente, y la modernización de la trigonometría. Estos avances se transmitieron en primer lugar a los árabes, que combinaron los mejores elementos de las fuentes babilónicas, griegas, chinas e indias. En el siglo IX Bagdad, situada a orillas del río Tigris, era un centro de traducción de obras científicas y en el siglo XII estos conocimientos se transmitieron a Europa a través de España, Sicilia y Bizancio.


    En el siglo XIII la recuperación de obras científicas de la antigüedad en las universidades europeas llevó a una controversia sobre el método científico. Los llamados realistas apoyaban el enfoque platónico, mientras que los nominalistas preferían la visión de Aristóteles. En las universidades de Oxford y París estas discusiones llevaron a descubrimientos de óptica y cinemática que prepararon el camino para Galileo y para el astrónomo alemán Johannes Kepler.


    La gran epidemia de peste y la guerra de los Cien Años interrumpieron el avance científico durante más de un siglo, pero en el siglo XVI la recuperación ya estaba plenamente en marcha. En 1543 el astrónomo polaco Nicolás Copérnico publicó De revolutionibus orbium caelestium (Sobre las revoluciones de los cuerpos celestes), que conmocionó la astronomía.Copérnico decía “que la tierra y los demás planetas giran entorno a un Sol estacionario”. Otra obra publicada ese mismo año, Humani corporis fabrica libri septem (Siete libros sobre la estructura del cuerpo humano), del anatomista belga Andrés Vesalio, corrigió y modernizó las enseñanzas anatómicas de

    Galeno y llevó al descubrimiento de la circulación de la sangre. Dos años después, el libro Ars magna (Gran arte), del matemático, físico y astrólogo italiano Gerolamo Cardano, inició el periodo moderno en el álgebra con la solución de ecuaciones de tercer y cuarto grado.

  • LA CIENCIA MODERNA

  •  
    Esencialmente, los métodos y resultados científicos modernos aparecieron en el siglo XVII gracias al éxito de Galileo al combinar las funciones de erudito y artesano. A los métodos antiguos de inducción y deducción, Galileo añadió la verificación sistemática a través de experimentos planificados, en los que empleó instrumentos científicos de invención reciente como el telescopio, el microscopio o el termómetro. A finales del siglo XVII se amplió la experimentación: el matemático y físico Evangelista Torricelli empleó el barómetro; el matemático, físico y astrónomo holandés Christiaan Huygens usó el reloj de péndulo; el físico y químico británico Robert Boyle y el físico alemán Otto von Guericke utilizaron la bomba de vacío.


    La culminación de esos esfuerzos fue la formulación de la ley de la gravitación universal, expuesta en 1687 por el matemático y físico británico Isaac Newton en su obra Philosophiae naturalis principia mathematica (Principios matemáticos de la filosofía natural). Al mismo tiempo, la invención del cálculo infinitesimal por parte de Newton y del filósofo y matemático alemán Gottfried Wilhelm Leibniz sentó las bases de la ciencia y las matemáticas actuales.


    Los descubrimientos científicos de Newton y el sistema filosófico del matemático y filósofo francés René Descartes dieron paso a la ciencia materialista del siglo XVIII, que trataba de explicar los procesos vitales a partir de su base físico-química.Su famosa frase “cogito, ergo sum”(pienso luego existo) fue el punto de partida que le llevó a investigar las bases del conocimiento. La confianza en la actitud científica influyó también en las ciencias sociales e inspiró el llamado Siglo de las Luces, que culminó en la Revolución Francesa de 1789. El químico francés Antoine Laurent de Lavoisier publicó el Tratado elemental de química en 1789 e inició así la revolución de la química cuantitativa.


    Los avances científicos del siglo XVIII prepararon el camino para el siguiente, llamado a veces “siglo de la correlación” por las amplias generalizaciones que tuvieron lugar en la ciencia. Entre ellas figuran la teoría atómica de la materia postulada por el químico y físico británico John Dalton, las teorías electromagnéticas de Michael Faraday y James Clerk Maxwell, también británicos, o la ley de la conservación de la energía, enunciada por el físico británico James Prescott Joule y otros científicos.


