El milagro más grande del mundo; Og Mandino

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa motivacional y de autoayuda. Argumento y personajes

  • Enviado por: Pablo Aguilar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

RESUMÉN

“EL MILAGRO MÁS GRANDE DEL MUNDO”

El Milagro más grande del Mundo es una obra que revela los horizontes de seguridad, felicidad y realización personal, es una obra de Og Mandino en la que es fácil identificarse con él por su corazón lleno de sentido humano de la vida, expresado a lo largo de todo su escrito.

Todo inicia en un día de invierno con el encuentro de Og Mandino, famoso escritor, con un hombre que alimentaba pájaros; pues al tratar de entrar al estacionamiento más cercano a su edificio de trabajo no puede debido a que el mecanismo de entrada del estacionamiento fallaba, pero aquel hombre que había visto antes le ofrece su ayuda sujetando la barra de entrada. Al ir entrando y viendo sujetar la barra , con los brazos extendidos y en si toda su apariencia y el crucifijo que portaba; le parecía recordar a alguien tal vez a Jesús. Y al salir y tratar de agradecerle a tal hombre, éste ya había desaparecido.

Tiempo después, a finales de la primavera, después de un día fatigado de trabajo, se lo vuelve a encontrar y aprovecha a agradecerle el favor del estacionamiento, y éste lo invita a su casa que se encontraba muy cerca del estacionamiento, allí Og Mandino se puede dar cuenta del interés de aquel señor llamado Simon por la lectura, ya que tenía muchos libros y eran de buena calidad. Le pregunta la relación que existe entre sus libros y éste responde que todos tratan temas acerca de “El Milagro más grande del mundo”, que consiste en que muchos seres humanos se encuentran muertos, en uno u otro grado, pues han perdidos sus sueños, ambiciones y deseo de una vida mejor; pero pueden resucitar; regresar de la muerte y realizar el milagro más grande del mundo; pero el hombre muchas veces no comprende el mensaje, pero existen hombres en la actualidad que son como los profetas de la antigüedad, que son instrumentos de Dios y que con sus obras se demuestra la existencia de un Dios vivo, de la mano de Dios. Aprovecha y le pregunta a Og Mandino si consideraba su obra inspirada por la mano de Dios, éste no sabe, pero Simon se ofrece a ayudarlo a descubrirlo y para esto le pide uno de sus libros. Og le pregunta acerca de su profesión y Simon responde que es un trapero, pero no uno normal, sino que recoge desperdicios de tipo humano, que han perdido su dignidad y se han abandonado así mismos, él los trata de cambiar, de darles un nuevo sentido de esperanza y dirección, no porque juegue a ser Dios sino porque Dios hace los milagros a través del hombre, Dios juega a ser hombre, utilizándonos como sus instrumentos. Finalmente se despiden y Og se encuentra consternado acerca del por qué Simon perdía su tiempo con una persona como el, que era presidente de una exitosa y rica compañía, con un libro best seller. Varios días después se lo vuelve a encontrar antes de entrar a su trabajo y Simon le recuerda lo de la petición del libro. Acuerdan verse en la noche y Og llevaría el libro. Antes de ir Og se encontraba indeciso por la dedicatoria que debía escribir, no podía sacarse de la cabeza a Simon, finalmente decide dedicárselo como “al mejor trapero de Dios” y Og le explica que debido a que si una persona es capaz de reconocer si un escritor ha sido tocado por la mano de Dios es porque debe ser un amigo muy especial de Dios. Simon le pregunta si le gustaría saber si el libro era tocado por la mano de Dios y Og simplemente no sabía , tenía ciertas premoniciones, cierto miedo y una corazonada de que algo sucedería, con respecto a esto ambos meditan acerca de la posibilidad de haberse conocido antes y sobre el concepto de mente y sus facultades, hasta que entre la platica Og decide preguntarle a Simon acerca de su vida y es cuando se entera que Simon había sido un hombre muy rico, dueño de la compañía exportadora e importadora más grande de Alemania, con su hogar en Francfort y oficina central en Damasco; Og sorprendido por las similitudes de la vida de éste hombre con su libro “El vendedor más grande del mundo”, le pregunta a Simon si ya había leído antes su libro pues éste trataba acerca de un joven caballero que al ser enviado por su amo a vender un manto a la villa más cercana, Belén, y que tras fracasar se lo regala a una pareja para calentar a un recién nacido que duerme en un pesebre, regresa con su amo, y éste al percatarse de u a estrella que lo sigue que es interpretada como una señal profetizada años antes; le entrega 10 pergaminos sobre el éxito, y el joven lo aplica a su vida y se convierte en rico y poderoso, con una compañía de exitosa con sede en Damasco y todo aquello que Simon había dicho anteriormente. Simon no lo podía creer y Og prosiguió investigando sobre su familia, de la que Simon comenta que para ese tiempo Hitler se encontraba en el poder y mientras se encontraba de viaje es avisado de que su esposa y su hijo se encontraban en manos nazis y que para liberarlos él debía firmar para otorgar la posesión de toda su compañía y sus utilidades al partido Nacional Socialista. Nunca volvió a ver a su esposa ni a su hijo, estuvo yendo de campo de concentración en campo de concentración, hasta que acabo la guerra y supo que habían muerto. Es ayudado por algunos conocidos norteamericanos allegar a E.U.A, decide vivir en Chicago, pasa por muchos trabajos, pues no deseaba empezar un negocio propio pues sus ambiciones ya habían muerto y finalmente trabaja de portero en una escuela, se retira y empieza a vivir en aquel edificio cercano al estacionamiento, con su perro Lázaro, lamentándose de si mismo, leyendo y dándole vueltas a la manzana hasta que un buen día ayuda a una muchacha y se da cuenta que debía dejar de lamentarse por el pasado y empezar a dar algo de su ser a otros sin esperar algún beneficio personal. Al final Og le pregunta algo más que debía saber, los nombre d e su esposa y de su hijo y abre una página de su libro y Simon se da cuenta que era el mismo nombre de su esposa: Lisha.

