El medallón perdido; Ana Alcolea

Literatura española contemporánea. Novela juvenil. Aventuras

  • Enviado por: Tomad y Comed
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad

El medallón perdido

1-Ficha bibliográfica.

Título: El medallón perdido

Autor/a: Ana Alcolea

2-Resumen por capítulos

1-Siete llaves y un desván.

A Benjamín, un chico joven se lo murió su padre hace más de dos años, debido a un accidente de avioneta. La madre de Benjamín quiso borrar todos los recuerdos del padre de Benjamín guardando todo en un desván. Siempre tenía en mente poder entrar pero estaba cerrado con llave.

Una vez encontró muchas llaves y dio la casualidad que ese día se fue de la casa la madre, fue para la puerta y cuando dio con la llave llegó la madre y tuvo que cerrarla. A Sebastian le gustaba una chica llamada Almudena.

2-El regreso de mi tío.

Un día saliendo Benjamín del colegio con sus amigos, vieron un pedazo de coche rojo, a su lado había un hombre de pie. Al principio ninguno lo conocía pero cuando Sebastian se fijo bien lo conocía de algo, era su tio Sebastian.

3-El cirujano de mamá y un verano en Santander que no fue.

La madre de Benjamín, desde la muerte de su marido, estaba deprimida y no salía nunca. Conoció a un cirujano y empezaron a quedar, se le veía mucho mejor, en el rostro se le notaba y sobre todo la forma de vestir. Benjamín y la madre tenían pensado un verano tranquilo y según Benjamín aburrido. De repente la madre de Benjamín le dijo a Benjamín que se quería ir con su novio a Santander en el verano, pero sin Benjamín. Si antes pensaba que sería aburrido el verano ahora ni se lo pensaba. Pero la madre no había terminado de hablar, también le dijo que si el quería que se podía ir a África con su tío Sebastian. Sin pensárselo Benjamin dijo que si. Esa semana se puso muchas vacunas, sacándose pasaportes... Un día que Benjamin estaba con su tío, se fijo que Sebastian tenia un extraño medallón colgado del cuello. Le pregunto que de donde lo había sacado y dijo que, una vez estaba él y el padre de Benjamin en África y vieron a un felino y lo tuvieron que matar. El medallón era el colmillo del felino, también dio que su padre tenía uno igual y desde ese momento se propuso ir donde la avioneta se estrelló y buscarlo.

4-El medallón, el viaje en avión y, por fin, la selva africana.

Por fin llego el día tan esperado por Benjamin, el día de irse a África. La madre le comió a besos antes de que se fuera y le dijo que tuviese mucho cuidado.

A Benjamin le daban miedo los aviones pero, gracias a su tío que le dio conversación se le hizo corta. Aterrizaron en el aeropuerto de Libreville. Pero ahí no acababa todo, ahora tenían que coger una avioneta dirigida por su tío.

5-Llegamos a la casa del bosque.

Cogieron la avioneta y sobrevolaron muchos lagos. Su tío le anunció que se disponía a aterrizar.

Benjamin no sabía donde porque sobrevolaban un lago inmenso, de repente empezó a bajar el avión, rozando el agua aterrizó en una pista hecha por el y muy estrecha. Cuando llegaron conoció a una mujer llamada Cecilia que trabajaba en la casa de Sebastian.

Sebastian presento a Benjamín un hombre llamado Henri que según Sebastian, era el hombre mas sabio de África.

6-Nuestra casa en medio de la selva.

Era una casa que tenía ocho columnas. Sebastian le enseño su casa a Benjamín. El porche era grandecito, el porche daba directamente con el despacho de Sebastian.

Llegaron al salón y Benjamín vio un tocadisco pero, los discos que había eran todos de ópera.

Por fin el momento más esperado por Benjamín, la habitación de su padre, que es donde se iba a alojar durante su estancia en África. A benjamín le llamo la atención que su tío no solía leer mucho, porque las historias que leía las vivía el cada día. Cuando Benjamín se quedó solo en la habitación se puso a ver las fotos que había en la pared, mas tarde puso son siete libros que había llevado a África en un mueble y se echó en la cama.

7-Primeros días en la selva.

Aquel pueblo se llamaba Gabon, lo primero que hizo Benjamín fue explorar los alrededores.

El patio no estaba muy bien cuidado, así que Benjamín se puso a quitar las malas hierbas y a plantar flores porque le gustaba mucho la botánica. Benjamín estaba ansioso por ir a buscar el medallón de su padre.

8-Una tarde un mono se harta de la ópera.

