El Medio Ambiente y los principales agentes de contaminación

Legislación en Cuba. Desarrollo tecnológico. Combustibles fósiles. Destrucción del ozono. Superpoblación. Contaminantes del agua. Polución del aire. Cubierta vegetal

  • Enviado por: Arianna Toledo
  • Idioma: castellano
  • País: Cuba Cuba
  • 26 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


[MEDIO AMBIENTE] "¿Qué es lo que va a ocurrir con el medio ambiente? Cada día hay más problemas con la contaminación, cada día son más graves, cada día envenenan más las aguas y el aire; se calienta la atmósfera terrestre, suben las aguas, se multiplican las catástrofes naturales o grandes sequías que nos asolan.

(Discurso pronunciado en acto central por el XLIII Aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, Plaza "Calixto García Iñiguez", Holguín, 26 de julio de 1996.)

The environment degradation caused besides another reasons by man is leading to a sequence of environmental problems that are guiding the Earth and so the humanity to an imminent catastrophe. The global problems are going to target countries all over the world and also our country. The main problems are ground degradation, the forest cap pollution, lost of biodiversity and lack of water.

These problems would lead to general consequences like desertification, extinction of species, lost of habitat (lost of biodiversity), water's cycle disorders, quality deterioration of ground, air and water, changes at atmosphere's composition, disorders of ecosystems function, between others.
These alterations are going to have incidence on the man's health with differents diseases for instance the pollution can produce cancer, breath and heart diseases. The deforestation and soil erosion will provoque a rain regimen change and so a direct influence on the lack of water because all these problems are related between them, taking place the disease dissemination.
The present work has as it's main target to connected the principal environment problems in Cuba with the health problems.

Introducción

Aunque frecuentemente escuchamos hablar de desarrollo sostenible, protección del medio ambiente y ecología, no siempre hallamos la mejor forma de convertirnos en colaboradores activos. Sin embargo, la constante evidencia de una cercana crisis ambiental, precisa la búsqueda de soluciones desde la cotidianidad.

"El Ambiente es el sistema global constituido por elementos naturales y artificiales de naturaleza física, química, biológica, sociocultural y de sus interrelaciones, en permanente modificación por la acción humana o natural que rige o condiciona la existencia o desarrollo de la vida." Está constituido por elementos naturales como los animales, las plantas, el agua, el aire y artificiales como las casas, las autopistas, los puentes, etc. Todas las cosas materiales en el mundo tienen una estructura química que hace que sean lo que son. También existen elementos de naturaleza biológica porque algunos componentes del ambiente tienen vida, y socioculturales porque incluye aquellas cosas que son producto del hombre y que lo incluyen. Por ejemplo, las ciudades son el resultado de la sociedad humana y forman parte del ambiente. La cultura de un pueblo también, sus costumbres, sus creencias...Algunos creen que el ambiente es únicamente la naturaleza... ¡Pero no!, el hombre también forma parte... ¡y qué parte! Somos un componente muy importante porque podemos transformarlo más que cualquier otro ser del planeta... y por ende tenemos una responsabilidad superior.

Es por ello, que con la realización de este trabajo se pretende, no sólo transmitir el daño ocasionado siglos tras siglos al medio ambiente, sino, el cómo conscientizarnos para ayudar a que cada vez, se incremente el número de jóvenes para apoyar programas, eventos, encaminados a la protección del mismo. La contaminación del medio ambiente constituye uno de los problemas más críticos en el mundo y es por ello, que ha surgido la necesidad de la toma de conciencia, la búsqueda de alternativas para su solución.

Este trabajo enfocará lo relacionado con la investigación de los agentes contaminantes, su origen y las posibles soluciones, con fin de crearle inquietudes que favorezcan la toma de conciencia de este problema y en lo posible, el desarrollar actividades que contribuirán con el control de la contaminación de nuestro medio ambiente. Entendemos que el medio ambiente es importante ya que es todo aquello que nos rodea y que debemos cuidar para mantener limpia nuestra ciudad, colegio, hogar, etc., en fin, todo en donde podamos estar.

Partiendo primero que todo, para el análisis de este tema, jurídicamente debemos enfocarnos en nuestro país, y demostrar que a partir del artículo 27 de la Constitución de la República de Cuba, se regula lo concerniente a la cuestión ambiental, en el que se manifiesta que:

“El Estado protege al Medio Ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo económico y social sostenible para hacer más racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras. Corresponde a los órganos competentes aplicar ésta política. Es deber de los ciudadanos contribuir a la protección del agua, la atmósfera, la conservación del suelo, la flora, la fauna y de todo el uso potencial de la naturaleza”.

Además queda regulada según La Estrategia Ambiental Nacional, aprobada en 1997, que constituye el documento directriz de la política ambiental cubana. A partir de la elaboración de la Estrategia Ambiental Nacional, se comenzó a desarrollar el sistema de las Estrategias Ambientales Sectoriales, en un esfuerzo conjunto del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) y aquellos Organismos de la Administración Central del Estado con una incidencia significativa en el medio ambiente.

Los problemas ambientales no son producto de la fatalidad, están relacionados con las intervenciones humanas, las que presentan muchos componentes, no sólo el económico, sino además el científico, el tecnológico, el político, el jurídico, y el social en su conjunto. Desde este punto de vista, hay que preguntarse por la naturaleza de las intervenciones o acciones humanas, o sea, por la forma en que se originan y presentan dichas acciones con relación al medio ambiente. Uno de los componentes fundamentales de una intervención ambiental está relacionado con el desarrollo científico-tecnológico, ya que este desarrollo nos ha permitido utilizar la naturaleza para desencadenar situaciones que han puesto en peligro la continuidad de la vida. Desde este punto de vista, podemos vincular la preocupación por el tema del medio ambiente y de la ética sobre el medio ambiente, con el auge de la ciencia y la tecnología, especialmente desde la segunda guerra mundial.

Causas y efectos de los Problemas Ambientales

La especie Homo sapiens, es decir, el ser humano, apareció tardíamente en la historia de la Tierra, pero ha sido capaz de modificar el medio ambiente con sus actividades. Aunque, al parecer, los humanos hicieron su aparición en África, no tardaron en dispersarse por todo el mundo. Gracias a sus peculiares capacidades mentales y físicas, lograron escapar a las constricciones medioambientales que limitaban a otras especies, y adaptar el medio ambiente a sus necesidades.

Aunque los primeros humanos sin duda vivieron más o menos en armonía con el medio ambiente, como los demás animales, su alejamiento de la vida salvaje comenzó en la prehistoria, con la primera revolución agrícola. La capacidad de controlar y usar el fuego les permitió modificar o eliminar la vegetación natural, y la domesticación y pastoreo de animales herbívoros llevó al sobre pastoreo y a la erosión del suelo. El cultivo de plantas originó también la destrucción de la vegetación natural para hacer hueco a las cosechas, y la demanda de leña condujo al agotamiento de bosques enteros. Los animales salvajes se cazaban por su carne y eran destruidos en caso de ser considerados plagas o depredadores.

