El misterio de la cripta embrujada; Eduardo Mendoza

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela policíaca y suspense. Argumento. Personajes. Ambientación. Vocabulario. Biografía del autor

  • Enviado por: Shake
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas

publicidad



ÍNDICE

  • Argumento .......................................................................Pág.1

  • Personajes .......................................................................Pág.2

    • Principales

    • Secundarios

    • Espacio literario .............................................................Pág.5

    • Tiempo ..............................................................................Pág.6

      • De la acción

      • De la narración

      • Los elementos de suspense ..........................................Pág.7

      • El lenguaje ........................................................................Pág.7

      • Valoración personal ........................................................Pág.8

      • Biografía del autor .........................................................Pág.8

      • Argumento

      • La historia narra la investigación de la desaparición de dos niñas en el colegio de las madres lazaristas de San Gervasio, con diferencia de 6 años entre cada desaparición. Para descubrir el caso, el comisario Flores y la madre superiora del colegio, piden ayuda a un joven que esta interno en un sanatorio, él acepta a cambio de su libertad. Le dejan en Barcelona y empieza a investigar, lo primero que hace es, ir en busca de su hermana Cándida, para que le ayude, pero esta no quiere, y cuando se va, se encuentra con el novio de ésta, el sueco. Más tarde en el hotel donde se aloja aparece el sueco y tras un largo rato, el protagonista se da cuenta de que esta muerto, así que decide quitarle todos sus objetos, que eran drogas y dinero y más tarde huir. Fue al piso de su hermana donde se encontró al sueco y a la policía, consiguió escapar haciéndose pasar por un concejal del ayuntamiento. Más tarde llama al comisario Flores para que le ayude pero el comisario le exige que deje el caso y vuelva, él se niega. Va al colegio y habla con el jardinero, le droga para que le cuente sobre las niñas. El jardinero le ayuda pero el protagonista le traiciona cuando llega la policía le engaña para confundir sus identidades. Decide entonces ir a visitar al antiguo jardinero. Éste le dice que, En 1971, desapareció una niña volviendo al día siguiente, igual que lo que pasó con la desaparición del otro día. La niña se llamaba, Isabel Peraplana, y su mejor amiga, se llamaba Mercedes Negrer, las dos hacían 5º curso, pero ninguna de las dos, lo acabaron. Luego va a casa de Isabel Peraplana y se hace pasar por repartidor de una joyería. Tras distraer al mayordomo, subió al cuarto donde ella se encontraba, la modista salió corriendo, quedándose él e Isabel solos. Él le pregunta que qué es lo que pasó, pero ella no se acuerda de nada.

        El protagonista localizó a Mercedes mediante su madre. Se dirigió a la Pobla de l'Escopí, que es allí donde ella vivía. Preguntó al dueño de un bar y le dijo que podría encontrarla en la escuela. Fue junto a ella a su casa y allí le contó una historia ficticia en la que era ella quien mataba al hombre de la cripta, que era el novio de Isabel. El protagonista no le creyó y entonces ella le contó la verdadera, cuando Isabel se iba, había alguien que le abría las puertas, hasta llegar a la cripta, donde se hallaba un hombre con una daga que le travesaba. Entonces Mercedes se desmayó, y no recordaba nada de lo que pasó después. Las expulsaron a las dos del colegio y a ella la hicieron ir a vivir al pueblo donde ahora se hallaban el protagonista y ella.

        Cuando el loco vuelve a casa de Isabel se entera que se ha suicidado porque recibió una llamada de Mercedes culpándola del crimen. En realidad al final cuenta que fue un intento, pero no llegó a suicidarse.

        El protagonista empezó a atar cabos. Un día que siguió al señor Peraplana, éste llevaba un bulto que metió en el maletero, era la hija del dentista. El dentista había hecho un trato con el señor Peraplana, que consistía en que le prestaba a su hija por unos días a cambio de pagar sus deudas. Por la noche el loco se introdujo en el colegio, salteando a los perros que había en el jardín. Subió a los dormitorios, allí empezó a buscar a la hija del dentista, y la encontró. Le hizo inhalar éter, y la llevó a la cripta, pero la perdió dentro de la cripta. El protagonista olvidó cubrirse la cara y empezó a alucinar a causa del éter, vio al sueco, a un negro, a Mercedes y se desmayó. Cuando se despertó, estaban el comisario, el doctor Sugrañes, Mercedes y las monjas.

        Más tarde fueron hasta el final de la cripta, donde encontraron un funicular. Montaron en él pero se estrelló. Llegaron a una mansión que había en la montaña hasta donde conducía el funicular, allí vivía una familia.