Sebastian siempre que llegaba de trabajar, ponía música de tipo ópera muy alta y se sentaba en el porche a escucharla. Esa tarde estaban Sebastian y Benjamín escuchando ópera cuando de repente, aparece un mono y tira un coco a la ventana. Benjamín salió a correr detrás del mono pero ni lo alcanzó ni le quería hacer daño. Volvió al porche y no le valió de nada al mono porque, Sebastian puso la canción otra vez desde el principio.

9-De amor y rosas

Un día estaba Benjamín pensando, pensaba en su gran amor Almudena. Llegó su tío con un zumo de color rojizo. Sebastian se lo ofreció a Benjamín pero puso mala cara y hasta le dio nauseas.

Pero su tio le dijo que era zumo de rosas, se quedo sin palabras porque no tenia ni idea de que las rosas se bebían. Rápidamente cogio el vaso y bebió, le encantó. Empezaron a hablar los dos. Benjamin le pregunto a su tio si había estado alguna vez enamorado, dijo que el creía que si.

10-Sandrine aparece en escena.

Una mañana que estaba desayunando Benjamín, entro una chavala en la casa con una escasa cojera, y le dijo una cosa a Lise, que es la cocinera. Le dijo una cosa en el oído y cuando termino de decírselo se fue.

Benjamin estaba en el porche intentando pintar, de repente se le acerco Sandrine y se sentó al lado de Benjamín.

Sandrine tenía la misma edad que Benjamín. Sandrine le dijo a Benjamín que su padre le había salvado la vida hace años. El padre de Benjamín vivía en África hace muchos años.

Le había salvado la vida en un riachuelo porque se cayó al agua y le picó un animal, sin pensárselo el padre de Benjamin se tiro al agua, la rescató y la llevo al hospital. De hay viene su cojera, pensó él. Sandrine y el padre de Benjamín tenían muy buena amistad, pero siempre que hacía algo el padre de Benjamín a Sandrine, estaba pensando en Benjamín. Sandrine y Benjamín tenían un vínculo especial, muy especial. Sandrine le regaló a Benjamín un anillo que ponía dos iniciales, la B de Benjamín y la S de Sandrine.

11-La cueva de Sandrine.

Un día que Benjamin estaba en el porche pintando, vio a Sandrine que venia para el.

Le dijo que le iba a llevar a un sitio muy bonito, por supuesto Benjamín fue con ella.

Se adentraron en el bosque, de fondo Benjamín escuchaba un ruido muy raro.

Llegaron a una cascada, Sandrine le dijo que todavía no habías visto nada.

Se fueron por un camino los dos, Sandrine tenía una cueva en la cascada, detrás de la cascada.

Entraron, allí había muchos frascos con flores dentro, algunas olían bien otras no tanto.

Sacó algunos frascos para que los oliese Benjamín algunos olían muy bien pero otros eran horrorosos. De repente Sandrine le dio a Benjamín con un palo en la pierna, le dijo que por qué le daba, le dijo que tenía una pequeña culebra. Benjamín estaba muy asustado, le dijo a Sandrine que que pasaba si le hubiese picado, le respondió que nada, que tiene frascos contra picaduras de culebras.

12-Una historia de amor de Sebastián.

Un día estaba Benjamín escribiendo un e-mail a su amor querido Almudena, se le aproximo su tío y le dijo que estaba muy enamorado de ella el le contesto que un poco.

Benjamín sin querer con borderías le dijo a su tío que era tonto por dejar escapar a una mujer, su tío deprimido se fue de su lado.

Mas tarde Benjamín le pidió perdón, su tío le contó que una vez le gustaba mucho una mujer, pero a ella no le gustaba África, le gustaba la ciudad. Un día que estaban en África decidió Ángela que así es como se llama la mujer que le gustaba a Sebastián que se quería ir de África, Sebastián no pudo hacer nada, cuando terminaron de hablar de el amor de si tío Sebastián le preguntó que cuando iban a ir a rescatar el medallón de su padre, Sebastián le respondió que dentro de poco.

13-El trabajo de Sebastián

Un día por la mañana cuando Benjamín estaba durmiendo todavía le despertó su tío, le dijo que iba a ir con él a su trabajo. Desayuno corriendo y se lavó los dientes, después se montó en el coche con Sebastián y Henri. Iban por un camino sin asfaltar, pegaban muchos botes, eso provocó que Benjamín estuviese apunto de vomitar, el cocho se detuvo u Sebastián dijo hemos llegado.

Se bajaron del coches, estaban en el bosque, allí había muchas personas, Benjamín conocía a algunas, a otras no.