Un mes después lo vuelve a ver cuando Simon lo va a visitar a su oficina pues Og había estado ausente por negocios, al verlo Og le da las gracias pues consideraba que Simon le había dado suerte ya que una gran editora de ediciones de bolsillo había comprado los derechos de reimpresión de su libro y se había acercado a la Iglesia después de muchos años, donde rezó y lloró mucho, pues recordó cuando acompañaba a su madre a misa y los sueños que ella tenía de él, de que iba a ser un gran escritor aunque no tenía recursos para estudiar. Desgraciadamente su mamá no lo pudo ver triunfar porque murió. Simon lo invita a celebrar con jerez en su casa; donde Og lo cuestiona acerca de la cantidad de personas que ha ayudado y Simon le dice que 100 aunque en un principio al intentar sus métodos eran erróneos, pues buscaba ayudar de manera diferente a cada uno de acuerdo a su personalidad, pero se pudo dar cuenta que somos diferentes pero con la misma necesidad de ser felices que con solo darles un poco de esperanza se pude lograr que ellos con su esfuerzo propio logren resucitar de su muerte viviente, leyendo el memorándum de Dios que trata acerca de 4 leyes para lograr la felicidad, la tranquilidad y el éxito Finaliza diciéndole que todavía le queda un memorándum, el, original; y que él ya está muy viejo y quedan muy pocos traperos y que desearía que al igual que el héroe de su libro y su persona le pasará los 10 pergaminos de éxito a una persona muy especial, a Og, que convencido podría ayudar a otros a través de sus libros; pero se lo daría con la condición de que pague aplicándolo primero a su vida para encontrar la paz, satisfacción, realización, pues si no lo hace podría caer en lo más profundo del basurero del que ese viejo trapero ya no podría salvarlo. Og acepta y se puede percatar que entre los libro de Simon aquellos de la “mano de Dios” se encontraba su libro hasta arriba su libro. A partir de esta platica en adelante la amistad entre Simon y Og se convertía en un afecto especial; Og iba al departamento de Simon casi todas las noches y en cada momento que se pudiera escapar para ir; se convirtió Simon en su padre, consejero, profesor, camarada, sacerdote, etc. Platicaban de muchos temas pero siempre enfocados ala creciente falta de dignidad del hombre y su común producto final, la muerte viviente. Para Simon todos poseen la capacidad de cambiar sus vidas pues Dios nunca nos pone en un agujero del que no podamos salir; ninguna persona tienen un defecto que en realidad no sea un beneficio en vez de una adversidad; pero todo esto se pude lograr con desearlo lo suficiente, con entrega y sacrificio al ideal., pero muchos son los obstáculos que se nos presentan ya que los nuevos descubrimientos nos han hecho creer que el hombre no es semejante a Dios sino que desciende de los animales, que no puede controlar y explicar muchas de sus acciones por lo tanto no es trascendental,; pero a pesar de todas las fuerzas en contra nuestra, aún seguimos orgullosos de nuestra vida, aún tenemos esa llama de esperanza que sacude la vergüenza del fracaso y la mediocridad. A estas expresiones Og lo cuestiona de la capacidad para lograrlo, pues son más los fracasados que los exitosos en su afán de reparar su vida, pues la realidad es otra y el poder explicarle a la gente que la paz mental y la felicidad no van relacionadas precisamente con dinero y poder, y es por eso que es difícil y solo provoca burlas. A esto Simon sorprendido de escucharlo hablar así le responde que la solución es la esperanza que no se extingue, a que existan mártires que motiven a personas a discutir la posibilidad de cambiar el mundo, de hacerlo un mejor lugar para vivir, a que el hombre pueda dominar su mente y ordenar su destinostino9. Al final Simon mira con tristeza a Og y le explica que la decisión de nuestro destino no está en las estrellas sino en nosotros mismos.