    La teoría biológica de alcance más global fue la de la evolución, propuesta por Charles Darwin en su libro El origen de las especies, publicado en 1859, que provocó una polémica en la sociedad —no sólo en los ámbitos científicos— tan grande como la obra de Copérnico. Sin embargo, al empezar el siglo XX el concepto de evolución ya se aceptaba de forma generalizada, aunque su mecanismo genético continuó siendo discutido.


    Mientras la biología adquiría una base más firme, la física se vio sacudida por las inesperadas consecuencias de la teoría cuántica y la de la relatividad. En 1927 el físico alemán Werner Heisenberg formuló el llamado principio de incertidumbre, que afirma que existen límites a la precisión con que pueden determinarse a escala subatómica las coordenadas de un suceso dado. En otras palabras, el principio afirmaba la imposibilidad de predecir con precisión que una partícula, por ejemplo un electrón, estará en un lugar determinado en un momento determinado y con una velocidad determinada. La mecánica cuántica no opera con datos exactos, sino con deducciones estadísticas relativas a un gran número de sucesos individuales.

    EL MUNDO DE SOFIA (III PARTE)

    I. SIGLO XVIII. LA ILUSTRACIÓN (CONTINUACIÓN)

    1. ¿Qué quiere decir que con Kant se produce un “giro copernicano” en la concepción del conocimiento?

    Kant indicaba como “giro copernicano” la cuestión sobre el conocimiento humano, ya que afirmaba que las cosas se adaptan a la conciencia y que la conciencia también se adapta a las cosas.

    Con aquello quería expresar que la idea era tan novedosa y tan contraria a las ideas antiguas, como cuando Copérnico señaló que era la Tierra la que giraba alrededor del Sol. Con este “giro” Kant también daba explicación a su teoría de que los racionalistas, como los empiristas, tenían algo de razón. Los racionalistas se habían olvidado de la importancia de la experiencia, y los empiristas habían cerrado los ojos a cómo la propia razón marca nuestra percepción del mundo.

    2. ¿A qué se refiere Kant cuando habla de materia y forma del conocimiento (elementos que constituyen el conocimiento)?.

    Según Kant, hay dos aspectos que contribuyen al modo en que las personas perciben el mundo. A una la podemos llamar el material del conocimiento, la cual se refiere a las condiciones exteriores, de las que no podemos saber nada hasta que las percibamos.

    La segunda son las condiciones internas del mismo ser humano, por ejemplo, el que todo lo percibimos según sucede en el tiempo y en el espacio, además de como procesos que siguen una ley causal inquebrantable. A ésta le podriamos llamar la forma del conocimiento.

    3. Funciones de la razón teórica y de la razón práctica según Kant.

    En referencia a la razón teórica, Kant indicaba que todos los seres humanos sabemos lo que está bien y lo que está mal; y lo sabemos, no sólo porque lo hemos aprendido, si no porque es inherente a nuestra mente.

    Kant partía ya del punto de vista de que la diferencia entre el bien y el mal es algo verdaderamente real. Él estaba de acuerdo con los racionalistas, que habían señalado que distinguir entre el bien y el mal era algo totalmente inseparable de la razón. Según Kant, todos los seres humanos tenemos una razón práctica, que es la capacidad de razonar que, en cada situación, nos dirá lo que es bueno y lo que es malo moralmente.

    II. SIGLO XIX. ROMANTICISMO.

    1. HEGEL. Comenta los siguientes conceptos fundamentales de la Filosofía de Hegel: filosofia de la historia, espíritu, dialéctica, estado, razón absoluta.

    Hegel señaló que el espíritu universal evoluciona hacia una conciencia de si mismo cada vez mayor. La Historia trata de que el espíritu universal despierte lentamente para concienciarse de si mismo. El mundo ha existido siempre, pero, a través de la cultura y las actividades del hombre, este espíritu universal se hace cada vez más consciente de su particularidad.

    Cualquier persona que haya estudiado la Historia verá que la humanidad ha ido hacia un conocimiento cada vez mayor de si misma. Hegel afirma que tras un repaso a la Historia se puede observar que la Humanidad se mueve hacia una racionalidad y libertad cada vez mayores y que, a pesar de todos los obstáculos y rodeos, la evolución histórica avanza.

