El monte de las ánimas; Gustavo Adolfo Bécquer

Literatura española del Siglo XIX. Romanticismo en España. Argumento. Temas. Estilo narrativo becqueriano

  • Enviado por: Kirsten
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados

Cantabria en la Época Contemporánea. Política, Sociedad, Economía y Territorio
UNED
¿Te gustaría conocer los aspectos más relevantes de la historia de Cantabria? Conoce el origen y causas de su...
Solicita InformaciÓn

publicidad

El Monte de las Ánimas

1. Localización

El Monte de las Ánimas es una de las leyendas que escribió Bécquer, publicada con dieciséis leyendas más, en el diario El Contemporáneo. La escribió el 7 de noviembre de 1861, viviendo y pensando el relato en el mismo lugar que aparece en la leyenda, en Soria. Todas sus leyendas son un conjunto de relatos en prosa, las cuales son las de mayor coherencia en cuanto a género literario, estructura, temática y envergadura, ya que Bécquer era total y plenamente en cualquiera de sus escritos. Sus leyendas son literarias, provenientes de la literatura religiosa oriental, de apólogos e historias de sucesos mágicos, que por supuesto, dan a sentir siempre extrañeza y naturalidad. Las leyendas son muy variadas. Muchas de ellas revelan la habilidad del autor para ir llevando el interés del lector de lo real a lo fantástico por medio de una referencia personal o por la evocación de un detalle histórico o de un lugar real. Combina la fantasía con el humor, la emoción y, alguna vez, la ironía, lo que manifiesta un extraordinario dominio técnico. Sin embargo, su contenido y carácter son menos originales que su estilo. Bécquer también pintó cuadros de Soria, mientras escribía sus leyendas. El Monte de las Ánimas es la que ofrece más probabilidades de basarse en alguna conseja o tradición local. Es también la más centrada en la ciudad. En todas sus leyendas, Bécquer se adapta más al lector burgués, es decir, gente con dinero que podía dedicarse a leer. El autor, se muestra subjetivo en sus leyendas, por lo tanto, da a conocer sus sentimientos. A través de contar una historia, quiere que lleguemos a comprender lo que él siente en realidad. Bécquer escoge los asuntos de las leyendas de acuerdo con la posibilidad de desarrollo de unas ideas básicas. Abunda la descripción y el relato junto con los efectos luminosos para crear la atmósfera deseada, aportando el elemento de lo misterioso y fantasmagórico. En sus leyendas se transmite siempre su mensaje ético relacionado con los problemas espirituales de la época. Se dirige a las personas de su período para recordarles la existencia de una vida trascendente y que las acciones del hombre se premian o castigan. La original prosa de Bécquer alcanza en estas obras un grado de espontaneidad, fluidez y subjetividad más próximo a la expresión lírica, a la pura poesía, que a la narrativa.

2. Resumen

I

La historia transcurre en un monte soriano, llamado Monte de las Ánimas, el día de los Difuntos. Comienza con una expedición de cazadores de ese lugar, pero ya se encuentra preparando el regreso, ya que es 1 de noviembre, día de Todos los Santos, justo antes de la terrible fecha. Así es como Beatriz y Alonso, hijos de los Condes de Borges y de Alcudiel, junto a sus padres y pajes, montados a caballo, inician el camino hacia la cacería. Alonso, que es cazador, empieza a contar una leyenda, la del Monte de las Ánimas. Al parecer, a este monte que llamaban de las ánimas pertenecía a los Templarios, que eran guerreros y religiosos a la vez. Cuando los árabes fueron expulsados de Soria, el Rey los hizo venir para defender la ciudad, lo que ofendió a los nobles de Castilla y se creó cierta hostilidad entre ellos. Entonces, se inició una profunda lucha hasta que el rey finalizó la espantosa batalla; el monte fue abandonado y en la capilla de los religiosos se enterraron los cuerpos de unos y otros. Desde entonces, cuando llega la noche de los difuntos corre la leyenda de que las ánimas de los muertos corren junto con todos los animales del monte, muertos de miedo y sin que nadie quiera permanecer ahí por esta fecha.

