El misterio del solitario; Jostein Gaarder

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Biografía. Argumento. Metafísica. Reflexión humana

  • Enviado por: Rubbiaa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

Biografía De Jostein Gaarder

Jostein Gaarder nació en 1954 en Oslo, Noruega estudió en la universidad de Oslo filología escandinava, historia de las ideas e historia de la religión. Dio clases de Filosofía e Historia de las Ideas en un instituto de Bergen durante 11 años. Se casó y tiene dos hijos. Siempre escribió cuentos, El Misterio del Solitario recibió el premio de la crítica literaria de Noruega, sin embargo fue por su libro El Mundo De Sofía que se le conoció internacionalmente, ya que se tradujo a más e cuarenta idiomas y vendió más de 25 millones de ejemplares. Con los beneficios ha montado una fundación ecologista, la Fundación Sofía, que cada año da un premio de 90151.82 euros (quince millones de pesetas) para defender un proyecto ecologista. Durante sus once años dando clases, publica "El diagnóstico" (1986), una colección de relatos que dieron pie a unos libros para jóvenes: "Los chicos de Sukhavati" (1987) y "El palacio de la rana" (1988). En 1990 recibió el Premio Nacional de Crítica Literaria en Noruega y el Premio Literario del Ministerio de Asuntos Sociales y Científicos por "El misterio del solitario" y al año siguiente el Premio Europeo de Literatura Juvenil. En España, Jostein Gaarder ha recibido los premios Arzobispo Juan de San Clemente y Conde de Barcelona. En 1992 publicó "El misterio de la Navidad" y al año siguiente escribió “El enigma y el espejo". Otras obras suyas son: Maya,Vita Brevis, Hay alguien ahí y La biblioteca de Bibbi Boket.

RESUMEN

Hans Thomas, un niño noruego de doce años, y su padre, un marino loco por la filosofía y el alcohol, deciden viajar a Atenas en busca de su madre, que les dejó hacía ya ocho años para "encontrarse a sí misma". Casualmente se detienen para dormir en Dorf, un pequeño pueblo suizo, donde un viejo panadero le regala un panecillo donde él había escondido un pequeñísimo libro que el niño comienza a leer gracias a una lupa que un enano le regala. Hans se sumerge profundamente en el libro, que trata de Frode, un marinero que sobrevivió en una isla desierta después de ser el único superviviente de un naufragio doscientos años antes, de su baraja de naipes y su imaginación al conseguir que cada carta cobrara vida, pero sobretodo el comodín, que era el único que entendía las reglas del solitario. Durante su lectura y las largas paradas para fumar que hace su padre durante el viaje, Hans se plantea esas preguntas fundamentales de la humanidad: ¿quiénes somos? ¿Cuál es el auténtico significado de nuestra vida? ¿Nosotros podemos determinar nuestro destino?. Antes de llegar a su destino, Hans se da cuenta de lo poco aburrida que es en realidad su vida y de lo que puede llegar hacer con su imaginación para mejorarla.

¿QUÉ ES EL MUNDO?

¿existe la causalidad o la sobrenaturalidad?

Jostein Gaarder a través del personaje del padre de Hans Thomas, transmite la idea de que no existe tal sobrenaturalidad, simplemente ocurren las cosas porque así están previstas, porque todo está intencionado.

“... la gente sólo colecciona aquellas acciones en el que ambas cosas ocurren a la vez. Si se encuentran un billete justo cuando les hace mucha falta, creen que ha sido motivado por algo “sobrenatural”, incluso cuando siempre están faltos de dinero” (Pág. 144).

Según esta teoría, todo lo que ocurre a nuestro alrededor está intencionado porque si nos lo planteamos, desde el principio todo está determinado para un fin, es decir, nosotros estamos aquí porque nos han dado un objetivo que cumplir, y para cada uno es diferente. Todo lo que nos ocurre y ha ocurrido es una cadena de casualidades, por lo que se llega a la conclusión de que detrás de todas las cosas que ocurren hay una intención.

“Estoy hablando de una continua cadena de casualidades-continuó mi viejo-. Y de hecho, esta cadena retrocede hasta la primera célula viva que se dividió en dos”(Pág. 143).

Según sus teorías todos los seres humanos creemos en la sobrenaturalidad de nuestra vida, preocupándonos más de lo que pasa fuera de nuestro planeta que de lo que ocurrió hace millones de años en él.

“...les preocupa más los marcianos y los platillos volantes que toda la misteriosa obra de la creación”(Pág. 145).

