El Manuscrito Calderón; José Calvo Poyato

Novela histórica. Calderón de la Barca. Resumen. Personajes

  • Enviado por: Angel
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

1

En una taberna de Madrid donde la gente se acumulaba toda las noches

para jugar a los naipes, dados, ver actuaciones y reunirse con la gente, en

una mesa de ellas un grupo de autores comentaban que se iba a

inaugurar la apertura de los corrales, donde se iban a representar unas

obras de teatro. En el bar se encontraba un clérigo llamado Lupercio el

cual llevaba el manuscrito de Calderón de la Barca y cuando se quiso dar

cuenta se lo habían robado el no daba crédito y no sabia como le iba a explicar lo sucedido.

2

Ha la mañana siguiente Lupercio fue a contárselo a Calderón, el lo tomo como una desgracia lo ocurrido, más tarde llegó una persona contando que a el también le habían robado el manuscrito y las copias, se dieron cuenta de era un pacto para que la obra no se representara, Calderón le pidió ayuda aun fraile que era la única persona de recuperar el manuscrito.

3

En el cuenta la vida tan dificultosa que había tenido que pasar Don Pedro, cuando fue a comer al bar le dieron una nota, el mismo esa misma tarde fue a la casa de Calderón por lo urgente que parecía, Don Pedro le pregunto que le contara todo y por la falta de información le dijo que estaba el asunto complicado y en tan poco tiempo de margen, pero que intentaría resolverlo, cuando Don Pedro se fue Calderón se quedó pensando de que le había tenía que haber contado todo.

4

Después de la conversación tenida con Calderón, Capablanca empezó a pensar en lo que le había contado, Capablanca le dijo a Isabel que le informara si escuchara algo de la obra, el se fue a hablar con un ciego que cualquier información que escuchara se la contara. Capablanca quedó con Fray Hortensio para hablar del tema y si le podía facilitar información de ello, pero no le sirvió para mucho.

5

Transcurrido dos días, Capablanca quedó con Hortensio el la taberna pero al ver que no llegaba , se fue a buscar a su tío esperando a su tío Hortensio llegó trayendo buenas noticias diciendo que había encontrado el principio de todo el revuelo, Capablanca se fue ha hablar con su tío, cuando salían para irse, llegó Pascualillo diciéndole que Isabel le había mandado que fuera urgente a verla.

6

Doña Inés recibió a Capablanca, que este fue haber al escritor y observó que Calderón estaba muy desmejorado y estaba en mal estado, Calderón le preguntó como iba la investigación, el no sabia como decirle que habían avanzado muy poco, Calderón le contó que la relación con Don Agustín Moreto era muy mala, y añadió una historia que le digo que no la contara a nadie, una vez terminada la conversación con Calderón fue hablar con Hortensio para intentar atar cabos.

7

Capablanca y Hortensio fueron a mesón, Isabel les dijo que había ido el escudero de Don Diego diciéndole que le tenia que ver con urgencia, ellos dos sin perder un instante se fueron a verlo, cuando llegaron allí entablaron una conversación, cuando les contó que los autores del robo son los parciales de don Juan José de Austria, pero hacen falta pruebas por eso les ha llamado, al terminar la conversación Capablanca le dijo que le tuviera informado.

8

En un lugar oscuro Genaro esperaba a Domingo y a Meciere Jacobo, al llegar ellos dos Genaro les digo si habían traído el dinero y ellos le preguntaron por el manuscrito de Calderón, una vez hecho el intercambio uno de ellos sacó una ballesta cargándose a Genaro, Lupercio fue a casa de Calderón y le dijo a la criada que le contara al escritor que ella le había ayudado a Genaro para robar el manuscrito y sus copias

9

Capablanca y Hortensio fueron a ver al ciego el cual dejaron que terminaran de comer, le dijo que el como cada mañana se iba a pedir a la iglesia y escucho a tres hombres rezagados, una de ellos se llamaba Domingo y estaban hablando del manuscrito. Más tarde llego Pascualillo diciendo que Lupercio le esperaba, el le contó lo de Genaro. Ellos dos fueron haber a Genaro el cual poseia en la mano un papel el cual ponia el nombre de quienes les habían matado.

10

Una vez sabido todo fueron al mesón a recuperar fuerzas, Capablanca no dejaba de darle vueltas a la fecha que le dijo el ciego, por que no cuadraba, y fueron a ver a Berucci, los atendió rápidamente, Capablanca de hizo una serie de preguntas, Berucci se fue dando un portazo por una mala respuesta que había dado y dejó a entender que el tenia algo que ver con todo lo sucedido.