II

Una vez en casa de los Condes y reunidos junto a la lumbre, sólo Beatriz y Alonso permanecían ajenos a la conversación general, hasta que el joven rompió el largo silencio comunicándole a su prima que pronto se separarían y que antes de ello le quería regalar una joya. Beatriz le contestó que aceptar un regalo suyo podía comprometer su voluntad, y entonces Alonso le contó que era el día de todos los santos y que por lo tanto, un día de celebración para todos. Ella, sin decir nada, aceptó el regalo y él le pidió alguna cosa suya. Beatriz estuvo de acuerdo y le dijo que en el monte de las ánimas perdió la banda azul que llevaba en la cacería, y que justamente quería regalársela. A estas palabras, Alonso, aún sintiéndose capaz de luchar contra los lobos, no era lo suficiente valiente como para ir de noche al monte y buscar aquel objeto perdido. Pero al ver una sonrisa irónica de Beatriz, se levantó, y muerto de miedo se dirigió hacia el monte en su caballo, diciéndole adiós a la hermosa. Fueron pasaron las horas hasta llegar la media noche y Beatriz no pudiendo dormir se levantó a rezar creyendo oír su nombre cuando sólo era el viento que azotaba su ventana. Así, asustada y con insomnio, oyendo las campanas de la ciudad de Soria, hasta que llegó el amanecer. Cuando se levantó, estando a punto de reírse de ella misma por haberse asustado tanto la noche anterior, vio su banda azul rota y ensangrentada en su mesilla de noche. Beatriz quedó paralizada, sus ojos se desencajaron y cuando vinieron sus sirvientes para avisarla que Alonso había sido devorado por los lobos del monte, la encontraron inmóvil y muerta de horror.

III

Dicen que después de este suceso, un cazador logró estar una noche dentro del monte de las ánimas, y que antes de morir pudo narrar que vio los esqueletos de los antiguos Templarios y de los nobles sorianos enterrados en la capilla, y además, pudo ver también como una mujer desmelenada y con los pies ensangrentados daba vueltas alrededor de la tumba de Alonso.

3. Personajes

Personajes principales:

  • Alonso: Es un cazador, heredero de todas las fincas y castillos en que se desarrolla la acción. Es joven e inocente, y es persuadido por su prima Beatriz. Parece ser que está enamorado de ella y que haría cualquier cosa para satisfacerla. Así lo hace en la leyenda, ya que va a buscar un objeto perdido de su prima, que en realidad es un regalo de esta para el joven. Por lo tanto, Alonso es tentado por una sonrisa de Beatriz. Él sabía que era peligroso ir al monte la noche de todos lo santos, pero aún así, lo hizo para complacer a su prima. Entonces, el hombre murió a causa de la estupidez de Beatriz, que pagó con la vida de los dos.

  • Beatriz: Es hija de los Condes de Borges y prima de Alonso. Es una mujer fría, pero hermosa. Tiene los ojos azules y los labios delgados. Bécquer se refiere a ella en la leyenda como la “hermosa”. Se ve con claridad en la obra cómo ella trata a su primo, con desinterés y con un tono de voz hostil cuando le habla. Cuando él le quiere regalar una joya, ella se muestra desinteresada, ya que el joven debe repetirle tres veces que acepte su regalo. Entonces, la joven lo toma en silencio sin tan sólo agradecérselo. Por esta acción, se ve que ella se cree superior a él. Luego, cuando ella le pide a su primo que vaya a buscar su banda azul, sabe perfectamente que es la noche de los difuntos y que es una noche peligrosa, pero esto no le importa, ya que está poniendo a prueba a Alonso, desafiándolo.

Resumiendo, Beatriz es la reencarnación del mal. Bécquer tenía una idea de las mujeres reales muy negativa, es decir, era un misógino. Muestra una mujer que es instrumento del mal, es pasional, y a través de la manipulación y el engaño, provoca la desgracia del hombre. En la leyenda, la mujer usa estas armas para obtener algo para sí misma, ya que todo lo hace por su propio interés.