        El protagonista al final le cuenta al comisario que el señor Peraplana, estaba metido en negocios sucios, y él era el que hacía que las niñas fueran a la cripta y encontraran el cadáver, puesto que anteriormente el colegio había sido suyo, y como conocía la cripta, por donde entrar y salir.

        El comisario no cumple su parte del trato, no le deja en libertad, no le cuenta lo ocurrido a nadie porque dice que por sus antecedentes le culparían al loco.

      • Personajes

            • Principales:

          • El protagonista: es un loco que actúa como detective para resolver el caso. En el libro no mencionan su nombre, ni su edad. Este personaje es un pobre desequilibrado mental brusco al que le falta un colmillo. Se le da bien resolver casos y mentir salvarse de muchos problemas. Se ve atraído por las mujeres con buen tipo. Huele mal, su olor aumenta progresivamente.

          • Peraplana: es el antagonista, es ambicioso, rico y poderoso y no duda en hacer lo que sea con tal de cumplir lo que quiere. Tiene un porte gentil y adinerado

          • Mercedes Negrer: era la mejor amiga de Isabel. desde que iban al colegio ha cambiado mucho, sus facciones son diminutas y regulares, tiene las piernas largas y bien torneadas, las caderas redonditas, cintura estrecha y grandes pechos. Es profesora en la escuela de la Pobla l'Escorpí.

            • Secundarios:

          • Toñito: es un compañero de protagonista en el sanatorio y es pésimo jugando al fútbol.

          • Doctor Chulferga: trabaja en el sanatorio, es joven, bajito, cuadrado de cuerpo, tiene una frondosa barba y lleva gafas color caramelo. Llego hace poco de Sudamérica y nadie le quería mucho.

          • Madre superiora del colegio de las madres lazaristas de San Gervasio: es una mujer con las cejas muy pobladas, una arruga perfectamente horizontal en la frente, con el cutis terso, sin maquillaje y con una leve sombra de bigote. Su mirada es escrutadora y llevaba un crucifijo colgado del cuello y un rosario entrelazado en el cinturón. No llegaba a los cincuenta años.

          • Comisario Flores: es un hombre de mediana edad, cercana a la de la monja o a la del doctor Sugrañes. Sus facciones son bastas y es calvo.

          • Pepita: es una enfermera de sanatorio, tiene los pechos grandes y resultones. Según el protagonista, tenia una relación con el doctor Sugrañes.

          • Doctor Sugrañes: trabaja en el sanatorio, le gusta fumar puros habanos y se cree que mantenía una relación con Pepita.

          • Cándida: es la hermana del protagonista y es prostituta. Su frente es convexa y abollada, tiene los ojos pequeños, la nariz chata, la boca ladeada, los dientes irregulares y amarillos, las nalgas de paquidermo y las piernas cortas y arqueadas.

          • El sueco: es un cliente de Cándida, es joven, fornido, con planta como la de un torero, entrado en carnes y muy musculoso. Le clasifican de marinero por su vestuario, procede de tierras lejanas y habla bien el castellano pero con un ligero acento aragonés.

          • Chicos del metro: son unos jóvenes gamberros que habían bebido a los que el protagonista les robó una cartera, un reloj y unos bolígrafos.

          • Encargado del hotel cupido: trabaja en el hotel, ronca mucho y tiene muy mal despertar. Es tuerto y blasfemo.

          • Policías que entraron en la casa de Cándida: son bastos, blasfemos y no sabían hablar bien.

          • Jardinero del colegio: es joven, rudo de aspecto, le agradan las niñas aunque las considera diablillos y le gusta el vino.

          • Antiguo jardinero: es Cagomelo Purga, todo el vecindario le aprecia, en temporada taurina, recoge las heces y las vende a los agricultores y en invierno subsiste de la caridad. Es viudo, lleva dentadura postiza a pesar de que goza de buena salud y es muy religioso.

          • Criadas de la puerta de los Peraplana: son compasivas y algunas tienen muy buen tipo.

          • Mayordomo de la casa de los Peraplana: es educado, correcto y cortes.

          • Isabel Peraplana: es la primera niña desaparecida. Es hermosa, tiene el pelo rubio y ondulado y aspecto de niña buena.

          • Madre de Mercedes: tiene una voz juvenil y le gustaría mucho volver a estar con su hija, ya que cuando llaman por teléfono dice donde se encuentra por si el ministro puede resolver el alejamiento.