11

Cuando Hortensio subía a su casa un mensajero le esperaba allí para darle una nota en el cual le citaba Don Diego, en ella decía que le quería ver urgentemente, aquella noche los dos se quedaron dándole vueltas a todas las pistas que tenían. A la mañana siguiente fueron a ver a Don Diego ellos le contaron todo lo que sabían y que los promotores de todo eran los franceses, y detrás de todo ello estaba el arzobispo de Embrum.

12

En el Don Diego y Capablanca se hicieron pasar por oidor de la chacilleria de Valladolid y colarse, al conseguirlo su objetivo era estar cerca de la habitación de los franceses, y entrar en su despacho, Casablanca de hizo unas peguntas a Jeques, cuando Restituta llego a la sala diciendo que les atacaban y Jaques salió corriendo, Restituta ayudo a Casablanca para buscar los pergaminos y finalmente lo encontraron, y salieron de allí rápidamente diciendo que ara su mayor obstáculo era Berucci.

13

En el Capablanca llega al mesón dando las gracias a Isabel y Hortensio, ellos explican como Habían introducido los lechones allí, y el cuenta como había conseguido el manuscrito con la ayuda de Restituta. Ahora su mayor preocupación era de encontrar un sustituto a Berucci y que no se enterara para que no saboteara el teatro.

14

Capablanca a la mañana siguiente fue a misa para escuchar lo que la gente opinaba, más tarde fue a casa de Calderón y le enseño el manuscrito, no se lo creía y le pregunto como lo consiguió, el se lo contó muy detenidamente y le dijo de que Berucci era un traidor, Calderón al principio no se lo creía pero lo tuvo que reconocer, Capablanca le dijo a Calderón que llamara a Lupercio para que se encargara de tener cuanto antes todas las copias para los actores.

15

Capablanca da la razón a Don Arquímiro Salcedo que lo quería ver , para decirle quienes eran los autores de Genaro, le enseñó el papel escrito, le pidió que si podía tener detenido a Berucci por cómplice del robo unos días por lo menos asta que terminara la obra, el alcalde cedió pero primero dijo que tenia que comprobar de si esa carta de Genaro era verdadera.

16

Capablanca le de una nota a Pascualillo para que se la entregue a Calderón, diciéndole que le facilite la dirección de Berucci, Calderón le facilitó la información, y volvió al mesón diciéndole a Pascualillo que se fuera a casa de Berucci y que vigilara todos sus movimientos.

17

Cuando Capablanca iba andando pascualillo llegó con noticias, diciéndole que Berucci le escucho diciendo que sabia que el le había robado el manuscrito, más tarde llego los alguaciles y detuvo a Berucci y la gente empezó a insultar a Berucci. Cuando se dirigieron los dos alguaciles le dijeron a Caspablanca que le acompañaran, antes de irse le dijo a Isabel que le dijera Rustituta que se fuera cuanto antes de Madrid.

18

Los alguaciles lo llevaron con el alcalde, allí el alcalde le explico que Berucci como sus cómplices estaban detenidos y que se iban a pasar un tiempo entre rejas lo sufiente para no ver la obra, el alcalde le dio la enhorabuena por la información facilitada anteriormente.

19

En el le dan las gracias a Capablanca y le dicen que si quiere seguir vivo que salga de Madrid cuanto antes, y que cuando hallan pasado unos meses vuelva por Madrid cuando estén las aguas más tranquilas, por que si no los franceses lo iban a matar, por ello les dan unos papeles para embarcar en Sevilla para ir a la India y le dan dinero, y que si quiere que se puede llevar a alguien.

EPÍLOGO

Dos días más tardes Capablanca abandona Madrid con Hortensio de acompañante, que se convierte en el primer fraile que va a estar meses fuera de Madrid, a Isabel le adquirió un mantón comprado en la más prestigiosa casa de Madrid y a Pascualillo dinero que se lo iba suministrando Isabel, el estreno de la obra fue el 17 de abril y fue un éxito.