Personajes secundarios:

- Los Condes de Borges y Alcudiel, los cazadores y los sirvientes de la casa donde estaban alojados Alonso y Beatriz

  • Se pueden destacar también algunos animales que se mencionan en la leyenda como: los perros, los lobos, los ciervos y las culebras.

- Un objeto muy importante de la obra es la banda azul que pierde Beatriz. Parece ser que a Bécquer le gustaba mucho este color; además, Beatriz tiene los ojos azules y duerme sobre su almohada azul.

4. Temas

En la leyenda se establecen los siguientes temas:

  • Hay una conexión que encaja dos temas a la vez. Bécquer recoge el tema folclórico universal con el enfrentamiento de los templarios contra los nobles señores de Soria, y añade a la obra el carácter de la mujer, la cual engaña al hombre para conseguir sus propósitos y dominarlo. Estos dos temas van constantemente relacionados durante la obra, son los que se ven con más claridad, que son la lucha y el amor.

- Aparece lo tradicional y el arte, con elementos como por ejemplo la iglesia que toca las campanadas a las doce de la noche para informar que es el dia de todos los santos. En la obra también se pueden destacar toda clase de ruidos extraños, como por ejemplo: el ruido de unas pisadas que sonaban sobre la alfombra de Beatriz, el crujido de la madera; el azote de los vidrios del balcón; el agua que caía sin cesar, los ladridos de los perros, y las ráfagas del viento. Con todos estos sonidos lo que pretendía Bécquer era transmitir al lector sentimientos de miedo e inquietud.

5. Tiempo

  • Tiempo histórico: La acción transcurre en la Edad Media, en el Monte de las Ánimas, en la ciudad de Soria.

  • Tiempo psicológico: La leyenda es contada por el personaje Alonso, dentro de la obra. Se podría decir que en el momento que la cuenta está recordando unos hechos que el propio personaje ya sabía. Son unos hechos que representa que son verosímiles, ya que los cuenta con todo detalle. Entonces, se produce un flash back, es decir, recuerda una historia que pasó con anterioridad a la época que ellos están viviendo.

- Tiempo narrativo: La acción ocurre toda en un día. Desde la mañana hasta el amanecer del día siguiente.

6. Narrador

La leyenda está escrita en tercera persona y tiene un narrador editor-historiador. El autor cuenta unos hechos que a él ya se los habían contado anteriormente. Al principio de la novela se ve con claridad cuando dice al principio de la leyenda: “La noche de los difuntos me despertó a no sé que hora el doble de las campanas. Su tañido monótono y eterno me trajo a las mientes esta tradición que oí hace poco en Soria. (...) Yo la oí en el mismo lugar en que acaeció, y la he escrito volviendo algunas veces la cabeza con miedo, cuando sentía crujirlos cristales de mi balcón, estremecidos por el aire frío de la noche.”

Literatura :

El Monte de las Ánimas

He aquí uno de los cuadros de Soria pintados por Bécquer:

El monte de las ánimas; Gustavo Adolfo Bécquer

En esta foto se ve a Gustavo Adolfo Bécquer:

El monte de las ánimas; Gustavo Adolfo Bécquer

ÍNDICE

1. Localización; Resumen Pág.1

2. Resumen; Personajes Pág.2

3. Personajes; Temas Pág.3

4. Temas; Tiempo; Narrador Pág.4

5. Ilustraciones Pág.5

6. Bibliografía Pág.6

BIBLIOGRAFÍA

  • http://soria-goig.com/Rutas/pag_0428.htm

  • . 2. http://www.equis.ya.com/consagrados/page70.html

  • www.bibliotecasvirtuales.com/biblioteca/becquer/Leyendas/montedelasanimas

  • http://agonzalez.web.wesleyan.edu/span223/guides/1f(becquer3).htm

  • http://www.ctv.es/USERS/iveh/cp/seccion/carpetgeneral/lengua/atrasos/artatras/art11.html