Mientras las poblaciones humanas siguieron siendo pequeñas y su tecnología modesta, su impacto sobre el medio ambiente fue solamente local. No obstante, al ir creciendo la población y mejorando y aumentando la tecnología, aparecieron problemas más significativos y generalizados. El rápido avance tecnológico producido tras la edad media culminó en la Revolución Industrial, que trajo consigo el descubrimiento, uso y explotación de los combustibles fósiles, así como la explotación intensiva de los recursos minerales de la Tierra. Fue con la Revolución Industrial, cuando los seres humanos empezaron realmente a cambiar la faz del planeta, la naturaleza de su atmósfera y la calidad de su agua. Hoy, la demanda sin precedentes a la que el rápido crecimiento de la población humana y el desarrollo tecnológico someten al medio ambiente, está produciendo un declive cada vez más acelerado en la calidad de éste y en su capacidad para sustentar la vida.

Uno de los impactos que el uso de combustibles fósiles ha producido sobre el medio ambiente terrestre ha sido el aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. La cantidad de CO2 atmosférico había permanecido estable, aparentemente durante siglos. Lo significativo de este cambio, es que puede provocar un aumento de la temperatura de la Tierra a través del proceso conocido como efecto invernadero. El dióxido de carbono atmosférico tiende a impedir que la radiación de onda escape al espacio exterior; dado que se produce más calor y puede escapar menos. Un calentamiento global significativo de la atmósfera tendría graves efectos sobre el medio ambiente, haría subir el nivel de los mares, cambiaría el clima regional y globalmente, alteraría la vegetación natural y afectaría a las cosechas. Estos cambios, a su vez, tendrían un enorme impacto sobre la civilización humana. La Acidificación Asociada también al uso de combustibles fósiles, debida a la emisión de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno por las centrales térmicas y por los escapes de los vehículos a motor. Estos productos interactúan con la luz del Sol, la humedad y los oxidantes, produciendo ácido sulfúrico y nítrico, que son transportados por la circulación atmosférica y caen a tierra, arrastrados por la lluvia y la nieve en la llamada lluvia ácida, o en forma de depósitos secos, partículas y gases atmosféricos.

La destrucción del ozono en las décadas de 1970 y 1980, en la que los científicos empezaron a descubrir que la actividad humana estaba teniendo un impacto negativo sobre la capa de ozono, una región de la atmósfera que protege al planeta de los dañinos rayos ultravioletas, que si no existiera esa capa gaseosa, que se encuentra a unos 40 Km. de altitud sobre el nivel del mar, la vida sería imposible sobre nuestro planeta. Los estudios mostraron que la capa de ozono estaba siendo afectada por el uso creciente de clorofluorocarbonos (CFC), que se emplean en refrigeración, aire acondicionado, disolventes de limpieza, materiales de empaquetado y aerosoles.

El adelgazamiento de la capa de ozono expone a la vida terrestre a un exceso de radiación ultravioleta, que puede producir cáncer de piel y cataratas, reducir la respuesta del sistema inmunitario, interferir en el proceso de fotosíntesis de las plantas y afectar al crecimiento del fitoplancton oceánico. Debido a la creciente amenaza que representan estos peligrosos efectos sobre el medio ambiente, muchos países intentan aunar esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. No obstante, los CFC pueden permanecer en la atmósfera durante más de 100 años, por lo que la destrucción del ozono continuará durante décadas.

El modo de producción (tecnología, división de trabajo) se expresa concretamente a través del proceso social de trabajo. La forma de organización de los miembros de la sociedad para llevar a cabo la actividad productiva y por otro lado, cómo se plantean técnicamente los problemas de la producción. La manera específica como se combinan las relaciones de producción y las fuerzas productivas, implica, un tipo de relación particular con el entorno ambiental. El ambiente plantea una serie de retos o restricciones que conducen a las sociedades a adaptarse social como técnicamente.

La participación del hombre en la unidad cósmica se hace indispensable, reforzando la idea básica de un hombre participativo e integrado a los procesos vitales que conforman la biosfera, que físicamente, es transformada y mejorada por la inteligencia del hombre. En cuanto a la integración de la comunidad en la prevención del medio ambiente, encontramos la comunidad educativa, puesto que la educación ambiental que se lleva a cabo en una institución educativa, implica una actividad formadora, en primera instancia para el alumno, pero la actividad requiere del soporte de los demás actores de la comunidad educativa: los docentes, los padres de familia, así como, de otros actores que se encuentren vinculados bajo proyectos específicos, por ejemplo empresas y Organizaciones no gubernamentales, etc. Se trata además de una actividad de construcción de valores, no de imposición de valores.

El desarrollo de las fuerzas productivas ha permitido que las sociedades ambientales no estén determinadas en primera instancia por las condiciones ambientales. Sin embargo, no significa que la naturaleza no tenga gran influencia. También mediante la tecnología se puede alterar el ambiente, llegando a veces, a situaciones casi totalmente irreversibles, por ejemplo, cuando se destruye un bosque. La tecnología se tiene que considerar como un elemento intermedio entre la sociedad y la naturaleza.

Haciendo alusión, al desarrollo del nivel de las fuerzas productivas, no se asume un criterio evolucionista lineal en lo tecnológico, simplemente se alude a los procesos de cambio. Esto es importante, y un ejemplo, es el caso de la agricultura itinerante de tala y quema en selva trópica, aunque aparentemente se trate de una gran sabiduría acumulada por miles de años, que garantiza su doble eficiencia en lo económico. Los problemas ambientales de la época actual están directamente asociados con el modelo de sociedad industrial de la revolución tecnológica, aunque ha sido eficiente en lo referente a aumentar y optimizar los procesos de trabajo desde un punto de vista productivo, ha significado una fuerte alteración en el orden de las relaciones ambientales, puesto que la producción industrial está presionada por un sistema económico basado en la capitalización de la productividad. Así también, se encuentra hoy en día, que está calificada como la Venezuela petrolera, y presenta una imagen caracterizada por mostrar un panorama de grandes transformaciones, que han sido y son actualmente el producto de grandes impactos sobre el ambiente, como resultado de la acción humana, que ha encontrado la facilidad económica suficiente para modificar, cambiar y destruir los ecosistemas en el país. Una causa básica resulta de una tecnología agresiva y un sistema económico que en su prisa por mantener a la población humana y obtener provecho de ella, destruye una forma de vida y contamina nuestro medio a un grado sin precedentes en la historia.

El aumento de la población hay que analizarlo considerando las satisfacciones de las necesidades humanas, ya que el aumento de la población conduce al incremento del consumo de recursos naturales.

Un aspecto importante de la llamada crisis ambiental actual es el problema de superpoblación, y hasta se podría decir que dicho problema es el punto de partida para otros, tales como la contaminación, sobre uso de éstas y otros. El problema de la superpoblación se tiene que considerar en base a tres indicadores generales, a saber: la estructura y dinámica demográfica, los patrones de asentamiento y los patrones de movilidad. La estructura dinámica demográfica se refiere en una parte a las características de la población en cuanto a su tamaño y a su composición y, por otra parte, a la manera en cómo ésta, evoluciona o se involucra a través del balance natalidad-migración. El segundo indicador que se tiene son los patrones de asentamiento, lo que se refiere a la manera en como la población se organiza expansivamente. La distribución espacial de las personas corresponde a esquemas particulares, según las actividades económicas predominantes en la sociedad, acorde con su respectiva forma de producción. El último indicador, es el patrón de movilidad, el cual se refiere a las formas de desplazamiento espacial de las poblaciones. Este patrón puede manifestarse en un rango de comportamiento, que va desde lo casi estático, es decir, poblaciones que se caracterizan por una movilidad muy baja, hasta lo dinámico, representado por poblaciones donde el desplazamiento socio-espacial es agudo.