Mariana de Austria

Al quedarse el rey Felipe IV sin heredero masculino y viudo, era necesario buscar una nueva esposa que diese un heredero a la Corona. La elegida sería María Ana de Austria, hija del emperador Fernando III y de María de Austria, hermana del monarca por lo que la nueva reina será sobrina de don Felipe. Tenía trece años y su esposo cuarenta y uno. La boda se celebró en el madrileño pueblo de Navalcarnero en octubre de 1649 y en El Escorial pasaron los recién casados la noche de bodas. Del enlace nacerán seis hijos: la infanta Margarita (1651), protagonista de Las Meninas de Velázquez y futura esposa del emperador Leopoldo I; María Ambrosia (1655) que fallece a los quince días de su nacimiento; una niña que murió al poco de nacer sin recibir nombre (1656); el príncipe Felipe Próspero (1657) que sólo llegó a cumplir los cuatro años; Fernando (1658) murió a los 10 meses; y Carlos (1661) que sucederá a su padre. A la muerte de Felipe IV el nuevo rey sólo tiene cuatro años y se establece un Consejo de Regencia en el que doña Mariana ocupa un importante papel, manifestando su escasa habilidad política. Entrega las riendas del poder a su confesor, el jesuita padre Nithard y aparta a don Juan José de Austria de los círculos de gobierno. La reina, tras las protestas que suscita el nuevo hombre fuerte, le sustituye por Fernando Valenzuela hasta que don Carlos alcanzó la mayoría de edad y don Juan José ocupa un importante papel en el gobierno. Doña Mariana se retira a Toledo y después a Aranjuez hasta el fallecimiento del nuevo valido. La reina regresó a Madrid y recuperó la confianza y la voluntad de su hijo hasta su fallecimiento, víctima de un cáncer de pecho. Su cuerpo reposa en el Panteón de los Reyes de El Escorial.

Padre Everardo Nithard

Austria, 1607 - Roma, 1681, religioso austríaco, de la órden jesuita.Era confesor de la reina Mariana de Austria, esposa de Felipe IV, y regente del reino durante la minoría de edad de su hijo Carlos II. Favorecido por ésta en la corte, pasó al Consejo de Estado, fue Inquisidor General a partir de 1666, miembro de la Junta de Gobierno y finalmente primer ministro (valido).Tras la oposición del príncipe Juan José de Austria, hijo natural de Felipe IV, hubo de renunciar a su puesto y marchar al exilio en 1669.

Carlos II de Austria

Rey de España (1665-1700)
Nació el 6 de noviembre de 1661. Hijo de Felipe IV y Mariana de Austria. Débil y enfermizo, poco dotado física y mentalmente. Padeció raquitismo infantil, como queda constancia en su abultada cabeza y en que no pudiera caminar con normalidad hasta los 10 años, a pesar de que el heredero del Felipe IV tuvo una lactancia que duró casi cuatro años y contó con 28 nodrizas. Su formación y cultura fueron escasas. Contrajo matrimonio en dos ocasiones, con María Luisa de Orleans (1679) y Mariana de Neoburgo (1689), sin tener descendencia. La primera de sus esposas, seguía siendo virgen al año de matrimonio. La reina confesó a su camarera que el rey padecía de "eyaculación precoz que impedía consumar el matrimonio". La esterilidad que padecía no se debía al hechizamiento, sino a una enfermedad genital. "La causa de la esterilidad radicaba en un hipogenitalismo, ya que el rey tenía un solo testículo y era atrófico". La historia de su hechizamiento empieza aquí. "Un astrólogo de Bohemia le dijo al monarca que la causa de la esterilidad radicaba en que no se había despedido de su padre en el lecho de muerte, por lo que Carlos II se dirigió al monasterio de El Escorial, mandó sacar la momia de Felipe IV y durante unos minutos estuvo contemplándolo". Llegó al trono cuando aún no había cumplido los cuatro años, por lo que, de acuerdo con el testamento de Felipe IV, su madre, Mariana de Austria, ejerció la regencia, asesorada por una Junta de Gobierno. En este periodo sucedieron luchas entre la reina y sus favoritos (Juan Everardo Nithard y Fernando de Valenzuela) la oposición política, encabezada por el hermanastro del rey, don Juan José de Austria. En el año 1676, Carlos nombró primer ministro y grande de España a Valenzuela, lo que provocó el golpe de Estado de don Juan José, quien apartó a la reina madre y gobernó como primer ministro durante algo más de dos años (1677-1679)le siguieron el duque de Medinaceli (1680-1685) y el conde de Oropesa (1685-1691). La Monarquía participó en cuatro guerras determinadas por el expansionismo de Luis XIV. Sus frecuentes enfermedades y la falta de sucesión provocaron negociaciones entre los príncipes europeos para el reparto de los territorios del reino. Aunque el testamento de Carlos II declaró heredero al duque de Anjou, futuro Felipe V.