Su tío se dedicaba a talar árboles, pero los talaban de forma moderada, para no hacer ningún daño al medio ambiente. De repente se escuchó “árbol va” y calló un árbol al suelo.

Henri arrancó un cacho del árbol y dijo que era para la ceremonia. Benjamín le preguntó a su tío que era la ceremonia pero le dijo que mañana lo sabría, de mientras entre mas de quince hombres metieron el árbol en el camión y se lo llevaron.

14-El bwiti.

Una mañana, Benjamín después de desayunar se fue a pintar con sus acuarelas.

De pronto, se aproximo Henri a él y le dijo que si quería ir a recoger plantas y mas cosas para el bwiti, Benjamín no sabía lo que era el bwiti pero dijo que si.

Se adentraron en el bosque, Henri cogió un pequeño trozo de raiz de un árbol y algunas flores, esta operación la realizo muchas veces, no cogía mucha raíz de un mismo árbol porque según Henri les molestaba. Terminaron de coger raíces y flores y se fueron.

Benjamín fue corriendo a su tío a preguntarle si podía ir a el bwiti, al principio no quería pero al final le dejó ir.

Llegó la noche, el bwiti era una ceremonia de iniciación para digamos, poner en contacto el espíritu en contacto con el bosque. Consistía en comerse las raíces de los árboles y flores, después de comerse eso vomitaban, así se llevaban toda la noche hasta que estuviesen limpios por dentro.

Benjamín aunque no se comiera las raíces también vomito, porque le daba mucho asco, Henri dirigía la ceremonia, irse en medio de la ceremonia estaba mal visto, Henri viendo lo mal que estaba Benjamín, le hizo una seña a su tío para que lo llevase a la cama, y así termino aquella noche tan extraña para Benjamín.

15-Un elefante herido en el río.

Una mañana desayunando Benjamín, apareció Sandrine. Sandrine tenía pensamiento de ir a un río con Benjamín, se lo preguntaron a Sebastián y le dieron permiso.

Entraron en el bosque y empezaron a andar, tras un largo camino llegaron al río, escucharon un ruido y cuando se dieron cuenta era un elefante herido.

Un elefante herido es muy peligroso, empezaron a correr, el elefante los persiguió, Sandrine se cayó pero Benjamín le ayudo, pero se volvieron a caer los dos. Cuando estaban en el suelo, Benjamín le dio un beso a Sandrine como despedida, cuando ya lo daban todo por perdido escucharon un disparo, de repente cayó el elefante abatido. Era Sebastian y Henri.

Cuando llegaron a la casa Benjamín y Sebastian lo primero que hicieron fue comer, Benjamín le preguntó a su tio cuando irían por el medallón, le contestó que dentro de pocos días.

16-Algo misterioso sucede.

Un día que estaba Benjamín y Sebastian en el porche se acercó Henri.

Henri y Sebastian se fueron a hablar a solas, pero como Benjamín tenía intriga los espió.

Resulta que el hijo de Pascal, un hombre que trabajaba con Sebastian, se le había perdido el hijo pero que ya había aparecido. Sebastian se alegro mucho pero hay no acabo la cosa, apareció con vida pero sin un ojo y sin las partes íntimas de los hombres. Por la noche Benjamín confeso a si tío que le había espiado, su tío le dijo que alomejor habían raptado al niño para rituales prohibidos, pero todavía no lo sabía. Inmediatamente llevaron al hospital al niño, mas tarde llegó un fax diciendo que se encontraba bien y que recupera la vista.

Benjamín tenía mucho miedo, pero su tío le dijo que solo raptaban a niños negros. Ya faltaba menos para el viaje por el medallón.

17-Camino de la montaña.

Por fin llegó el momento tan ansiado por Benjamín, el día de partir hacia la montaña por el medallón de su padre. Sebastian le advirtió que era un camino muy largo y peligroso.

Por fin se adentraron en el bosque. Se abría paso con un machete, delante de Benjamín iba su tío y detrás Henri. Llevaban mochilas muy pesadas, llevaban una tienda de campaña, repuestos alimenticios...

18-Un objeto misterioso en medio de la selva.

Iban abriéndose paso con el machete, de repente Benjamín pego un chillido. Sebastian se aproximo rápidamente con la escopeta preparada.

Era una figura de madera, según Sebastian era un cementerio fang, decidieron irse rápido para no molestar a los antepasados.

Llegó la noche, acamparon en un sitio rodeado de árboles, comieron un mono que lo habían cazado, Benjamín se lo comió pero a las pocas horas lo vomitó.