El hombre moderno necesita trabajar muchas horas diarias para lograr el sustento individual y familiar. El trabajo es un facto esencial en el bienestar del hombre, y su vida laboral está influida por las instituciones. Hasta finales del siglo XIX, el pensamiento científico estuvo dominado por el modelo Newtoniano mecanicista. Esta concepción del universo se hizo presente en todos los niveles. Así, el hombre también fue estudiando como una pequeña máquina formada por diferentes partes: sistemas, órganos, tejidos, etc. También se estudia la sociedad según sus razas, religiones, políticas, nivel económico o cultural y otras. Los componentes del ambiente ni eran considerados en íntima relación y estaban dependientes unos de otros. Puede decirse que esta visión fragmentaria del universo es una de las causas de la crisis social, ecológica, cultural y económica de la actualidad.

Ante un futuro tan poco atrayente, la única recomendación posible es trabajar a todos los niveles sociales para alcanzar una relación armónica entre la naturaleza, el hombre y la sociedad.

Otro de los agentes o recursos que es gravemente afectado en nuestros días es el agua pura, que es un recurso renovable, sin embargo puede llegar a estar tan contaminada por las actividades humanas, que ya no sea útil, sino más bien nociva. El agua es esencial para la vida, ya que necesitamos beber entre uno y dos litros por día. La calidad del agua es de gran importancia, pues un número de bacterias, virus y parásitos pueden difundirse a través del agua y causar enfermedad. La mayoría de estas enfermedades son llamadas transmisibles debido a que ellas van de una persona enferma a otra a través del agua. El agua es un vehículo para la transferencia de enfermedades.

Principales contaminantes del agua son los siguientes:

1-Agentes patógenos.- Bacterias, virus, protozoarios, parásitos provenientes de desechos orgánicos. Estos pueden ocasionar enfermedades como:
•    Salmonella: Ocasionada por una bacteria que lleva dicho nombre que puede alcanzar el alimento directamente o indirectamente a través de canales tales como la excreta de animales, excretas humanas o agua contaminada por residuales. Los síntomas incluyen diarrea, dolor abdominal, vómitos y fiebre.
•    Hepatitis A: es difundida principalmente a través de los alimentos. Tiene un período de incubación entre 28 y 30 días. Los síntomas incluyen fiebre, malestar, náuseas y molestia abdominal seguida de ictericia.
•    Triquinosis o Trichinellosis: Está caracterizada por fiebre, hemorragia retinal, diarrea, inflamación muscular y lesiones en piel. Es causada por el gusano Trichinella spiralis. Ocurre por consumo de carne  contaminada cruda o mal cocinada, principalmente la de cerdo.

2-Desechos que requieren oxígeno.- Los desechos orgánicos pueden ser descompuestos por bacterias que usan oxígeno para biodegradarlos. Si hay poblaciones grandes de estas bacterias, pueden agotar el oxígeno del agua.

3-Sustancias químicas inorgánicas.- Ácidos, compuestos de metales tóxicos (Mercurio, Plomo), envenenan el agua.

4-Los nutrientes vegetales pueden ocasionar el crecimiento excesivo de plantas acuáticas que después mueren y se descomponen, agotando el oxígeno del agua y de este modo, causan la muerte de las especies marinas (zona muerta).

5-Sustancias químicas orgánicas.- Petróleo, plásticos, plaguicidas, detergentes que amenazan la vida.

6-Sedimentos o materia suspendida.- Partículas insolubles de suelo que enturbian el agua, y que son la mayor fuente de contaminación.

7-Sustancias radiactivas que pueden causar defectos congénitos y cáncer.

8-Calor.- Ingresos de agua caliente que disminuyen el contenido de oxígeno y hace a los organismos acuáticos muy vulnerables.

9-Las fuentes puntuales descargan contaminantes en localizaciones específicas a través de tuberías y alcantarillas. Ej.: Fábricas, plantas de tratamiento de aguas negras, minas, pozos petroleros, etc.

Por otro lado, su escasez, puede estar producida por las sequías asociadas a fenómenos producidos por el cambio climático global o por la inutilización del agua potable debido a su estado de contaminación. La preocupación al respecto es tal que se vaticina que las próximas guerras serán por este recurso. Esta escasez se relaciona con el aumento de enfermedades contagiosas debido al empeoramiento de prácticas higiénicas. Está relacionada directamente con las enfermedades gastrointestinales, pero además es la puerta de entrada a otros elementos químicos nocivos presentes en las aguas superficiales y subterráneas provenientes de la actividad química en la agricultura o industria, como los tratados anteriormente, además de otras que aunque no son las únicas son las de mayor incidencia:
•    Enfermedades diarreicas. Es el problema de salud público más importante en el que influyen el agua y los saneamientos.
•    Oxiuros.  Según su gravedad, una infección parasitaria puede producir desnutrición y anemia y retrasar el crecimiento en los niños.
•    Tracoma.  Está relacionado con el hacinamiento y la falta de higiene.  Termina en pérdida de la vista.
•    Esquistosomiasis.  Enfermedad causada por parásitos.  La infección se produce cuando la piel entra en contacto con agua contaminada.
•    Cólera.  Enfermedad que se difunde generalmente por las deficiencias del saneamiento y la falta de acceso al agua potable.
•    Intoxicación por arsénico.  La contaminación de las aguas subterráneas con arsénico es un problema mundial.  Un contacto de larga duración con el arsénico por el agua potable, causa cáncer de la piel, de pulmón, de vejiga y de riñón, además de otras modificaciones de la piel.
•    Criptosporidiosis: Es una enfermedad diarreica causada por el protozoo Cryptosporidium parvum, la transmisión de la enfermedad de persona a persona juega un importante papel. Para la mayoría de las personas saludables, la infección conduce a limitaciones de ellas mismas, diarreas acuosas con o sin náuseas, vómitos y dolores abdominales. Los síntomas pueden terminar en una o dos semanas. Sin embargo, las personas inmunodeprimidas, como las que padecen SIDA, o que usan drogas inmunosupresoras o de otra forma vulnerables, no pueden ser capaces de desembarazarse de la infección. La criptosporidiosis puede representar una infección letal para esta población.
•    Giardiasis. Es una infección por protozoo causada principalmente por Giardia lamblia, intestinalis o duodenalis. Con frecuencia asintomáticamente, la infección puede causar retortijones abdominales, diarrea, fatiga y pérdida de peso. La infección puede ser adquirida por ingestión de agua o alimentos fecalmente contaminados o por transferencia de la mano a la boca de los quistes de las heces de personas infectadas. Cuando no hay suficiente agua, las enfermedades de la piel y de los ojos se difunden fácilmente. Las enfermedades relacionadas con el agua y las producidas por vectores acuáticos se producen cuando el agua es el hábitat de los mosquitos vectores y de los parásitos que causan enfermedades humanas. Muchas de las enfermedades transmisibles por el agua pueden ser también transmitidas por los alimentos. Una prevención exitosa de dichas enfermedades debe estar dirigida a ambas rutas de exposición. Por lo tratado anteriormente es de suma importancia mantener una buena higiene en cuanto al agua y contar con un buen suministro de la misma, evitando de esta manera contraer diferentes enfermedades proveniente de ella que puede actuar como un agente causal de tipo biológico o por elementos químicos presentes o deficitarios en las aguas.
Muchas veces la contaminación llega a Ríos y Lagos en donde las corrientes fluviales debido a que fluyen se recuperan rápidamente del exceso de calor y los desechos desagradables. Esto funciona mientras no haya sobrecarga de los contaminantes, o su flujo, no sea reducido por sequía, represado, etc.