          • El taxista: es agente de la secreta y ayudó al protagonista a seguir a Peraplana.

          • El dentista: se llama Plutonio Sobobo Cuadrado, es padre de la segunda niña desaparecida. Es pobre pero a la vez caprichoso y ambicioso.

          • La mujer del dentista: es la madre de la segunda niña. Es débil y fondona.

          • El dependiente de la tienda: es rudo y grosero.

          • La segunda niña desaparecida: es la hija del dentista. Tiene cara de lechoncito y estaba en fase de desarrollo.

          • La supuesta mercedes: en realidad no existe solo es fruto de la imaginación producida por el éter.

          • El negro de la cripta: también es una alucinación. Da a entender que es gay.

          • La supuesta Cándida: al igual que los dos anteriores es una ilusión.

          • La familia de la mansión: son amables y les acogen de buena gana.

      • Espacio

        • El sanatorio, tenia los escalones de mármol, un vestíbulo con una bóveda de cristal que proyectaba una luz amarillenta que daba aspecto de limpieza. Al fondo del vestíbulo, a la derecha de la estatua de San Vicente de Paúl, entre la peana y la escalera alfombrada, estaba la sala de espera previa al despacho del doctor Sugrañes.

        • El despacho del doctor Sugrañes, tenía la puerta de caoba. Delante de la mesa del doctor Sugrañes, había dos sillones que eran de cuero hasta que uno de los pacientes defecó en un de ellos y hubo que tapizarlos de eskay color morado. Entre la ventana y uno de los sillones había espacio para un cenicero de vidrio con una columna de bronce, que había sido retirado tras el intento de golpear al doctor Sugrañes con él.

        • La habitación del hotel donde se alojaba el protagonista, era una pocilga, olía a orina y las sabanas estaban sucias. El cuarto de baño era repugnante y tanto la taza como el lavabo estaban embozados. A través de los tabiques se escuchaban expectoraciones y jadeos.

        • La vivienda del antiguo jardinero, era un cuartito, donde había una cama, una mesilla de noche sepultada por revistas, una mesa, dos sillas, armario sin puerta y un fogoncillo

        • La casa de los Peraplana, el vestíbulo era una pieza circular, de techo alto con una bóveda. Prácticamente no tenía muebles pero si maceteros con palmeras y unas figurillas que representaban chicas desnudas y enanitos. Los escalones que conducían al piso superior estaban alfombrados.

        • La casa de Mercedes Negrer, era un caserón de piedra, muy antiguo. Detrás de éste empezaba el campo y a lo lejos se veía un río y unas montañas imponentes. La casa contenía muchos muebles rústicos, las paredes del salón estaban cubiertas por estanterías con numerosos libros. Había libros sobre la mesa camilla y en las butacas de mimbre. También había un televisor antiguo recubierto de polvo en un rincón. Los escalones estaban desgastados. Uno de los cuartos era amplio, con las vigas carcomidas, las paredes de piedra desnuda y el techo inclinado. En el centro había una cama de matrimonio con mosquitera y dosel.

        • La casa del dentista, era pequeña. El recibidor estaba mal iluminada por una bombilla de bajo voltaje y enjaulada en una lámpara de hierro. El papel de las paredes representaba reiterativamente una escena campestre. En el recibidor había un paragüero de loza, un sillón frailuno y un perchero oscuro de madera labrada. En la parte interior de la puerta había un sagrado corazón de esmalte que decía: bendeciré esta casa. Las baldosas del suelo eran octogonales y de varios colores. El salón estaba poco amueblado pero era confortable.

        • Tiempo

              • De la acción, se desarrolla en 1977. En esta época suceden varios acontecimientos políticos, para empezar la reciente muerte de franco, en 1975 y el nombramiento de Juan Carlos I, rey de España. Más tarde, en 1977, se legalizaron los partidos políticos, incluyendo el PCE (partido comunista español); se legalizaron los sindicatos y en el gobierno estaba Adolfo Suárez, líder de la UCD (unión de centro democrático).

              • De la narración: el autor escribe esta novela en 1979, tras pasar un verano en Barcelona, con nostalgia vuelve a Nueva York. En esta época leía novelas policíacas de Ross MCDonald, en las que se inspiró para escribir esta.