Para él el mundo no es una casualidad, cree que es un gran misterio que haya un mundo en el que podamos vivir, y que eso no es casualidad, sino una intención. El universo enteo, y cada estrella que lo forman están porque tienen una finalidad, pero ese es el misterio, cual es esa finalidad.

“Cuando la gente se interesa tanto por lo “sobrenatural”, es debido a una extraña ceguera. No son capaces de ver lo misterioso de todo, es decir, el hecho de que haya un mundo. (...) Yo no creo que el mundo sea una casualidad, Hans Thomas (...) Yo creo que todo el universo es intencionado. Puede que tras esa infinidad de galaxias haya una intención” (Pág. 145).

“Se pasan la vida buscando algo anormal, como ángeles o marcianos, porque no comprenden que el mundo en sí mismo es un misterio”(Pág. 164)

SOBRE LA METAFÍSICA

¿de dónde venimos?

Dios está sentado en el cielo riéndose porque los seres humanos no creen en él”(Pág. 32)

Es la gran pregunta que Hans y su padre no entienden por qué el ser humano no se la hace más a menudo, porque saber de donde venimos es algo muy importante, sin embargo, nos quedamos en el mundo sin investigarlo, sólo sabiendo que estamos ahí y punto.

“Si nosotros hubiéramos sabido crear un ser humano artificial que fuera capaz de hablar y no se hiciera la pregunta más sencilla y más importante de todas, es decir, cómo ha sido creado, también nos habríamos reído de buena gana” (Pág. 33)

Es una de las preguntas naturales del hombre, ¿de dónde venimos?, pero nadie la sabe contestar con seguridad. La mayoría estamos en el mundo sin preocuparnos de lo que pasó, por eso dice el padre de Hans que Dios debe estar riéndose, porque estamos en el mundo y no nos preguntamos donde estábamos antes.

“Si existe un Dios que nos ha creado, entonces somos de alguna manera artificiales a sus ojos (...)hacemos bombas atómicas y cohetes que llegan a la luna. Pero ninguno de nosotros se pregunta de dónde venimos. Simplemente estamos ahí”(Pág. 32).

Intentamos por encima de todo avanzar y progresar, saber el futuro antes de que ocurra, pero no nos preocupamos por lo que paso hace millones de años, no intentamos saber de dónde venimos, sólo a dónde vamos y lo antes posible, para que podamos cambiarlo si no nos gusta lo que el destino nos tiene preparado.

EL HOMBRE

“de repente me di cuenta de que los hombres era tan inconscientes como esos apáticos enanos de la isla mágica” (Pág. 164).

Hans tomas cree que los humanos estamos también creados para cumplir un objetivo , como los enanos de la isla. Para él el hombre es un ser que está en el mundo y que eso le parece algo normal, pero en realidad no lo es porque somos también un misterio para nosotros mismos.

“Aunque no te tropieces con un enano en el jardín, puede ocurrir que lo hagas con uno mismo. El día en que eso te ocurra, a lo mejor también te pones a gritar como un loco” (Pág. 110)

Los seres humanos no nos conocemos ni a nosotros mismos. Ni si quiera yo conozco mi propia persona aunque crea lo contrario. Seguramente si llegamos ha hacerlo algún día no nos veamos como antes y nos disguste la realidad.

A Hans le parece muy extraño que los seres humanos, en general, podamos ir por ahí sin preguntarnos por qué estamos en el mundo, de dónde venimos y esas preguntas tan trascendentales para todos nosotros.

“me pareció un misterio como los seres del mundo pueden, simplemente, vagar por la tierra, sin preguntarse, a cada momento, quiénes son y de dónde vienen”(Pág. 165).

El hombre está en este planeta para cumplir algo, está determinado lo que tiene que hacer, su destino y sus habilidades ya están escritos, porque para conseguir ese fin primero tiene que saber cómo.

“-En el fondo, nosotros mismos somos figuras vivas de Lego”(Pág. 20)

Una de las numerosas reflexiones que Jostein Gaarder presenta en el libro, es que el ser humano es algo un tanto raro, pues se molesta en conocer todo lo que le rodea e incluso lo que no llega a ver, es tan inteligente para explorar el espacio y sin embargo no sabe casi nada de él mismo.

