El misterio de la cripta embrujada; Eduardo Mendoza

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela policíaca. Generación de la Democracia. Argumento. Personajes. Ambientación

  • Enviado por: Lidia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

"El Misterio de la Cripta Embrujada"

Eduardo Mendoza

*Argumento*

La historia comienza en un manicomio a las afueras de Barcelona en el que el protagonista de esta historia, o mas bien, el que la relata y del que nunca sabremos el nombre, se encuentra jugando un partido de fútbol.

Uno de los médicos que le solían atender, el doctor Sugrañes, reclama su presencia. Acompañando a este se encuentran el Comisario Flores de la Brigada de Investigación Criminal y una monja del Colegio de las madres lazaristas de San Gervasio, que para mas señas esta situado en el barrio de Barcelona con el mismo nombre. Al protagonista el doctor Sugrañes le plantea una situación bastante interesante.

Seis años a en el Colegio de San Gervasio había acontecido un hecho bastante misterioso, una de las niñas había desaparecido una noche sin mayor rastro y reaparecido a la mañana siguiente como si nada hubiese ocurrido. Más sospechoso todavía era que hacia tan solo unos días, otra niña había desaparecido en las mismas condiciones.

La investigación de este caso se le presenta al protagonista como una prueba, que si la supera y demuestra tener capacidades para ello, será liberado del manicomio. Él acepta gustoso y a su vez también emocionado por investigar el caso.

Lo primero que hará una vez liberado en el centro de Barcelona, en la zona de las Ramblas es ir a ver a su hermana, que 'trabaja' como prostituta en un bar de la zona, le sorprenderá el aspecto de esta ya que esta bastante cambiada, y también que tuviera un 'supuesto' novio sueco. Su hermana, Cándida, que así se llama no le interesa demasiado estar con su hermano, así que básicamente le ignorará.

Esa noche después de haber dado un rodeo por el colegio de San Gervasio acabará en una pensión barata del barrio de El Raval. Allí cuando por fin logre conciliar el sueño, aparecerá en su habitación, el sueco, que se autoidentificara como el novio de su hermana. Alegará que quería hablar con él, se le veía bastante 'ido' (en los bolsillos llevaba algunos estupefacientes) y más que lo estuvo ya que se murió allí mismo.

El protagonista huyó de esta situación por la ventana y fue de nuevo en busca de su hermana, la que le llevará a su casa en la que, para sorpresa de ambos, estará el sueco muerto sentado en el sofá. Pocos segundos después aparecerá la policía, de la que el protagonista con su habitual perspicacia escapará.

Siendo ya de mañana como era, volverá de nuevo al colegio con la intención de interrogar al jardinero. Para que este confesase mas cosas. En una botella de vino que encontró echo la coca, anfetaminas y LSD que había encontrado en los bolsillos del sueco. Dándole esta explosiva mezcla al jardinero, obtuvo de este un dato interesante: el nombre del anterior jardinero.

Entonces fue a casa de Cagomelo Purga, que así se llamaba. De este ultimo obtuvo datos aun más interesantes. La niña desaparecida hacia seis años se llamaba Isabel Peraplana y su mejor amiga y la que (según él) incitaba a la primera a ser una 'diablillo' era: Mercedes Negrer. Isabel dejó el colegio en sexto, el año siguiente a los hechos que sucedieron cuando ella y Mercedes cursaban quinto. Mercedes ese mismo año fue expulsada.

El protagonista visto lo visto, decidió entonces ir a casa de los Peraplana en la que de nuevo, usando su perspicacia logró entrar sin levantar demasiada sospecha. También se enteró que la susodicha, se iba a casar en breve. Volviendo al caso, después de haberla preguntando reiteradas veces sobre lo acontecido aquel día hace seis años. Ella dijo que no sabia nada.

Después de haber escapado de nuevo por la ventana, en vista de que venia la policía tras él, busco el domicilio de Mercedes. A la que más tarde fue a ver a una escuela de la Pobla de l'Escorpí.

Esta le invito a su casa y le trató amablemente. Durante la noche hablo con él largo y tendido sobre el asunto del colegio de San Gervasio. Descubrió entonces algo que parecía todavía aun mas sospechoso, según ella, la noche que desapareció Isabel, ella la siguió. Estaba con un hombre, después bajo a la capilla y apartando una de las losas del ábside en la que estaba grabado 'V.H.H' entraron allí, Mercedes los siguió, pero allí se perdió, la confusión se apoderó de ella, y ocurrieron demasiadas cosas sin explicación.

Recordaba haber visto a Isabel, un hombre con una mascarilla y a otro hombre muerto, del que asumió la responsabilidad de haber matado para no 'ensuciar' el expediente de Isabel. Mercedes fue expulsada entonces del colegio.