Por fin llego el día del cumpleaños # 74 de Simon y lo sorprendió con un regalo, un geranio de cristal ya que Simon adoraba los geranios pero al sembrarlo en el macetero de la ventana siempre se le terminaba muriendo por que no resistía la contaminación. Al ver su regalo Simon no tuvo poder de contenerse de tanta emoción y lloró, era su primer regalo en 35 años. Og le sugirió que lo colocara en el macetero de la ventana pues como era de cristal la contaminación no le afectaría, después al brindar por la ocasión Og le recuerda lo del memorándum, pues el ya se consideraba listo y Simon le dice que todavía faltaba cierto tiempo, le explica que para que el memorándum se convierta en un éxito son necesarios dos ingredientes: la necesidad de él y su buena distribución; a dicho comentario Og promete hacer del Memorándum de Dios parte de su próximo libro llamado el milagro más grande del mundo, para mostrarle al mundo como realizar dicho milagro, de que podemos tener nuestro cielo aquí en la tierra. Se retira Og y pude observar desde la calle el geranio rojo de Simon.

Después de haber estado en un viaje de promoción Og recibe en su oficina un paquete que decía que era un regalo de despedida de parte de un viejo trapero; no tenía marca de oficina de correos, ni algo que pudiera ayudarlo a saber donde encontrar a su remitente. Ese paquete lo había mandado Simon, le pregunto a todos los de la oficina si no habían visto quien lo dejo allí, pero nadie lo vio, fue al departamento de Simon pero había otra persona viviendo en el diciendo que habitaba allá desde 4 años atrás y nunca había conocido a alguien llamado Simon Potter, ni de las características dadas por Og, le pregunto al portero y éste tampoco sabía; fue a la policía, a los hospitales, a la morgue y finalmente a Personas Perdidas ; finalmente no logro encontrar a Simon y no existían registros de ningún tipo que ayudaran a encontrarlo; Og se sentía aterrado, sentía que se volvía loco, no podía ser posible pues él no lo había soñado pero por fin se da cuenta que existía un lazo entre Simon y la realidad, entre Simon y él; y era aquel paquete que había recibido,. Empezó a leerlo y éste decía que no se preocupara que era su despedida, su último deseo y testamento. Le explica que los traperos no están acostumbrados a recibir regalos, pero siempre llega un momento en el que los maestros tienen que ser enseñados y eso había ocurrido; Og había amado a Simon, al igual que Simon a él. Pero había llegado el moménto de separarse porque al lugar a donde el iba no lo podía seguir, aunque todavía existía un trato entre ambos que era el del “Memorándum de Dios”, que quedaba en posesión suya para aplicarlo primero a su vida , para resucitar el propio cuerpo y mente de la muerte viviente, para lo cual se debían seguir algunos pasos positivos que son:

  • Primero marcar ese día en su calendario después llegar al número cien y marcarlo.

