El matrimonio

Sacramentos. Concepto. Propiedades: unidad e indisolubilidad. Fines: procreación y mutua ayuda. Efectos. Padre Luis Antonio Díaz: entrevista. Divorcio

  • Enviado por: Xm
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

MATRIMONIO

Introducción: ¿Qué es el Matrimonio?

El Matrimonio es el Sacramento en que Jesús santifica la unión del hombre y de la mujer; les da gracias para que se amen como esposos cristianos.

Dios instituyó el matrimonio en el Paraíso Terrenal haciendo a Adán y Eva marido y mujer. Cristo elevó el Matrimonio a la dignidad de Sacramento. San Pablo lo compara a la “unión de Cristo con su Iglesia”.

La gracia especial de este sacramento es que santifica la vida común de un hombre y una mujer y los ayuda a cumplir sus deberes de esposos y padres.

El matrimonio debe recibirse en estado de gracia. Conviene confesarse antes porque, sino, es sacrilegio.

El matrimonio es uno e indisoluble. Los cristianos no pueden aceptar el divorcio porque Cristo dijo: “Lo que Dios ha unido, no lo separa el hombre”.

El Matrimonio

Nosotros conceptuamos el matrimonio como un sacramento, algo santo, algo sagrado. En la Biblia, Dios creó al hombre; pero, a pesar que lo rodeaban muchas cosas, había soledad en su corazón. Le regaló una compañera. “Hombre y mujer los creó; los bendijo y les dijo: Crezcan y multiplíquense”.

Cuando la Iglesia celebra un matrimonio, pretende repetir la escena bíblica de la bendición de Dios para el hombre y la mujer.

Con nuestra fe creemos que cuando novios llegan al pie del altar, hacen su voto matrimonial ante Dios, y, en ese momento, se convierten en “algo sagrado”; han consagrado su amor el uno al otro ante Dios para toda la vida.

En el matrimonio, los ministros del sacramento son los mismos novios. El sacerdote únicamente es representante de la Iglesia, un testigo.

San Pedro, según se desprende del Evangelio, en un tiempo fue casado; con la experiencia de quien ya ha vivido en matrimonio, Pedro presenta un bello programa para la felicidad del hogar.

Jesús dijo que el que construye una casa sobre roca, es “prudente”; y aquel que construye su casa sobre la arena, es “necio”. Construir sobre roca, según Jesús, es construir sobre sus mandamientos, sobre su palabra. Jesús no promete que no habrá ventarrones y tempestades, eso si, asegura que la casa construida sobre la roca no se derrumbará nunca.

Algunos hombres piensan encontrar un eco a su “espíritu machista” en esta frase de San Pablo. Pero aquí no se habla de una mujer, sino que se hace resaltar que Cristo como cabeza de su Iglesia dijo que no venía a ser servido, sino a servir.

La Biblia esta llena de frases que encomian las cualidades y bondades de la mujer. No basta que estas bellísimas frases estén consignadas en la Biblia; cada mujer debería esforzarse por ser un reflejo de las mismas.

Los verdaderos hijos son el producto del amor de papá y mamá. Los padres no traen a sus hijos al mundo para que sean felices, sino que, con paternidad responsable, se comprometen a buscar su felicidad y a ser colaboradores del plan de Dios para cada ser humano. Educar a un hijo es una hazaña. Sobre todo a un hijo joven. También hay que enseñar a los hijos a pedir diariamente a Dios que les conceda prudencia y sabiduría a sus padres, y recordarles aquella bella promesa que hay para los hijos: “Honra a tu Padre y a tu Madre, para que seas feliz y tengas una larga vida sobre la tierra”.

Todo esto sería una vana ilusión sino se contara con la ayuda que viene de lo Alto: con el poder del Señor.

Propiedades del Matrimonio

1) Unidad : Significa unión de un hombre con una mujer.

2) Indisolubilidad : Significa que este matrimonio no puede romperse jamás.