    Alguien que estudie detalladamente la Historia, se dará cuenta de que cualquier idea se sustenta sobre la base de otra idea anterior. Con este principio de teoría, Hegel resaltó la evolución dialéctica. Así, en cuanto se presente una idea, ésta será contradicha por otra, produciéndose una fusión entre dos maneras opuestas de pensar. Toda esta tensión formada se anulará en cuanto surga una tercera idea, que recoja lo mejor de los puntos de vista de las dos precedentes.

    Según Hegel, el estado es algo más que cada ciudadano. Es incluso más que la suma de todos los ciudadanos. Uno que se encoge de hombros ante la sociedad en la que vive, y que quiere buscarse a si mismo, se convierte en un payaso. Como Hegel indicaba no es posible darse de baja en la sociedad.

    La más elevada forma de autoconocimiento la alcanza el espíritu universal en la razón absoluta. Y esta razón absoluta es el arte, la religión y la filosofía. De estos, la filosofía es la forma más elevada de razón porque, en la filosofía, el espíritu universal reflexiona sobre su propia actividad en la historia.

    2. KIERKEGAARD. Describe brevemente algunos de sus conceptos fundamentales: Individuo, subjetividad, angustia, etc.

    Kierkegaard valoraba enormemente la importancia del individuo. No somos solamente “hijos de nuestra época”. Cada uno de nosotros también es un individuo único que vive solamente esta única vez.

    Kierkegaard también dijo que la verdad es subjetiva. Pero no quería decir con ello que da lo mismo lo que creamos u opinemos. Quería decir que estas verdades realmente importantes son personales. Solamente esas verdades son “una verdad para mi”.

    Uno que vive en la fase estética puede llegar a sentir pronto angustia o vacío. Pero en ese caso también hay esperanza. Según Kierkegaard la angustia es algo casi positivo. Es una expresión de que uno se encuentra en una situación existencial.

    3. MARX. Relaciona de forma coherente los siguientes conceptos básicos de la filosofía de Marx: praxis, lucha de clases, alineación, materialismo histórico, dictadura del proletariado, comunismo.

    Marx pensaba que en gran medida son las condiciones materiales de la sociedad las que deciden como pensamos, estas condiciones materiales tambien son decisivas para la evolución histórica.

    Marx vivía en una época la cual el denominaba como época burguesa o capitalista, donde los antagonismos están sobre todo entre el capitalista y el obrero.

    En el sistema capitalista el obrero trabaja para otro de orden superior. Así el trabajo se convierte en algo fuera de él. Poco a poco el obrero se va haciendo un extraño a su propio trabajo y, por lo tanto, también se transforma en un extraño a si mismo. El proletario pierde su propia realidad humana. Marx dice con una expresión hegeliana que el obrero en esa situación, se siente alineado.

    Existe, pues, un antagonismo entre los que poseen y los que no poseen los medios de producción. Y como la clase superior no quiere ceder su predimonio, un cambio sólo puede tener lugar mediante una revolución. Poco a poco a la propiedad capitalista le va llegando su hora y surge una situación revolucionaria, los proletarios se levantan asumiendo la propiedad de los medios de comunicación.

    Durante un cierto tiempo surgirá una nueva sociedad de clases, en la que los proletarios mantendran sometida por la fuerza a la burguesía. A esta etapa Marx la llama la dictadura del proletariado. Pero tras un período de transición, la dictadura del proletariado será sustituida por una sociedad sin clases, o comunismo.

    En una sociedad así cada uno rendirá según su capacidad y recibirá según su necesidad; y los medios de producción serán de todo el pueblo. Además ahora el trabajo pertenecerá al propio pueblo y cesará la alineación capitalista.

    4. DARWIN. Aportaciones fundamentales de su teoría evolucionista

    Mientras que Marx señalaba como idea fundamental que la ideología de los seres humanos es un producto de la base material de la sociedad, Darwin demostró que el ser humano es el resultado de un largo desarrollo biológico.

    Darwin presentó dos teorías como fundamentales, en la primera decía que todas las plantas y animales descendían de formas anteriores más primitivas. Mantuvo su idea de que tiene lugar una evolución biológica. Su segunda teoría consisitía en que la evolución se debía a una selección natural, el que mejor se adaptase al entorno es el que mejor sobreviviría y llevaría la raza adelante.