19-El sonido de unos tambores fang.

Al siguiente día hablaron a solas Henri y Sebastian. Henri había escuchado unos tambores de una tribu, por el ritmo que llevaba la música , era la caza de niños para rituales.

Sebastian se lo contó a Benjamín, se puso muy nervioso, su tío le dijo que no solían cazar a niños blancos pero no estaba seguro. Sebastian tranquilizó a Benjamín y eso noche pudo dormir un poco.

20-Una serpiente que resucita

Seguían subiendo la montaña, ya quedaba menos. Benjamín iba escalando, cuando por equivocación puso la mano en una serpiente, no movió ni un solo dedo. Henri se dio cuenta y aviso a Sebastian que rápidamente cargó la pistola y le pego un tiro, aparentemente estaba muerta.

Sebastian cogió a la serpiente, de repente la serpiente empezó a reliarse a Sebastian.

Benjamín rápidamente cogió su cuchillo y la cortó en dos. Así término aquella aventura peligrosa.

21-En la cima de la montaña.

Siguieron escalando, cuando al fin llegaron a la cima. Benjamín vio los restos del avión, enseguida se puso a buscar el medallón. Sebastian se fue hacia el, le dijo que no lo encontraría, que el medallón de su padre era el que el tenía. Benjamín estaba confuso, porque pensaba que para que habían subido aquella montaña si el verdadero medallón lo tenía su tío. Sebastian le puso el medallón a Benjamín, le dijo que se lo había ganado. Rápidamente comprendió que en aquel viaje a la montaña había aprendido mucho.

22-De vuelta a la casa del bosque.

Empezaron a bajar la montaña, Benjamín pensaba en que pensarían de el cuando lo viesen con aquel medallón. De repente empezó a llover a mares, y se tuvieron que refugiar en una gruta al lado de un río.

23-El reencuentro con Sandrine.

Llegaron al poblado, allí le estaban esperando Lise y Sandrine. Benjamín fue a hablar con Sandrine de todo lo que habían vivido. Sandrine sabía que el medallón del padre de Benjamín lo tenía Sebastian. Sandrine se ponía nerviosa al hablar del día del accidente así que cambio de tema de conversación rápidamente.

24-A punto de volver a Madrid.

Faltaba un día para que Benjamín se fuera, y llevaba sin ver a Sandrine unos cuantos de días. No podía irse sin despedirse de la persona que mas quería. Esa tarde también llovía mucho, aun así, se adentro en el bosque para ir a la cueva, le costó llegar pero llegó. Efectivamente allí estaba Sandrine, cuando llegó, cogio a Sandrine de la cintura, y la abrazó. En ese momento Benjamín confesó lo que sentía hacia ella. Se abrazaron y se besaron. Llegó la hora de irse para el campamento, llegaron dados de la mano.

25-Vuelta a casa.

Llegó la hora de irse, mucha gente se despidió de el. Allí no estaba Sandrine, Sebastian le dio una carta a su nieto de parte de Sandrine, ponía su dirección para que le escribiese.

Su tío lo llevó a el aeropuerto y allí cogió el avión hacia Madrid. Cuando llegó a Madrid le estaba esperando su madre, la abrazó y se fueron hacia su casa.

3-Describe al protagonista.

El protagonista se llama Benjamín, tiene 15 años. Le gusta una niña llamada Almudena pero, poco a poco empieza a gustarle Sandrine. Antes de ir a África tenía muchos granos en la cara, poco a poco en África le desaparecen. Benjamín es mas bien bajo comparado con los chicos de su clase, también es muy miedoso. En África aprende el sentido de las cosas que aparentemente no significan nada.

4-Inventa un final diferente.

Benjamín decidió quedarse en África para siempre, allí aprendería el oficio de la familia. Se casó con Sandrine y tuvieron tres hijos. Se convirtió en el patrón de Gabon, hizo el ritual del bwiti, así su espíritu estaría unido al del bosque para siempre.

5-Da tres razones a favor o en contra para que otra persona lea el libro o no lo lea.

La verdad es que este libro se lo recomiendo a todo el mundo porque, tiene aventura y también un poco de amor. Te enganchas a el con rapidez debido a que tienes intriga de lo que pasará.

6-Opinión personal.

Este libro ha sido uno de los mejores que me he leído, el argumento es muy parecido a el de la ciudad de las bestias. Tiene mucha aventura y eso ami me gusta mucho, me gusta como se desarrolla la historia en África, todas las cosas que pasan. En fin yo a este libro le doy un 9.