-Por bien de los hijos porque necesitan el cuidado y cariño de sus padres.

-Por bien y seguridad de los esposos que al aparecer el divorcio en la sociedad, ante la menor dificultad, hay posibilidad de que cualquiera de los dos busque otra pareja.

-Por el bien de toda la sociedad humana, ya que esta compuesta de familias, que mientras más estables estén es mejor para la sociedad.

Fines del Matrimonio

1) La procreación y educación de los hijos.

1) La mutua ayuda y unión entre los cónyuges.

En estos últimos tiempos se han introducido costumbres que son atentados contra los fines del matrimonio. Las más importantes son:

a) El aborto provocado, es el asesinato de un niño formándose en el seno de su madre.

b) La anticoncepción consiste en impedir, no naturalmente, procrear una nueva vida.

c) El derecho de los padres a la educación de sus hijos se ve limitado debido a la intervención del Estado en la educación, y hay veces en que los padres no pueden decidir la educación que quieren para sus hijos y deben enviar a sus hijos a colegios del Estado donde con frecuencia reciben educación antireligiosa.

Efectos del Matrimonio

a) El vínculo exclusivo e indisoluble uniendo a la pareja, de manera que el hombre no pueda separarlos.

b) Los plenos derechos conyugales para procrear hijos.

c) Aumento de gracia santificante por ser el matrimonio un sacramento.

d) La gracia sacramental porque la pareja recibe gracias para cumplir los fines y propiedades del matrimonio.

Entrevista

Padre Luis Antonio Díaz, Párroco de Sta. Teresita de los Andes.

1) ¿Qué opina sobre la unidad de la familia?

Encuentro que es muy importante, porque la familia es la base de la sociedad humana y si esta no está unida la sociedad se derrumba.

2) ¿Cuál es el deber que los padres tienen con los hijos?

El deber de los padres primeramente es mostrarles el camino a la santidad cristianamente, entregarles valores, cuidado y amor.

3) ¿Por qué el matrimonio es indisoluble?

Es indisoluble porque es un sacramento que no puede romperse, o sea, que es un sacramento para toda la vida.

4) ¿Por qué cree usted que el matrimonio debe ser un sacramento?

Debe ser un sacramento principalmente porque fue instituido por Cristo, porque la pareja recibe gracia santificante para que puedan cumplir con lo que el Señor les pide.

5) ¿Cuales son los fines del matrimonio?

Sus fines son, principalmente, la unión, la ayuda y amor entre los cónyuges, y la procreación y educación de los hijos del amor.

6) ¿Qué significa la Dispensa Papal?

Significa que un Triunfal Eclesiástico de exclusiva confianza del Papa, estudia el caso de una pareja con problemas y deciden se hubo o no hubo sacramento, ya sea por inmadurez, obligación o enfermedades mentales de uno de los cónyuges.

7) ¿Cree Ud., que al contraer matrimonio, es importante la virginidad?

Yo creo que la virginidad es importante para el matrimonio, porque existe un compromiso con principios religiosos entre la pareja para darle sentido trascendente a la abstinencia sexual siendo una forma de demostrarle cariño y respeto a la pareja.

8) ¿Qué efectos del matrimonio considera usted importante?

La unión de la pareja, sin que el hombre la separe; los derechos de la pareja para procrear hijos; gracia santificante por ser un sacramento que ayuda a cumplir los fines y propiedades del matrimonio.

9) ¿Por qué se dice que el matrimonio es una buena alternativa de la vida?

Se dice eso porque el matrimonio es una vocación divina por la que Dios llama a muchos cristianos para que se santifiquen en él.

10) ¿Cuales son algunas de las relaciones que se dan entre una pareja, la Iglesia y Cristo?

Algunas de estas relaciones pueden ser que el matrimonio une al hombre y a la mujer para siempre al igual que la Iglesia esta unida con Cristo.