A la mañana siguiente el protagonista se marchó de casa de Mercedes en tren en dirección a La Diputación, allí se coló de nuevo gracias a su habilidad. Pretendía descubrir quien había poseído el terreno del colegio antes que las monjas. Su hallazgo fue sorprendente, y aportaba mas pistas aun. La finca había pertenecido a Manuel Peraplana años antes, y antes de eso el propietario de esa antigua mansión, convertida en colegio había sido un tal Vicenzo Hermafrodito Halfmann (que 'curiosamente' sus iniciales responden a la inscripción de la losa: V.H.H.).

El protagonista decidió volver a casa de los Peraplana, para interrogar al cabeza de familia, pero algo allí, totalmente inesperado le sorprendió. En la puerta de la casa había mucha gente agolpada, penso que seria por la boda, pero se percató de que estaba equivocado al ver una ambulancia, y seguidamente como unos camilleros introducían en ella el cuerpo de Isabel en una camilla.

El protagonista divisó a Mercedes entre la multitud, esta le dijo que esa mañana la había llamado (a Isabel) y le había propuesto quedar para hablar, Mercedes saco todos los rencores de su pasado ante ella y le hablo de aquel día en la cripta. Isabel debió entonces recordar cosas hundidas en su pasado que le hicieron 'suicidarse' al llegar a casa. (Al final se descubre que en realidad no lo consiguió, se suministro a sí misma varias drogas, pero su intento de suicidio fue fallido)

Mercedes y él se quedaron haciendo guardia en la puerta de Peraplana. Mediada la noche, Peraplana salió de allí se subió a su Seat y se fue. El protagonista lo siguió en un taxi. Peraplana aparcó enfrente de una casa en la calle Enrique Granados, se bajo y entró en el edificio. Había subido a la consulta de un dentista: Plutonio Sobobo Cuadrado. El protagonista esperó impaciente a que bajase, no sin antes haber inspeccionado su coche. A los pocos minutos Peraplana bajo de nuevo, con un 'paquete' envuelto con una sabana, que realmente era la hija del dentista que estaba en el portal acompañado de su mujer.

Después el protagonista, alegando que tenia un flemón, subió a la consulta del dentista, a fin de obtener mas información. La hija de estos, era la niña que había desaparecido hacia unos días del colegio de San Gervasio. Según lo que le contaron, Peraplana les había propuesto ayuda económica si colaboraban con él en su malicioso plan. Para ello Peraplana suministraba sedantes y anfetamínicos a su hija.

Después de esto, con esta información el protagonista fue en busca de Mercedes y con ella se dirigió de nuevo al colegio, esta vez dispuesto a entrar.

Tras algunas incidencias con los mastines, que le hicieron perder su linterna consiguió llegar a la habitación donde dormían todas las niñas. Busco a la hija del dentista.

Entonces empezó su plan. Saco una ampolla de éter que tenia en el bolsillo y lo acerco a la nariz de la niña, esta enseguida se puso de pie y le guió a la falsa lápida con la famosa inscripción V.H.H. Una vez allí, el protagonista llevando a la niña por delante se adentró en la oscuridad de la cripta, en la que había varios pasillos dando aspecto de laberinto lo que no era tal, ya que todos los caminos llevaban al mismo sitio. Allí una vez se fueron adentrando mas, había una profunda esencia a éter que le hizo perder el conocimiento en parte. Pero aun así, entre delirios pudo distinguir que sobre una mesa estaba el cadáver del sueco (el novio de su hermana) y bajo la mesa creyó ver a su hermana, la que en realidad era la niña.

A despertar de su inconsciencia, a su alrededor estaba Sugrañes, el Comisario Flores, Mercedes y las madres del colegio, una de ellas tenia en brazos a la niña. Habían ido allí ya que el protagonista le había dicho a Mercedes que si no salía del colegio en dos horas les llamase.

Después de que las monjas se fuesen con la niña, los cuatro siguieron mas adelante de la cripta por los pasadizos hasta alcanzar una puerta de hierro, la abrieron y lo que vieron les sorprendió mas aun. Allí se hallaba un viejo funicular totalmente en desuso. El funicular acabo por arrancar, se montaron en él. Al llegar este al final del trayecto que se encontraba en una zona de campo choco con otra puerta y allí se quedo, todo hecho pedazos, ellos salieron antes para salvarse.

Después de esto, ya de mañana otra vez, volvieron a la ciudad en el coche patrulla donde el protagonista por fin, organiza y resuelve todo el caso.

Resulta que detrás de todo este embrollo estaba Peraplana, que quien sabe si metido en drogas o en a saber que mato a dos hombres, el segundo el sueco. Y los escondió ambas veces en la famosa cripta, con fines difícilmente entendibles.