    5. FREUD. Destaca sus aportaciones fundamentales

    Este filósofo pensaba que siempre existe una tensión entre el ser humano y su entorno. Mejor dicho, existe una tensión, o un conflicto, entre los instintos y necesidades del hombre y las demandas del mundo que le rodea. Al nacer damos salida a todas nuestras necesidades físicas, este principio de los instintos es llamado por Freud el ello. El ello siempre lo llevamos con nosotros, pero con el tiempo aprendemos a regular nuestros instintos, a adaptarnos a nuestro entorno, aprendemos a ajustar el principio de los instintos con arreglo al “principio de la realidad”.

    Según Freud, vivimos en una constante presión entre los pensamientos reprimidos del subconsciente y nuestro propio conflicto interno que producimos al contraponer el placer y la culpabilidad. Todo ello es desatado en nuestros sueños, que tienen la función de cumplir esos deseos tan ocultos que estamos auto reprimiendo.

    6. NIETZSCHE. Importancia de su pensamiento para el siglo XX.

    Este filósofo tenía como objetivo hacer una revaluación de todos los valores. Según Nietzsche, tanto el cristianismo como la tradición filosófica habían dado la espalda al mundo real, señalando hacia el cielo o el mundo de las ideas.

    No obstante, precisamente este mundo, que había sido considerado por él como el verdadero mundo, es en realidad un mundo en apariencia.

    III.SIGLO XX

    1. EXISTENCIALISMO. Indica cuál es su idea principal y autores más significativos.

    El existencialismo es una doctrina filosófica que respecto al ser, considera fundamental la existencia, no la esencia; y respecto al conocimiento defiende que es más importante la vivencia subjetiva que la vivencia objetiva.

    Varios de los autores más relevantes en la época del existencialismo han sido Sartre, Simone de Beaviour, Camus, Beckett y Ionesco

    2. SARTRE Y SIMONE DE BEAVIOUR. Aportaciones más importantes de ambos autores.

    El filósofo Sartre defendió que el existencialismo era un humanismo, con lo cual quiere decir que los existencialistas no toman como punto de partida otra cosa que el propio ser humano. Como algún filósofo había dicho antes, Sartre confirmó con su teoría que el hombre es el único ser vivo que es consciente de su propia existencia (conciencia refleja) y que las cosas físicas solamente son “en ellas mismas” pero el ser humano también es “para el mismo”.

    Simone de Beaviour basó la mayoría de su teoría en defender la igualdad de derechos, el pensaba que hombres y mujeres deberían librarse de esos arraigados prejuicios e ideales. Señaló que no existe una estricta naturaleza del hombre o naturaleza de la mujer, pero que siempre se ha utilizado esa expresión para formar las diferentes categorías.

    3. AUTORES SIGNIFICATIVOS: CAMUS, BECKETT, IONESCO

    Señala algunos datos de cada uno de ellos.

    En el siglo XX el libro destaca a varios autores como el Frances Camus, el irlandés Beckett o el rumano Ionesco. Una característica que une un poco a todos ellos el lo que denominan “el absurdo”, que se usa para nombrar algo que no tiene sentido o se considera como irracional, así como la falta de sentido en la vida y de esa manera hacer reaccionar a la sociedad. El objetivo era mostrar y revelar lo absurdo, para que así la sociedad se viera obligada a buscar una existencia más auténtica y verdadera.

    4. ENUMERA ALGUNAS DE LAS CORRIENTES FILOSÓFICAS DE ESTE SIGLO.

    El siglo XX es conocido como uno de los siglos con la mayor variedad de corrientes filosóficas, quizás no tan importantes y decisivas como antiguamente, pero sí de diversos ámbitos.

    Entre ellas caben destacar, el Hiperrealimso, el Existencialismo, la filosofía analítica, el neodarwinismo, el neomarxismo, el neotomismo y el materialismo.

    5. OPINIÓN SOBRE EL LIBRO

    Si la persona que se decide por leer este libro está realmente interesada en el tema, es un libro muy adecuado, porque recoge una infinidad de datos e información sobre la filosofía.

    Pero, en mi caso, yo debo hablar a través de mi experiencia propia, y me siento en la obligación de decir que el libro no mantiene en ningún momento el interés por seguir leyendolo y puede llegar a ser muy monótono.