“Si nuestro cerebro fuera tan sencillo como para poder entenderlo, seríamos tan tontos que, de todos modos, no lo podríamos entender”(Pág.171)

“no hay nada tan complicado ni tan costoso como un ser humano, hijo mío. ¡Pero somos tratados como baratijas!”(Pág. 269)

EL PROBLEMA DE DIOS

“Si el mundo es un gran juego de magia, también tiene que haber un gran prestidigitador. Espero descubrirlo algún día, pero no es fácil descubrir un truco cuando el prestidigitador ni siquiera aparece en el escenario”(Pág. 193)

Con esto, el escritor quiere decir que el mundo es como el truco de magia de Dios, pero como no se ha manifestado no se puede saber cómo ha hecho el truco, o si de verdad existe ese Dios que nos ha creado.

“Si realmente existe un dios-proseguí-, ese dios es muy hábil jugando al escondite con sus criaturas”(Pág. 197)

Nunca dios se ha manifestado delante de muchas personas a la vez, por lo que es muy difícil saber si realmente existe, es decir, no sabemos si se ha escondido de nosotros o ni siquiera llegó a crearnos.

“quizás se asustara al ver lo que había creado-dijo-. Y luego se marchara dejándolo todo. ¿Sabes?, no es fácil saber quien se asustó más, si Adán o el Maestro”(Pág. 197)

Según la Biblia, Dios creo todo y luego el hombre le falló, pero ¿cómo sabemos si fue así? Tal vez se fue porque le pareció tan malo lo que había creado que no quería saber nada de ello.

“Podría haber firmado su obra maestra antes de desaparecer”(Pág. 197)

En ningún momento Jostein Gaarder niega la existencia de dios, lo que quiere expresar es que no hay ninguna señal de que de verdad él creara el mundo, y si lo hubiera hecho y hubiera estado orgulloso de ello, lo más normal hubiera sido que dejara una firma para que nosotros creyéramos en él.

“Pero aunque no ha dejado ninguna tarjeta de visita, ha dejado el mundo. Creo que con eso basta”(Pág. 197)

Con esta frase intenta justificar la falta de pruebas de la existencia de dios diciendo que con el mundo creado por él es suficiente para que nosotros elijamos en creer en él o no hacerlo.

SOMOS FILÓSOFOS

“Un filósofo es alguien que busca la sabiduría. Con ello no quiere decirse que un filósofo sea especialmente sabio”(Pág. 203-4)

Un filósofo según Jostein es aquella persona que no cree que sepa mucho, sino que cree que necesita saber más sobre la vida porque no sabe nada. Un gran, y pienso que puede ser el mejor, ejemplo que utiliza el libro es Sócrates. Fue uno de los primeros que entendió que la sabiduría no consiste en saber mucho sino en saber que necesitas conocer más porque en realidad ninguno conocemos lo suficiente de la vida.

“El mismo Sócrates decía que él sólo sabía una cosa: que no sabía nada”(Pág. 204)

Sócrates podía dar la impresión de que no era un sabio, pero en realidad era el más sabio de todos al reconocer que lo que sabe de la vida es poco y aquellas personas que presumían de ser sabias, en realidad no sabían más que él, puesto que como se creían tan sabias se habían conformado con lo que ya sabían y no habían seguido aprendiendo, al contrario de Sócrates, que cuanto más aprendía, la sensación de saber menos, aumentaba.

“Lo que convirtió en filósofo a Sócrates fue era precisamente que le resultaba molesto no saber sobre la vida y sobre el mundo”(Pág. 204)

“La diferencia entre Sócrates y todos los demás era que lso demás estaban muy satisfechos con lo poco que sabían, aunque no sabían más que Sócrates. Y los que están satisfechos con lo que saben nunca llegarán a ser filósofos.”(Pág. 204-5).

“si entre toda esa gente hubiera al menos alguien que sintiera el mundo como algo maravilloso y misterioso...(...) entonces él o ella sería un comodín de la baraja”(Pág. 205)

Jostein Gaarder simboliza con el comodín de la baraja a aquellas personas que son los filósofos de nuestro tiempo, aquellos que viven el día a día aprovechando cada momento, sabiendo que a lo mejor mañana no existan. Esas personas que se preguntan cosas como de dónde venimos son los filósofos de hoy en día.

¿QUÉ ES EL TIEMPO?

“Un niño está sentado en un cajón de arena haciendo un castillo. El niño construye continuamente algo nuevo, lo mira con gran entusiasmo y lo vuelve a aplastar. De la misma forma actúa el tiempo con el planeta”(Pág. 268)

A lo largo del tiempo hemos ido creando grandes ciudades y civilizaciones que el tiempo ha destruido, porque toda la materia perece ante el tiempo, y su sitio lo ocupa algo más moderno que más tarde acabará destruido o destrozado por su uso a lo largo del tiempo y será sustituido.