*Tema*

El fondo principal de esta historia es la resolución de un caso bastante raro, desde el principio se relatan paso a paso todo lo que hizo el protagonista para llegar a la resolución del mismo.

*Analisis de los personajes*

El protagonista: De él no sabemos el nombre, tan solo comenta que su madre le quiso llamar 'Loqueelvientosellevó' en honor a la famosa película, pero que el cura se opuso a ello. Estaba en un manicomio debido a algunos crímenes que había cometido. Pero a pesar de todo, es un hombre muy listo y perspicaz, durante toda la historia se le presentan muchisimas situaciones difíciles de resolver de las que sale airoso gracias a su rapidez de actuación y de pensamiento. Siempre encontraba la pregunta exacta que hacer para dar con la respuesta que quería oír. Y otra cosa, le apasionaba la Pepsi-Cola.

Mercedes Negrer: Una mujer también indudablemente inteligente y perspicaz, tendría unos veinte años y fue la mejor amiga de Isabel Peraplana. Su situación social era un tanto precaria, trabajaba en una escuela. Estaba allí colocada 'gracias' a Peraplana, que mas bien le dio ese puesto de trabajo para que no volviese a decir una palabra del tema de la cripta. También se la podría clasificar de una persona extrovertida y comunicativa. Sin conocer de nada al protagonista enseguida entablo una, podríamos llamar amistad, con él. Ella después le ayudó en todo momento en todo lo que pudo a resolver el caso.

Isabel Peraplana: Isabel seria la típica 'niña tonta' y mimada a la que sus padres le han dado todo y jamas le han negado nada. De pequeña en el colegio la consideraban la mejor alumna, la más guapa, la más todo. Cosa que lo unico que hizo fue fomentar su ego personal, algo nada bueno para nadie. Trato en todo momento de encubrir el asunto de la cripta ya que el principal y más bien unico involucrado en ese 'crimen' era su padre y también, de alguna manera, ella.

*Ambiente en el que se desarrolla la acción*

La acción se desarrolla en Barcelona, en un ambiente real, todas las calles, colegios, líneas férreas y de metro, todo existe en la realidad. Puntualizando en esta gran ciudad, la acción se centra básicamente en dos puntos. El primero, en el que se desarrolla la acción sobre todo al principio es la zona Ramblas, El Raval y Barrio Gótico, después el otro punto importante de la historia es el colegio de San Gervasio, que se encuentra, respondiendo a su nombre, en el barrio de San Gervasi. Otro lugar que aparece en el relato es la Pobla de l'Escorpí, donde conoce a Mercedes.

El ambiente, socialmente hablando, es de clase media-baja. Hablando de los barrios de los que hablamos no cabe otra cosa, aunque también está la familia Peraplana, que se les podría clasificar de los típicos 'ricos'.

*Palabras*

Albur: Contingencia o azar

Dádivas: Cosa que se da graciosamente.

Estertores: Respiración anhelosa, generalmente ronca o silbante, propia de la agonía y del coma.

Faltriquera: Bolsillo de las prendas de vestir // Gastar dinero de mala gana.

Fruslerías: Cosa de poco valor o entidad.

Imbuirme: Infundir, persuadir.

Lontananza: Hablando de cosas que, por estar muy lejanas, apenas se distinguen.

Oblongo: Mas largo que ancho.

Otrora: En otro tiempo.

Prístinos: Antiguo, primero, primitivo, original.

Sibilino: Misterioso, oscuro con apariencia de importante.

Venia: Licencia o permiso para ejecutar una cosa.

Vicisitudes: Orden sucesivo o alternativo de una cosa.

Zarcillos: Pendientes.

*Valoración personal*

El Misterio de la Cripta Embrujada, es un libro que me ha gustado bastante. El argumento me ha parecido original un poco atípico y estrafalario pero no por ello menos interesante. Ha sido muy ameno leerlo. El autor me gusta como recrea las escenas y como paralelamente une lo que relata con los diálogos. No hay mucha descripción, cosa que agradezco, porque las cosas demasiado descritas no dejan lugar a la imaginación.

Lo que la verdad, debería añadir aquí es que al final después de tanta peripecia resolviendo el caso, creo que no queda del todo claro o que de lo absurdo que fue la razón del acometimiento de los hechos por parte de Peraplana no logro entender bien el fondo de caso. Yo lo entiendo a mi manera, que creo que es la correcta.

Otro punto por el que creo que me ha gustado este libro, es porque la acción se desarrolla en un lugar totalmente real, como he dicho antes, calles, colegios, metros, etc. Todo es real, y cualquiera que haya estado antes en esta ciudad tan espléndida como es Barcelona podemos verificarlo e imaginarnos mejor la trama de la historia.

Si tuviera que ponerle a este libro una nota le pondría un 8.