        • Los elementos de suspense

        • Un momento de intriga es cuando llegan a casa de cándida, ella piensa que al salir cerró con doble vuelta y en ese momento solo hay dada una. Al abrir la puerta encuentran al sueco, que había muerto en la habitación del hotel donde se alojaba el protagonista.
          Otro elemento de suspense son las preguntas retóricas que se hace a si mismo durante todo el libro, producen interés por saber cual es la respuesta.
          También cuando están el protagonista y la niña en la cripta y creen que se han perdido, produce emoción por saber que les va a pasar y como va a terminar.
          Cuando montan en el funicular sin saber hacia donde se dirigen produce intriga.
          En casa de Mercedes cuando cuenta la historia de lo sucedido, produce tensión por saber como va a continuar.
          Hasta el mismo título se puede considerar un elemento de suspense porque produce intriga.

        • El lenguaje

              • Hipérbaton: En la página 13 aparece, táctica por mí concebida; en la página 18, mucílagos que se aplicaba años atrás y en la página 122, ¿Duermes, tú?.

              • Metáfora: aparece, en la página 60, eres un capullo de alhelí, en la página 100, las caricias de nuestro sol; en la 120, los tentáculos del miedo; en la página 121, tu mente es una barquichuela a la deriva.

              • Símil o comparación: Aparece, en la página 14, una barba tan espesa como el cristal de sus gafas color caramelo y en la página 20, a horcajadas entre dos discreciones.

              • Pregunta retórica: aparece, en la página 22 ¿la de que debería seguir en el sanatorio el resto de mis días? ; en la página 29, entre otras, ¿cómo ha podido una niña levantarse a medianoche y descerrajar la puerta del dormitorio sin despertar a una sola de sus condiscípulas? y en la página 122, entre otras, ¿quién había concebido el plan de asesinarme?

              • Exclamación: aparece, en la página 23, ¡Ah, vaya!

              • Valoración personal

              • Al principio, me resultó complicado, el lenguaje con el que esta relatada la historia, en ocasiones resulta aburrido porque tienes que leerlo varias veces para enterarte. Según avanzas en la novela, va creando emoción y te acostumbras al lenguaje.
                Tiene momentos, sobretodo al principio, en los que crees que pierdes el hilo de la historia porque describe mucho a los personajes y los lugares.
                Cuando empecé a leer pensé que seria eterno, pero no, a pesar de que utiliza expresiones extrañas y puede parecer pesado, como el autor relata bien, no te pierdes.
                Tiene muchos giros inesperados, que a veces están bien pero en otras que, a mi parecer sobran, por ejemplo cuando llegan al funicular, se estrellan y van a una mansión.
                Después de tanta intriga, el final parece que está sin terminar, todo vuelve a ser como antes. No tiene un buen final, se podía intuir que no podían meter a Mercedes y a Peraplana en la cárcel pero cuando terminas te decepciona.
                Me sorprende, que en la época en la que esta escrito se publicasen libros con leves escenas eróticas, como este. Otra cosa que tambien me ha sorprendido mucho es como escribe el autor, es un libro que es improvisado y que esta escrito sin pensar.

                Es increíble la inteligencia que tiene el protagonista para resolver el caso y para escapar siempre,
                En conjunto no me ha gustado mucho el libro, es algo intrigante pero yo no lo recomendaría.

              • Biografía

                Eduardo Mendoza nació en Barcelona el 11 de enero de 1943. Su padre era fiscal y su madre ama de casa. De niño Mendoza quiso ser torero, explorador y capitán de barco, pero en su familia había una gran afición a la literatura y esto influyó algo en su futura vocación como escritor.

                Entre los años 1950 y 1960 estudió en el colegio religioso de los Hermanos Maristas. Terminó sus estudios de Derecho en 1965. En este mismo año viaja por varios países de Europa. Un año más tarde va con una beca a Londres, donde en teoría está un año estudiando Sociología en la Universidad. A su vuelta trabaja como abogado en el caso de la "Barcelona Traction" y en la asesoría jurídica del Banco Condal. El 1 de diciembre de 1973 abandona Barcelona y se va a Nueva York como traductor de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

                En la primavera de 1975 aparece en España su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta, cuyo título original, Los soldados de Cataluña, provoca el recelo de la censura franquista. Unos meses después muere Franco, y el libro se convierte en el pionero de un cambio que la sociedad española va a iniciar justo en ese momento. La verdad sobre el caso Savolta es la primera novela de la transición democrática. La primavera siguiente recibe el Premio de la Crítica.

                Cuatro años después, en 1979, Mendoza se muestra como un gran parodista y publica El misterio de la cripta embrujada, mezcla de novela negra y relato gótico, que gira alrededor de un humor exagerado. En 1982 se consolida como parodista al publicar El laberinto de las aceitunas, una novela negra similar a la anterior, con el mismo escenario y el mismo protagonista, un extraño detective que es cliente de un manicomio. Ese mismo año regresa a Barcelona, pero sigue dedicando unos seis meses al año a la traducción simultánea en distintos organismos internacionales.