El aire, es otro de los elementos medioambientales que hoy en día se ve seriamente afectado, siendo su contaminación, la que se produce como consecuencia de la emisión de sustancias tóxicas. La contaminación del aire puede causar trastornos tales como ardor en los ojos y en la nariz, irritación y picazón de la garganta y problemas respiratorios. Bajo determinadas circunstancias, algunas sustancias químicas que se hallan en el aire contaminado pueden producir cáncer, malformaciones congénitas, daños cerebrales y trastornos del sistema nervioso, así como lesiones pulmonares y de las vías respiratorias. Luego de cierto tiempo de exposición y a determinado nivel de concentración, ciertos contaminantes del aire son sumamente peligrosos, y pueden causar serios trastornos e incluso la muerte.

La polución, contaminación del aire, también provoca daños en el medio ambiente, habiendo afectado la flora arbórea, la fauna y los lagos. La contaminación también ha reducido el espesor de la capa de ozono. Además, produce el deterioro de edificios, monumentos, estatuas y otras estructuras. La contaminación del aire también es causante de neblina, la cual reduce la visibilidad en los parques nacionales y otros lugares y, en ocasiones, constituye un obstáculo para la aviación. Los principales contaminantes del aire son:

1-Monóxido de Carbono (CO): Es un gas inodoro e incoloro. Cuando se inhala, sus moléculas ingresan al torrente sanguíneo, donde inhiben la distribución del oxígeno. En bajas concentraciones produce mareos, jaqueca y fatiga, mientras que en concentraciones mayores puede ser fatal.

2-Dióxido de Carbono (CO2): Es el principal gas causante del efecto invernadero. Se origina a partir de la combustión de carbón, petróleo y gas natural. En estado líquido o sólido produce quemaduras, congelación de tejidos y ceguera. La inhalación es tóxica si se encuentra en altas concentraciones, pudiendo causar incremento del ritmo respiratorio, desvanecimiento e incluso la muerte.

3-Clorofluocarbonos (CFC): Son substancias químicas que se utilizan en gran cantidad en la industria, en sistemas de refrigeración y aire acondicionado y en la elaboración de bienes de consumo. Cuando son liberados a la atmósfera, ascienden hasta la estratosfera. Una vez allí, los CFC producen reacciones químicas que dan lugar a la reducción de la capa de ozono que protege la superficie de la Tierra de los rayos solares. La reducción de las emisiones de CFC y la suspensión de la producción de productos químicos que destruyen la capa de ozono constituyen pasos fundamentales para la preservación de la estratosfera.

4-Contaminantes atmosféricos peligrosos (HAP): Son compuestos químicos que afectan la salud y el medio ambiente. Las emanaciones masivas pueden causar cáncer, malformaciones congénitas, trastornos del sistema nervioso y hasta la muerte.

5-Plomo: Es un metal de alta toxicidad que ocasiona una diversidad de trastornos, especialmente en niños pequeños. Puede afectar el sistema nervioso y causar problemas digestivos. Ciertos productos químicos que contienen plomo son cancerígenos. El plomo también ocasiona daños a la fauna y flora silvestres. El contenido de plomo de la gasolina se ha ido eliminando gradualmente, lo que ha reducido considerablemente la contaminación del aire. Sin embargo, la inhalación e ingestión de plomo puede tener lugar a partir de otras fuentes, tales como la pintura para paredes y automóviles, los procesos de fundición, la fabricación de baterías de plomo, los señuelos de pesca, ciertas partes de las balas, algunos artículos de cerámica, las persianas venecianas, las cañerías de agua y algunas tinturas para el cabello.

6-Ozono (O3): Este gas es una variedad de oxígeno, que, a diferencia de éste, contiene tres átomos de oxígeno en lugar de dos. El ozono de las capas superiores de la atmósfera, donde se forma de manera espontánea, constituye la llamada "capa de ozono", la cual protege la tierra de la acción de los rayos ultravioletas. Sin embargo, a nivel del suelo, el ozono es un contaminante de alta toxicidad que afecta la salud, el medio ambiente, los cultivos y una amplia diversidad de materiales naturales y sintéticos. El ozono produce irritación del tracto respiratorio, dolor en el pecho, tos persistente, incapacidad de respirar profundamente y un aumento de la propensión a contraer infecciones pulmonares. A nivel de medio ambiente, es perjudicial para los árboles y reduce la visibilidad.

7-Oxido de nitrógeno (NO): Proviene de la combustión de la gasolina, el carbón y otros combustibles. Es una de las principales causas del humo y la lluvia ácida. El primero se produce por la reacción de los óxidos de nitrógeno con compuestos orgánicos volátiles. En altas concentraciones, el humo puede producir dificultades respiratorias en las personas asmáticas, tos en los niños y trastornos en general del sistema respiratorio. La lluvia ácida afecta la vegetación y altera la composición química del agua de los lagos y ríos, haciéndola potencialmente inhabitable para las bacterias, excepto para aquellas que tienen tolerancia a los ácidos.

8-Partículas: En esta categoría se incluye todo tipo de materia sólida en suspensión, en forma de humo, polvo y vapores. Además, de reducir la visibilidad y la cubierta del suelo, la inhalación de estas partículas microscópicas, que se alojan en el tejido pulmonar, es causante de diversas enfermedades respiratorias. Las partículas en suspensión también son las principales causantes de la neblina, la cual reduce la visibilidad.

9-Dióxido de azufre (SO2): Es un gas inodoro cuando se halla en bajas concentraciones, pero en alta concentración despide un olor muy fuerte. Se produce por la combustión de carbón, también proviene de ciertos procesos industriales, tales como la fabricación de papel y la fundición de metales. Al igual que los óxidos de nitrógeno, el dióxido de azufre es uno de los principales causantes del smog y la lluvia ácida. Está estrechamente relacionado con el ácido sulfúrico, que es un ácido fuerte. Puede causar daños en la vegetación y en los metales, y ocasionar trastornos pulmonares permanentes y problemas respiratorios.