También nosotros quisiéramos destacar un tema que esta ligado con el matrimonio:

El divorcio

El país se ha conmovido estos últimos meses por una polémica acerca de una posible ley de divorcio. Muchas opiniones se han vertido en pro y en contra de la posibilidad de poner fin a ese vínculo tan personal con el que se fundamenta una familia. Como personas preocupadas por el futuro que nos tocará vivir, queremos contar algunas experiencias.

En primer lugar, constatar que el amor en sí tiende a ser infinito. Nadie aspira a un amor momentáneo. Ni los amigos, ni los hermanos, ni la relación entre padres e hijos, y menos las parejas, quieren saber de una fecha de término. Esa sed de infinito nace de la fuente de origen de todo amor: Dios. Por eso el amor es trascendente, enaltecedor, creativo y unitivo. La ley que es válida para todos, independiente de la presión de fe que se tenga.

Atentar contra esa tendencia a lo infinito -como lo sería el hecho de aprobar una ley de divorcio vincular -, es minar el futuro de la pareja. Es esa tendencia a querer permanecer juntos en el tiempo, propio del amor en cualquier lugar del mundo, lo que permite al matrimonio superar los desafíos del presente. Desafíos que, adicionalmente, hoy son más solapados y más profundos que quizás nunca antes en la historia.

Sin embargo, aceptar y buscar esa trascendencia en el tiempo fortalece el amor de la pareja y convierte el matrimonio en una historia original e irrepetible. Iniciar la vida en pareja con el convencimiento que el amor matrimonial será la fuente que nos proyecte en todas las actividades de la vida, a sea el trabajo, la cultura o nuestros hijos, es una de las formas más hermosas de vivir la aventura del amor. La familia, así entendida, se convierte en la causa y el objetivo de nuestro accionar. Cuando la pareja tiene el horizonte claro del “para siempre” logra darle a la vida una riqueza que no tiene comparación con ningún otro tipo de posesión, llevando el amor humano a su máxima plenitud.

El hombre se prepara para sus actividades importantes, ¿Cuánto nos preparamos para el amor, para el matrimonio? ¿Existe alguna empresa más importante que esta?

La sociedad no ha valorizado en su totalidad la fuerza fundamental del amor, por eso ofrece paliativos momentáneos de felicidad. Es justamente en el matrimonio donde se vive, se descubre, se transmite y se educa esa llave de la alegría, esa fuerza creadora y creativa, que consiste tanto en dar amor como en recibirlo. Lo que más despierta amor es el saberse totalmente amado, aceptado y respetado. Frente a esa seguridad todos los problemas se empequeñecen y desde esta perspectiva, la vida siempre resulta hermosa, cualquiera sean las circunstancias.

Se sabe, y se ha experimentado, ocasiones en que estas dificultades se han hecho insalvables, terminando por destruir el núcleo central de la familia. Sin duda hay casos en que la separación se hace inevitable. Pero está en cada uno de nosotros el poder transformar la adversidad, cambiando situaciones extremas por otras de vida y alegría. La separación es el dolor más grande que puede sufrir una familia -es el de su muerte - y le afecta en lo más profundo a cada uno de sus miembros. Estos casos deben llevarnos, con más fuerza que nunca, a la solidaridad, la comprensión y la compañía con el que sufre.

Bibliografía

- La vida sacramental

Editorial del Pacífico Pag. 87 - 98

- Catecismo de la Iglesia Católica

Librería Juan Pablo II Pag. 367 - 378

- Oremus

Imprenta Gendarmería Pag. 64

- Fe y Vida 8º

Magisterio Pag. 175 - 188

- Matrimonio comunidad de Amor

Ediciones Paulinas Pag. 69 - 82

INDICE

  • INTRODUCCIÓN : ¿QUÉ ES EL MATRIMONIO?

  • EL MATRIMONIO

  • PROPIEDADES DEL MATRIMONIO

  • FINES DEL MATRIMONIO

  • EFECTOS DEL MATRIMONIO

  • ENTREVISTA

  • EL DIVORCIO

  • BIBLIOGRAFÍA