  • En contra un alfiler de seguridad, con una tela blanca que son los materiales más comunes y poco atractivos pero que constituyen un amuleto secreto de trapero, un recuerdo constante de que se está tratando de vivir de acuerdo al “Memorándum de Dios”, de que se está en proceso de cambiar su vida de alfileres y trapos fracasados por los tesoros de una vida nueva y mejor.

  • Por ningún ,motivo divulgar el significado de su amuleto en 100 día.

  • Leer el “Memorándum de Dios” antes de acostarse, cada día, durante cien noches sin que nada lo interfiera.

  • Al llegar el día número 100 ya será un milagro viviente y será cuando se debe encontrar a alguien que necesite ayuda y le debe dar a esa persona su amuleto secreto de trapero y el “Memorándum de Dios”, y algo más, darle amor.

    Es de ésta forma en que al haber miles de traperos que luchen por una misma misión “cambiar su vida por otra mejor” , que se podrá lograr cambiar al mundo entero. Finaliza diciéndole que lo reta a saber utilizar el Memorándum de Dios, lo bendice y le pide que siga escribiendo pues el mundo y los traperos lo necesitan. Og Mandino sigue las instrucciones y al mismo tiempo lloraba tal vez por saber ya la verdadera identidad de Simon o porque lo había dejado. Empieza al leer el Memorándum de Dios que dice: que a pesar que nos sintamos ser unas basuras, con la dignidad por los suelos y profundamente derrotados y mediocres, que a pesar de que lleguemos a echarle la culpa a Él de nuestro fracaso , el nos ama y somos su creación más perfecta, aquella que en si misma es una maravilla, un milagro, pues contamos con todo lo necesario para triunfar, tenemos la vista, el tacto, el oído, el gusto, la capacidad de hablar, la capacidad de razonar, la capacidad de movernos, la capacidad de amar y ser amados,; es por eso que no debemos considerarnos una basura, aunque alguien nos insulte de ello, no creerlo, pues si reflexionamos acerca de todo nuestro ser nos daremos cuenta que somos unos triunfadores desde el momento en que nuestro espermatozoide gano la carrera de encontrar el óvulo y fecundarlo, de encontrar su otra mitad, desde que nacimos cuando Dios nos dijo que éramos el milagro más grande del mundo. Tenemos todo para triunfar y es Dios quien nos ama tanto quien nos dio la capacidad de ser libres y de administrar toda esa riqueza que se desborda de nuestro cuerpo para poder orientar nuestra vida y es tan sabio que en caso de caer y llegar al punto más bajo del estado humano nos da también la capacidad de rectificar y cambiar nuestra vida por una nueva, de resucitar y volver a la vida, de empezar otra vida y de elegir por el éxito y la felicidad para ello son fundamental 4 leyes :

    Proclamar nuestra individualidad, caminar otro kilometro, usar sabiamente el poder de elección y hacer todo por amor, por amor a nosotros mismos y a los demás; por ello es necesario dejar que Dios nos quite las vendas que nos atan y notificar que somos el milagro más grande del mundo.

    Al final Og Mandino se encuentra en su oficina celebrando la Navidad, y al terminar la fiesta le surge la idea de hablarle a su editor, por fin decidía lanzarse a aquel reto planteado por Simon, por fin le anunciaba a su editor que tenía un nuevo libro que quería publicar, titulado “El milagro más grande del mundo ”, una obra que superaría a su libro anterior; la fecha de entrega del manuscrito sería el 31 de enero de 1975. Termina de hablar con su edito y al salir de su oficina puede ver desde lejos aquel geranio que le había regalado a Simon asomándose de aquel macetero de la ventana del departamento que solía ser de Simon.