10-Compuestos orgánicos volátiles (VOC): Son sustancias químicas orgánicas. Todos los compuestos orgánicos contienen carbono y constituyen los componentes básicos de la materia viviente y de todo derivado de la misma. Muchos de los compuestos orgánicos que utilizamos no se hallan en la naturaleza, sino que se obtienen sintéticamente. Los compuestos químicos volátiles emiten vapores con gran facilidad. La emanación de vapores de compuestos líquidos se produce rápidamente a temperatura ambiente.

La contaminación de los suelos es otro de los elementos que nos afecta en este sentido, y así podemos decir que el daño que se causa a los suelos es de la misma magnitud que el que se causa al agua y al aire, aunque en realidad algunas veces es menos evidente para nosotros; sin embargo, es importante conocer los lugares donde es más probable que se contamine el suelo. Algunos de estos sitios son los parques industriales, los basureros municipales, las zonas urbanas muy pobladas y los depósitos de químicos, combustibles y aceites, etc., sin dejar de mencionar las zonas agrícolas donde se utilizan los fertilizantes o pesticidas de manera excesiva. Esta contaminación del suelo va a ser uno de los causantes de la degradación y deforestación; junto con la tala indiscriminada, efecto invernadero y el calentamiento global; además ocasiona indirectamente serios daños sobre el hombre, ya que primeramente afecta a las plantas, las cuales a su vez contaminan a los animales que se alimentan de ellas y el hombre a su vez es perjudicado por estos animales contaminados, pero también por las plantas, ya que nuestras principales fuentes nutricionales provienen de la tierra. De ahí entonces se puede destacar la gran relación que hay entre la contaminación de los suelos y la contaminación de los alimentos; aunque la contaminación de los suelos no es la única causa de la de los alimentos, ya que esta puede también estar ocasionada por otras fuentes.

El suelo es el delgado manto de materia que sustenta la vida terrestre. Es producto de la interacción del clima y del sustrato rocoso o roca madre, como las glaciares y las rocas sedimentarias, y de la vegetación.

Dentro de los contaminantes de suelos se encuentran los residuos antropogénicos, cuyo origen puede ser doméstico, industrial, de hospitales o de laboratorios, independientemente de su origen, los residuos pueden ser peligrosos o no peligrosos. Los peligrosos son aquellos que por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables o biológicas, representan un riesgo para la salud de las personas y el ambiente, mientras que los residuos no peligrosos se denominan residuos sólidos. Los residuos sólidos pueden ser clasificados como degradables o no degradables, considerándose un residuo degradable aquel que es factible de descomponerse físicamente; por el contrario, los no degradables permanecen sin cambio durante períodos muy grandes.

En otro extremo encontramos a la vegetación, como un agente natural que en general contribuye a mejorar la calidad del aire en una ciudad contaminada. Las formas en que se dan estas contribuciones son a través de la purificación del aire mediante los procesos de fotosíntesis, donde se absorbe CO2 y se libera oxígeno; además intercepta las partículas en suspensión que son arrastradas por los vientos. Adicionalmente, los espacios urbanos que ocupan las áreas verdes no participan en las actividades contaminantes propias de la ciudad. En el primero se destacan principalmente las áreas verdes, parques y plazas además del nivel de forestación que tienen las calles y los jardines particulares o institucionales. En la ocupación del área rural circundante puede estar dedicada a la agricultura, a la ganadería, a la forestación etc.

Los factores que definen la incidencia de la cubierta vegetal son:

1-Formación vegetacional: el tipo de formación es relevante, debido a que la asociación de árboles, de arbustos o de hierbas tienen biomasas diferenciadas, las que producirán diversas consecuencias. Es más positivo para la descontaminación urbana que hayan parques y plazas arboladas en la ciudad y bosques en la periferia; en cambio, la presencia de vegetación arbustiva en la forma de matorrales o pastizales tendrá menor incidencia.

2-Cobertura: una mayor cobertura de la vegetación es propicia para los efectos de descontaminación; su densidad es especialmente importante en el caso de los bosques.

Las actividades económicas desarrolladas por el hombre generan los bienes y servicios que garantizan su bienestar social. Estas, cada día son más complejas y requieren del uso de tecnologías más avanzadas, de forma tal que mantengan un alto nivel de productividad. Sin embargo, muchas de esas actividades son fuente de contaminación, lo que constituye un problema que afecta la vida sobre el planeta. En nuestro país existen muchos casos de contaminación, originados por las actividades económicas; por ejemplo: las industrias siderúrgicas, fábricas de cemento y de productos químicos, vehículos automotores, cochineras, polleras, mataderos, todos ellos factores que generan un alto nivel de contaminación.

Causas como la destrucción de la capa de ozono, la contaminación del agua, el dióxido de carbono, acidificación, erosión del suelo, hidrocarburos clorados y otras causas de contaminación como el derramamiento de petróleo están destruyendo nuestro planeta, pero la "causa que produce las demás causas" somos nosotros mismos..., hay personas que no les importa tirar una lata en la calle o un papel, o cualquier otra cosa, sabiendo que cada vez más están contaminando el ambiente, lo correcto sería colocar la basura o los residuos en el basurero más cercano que se encuentre en la calle, con respecto a la contaminación del aire los conductores debería buscar la forma de que su vehículo no origine tanto dióxido de carbono, que es totalmente dañino así como también los ácidos usados para las plantas, también los insecticidas y demás químicos.

El medio que nos rodea debemos cuidarlo pese a que todos los días vemos los motivos por los cuales es tan importante proteger nuestro ambiente, aún hay gente que se pregunta por qué... por qué debemos cuidar nuestro planeta?. La belleza del mundo es inmensa y que la sola idea de ir perdiéndola poco a poco es terrible. Amar a la naturaleza es lo que nos da fuerzas para defenderla día a día. Mirar el cielo limpio, observar un río claro y lleno de vida, sentir el aroma especial que tiene un bosque después de la lluvia, contemplar a un pájaro construyendo delicadamente su nido... todas estas cosas queremos seguir haciéndolas.

Es importante pensar que el mundo no nos pertenece, nos ha sido prestado para que vivamos en él y lo utilicemos con sabiduría. Y eso es lo que debemos hacer... vivir, no destruir.

Pero también debemos proteger nuestro ambiente porque lo necesitamos. ¡Y mucho! Dependemos de él para existir. Nuestro planeta, nos brinda todos los recursos naturales que necesitamos para alimentarnos, construir nuestras viviendas, tener luz, transportarnos, vestirnos, etc. Mirar un segundo a nuestro alrededor y nos basta para saber, que todo lo que vemos es- papel, lápiz, computadora, goma, etc.- se obtiene, directa o indirectamente, del ambiente, por lo cual es importante que aseguremos su capacidad de continuar proveyéndolos. Si destruimos el ambiente nos estaremos perjudicando a nosotros mismos, a nuestros hijos y a nuestros nietos. Cuidar el mundo es cuidarnos y esa es otra muy buena razón ¿no te parece?