Juan José de Austria

Entre los numerosos hijos naturales de Felipe IV sólo uno de ellos fue oficialmente reconocido. Se trata del vástago fruto de sus relaciones con la actriz María Calderón, más conocida como la "Calderona". El niño fue bautizado con los nombres de Juan José y al ser reconocido en 1642 recibió el apellido Austria. Recibió una esmerada educación dirigida a ocupar alguna dignidad eclesiástica y en 1643 fue elevado al rango de príncipe, ingresando en la Orden de San Juan. Cuatro años más tarde obtenía el título de príncipe de la Mar y vicario de la Corona de Italia, siendo enviado a Nápoles para sofocar una revuelta popular. En febrero de 1648 las tropas españolas a su mando entraron en la ciudad italiana y acabaron con la sublevación, nombrando Virrey de Nápoles al conde de Oñate. Durante este tiempo mantuvo una estrecha relación con una joven de la familia del pintor Ribera -su hija o una sobrina- de la que nació una niña criada en el convento de las Descalzas Reales de Madrid. Don Juan José abandonó Nápoles para trasladarse a Sicilia al ser designado Virrey, permaneciendo en la isla hasta 1651. Su siguiente misión será acabar con la Revolución Catalana iniciada en 1640. Fue nombrado comandante de los ejércitos de Cataluña y en 1652 tomó Barcelona, pasando al año siguiente a ser Virrey de Cataluña. En 1656 será Flandes su destino, también como Virrey, al considerarse que su exitosa carrera militar podía cambiar la situación de la guerra con los holandeses. Sin embargo, su derrota en la batalla de las Dunas de Dunquerque y la paz del mismo nombre firmada a continuación (1659), supusieron el inicio de su declive, regresando a Madrid para ser enviado en 1661 a Portugal como comandante en jefe, pero tampoco obtuvo ningún éxito destacado. La muerte de Felipe IV supone el inicio de una nueva etapa en la vida de don Juan José ya que, al no ser legitimado, no pudo participar en la Junta de Regencia de Carlos II. Su deseo sería obtener la legitimación a lo que la regente Mariana de Austria y Valenzuela se oponían. Los gobernantes de Madrid pusieron en marcha un plan de alejamiento y nombraron a don Juan José comandante del ejército de Flandes, rechazando éste el cargo. Desde ese momento empezó a conjurar lo que le valió el destierro a Consuegra en agosto de 1688, siendo detenido tres meses después. Su huida a Cataluña le permitió convertirse en un elemento desestabilizador que permitió la caída del valido Nithard. En la jura de Carlos II fue recibido en Madrid como infante y se le concedieron honores en Italia, pero él se asentó en Zaragoza donde volvió a presionar para acabar con el gobierno de Valenzuela, realizando un auténtico golpe de Estado que le permitió hacerse con el poder en enero de 1677, gestionando los asuntos de la Corona hasta su fallecimiento.

Calderón de la Barca

Don Pedro Calderón de la Barca nació en Madrid en 1601. Era su padre, don Diego, descendiente de noble casa, y parece que su nombre de familia viene de que uno de sus antepasados parecía haber nacido muerto, y le metieron en seguida en un caldero de agua caliente, según costumbre de la época, para verificar si era cierto que no vivía, en cuyo momento, al entrar en contacto con el agua de elevada temperatura, prorrumpió en sus primeros gritos.En 1625 se alistó bajo las banderas de duque de Alba, y estuvo en Flandes e Italia, país el primero en que debió serle grata la estancia, pues muchísimos son los personajes flamencos de sus dramas: o acaso porque la nobleza de su madre, doña María Ana Henao, era de origen flamenco.Pero sus campañas no debieron darle mucha gloria, pues no se le cita en parte alguna.En cambio, su vida de letras fue más brillante: su padre, que era ministro de hacienda de los dos Felipes, II y III, le puso a los nueve años en el colegio de los jesuitas, y luego pasó a Salamanca, donde brilló en el estudio de las matemáticas y la filosofía.A los 13 años estrenó su primera comedia, El Carro del Cielo, fantasía que se desarrolla entre el cielo y la tierra, y a los diez y nueve contaba ya tres o cuatro éxitos teatrales.Su vida fue tranquila, y parece ser que contaba como suceso de ella, de los que hacen época, una cuchillada recibida en un tumulto habido en el estreno de sus obras; y en aquellos tiempos, una cuchillada no era tan grave cosa. Murió en 1681.

El

Manuscrito

De

Calderón