El misterio de la cripta embrujada; Eduardo Mendoza

Literatura española contemporánea. Narrativa. Novela policíaca. Vida y obras. Personajes. Estilo. Argumento

  • Enviado por: Jesus Natal Quintanilla
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

ÍNDICE:

Ficha del autor 2

Personajes principales 3

Estilo 4

Resumen del libro 5

Tema monográfico 8

Opinión global 9

Bibliografía 10

FICHA DEL AUTOR:

Mendoza, Eduardo (1943- ), escritor y novelista español de gran proyección internacional al que se considera uno de los principales iniciadores de la narrativa española más actual dentro de un estilo de corte tradicional.

Nació en Barcelona y residió muchos años en Nueva York como traductor de Naciones Unidas. En 1975 publicó su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta, que obtuvo el Premio de la Crítica y un gran éxito entre los lectores al ofrecer un amplio panorama de la Barcelona de principios de siglo. Siguieron El misterio de la cripta embrujada (1978) y El laberinto de las aceitunas (1982), de carácter humorístico y dentro de un género emparentado con las novelas policíacas. En La ciudad de los prodigios (1986) realiza otra amplia crónica de la Barcelona desde 1888 a 1926. La isla inaudita (1989) es una novela ambientada en una Venecia de carácter insólito y, al tiempo, cotidiano. Sin noticias de Gurb (1991) apareció primero como folletín en la prensa diaria. Otras novelas suyas más recientes son El año del diluvio (1992) y Una comedia ligera (1996). También ha publicado un libro sobre Nueva York (1988) y una obra teatral en catalán, Restauració (1990).

PERSONAJES PRINCIPALES:

Los personajes principales de está novela son:

  • El personaje principal “detective improvisado”: Es un loco, un delincuente y una persona de instrucción y cultura deficientes que perdió a sus padres siendo muy joven. Tiene una hermana mayor: Cándida. Le gusta jugar al fútbol y tiene un gran don para la investigación. Por ello, el inspector encargado del caso, le elige como ayudante. Consigue resolver el caso pero al final no consigue la libertad a causa de sus antecedentes.

  • El Doctor Sugrañes: Amigo y director del manicomio donde el protagonista está encerrado. Éste dispone de un despacho muy singular.

  • El Comisario Flores: Es un hombre de mediada edad y calvo. Policía que utiliza al protagonista de espía y confidente en el caso de la desaparición de las niñas.

  • Isabel Peraplana: Es la primera niña desaparecida seis años antes de nuestra historia. Es una chica hermosa con una cabellera rubia ondulada.

  • Mercedes Negrer: Mujer joven, de pelo negro muy corto, con gafas, facciones diminutas, regulares y agraciadas. Fue una estudiante del colegio de las Madres Lazaristas de San Gervasio. Al ser testigo de la desaparición de su amiga Isabel Preaplana y debido a la influencia del padre de su buena amiga, se tuvo que exiliar en un pequeño pueblo donde ejercía de maestra.

  • Cándida: Mujer rubia, carnes algo verdosas, frente convexa y abollada, ojos muy chicos con tendencia al estrabismo, nariz chata, porcina, boca errática, ladeada, dientes irregulares, prominentes, amarillos y con caries,

cuerpo trapezoidal, desmedido en relación con las patas, cortas y arqueadas. Es la hermana del protagonista y es prostituta.

  • El Sueco: Hombre joven, fornido, de planta entre juncal y amorcillada, rostro agraciado, pelo pajizo y ojos claros, barba rubia. Es un supuesto cliente de Cándida. Luego sigue al protagonista hasta su pensión y cae muerto ante él. Finalmente se sabe que es un traficante de drogas y este es el motivo por el cual fue asesinado.

  • Plutonio Sobobo Cuadrado: Dentista y padre la segunda niña desaparecida. Es un hombre ambicioso y lleno de deudas. Pertenece a una clase social media y tiene problemas maritales.