Las cosas en el ambiente no están "juntas" sino que están interrelacionadas, es decir, que establecen relaciones entre sí. Por esto decimos que es un sistema. El ambiente está en constante modificación, positiva o negativa, por la acción del hombre o natural. O sea que los cambios pueden ser hechos por los humanos o por la naturaleza misma. Sin duda nosotros transformamos lo que nos rodea pero también la lluvia modela el paisaje, el mar construye y destruye playas, el frío y el calor rompen las rocas, otras especies son arquitectas de su entorno, etc, es sencillamente el que rige y condiciona la existencia y desarrollo de la vida. En síntesis, el ambiente es todo aquello que nos rodea, que forma parte de nuestro entorno, ya sea biótico o abiótico. Componentes bióticos son los que tienen vida como los animales y las plantas. Los abióticos son los inanimados como el agua, el aire, las rocas, etc.

Las personas hoy en día generan grandes cantidades de basura, al punto tal que se ha convertido en un problema ambiental muy serio en la mayor parte de las ciudades del mundo. Por un lado el volumen de residuos parece crecer día a día, y por otro las alternativas para disponerlos son muy cuestionadas por sus impactos sobre el ambiente. También ocurre que hay lugares en los cuales se amontona todo lo que se tira sin tener en cuenta los problemas que se pueden ocasionar tanto para el ambiente como para la salud de las personas que viven cerca. Es este un verdadero problema que afecta a todos.

Existen muchos problemas ambientales que están enfermando a nuestro planeta, estos a su vez guardan estrecha relación con otros problemas económicos y sociales, así, es fundamental que los conozcamos, sepamos qué está pasando, por qué pasa lo que pasa, que hay de malo en ellos y, lo más importante de todo, que podemos hacer para ayudar a proteger a nuestro ambiente. Estos son tan sólo algunos: el cambio climático, el adelgazamiento de la capa de ozono, la pérdida de la biodiversidad, la basura, la contaminación entre otras. Las pruebas nucleares atmosféricas que han sido prohibidas por la mayoría de los países, lo que ha supuesto la eliminación de una importante fuente de lluvia radiactiva, la radiación nuclear sigue siendo un problema medioambiental. Las centrales siempre liberan pequeñas cantidades de residuos nucleares en el agua y la atmósfera, pero el principal peligro es la posibilidad de que se produzcan accidentes nucleares, que liberan enormes cantidades de radiación al medio ambiente, como ocurrió en Chernóbil, Ucrania, en 1986. Un problema más grave al que se enfrenta la industria nuclear es el almacenamiento de los residuos nucleares, que conservan su carácter tóxico de 700 a 1 millón de años. La seguridad de un almacenamiento durante periodos geológicos de tiempo es, al menos, problemática; entre tanto, los residuos radiactivos se acumulan, amenazando la integridad del medio ambiente.

Otra de las cuestiones es la pérdida de tierras vírgenes, que un número cada vez mayor de seres humanos empieza a cercar las tierras vírgenes que quedan, incluso en áreas consideradas más o menos a salvo de la explotación. La insaciable demanda de energía ha impuesto la necesidad de explotar el gas y el petróleo de las regiones árticas, poniendo en peligro el delicado equilibrio ecológico de los ecosistemas. Los bosques tropicales, sobre todo en el Sureste asiático y en la Amazonia, están siendo destruidos a un ritmo alarmante para obtener madera, despejar suelo para pastos y cultivos, para plantaciones de pinos y para asentamientos humanos. Esta deforestación tropical podría llevar a la extinción de hasta 750.000 especies, lo que representaría la pérdida de toda una multiplicidad de productos: alimentos, fibras, fármacos, tintes, gomas y resinas. Además, la expansión de las tierras de cultivo y de pastoreo para ganado doméstico en África, así como el comercio ilegal de especies amenazadas y productos animales podría representar el fin de los grandes mamíferos africanos. Por otro lado, la erosión del suelo es un tema alarmante, pues se está acelerando en todos los continentes y está degradando unos 2.000 millones de hectáreas de tierra de cultivo y de pastoreo, lo que representa una seria amenaza para el abastecimiento global de víveres. Cada año la erosión de los suelos y otras formas de degradación de las tierras provocan una pérdida de entre 5 y 7 millones de hectáreas de tierras cultivables. En el Tercer Mundo, la creciente necesidad de alimentos y leña han tenido como resultado la deforestación, lo que ha producido una severa erosión. Para complicar aún más el problema, hay que tener en cuenta la pérdida de tierras de cultivo de primera calidad debido a la industria, los pantanos, la expansión de las ciudades y las carreteras. La erosión del suelo y la pérdida de las tierras de cultivo y los bosques reducen además, la capacidad de conservación de la humedad de los suelos y añade sedimentos a las corrientes de agua, los lagos y los embalses.

Los problemas de erosión descritos asimismo, están agravando el creciente problema mundial del abastecimiento de agua. La mayoría de los problemas en este campo se dan en las regiones semiáridas y costeras del mundo. Las poblaciones humanas en expansión requieren sistemas de inyección y agua para la industria; esto está agotando hasta tal punto los acuíferos subterráneos que empieza a penetrar en ellos agua salada a lo largo de las áreas costeras en Estados Unidos, Israel, Siria, los estados árabes del golfo Pérsico y algunas áreas de los países que bordean el mar Mediterráneo (España, Italia y Grecia principalmente). Algunas de las mayores ciudades del mundo están agotando sus suministros de agua y en metrópolis como Nueva Delhi o México D.F. se está bombeando agua de lugares cada vez más alejados. En áreas tierra adentro, las rocas porosas y los sedimentos se compactan al perder el agua, ocasionando problemas por el progresivo hundimiento de la superficie; este fenómeno es ya un grave problema en Texas, Florida y California.

El mundo experimenta también un progresivo descenso en la calidad y disponibilidad del agua. En el año 2000, 508 millones de personas vivían en 31 países afectados por escasez de agua y, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 1.100 millones de personas carecían de acceso a agua no contaminada. En muchas regiones, las reservas de agua están contaminadas con productos químicos tóxicos y nitratos. Las enfermedades transmitidas por el agua afectan a un tercio de la humanidad y matan a 10 millones de personas al año.

Durante la década de 1980 y a comienzos de la de 1990, algunos países industrializados mejoraron la calidad de su aire reduciendo la cantidad de partículas en suspensión, así como la de productos químicos tóxicos como el plomo, pero las emisiones de dióxido de azufre y de óxidos nitrosos, precursores de la deposición ácida, aún son importantes.

Las perspectivas de futuro, en lo que al medio ambiente se refiere, son poco claras. A pesar de los cambios económicos y políticos, el interés y la preocupación por el medio ambiente aún es importante. La calidad del aire ha mejorado, pero están pendientes de solución y requieren una acción coordinada los problemas de la lluvia ácida, los clorofluorocarbonos, la pérdida de ozono y la enorme contaminación atmosférica del este de Europa. Mientras no disminuya la lluvia ácida, la pérdida de vida continuará en los lagos y corrientes del norte, y puede verse afectado el crecimiento de los bosques. La contaminación del agua seguirá siendo un problema mientras el crecimiento demográfico continúe incrementando la presión sobre el medio ambiente. La infiltración de residuos tóxicos en los acuíferos subterráneos y el agua salada en los acuíferos costeros de agua dulce no se ha interrumpido.