                Sigue viajando por Ginebra, Viena y otras ciudades. En 1986 publica su novela más ambiciosa y aplaudida, La ciudad de los prodigios. En 1989 la revista "Lire" elige La ciudad de los prodigios como el mejor libro del año anterior publicado en Francia. Publica La isla inaudita en 1989. En agosto de 1990 se comienza a publicar por entregas en el diario "El País" Sin noticias de Gurb, la historia de un extraterrestre que aterriza cerca de Barcelona y se dedica a contemplar la situación catalana con ojos asombrados. Ese mismo año estrena Restauració en el Teatro Romea de Barcelona, que luego, traducida por él mismo al castellano, se representa en Madrid. En 1992 publica El año del diluvio.


                El 26 de octubre de 1993 gana la III Edición del Premio Literario de las lectoras de "Elle" por El año del diluvio.
                En 1995 da clases en la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.
                En 1996 publica Una comedia ligera. En 1998 obtiene el Premio al Mejor Libro Extranjero (Francia) por Una comedia ligera y el conjunto de su obra. En 1999 Mario Camus estrena su película basada en La ciudad de los prodigios, protagonizada por Emma Suárez y Olivier Martínez. En el mismo año el director Jaime Chávarri realiza la versión cinematográfica de El año del diluvio. En enero de 2001 publica su novela La aventura del tocador de señoras, nuevo episodio de la serie del detective Ceferino.

                En noviembre de 2001 publica Baroja, la contradicción, un ensayo biográfico. A fines de 2001 escribe el prólogo de La morada maligna, una novela de terror de Richmal Crompton dirigida por Javier Marías. En 2002 publica El último trayecto de Horacio Dos, un nuevo libro cómico en el que su protagonista, jefe de una extraña expedición, viajará por el espacio en condiciones extremadamente pobres junto a los pasajeros de su nave. En la Feria del Libro de Madrid el autor catalán recogió el Premio al Mejor Libro del Año 2002, otorgado por el Gremio de Libreros de Madrid a su última novela, La aventura del tocador de señoras. En 2003 se publica Barcelona modernista.
                A mediados de 2004 Jaime Chavarri comienza el rodaje de El año del diluvio, una película basada en la novela del mismo título de Eduardo Mendoza.

              • Algunas curiosidades de su vida:

                • Mendoza escribe las novelas en castellano y las obras de teatro en catalán.

                • La verdad sobre el caso savolta inicialmente se titulaba los soldados de Cataluña , no fue muy bien recibida cuando España se encontraba en los últimos días de la dictadura franquista.

                • Mendoza es también ilustrador. En 1992 publicó en el diario el país la visión del archiduque. El texto iba acompañado de una serie de ilustraciones hechas por él mismo, mezcla de caricatura y dibujo.

                • Su biblioteca no es muy grande y le gusta guardar pocos libros. sólo aquellos con los que tiene una relación afectiva o los que espera volver a leer.

                • Relee permanentemente la Biblia y las obras de Shakespeare.

                Ha escrito las siguientes obras:

                La verdad sobre el caso Savolta (1975):
                El misterio de la cripta embrujada (1979):
                El laberinto de las aceitunas (1982):
                La ciudad de los prodigios (1986):
                Nueva York (1986):
                La isla inaudita (1987):
                Barcelona modernista (1989):
                Sin noticias de Gurb (1990):
                Restauración (1990):
                El año del diluvio (1992):
                Una comedia ligera (1996):
                La aventura del tocador de señoras (2001):
                Baroja, la contradicción (2001):
                El último trayecto de Horacio Dos (2002):

                Ha recibido siete premios:

                · Premio de la Crítica, por La verdad sobre el caso Savolta, 1975
                · Premio Ciudad de Barcelona, por La ciudad de los prodigios, 1987
                · Mejor libro del año revista Lire, por La ciudad de los prodigios, Francia 1988
                · Finalista Premio Grinzane Cavor, por La ciudad de los prodigios, Italia 1988
                · Finalista Premio Médicis y Femina, por La ciudad de los prodigios, 1988
                · III Edición del Premio de Lectoras de la revista Elle, por El año del diluvio, 1992
                · Premio al Mejor Libro Extranjero, por Una comedia ligera, Francia 1992
                'El misterio de la cripta embrujada; Eduardo Mendoza'
                 

                1