ESTILO:

Se trata de una novela estilo Cervantes. El libro en sí pertenece al género de las novelas policíacas ya que toda la obra gira alrededor de un enigma que debe resolver un improvisado detective. La acción está escrita siguiendo un estricto orden cronológico.

El narrador cuenta la historia desde un punto de vista bastante subjetivo por lo que el tono puede cambiar según su estado de ánimo, aún así el tono es más o menos optimista. El autor utiliza un lenguaje estándar.

A lo largo de la narración aparecen numerosos anglicismos. El autor utiliza el humor y la ironía, la parodia, la sátira.

RESUMEN DE LA NOVELA:

El narrador de la historia es el personaje principal, detective improvisado y delirante cuyo verdadero y completo nombre solo consta en los infalibles archivos de la “DGS”, siendo en la vida cotidiana más comúnmente apodado “chorizo”, “rata”, “mierda” “cagallón de tu padre” y otros epítetos.

Su padre fue un hombre bueno e industrioso que mantenía a la familia fabricando lavativas.

Nunca fueron ricos y los escasos ahorros que podían reunir los perdía el padre apostando en las carreras de ladillas que se celebraban en la cantina del barrio.

Sus muestras de cariño eran sutiles, no así sus muestras de irritación.

Su madre le profesaba un autentico amor de madre, absoluto y destructivo que desde el principio le hizo saber que perdonaba de antemano la traición de que, según ella, tarde o temprano la haría victima ya que siempre tuvo conciencia de que no valía para nada.

Pero su madre acaba en la cárcel y su padre le abandona tanto a él como a su hermana Cándida, lo que ocasiona que se espabilaran a muy temprana edad. Él, con solo cuatro años le enseño a ganar dinero a su hermana que con solo 9 años ya tenia los primeros clientes.

A los once años, harto de la persecución de que era objeto por el Tribunal Tutelar, habiendo contraído una enfermedad venérea y siendo su deseo el no desperdigar los talentos que creía poseer en la ignorancia, resolvió ingresar en el noviciado de Veruela. Cuando la historia comienza a desarrollarse, nuestro protagonista lleva cinco años en el sanatorio; remitido allí por el poder judicial, quien sabiamente dictamina podía mejor ser tratado entre los muros de una casa de salud que entre los de una institución penitenciaria. Porque nuestro protagonista fue, no de forma alternativa sino cumulativamente, un loco, un malvado, un delincuente y una persona de instrucción y cultura deficientes, pues no tuvo otra escuela que la calle ni otro maestro que las malas compañías de que supo rodearse.

Una mañana de abril, que estaba jugado un partido de fútbol, es llamado al despacho del director donde le esperan el comisario Flores, antiguo conocido suyo, y la reverenda madre del colegio de las madres lazaristas de San Gervasio.

El director del Centro, el doctor Sugrañes, expone que él podría certificar que esta reformado y rehabilitado y así favorecer su salida en libertad, si le prestara desinteresadamente un servicio al comisario, como ya lo había hecho en otras ocasiones.

El protagonista de la historia acepta el acuerdo y el comisario le comienza a relatar un extraño caso que aconteció hace ahora seis años en el colegio de las madres lazaristas. Dicho colegio es exclusivamente femenino, funciona en régimen de internado y se precia de reclutar a su alumnado entre las mejores familias de Barcelona.

En la mañana del siete de abril de 1.971, una alumna de catorce años desapareció del dormitorio, de una manera misteriosa volviendo a aparecer a la mañana siguiente sin ninguna explicación. Aquel asunto quedo zanjado, pero ahora había vuelto a suceder: una nueva niña había desaparecido la noche anterior en las mismas circunstancias.

Ante este nuevo episodio, tanto el comisario como la madre superiora se mostraban ansiosos de que el asunto se resolviese lo antes posible sin escándalos que pudieran empañar a las instituciones representadas, motivo por el cual habían recurrido a él como persona conocedora de los ambientes menos gratos de la sociedad y cuyo nombre podía ensuciarse sin perjuicio de nadie. Y así, sin esperar respuesta ni darle tiempo de recoger sus cosas salieron del sanatorio y en poco más de una hora estaban en el centro de la ciudad de Barcelona.