El agotamiento de los acuíferos en muchas partes del mundo y la creciente demanda de agua producirá conflictos entre el uso agrícola, industrial y doméstico de ésta. La escasez impondrá restricciones en el uso del agua y aumentará el coste de su consumo. El agua podría convertirse en la crisis energética de comienzos del siglo XXI. La contaminación de las aguas dulces y costeras, junto con la sobreexplotación, ha mermado hasta tal punto, que sería necesario suspender la pesca durante un periodo de cinco a diez años para que las especies se recuperaran. Si no se desarrollan esfuerzos coordinados para salvar el hábitat y reducir el furtivismo y el tráfico internacional ilegal de especies salvajes, muchas de ellas se extinguirán. A pesar de los conocimientos sobre cómo reducir la erosión del suelo, éste continúa siendo un problema de alcance mundial. Esto se debe, en gran medida a que muchos agrónomos y urbanistas muestran un escaso interés por controlarla. Por último, la destrucción de tierras vírgenes, tanto en las regiones templadas como en las tropicales, puede producir una extinción masiva de formas de vida vegetales y animales.

Para reducir la degradación medioambiental, las sociedades deben reconocer que el medio ambiente es finito. Los especialistas creen que, al ir creciendo las poblaciones y sus demandas, la idea del crecimiento continuado debe abrir paso a un uso más racional del medio ambiente, pero que esto, sólo puede lograrse con un espectacular cambio de actitud por parte de la especie humana. El impacto de la especie humana sobre el medio ambiente ha sido comparado con las grandes catástrofes del pasado geológico de la Tierra; independientemente de la actitud de la sociedad respecto al crecimiento continuo, la humanidad debe reconocer que atacar el medio ambiente pone en peligro la supervivencia de su propia especie.

La degradación del medio ambiente, ocasionado entre otras razones por el hombre, está generando una serie de problemas ambientales que están llevando al planeta y por ende a la humanidad hacia una inminente catástrofe. Los problemas globales van a influir sobre cada nación de una u otra manera, como es lógico también sobre nuestro país, donde se destacan la degradación de los suelos, afectaciones a la cobertura forestal, contaminación, pérdida de la diversidad biológica y carencia de agua. Estos problemas van a traer variadas consecuencias, como por ejemplo la desertificación, desaparición de las especies, pérdida de hábitat (pérdida de la diversidad biológica), alteraciones del funcionamiento del ecosistema, alteraciones del ciclo del agua, deterioro de la calidad del aire, suelos y agua, cambios sobre la composición de la atmósfera, entre otros. Estas alteraciones van a repercutir sobre la salud del hombre, ocasionándole disímiles y variadas enfermedades, por ejemplo, la contaminación, que puede producir cáncer, enfermedades respiratorias, gastrointestinales y cardiovasculares. La deforestación y erosión de los suelos va a provocar una variación en el régimen de lluvias y consigo va a influir directamente sobre la carencia de agua, ya que todos estos problemas están íntimamente relacionados, es decir, si se afecta uno, otros se alteran, propagándose así enfermedades.

La preocupación por el medio ambiente surgió ante la constatación del nivel alcanzado por algunos problemas ambientales, fundamentalmente, la contaminación en países industrializados. Posteriormente se comprobó que la crisis ambiental afecta al mundo en su conjunto, representando ello un riesgo para la vida. El orden económico internacional imperante, el agotamiento y degradación progresivos de los recursos naturales, la imposibilidad de mejorar el nivel de vida de grandes grupos humanos, entre otros, son problemas que afectan a todos los países especialmente a los subdesarrollados o en vías de desarrollo y que de no revertirse pondrán en grave peligro la supervivencia de las generaciones futuras.
De manera general, se puede decir que actualmente vivimos en un mundo complejo y sujeto a múltiples amenazas, entre las cuales, las de corte ambiental emergen con particular fuerza. Si bien se reconoce la objetividad de los procesos globalizadores, sus impactos sobre el medio ambiente son objeto de discusión y sus efectos nocivos están claramente constatados. Así, el siglo XXI, ha comenzado a decursar mostrando un desequilibrio entre el hombre, la naturaleza y la sociedad sin precedentes en la historia humana.
Cuba está expuesta como cualquier otro país, a los problemas ambientales globales, cuyos efectos, adquieren una expresión singular al interrelacionarse con la problemática nacional, la que está condicionada por las especificidades derivadas de su carácter insular, su clima tropical, su posición geográfica, el déficit de recursos naturales esenciales y elementos de carácter sociocultural, además de la difícil situación económica que atraviesa como consecuencia del bloqueo económico y las amenazas a la seguridad y soberanía de que es objeto desde 1959 por el Estado más poderoso del mundo. Cuba, se inserta en  la problemática  ambiental global y regional.  A partir de 1959 se han superado o al menos mejorado muchos de dichos problemas, algunos de ellos inherentes, a los países del  tercer mundo, no obstante, subsisten algunas causas que han generado diferentes  consecuencias ambientales, por ejemplo,  el crecimiento continuo de la población, las deficiencias en la eliminación de los desechos y la contaminación industrial o agropecuaria.
En nuestro país corresponde al Estado, el ejercicio de los derechos soberanos sobre el medio ambiente y los recursos naturales del país. A partir de esa función y a través de los órganos de gobierno, el Estado proyecta la política y la gestión ambiental; así queda su constancia en el Artículo 27 de la Constitución de la República, citado a inicios de este trabajo. En Cuba específicamente, se destacan como problemas ambientales, primero que todo la contaminación, la carencia de agua, las afectaciones a la cobertura forestal, la degradación de los suelos, la pérdida de la diversidad biológica así como otras. Teniendo en cuenta que todos estos problemas, están muy relacionados entre sí, y no solo están a nivel global,  regional y nacional, sino también a nivel territorial y local o comunitario, actuando como un sistema, donde la afectación de uno repercute sobre los otros. Las causas, características y consecuencias de la contaminación es que no va a ser más que cualquier modificación del estado natural del aire, agua, suelos y alimentos, causada por agentes físicos, químicos o biológicos que resultan nocivos para la salud humana o la vida vegetal y animal, afecta los recursos vivos o los ecosistemas, evita el disfrute de sitios de esparcimiento e interfiere en el uso de otros recursos ambientales. Hay variadas formas de contaminación ambiental, pero entre ellas hay algunas que repercuten y afectan más directamente al medio ambiente y la salud del hombre como tal,  estas son: contaminación atmosférica, contaminación de los suelos, contaminación de los alimentos, contaminación del agua.
En Cuba existen diferentes causas que han motivado la contaminación de las aguas, los suelos, la atmósfera y los alimentos.  Entre ellas, destaca la concentración de instalaciones industriales en zonas urbanas, lo que determina el empleo de las corrientes superficiales como receptoras de residuales crudos o parcialmente tratados, los que frecuentemente llegan a la zona costera.
También influyen negativamente el empleo de tecnologías obsoletas, la indisciplina tecnológica, así como la no introducción de prácticas de Producción Más Limpia. Aún teniendo en cuenta los planes anuales de inversiones destinadas al medio ambiente, son insuficientes los recursos financieros destinados a la minimización, tratamiento, aprovechamiento, rehúso de los residuos de la actividad agroalimentaria, industrial, del turismo, de hospitales y domésticos.
Es deficiente el estado de las redes de alcantarillado, la cobertura de tratamiento de residuales y el estado técnico de los sistemas de tratamiento existentes, así como el manejo de los residuos sólidos , existiendo serios problemas con su disposición y aprovechamiento. La ausencia de tratamiento para las emisiones, inadecuado control sobre los niveles de ruidos que se generan y poca difusión sobre los efectos nocivos que provoca sobre la salud y el comportamiento social, el mal estado técnico del transporte y la carencia de normas técnicas sobre emisiones. La carencia de la infraestructura técnica y el aún inadecuado manejo de los productos químicos y de los desechos peligrosos ocasiona problemas de contaminación con riesgo para la salud humana. Las proyecciones del desarrollo del país, relacionadas con el incremento de la exploración y explotación de hidrocarburos, indican la necesidad  de prestar especial  atención a los impactos de esta actividad sobre las aguas, la atmósfera y los suelos.