“No existe ningún escondite para el tiempo. (...) El tiempo nos ve en todas partes, porque todo lo que nos rodea está impregnado de este inquieto elemento”(Pág.269)

Nadie puede escapar al tiempo, porque forma parte de todo lo que nos rodea, incluso de nosotros mismos. Intentamos escapar del paso del tiempo y pararlo pero es algo que está fuera del alcance de nuestras manos, porque el tiempo no pasa, somos nosotros los que avanzamos y nos deterioramos.

“El tiempo no pasa, Hans Thomas. El tiempo no hace tictac. Nosotros somos los que nos movemos, nuestros relojes son los que hacen tictac.”(Pág. 269)

“Pues el tiempo mastica y mastica, y es a nosotros a quienes tiene atrapado entre sus fauces”(Pág. 269)

Sin embargo, siempre se ha pensado que aunque al final de nuestros días nuestro cuerpo perezca, nuestra alma seguirá viva porque no pertenece al mismo mundo que el tiempo, el alma está fuera del alcance del tiempo.

“Pero tenemos algo dentro que el tiempo no logra corroer, porque, en realidad, no pertenece a este mundo”(Pág. 272)

CONCLUSIÓN

A lo largo de todo el libro podemos sacar muchas conclusiones a cerca de la vida del hombre, de dios, del mundo ...pero en particular hay una cosa que me llama la atención. Las conversaciones filosóficas que Hans y su padre mantienen coinciden con lo que Hans está leyendo en el libro y viceversa.

A través de ese minúsculo libro Jostein Gaarder ha transmitido su preocupación por aquellas preguntas que los seres humanos nos hacemos, y ha representado mediante una isla y una baraja de cartas como es el mundo y sus habitantes para él.

Todos nosotros somos esas 52 cartas que jamás, en los 52 años que llevan en esa isla, se han preguntado por qué están ahí o quién es su creados, simplemente están y punto, realizan sus quehaceres sin preocuparse de esos temas. Sin embargo, hay una carta que no se limita a vivir entre las demás, sino que se pregunta que por qué están ahí, quien les puso en esa isla. Esa carta es el comodín, o si lo prefiere, el filósofo. Es el único en la tierra que puede llegar a preguntarse sobre su existencia, pero a la vez está marginado por la sociedad por ser diferente.

A través del personaje de Frode, Jostein a presentar una idea de un dios que vive entre su creación sin que ella lo sepa porque no es lo suficientemente lista como para poder entender algo así.

Este personaje intenta transmitirnos las posibles sensaciones que dios tendría si de verdad existiera, como puede el miedo a que lo descubran y no lo puedan asumir, o a que lo descubra el filósofo y, como el comodín dijo, le mate para recuperar su dignidad.

En este libro habla también del destino, pero según mi punto de vista está más que claro que Hans Thomas estaba destinado a tener ese libro, y a conocer la verdadera historia de su vida. Sin embargo, muchas veces Jostein no lo plantea así, sino que dice que el destino no existe, lo que ocurre es que todo en el mundo y en el universo está intencionado, todo ha sido creado con una intención y la intención de que ese panecillo lo encontrara Hans tiene una historia detrás.

También habla del tiempo, y lo hace como un romántico al decir que no hay quien se esconda del tiempo porque todo está impregnado de él. Actualmente, la humanidad entera está obsesionada en no envejecer nunca, en permanecer joven en la tierra sin saber que , como dijo el padre de Hans, dentro de nosotros está nuestra alma encerrada, ella va más allá del tiempo, y cuando el cuerpo muera el alma vivirá libre. Es una idea un clásica, como la que tenían los griegos sobre el alma, que antes de subir al cielo se podían reencarnar tres veces para hacer las cosas bien y entrar en el Olimpo.

Todas la ideas que a lo largo del libro Jostein Gaarder ha planteado, han sido esas preguntas que no acribillan la mente por no encontrarlas una definitiva respuesta, pero este escritor gracias a su imaginación nos ha hecho pensar y aclarar alguna de nuestras dudas. No hemos averiguado se existe dios o de donde venimos, pero si hemos podido saber que hasta ahora no lo habíamos preguntado con seriedad.

Título: el misterio del solitario

Autor: Jostein Gaarder

Ediciones Siruela

13ª edición 2002