Su primera sensación al sentirse libre fue de alegría aunque no tardaron en asaltarle toda clase de temores, ya que no tenia amigos, dinero, alojamiento ni otra ropa que la puesta, un suicísimo y raido atuendo hospitalario y sí una misión que cumplir que presentía llena de peligros y trabajos.

Después de ir a ver a su hermana y de pasar una noche “delirante” en la que tiene varios encuentros con un sueco que finalmente aparece muerto en casa de su hermana, decide concentrarse en la búsqueda de la niña perdida.

A través de la información del antiguo jardinero del colegio averigua el nombre de la alumna desaparecida hace ya seis años en las mismas circunstancias: Isabel Peraplana, y el de su mejor amiga, Mercedes Negrer; que parece que también estuvo implicada en el suceso.

A partir de este momento le fue fácil contactar con ellas viendo que mientras Isabel ni siquiera se acordaba de nada de lo sucedido, su amiga

Mercedes vivía “alejada” en la Pobla de l'Escorpi a partir de aquel suceso. Nuestro protagonista va a ver a Mercedes y esta le da a conocer la extraña aventura que vivieron las dos muchachas hace seis años, y que le daría la

clave del enredo de la nueva desaparición y del asunto del sueco, los cuales estaban relacionados.

Pieza clave en toda la trama fue Peraplana, hombre metido en negocios sucios que decide ocultar un crimen con otro crimen de tal naturaleza que las autoridades se avinieran a darle carpetazo no importándole utilizar a su hija para tal fin dando lugar al “misterio de la cripta”.

El caso se resolvió pero ni el Doctor Sugrañes ni el Comisario Flores estaban dispuestos a dejar en libertad a nuestro protagonista el cual volvió a el sanatorio pensando que después de todo había gozado de unos días de libertad y se había divertido y ahora lo que más le apetecía era darse una ducha y tomarse una Pepsi-Cola con el Doctor Sugrañes.

TEMA MONOGRÁFICO:

A mí, lo que más me ha gustado, (por eso lo he escogido como tema monográfico) es el capitulo en el que el personaje principal entra en la casa de Isabelita Peraplana. Para poder entrar utiliza una lata vacía y una caja de cartón que simula un regalo de boda y llama a la puerta de la casa pasándose por un mensajero de una tienda (porque Isabelita se iba a casar próximamente).

Con esta identidad falsa consigue entrar en la casa despistando el mayordomo y sube a la segunda planta que es donde está la susodicha con su modista (que le estaba tomando las medidas para poder hacerle el traje de novia). El personaje principal consigue entrar en la habitación. Isabelita está en paños menores y se intenta tapar como puede con las manos mientras este le recuerda lo que paso hace seis años en el colegio y de lo cual ella no recuerda nada.

Al poco tiempo llaman a la puerta de la habitación el mayordomo y unos policías. Mientras que el protagonista escapa por la ventana, los policías entran en la habitación y asomándose a la ventana lo ametrallan pero ninguna de las balas le llega a dar.

OPINIÓN GLOBAL:

El misterio de la cripta embrujada me parece una historia de enigmas con mucha inventiva y un poco insólita.

Algunos capítulos muestran una literatura sin apenas dialogo ni acción, mientras que en otros se precipitan y encadenan los más inesperados e intrigantes acontecimientos que hacen mucho más dinámica la lectura del libro.

Me han llamado la atención algunas expresiones y “ los tacos” que a veces utiliza el narrador.

El vocabulario empleado por el autor me ha exigido una lectura muy atenta para poder comprenderlo.

BIBLIOGRAFÍA:

He obtenido información de varios libros de Eduardo Mendoza además del de “La cripta embrujada” titulados: “La verdad sobre el caso Savolta” y “La ciudad de los prodigios”.

También he obtenido información de una enciclopedia electrónica llamada “Encarta”.