Estos contaminantes que hay en la atmósfera provienen de diferentes fuentes, entre las que se encuentra la industria, combustibles fósiles, combustión de gas y petróleo, no siendo las únicas fuentes pero si las más relevantes, sobre la naturaleza pueden ocasionar: efecto invernadero, lluvias ácidas, cambio climático, calentamiento global, daño a la Capa de Ozono.
Las emisiones de gases de los vehículos, las actividades mineras e industriales, los escapes químicos y accidentes nucleares, son algunas de las causas de la contaminación de los alimentos por agentes químicos y físicos, por contener elementos como el plomo, cadmio y mercurio. El plomo produce en el  humano efecto negativo sobre los tejidos formadores de sangre, sistema digestivo, nervioso y renal, además aumenta el riesgo de cáncer.
La afectación de la placenta en las embarazadas, la función del hígado, los testículos y la formación del tejido óseo, pueden ser producidos por la concentración elevada de cadmio en el organismo. Los daños del mercurio no han sido investigados profundamente, se sabe que uno de sus principales efectos son las afectaciones al sistema nervioso central, con pérdida degenerativa de los nervios motores, pudiendo ocasionar la muerte en muchos casos.






 

Bibliografía

1-AIN. Crece Obtención de Veneno de Alacrán con Fines Medicinales. Periódico Granma Internacional. Las Tunas. 13 de febrero del 2008. Versión digital.

2- Adalton Celio Oliveira y el Dr. Juan Ferrari Rizzo. En: Medio   Ambiente y Educación Ambiental, La Habana, 1999.

3- Annalee Yací, Tord Kjellstrom. En: Salud Ambiental. La Habana. 2002.

4- Apresián, Rubén. Ascenso a la moral.

5- Biología y ética; reflexiones sobre un coloquio de la UNESCO.

6- Bombino, Luis. Ética y Sociedad.

7- Blench, R., Biodiversidad en Breve 7. En: Overseas Development Institute, 2006.

8- Castro, F.  En Mensaje  Para Que no se Pierda la Vida, Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio ambiente y Desarrollo, Río de Janeiro, del 1-4 de Junio de 1992. La Habana, Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba.

9- Caravia, L.  En: Manual de Educación Ambiental, La Habana, 1999.

10- CITMA: Degradación de los Suelos. En: Estrategia Ambiental  Nacional. 2005/2010.

11- CITMA: Pérdida de la Diversidad Biológica. En: Estrategia Ambiental Nacional. 2005/2010.

12- Colectivo de Autores. En: Enciclopedia Encarta; 2007. Contaminación de los Suelos.

13-Colectivo de Autores. Ética, derecho, ciencia, tecnología y cooperación internacional.

14- Dávalos, Hart. Ética, Cultura y Política.

15-Delgado, Orlando A. Cambios climáticos afectan rendimientos en apicultura cubana. Periódico Granma Internacional. La Habana. 2 de octubre del 2007. Versión digital.

16-Estrada López, José Luis. Ética y Economía: desafíos del mundo contemporáneo.

17- Galdo A. Vimang, un antioxidante natural cubano. 2008.

18-Giordan, A. y Souchan, C. La Educación Ambiental: Guía Práctica”. Sevilla, Diada, 1997.

19- González, G. Revista Varela. El cambio ambiental global, sus consecuencias en la salud humana. 2002

20- González García, M., López Cerezo, J.L. y Luján, J.L. (1996), Ciencia, Tecnología y Sociedad: una introducción al estudio social de la ciencia y la tecnología, Madrid.

21- Jacobs, M. (1991), La economía verde. Medio ambiente, desarrollo sostenible y la política del futuro, Barcelona: Icaria, 1997.

22- Jonas, H. (1979), El principio de responsabilidad. Ensayo de una ética para la civilización tecnológica, Barcelona: Herder, 1995.

23-Ley No. 81 del Medio Ambiente, Asamblea Nacional del Poder Popular. En: Gaceta Oficial de la República de Cuba,  La Habana, 1997.

24- López Cerezo, J. A. (2000), "Qué es CTS", En: Curso a distancia a través de Internet, Incorporación del enfoque Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS) en la educación secundaria, Madrid: Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura OEI, (En prensa).

25- Morin, E. (1999), Los siete saberes necesarios para la educación del futuro, Paris: UNESCO.

26- Navas, María E. Revista Digital BBC Ciencia. Se nos acabarán las medicinas. 2008.

27- Oliveira A. C., Dr. Ferrari J. En: Medio  Ambiente y Educación Ambiental,  La Habana, 1999.

28-Osorio, C. (1999), Socialización en Educación Ambiental, Módulo de Taller, Santiago de Cali: Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca CVC.

29-Puig, J. y Corominas, J. (1990), La ruta de la energía, Barcelona: Anthropos.

30-Sanmartín, J. (1993), "Tecnología y ecología: muchos problemas y unas pocas soluciones", En: Estudios sobre tecnología, ecología y filosofía, Jornadas sobre tecnología y ecología de la VII Biennal of society for philosophy and technology, celebradas en Peñiscola, Mayo de 1993.

31-Sosa, N. (1990), Ética ecológica, Madrid: Libertarias/Prodhufi, S. A.

32-Spinoza, Benedictus. Ética: Tratado teológico- político.

33-Vaccarezza, L. (1998), “Ciencia, tecnología y sociedad: el estado de la cuestión en América Latina, En: OEI, Revista iberoaméricana de educación, Ciencia, tecnología y sociedad ante la educación, # 15, Septiembre-Diciembre.

34- Waks, L., (1988), “The responsability cycle in STS education”, Working paper, National STS education network (U.S.), University Park PA.

35- Yassí, A., Kjellstrom, T.  En: Salud Ambiental,  La Habana,  2002.


Sitios de Internet visitados

www.google.cu

www.rvarela.ispvc.rimed.cu

www.medioambiente.cu

www.news.bbc.uk/spanish/science

www.infomed.sld.cu








25