    CITAS

    “...todo ser humano es capaz de realizar el milagro más grande del mundo. Y el error más grave del hombre, ciego como es a causa de las trivialidades de toda civilización avanzada, es que no ha comprendido el mensaje.”

    “La mente está en su propio lugar, y puede hacer por sí misma un paraíso del infierno, o un infierno del paraíso.”

    “Cuando hagas, pues, limosna, no vayas tocando la trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados de los hombres; en verdad os digo que ya recibieron su recompensa.”

    “Me sentía triste...porque no tenía zapatos...hasta que en la calle...encontré a un hombre que no tenía pies.”

    “Elige amar...en lugar de odiar.

    Elige reír...en lugar de llorar.

    Elige crear en lugar de destruir.

    Elige perseverar...en lugar de renunciar.

    Elige alabar...en lugar de criticar.

    Elige curar...en lugar de herir.

    Elige dar...en lugar de robar.

    Elige actuar...en lugar de aplazar.

    Elige crecer...en lugar de consumirte.

    Elige bendecir...en lugar de blasfemar.

    Elige vivir...en lugar de morir.”

    GLOSARIO

    • Sibilantes: Sonido que se pronuncia como una especie de silbido. Dic. De la letra que representa este sonido, como s.

    • Basset: Raza de perros de cuerpo muy alargado y patas cortas, llamado “perro salchicha.”

    • Flanqueada: Díc. Del objeto que tiene a sus o costados otras cosas que le acompañan o complementan. Defendido o protegido por los flancos.

    • Reverberar: Hacer reflexión la luz de un cuerpo luminosos en otro bruñido, o el sonido en una superficie que no lo absorba.

    • Recalcitrante: Retroceder, volver atrás los pies. Resistir a obedecer una orden, un consejo. Excitar el ardor sexual.

    • Trivialidades: Relativo al trivio. Vulgarizado, sabido de todos. Que carece de toda importancia y novedad.

    • Premoniciones: Presentimiento, presagio; advertencia moral.

    • Seudónimo: Díc. Del autor que oculta con un nombre falso el suyo verdadero. Aplícase también a la obra de este autor. Nombre empleado por un autor en vez del suyo verdadero.

    • Colisión: Choque de dos cuerpos. Oposición de ideas, principios o intereses.

    • Ghettos: Gueto. Barrio habitado por judíos o reservado para ellos con carácter de obligatoriedad. Por ext., barrio en el que viven personas de cualquier minoría social o inmigrados.

    • Asestar: Dirigir un arma hacia el objeto que se ataca. Dirigir la vista. Descargar en contra un objeto el proyectil o el golpe. Intentar causar algún daño a otro. Poner la mira.

    • Frazadas: Manta peluda que se echa sobre la cama.

    • Fruncir: Arrugar la frente y las cejas en señal de disgusto o de ira. Recoger una tela haciendo de ella unas arrugas pequeñas. Simular modestia y recogimiento.

    • Pelargonio: Planta de la familia geraniáceas, de flores cigomorfas con diez estambres, que vive en África y en los países mediterráneos y comprende muchas especies designadas impropiamente con el nombre de geranios.

    • Sendas: Camino más estrecho que la vereda, abierto pralm. por el tránsito de peatones. Procedimiento o medio para hacer algo.

    • Detractores: Detraer. Restar o desviar. Infamar la honra ajena.

    • Escaparate: Especie de estante con vidrieras. Hueco que hay en la fachada de algunas tiendas, resguardado con cristales en la parte exterior, y que sirve para colocar en él muestras de los géneros. Armario.

    • Ominosamente: Ominar. Agorar, predecir el futuro. Azaroso, de mal agüero. Abominable.

    • Anverso: En las monedas y medallas, cara que se considera principal. Cara en que va impresa la primera página de un pliego.

    • Asir: Tomar. Tratándose de plantas, arraigar. Agarrarse de alguna cosa. Tomar pretexto para decir o hacer lo que se quiere. Reñir o contender dos o más.

    • Linóleum: Preparado de corcho, harina de madera, aceite de linaza y resina, que impregna y recubre un tejido de fieltro o arpillera.

    • Morgue: Depósito oficial de cadáveres.