El manifiesto comunista; Karl Marx y Friedrich Engels

Filosofía. Marxismo. Comunismo moderno. Socialismo. Proletariado. Clase obrera. Lucha de clases

  • Enviado por: Raul Silleras
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

EL MANIFIESTO COMUNISTA

En 1.848 C. Marx, con la colaboración de F. Engels redacto lo que serian las bases de la Liga Comunista.

En un primer momento, el Manifiesto redactado constaba de veintiséis paginas en las cuales se explicaban las ideas de los comunistas así como sus relaciones con la clase obrera y se caracterizaba por estar cargado de una doctrina sólida capaz de popularizar el pensamiento socialista.

Antes del manifiesto, en todas las ediciones, aparece un prologo explicativo por parte del autor con un punto de vista personal e histórico sobre lo que el manifiesto comunista supuso en su época y los cambios que este provocó.

En esta edición del manifiesto, Francisco Fernández Buey hace una reflexión sobre lo que la publicación ha influido en la historia desde que esta fue publicada por primera vez.

El autor en su breve prologo hace hincapié especial en la importancia a nivel mundial de la obra de Marx y Engels. Las numerosas traducciones realizadas del manifiesto ponen en relieve la gran difusión que este ha tenido a lo largo de la historia, así como la fácil comprensión del texto por todas aquellas personas indistintamente de la clase social a la que pertenezcan.

Aunque el texto sea leído con facilidad, Fdez. Buey plantea en su prologo una lectura alejada del texto para que este pueda ser tratado con rigor histórico, y a su vez también plantea una completa participación por parte del lector haciendo propia la lectura del manifiesto.

El manifiesto comunista es una obra comprometida a favor de las clases pobres de la Europa industrial que se veían cada vez más pobres ante los ricos que cada vez eran más ricos.

El “Manifiesto” juntaba la consideración histórica, el análisis sociológico y la perspectiva política con la defensa de los intereses del proletariado industrial

Es una obra que tiende a solventar las injusticias del mundo de una manera precisa que es la transformación, y esta transformación se tiene que llevar a cabo mediante la revolución o mediante algún método de análisis que modifique la situación del momento.

Los autores del “Manifiesto” plantean en su obra un argumento bastante predominante en el que tratan “la historia del hombre como una historia de lucha de clases”, y suponen que solo el socialismo podría destruir esto y plantear una sociedad sin clases.

La publicación del “Manifiesto”, así como la difusión del mismo ha sido uno de los fenómenos más importantes en la historia moderna. Fdez Buey clasifica al “Manifiesto” como un clásico de nuestro tiempo aunque el comunismo no tenga hoy en día un papel relevante dentro del panorama político mundial.

El hecho de que numerosos sectores de la clase trabajadora aceptaran, aprobaran y llevaran a cabo esa serie de ideas como un modelo a seguir, hacen del “Manifiesto Comunista” una “guía practica” para alcanzar la libertad frente a la opresión de las clases dominantes.

El autor del prologo, considera importante el “Manifiesto” porque este no se limita a exponer unas ideas y unos hechos sino que además da nombre a las cosas desde el punto de vista de los de abajo.

Explica que Marx y Engels no critican aquello con lo que no están de acuerdo sino que lo relatan fielmente dando una visión objetiva de la sociedad burguesa.

Estas teorías contenidas en el “Manifiesto” que algunos podrían calificar de “anticuadas”, hoy en día suscitan pensamientos y exacerban la pasión por la liberación del hombre.

Tras realizar ciertas reflexiones, Fdez. Buey se centra en el adelanto que supone hoy en día que un texto como el “Manifiesto Comunista” se pueda leer sin miedo a represalias como las que se daban en la dictadura franquista en la cual, la lectura y difusión del contenido del “Manifiesto”

era considerado como un delito, aunque esto no frenó la entrada en España de copias clandestinas llegadas desde todas las partes del Mundo.

Además critica la escasa difusión del mismo en los centros educativos ya que plantea que el “Manifiesto” puede aportar cosas importantes acerca de los anhelos del hombre.

El Manifiesto Comunista está compuesto por cuatro capítulos en los cuales al principio se hace una explicación en la que los autores afirman el reconocimiento del comunismo como un movimiento político, así como la obligación de difundir sus ideas.

En el capitulo “Burgueses y proletarios”, los autores hacen un análisis a lo largo de la historia y llegan a la conclusión de que toda la historia ha estado marcada por la lucha de dos clases antagonistas, la clase dominante y la clase dominada, la cual conduce a la transformación del régimen social o al exterminio de ambas clases.

Los burgueses implantaron la gran industria, después crearon lo que se llamo el estado Representativo y por ultimo creo a la clase trabajadora a la que llamó “el proletariado”.

Esta clase trabajadora era tratada por la burguesía como una mercancía a la que trataban en condiciones infrahumanas. Este maltrato de la clase trabajadora fue uno de los mayores errores que cometió la clase burguesa, ya que para que hubiera una sociedad donde la clase burguesa fuera la clase dominante y el proletariado la dominada, deberían haber dado al proletariado unas mínimas condiciones de vida para que este no se sublevase. Pero esto no ocurrió así y el proletariado se relevó formando primero una masa diseminada por todo el país, pero más tarde los obreros se unen formando organizaciones obreras para solucionar cualquier tipo de problemas.

Ante estos acontecimientos, y debido al progresivo aumento de fuerza por parte del proletariado, Marx y Engels afirman que el triunfo del proletariado y la caída de la burguesía es algo inevitable.

En un segundo punto del manifiesto, los autores tratan las ambiciones e ideas que tienen los comunistas, como la abolición de la propiedad privada, la abolición de la familia burguesa, así como la destrucción del capital burgués. En resumen, los comunistas y su ideología intentan destruir todo aquello que ha sido construido por la clase burguesa.

Al final del segundo capitulo los autores comentan como el proletariado se podrá hacer con el poder político. Esto se conseguirá mediante una acción despótica que destruya el estado burgués, lo que hará que desaparezca también la clase proletaria. Esta nueva sociedad ideal será la Sociedad Comunista.

En el capitulo tercero, los autores critican y explican los distintos tipos de socialismos y diferencian distintos tipos como fueron: el socialismo reaccionario, el socialismo burgués o conservador, y el socialismo y el comunismo critico-utopico.

En él ultimo capitulo del Manifiesto los autores comentan las distintas políticas que adoptan los partidos comunistas en aquellos países en los que actúan, poniendo de relieve la idea común del apoyo hacia los movimientos revolucionarios por parte de todos los países en los que este presenta la ideología comunista.

Los autores plantean que los comunistas intentan llegar a la unión de los partidos democráticos, y piensan que este solo se puede alcanzar acabando mediante la violencia con el orden social existente.

En definitiva el Manifiesto Comunista fue una obra que marcó la época en la que fue publicado, y estableció un cambio histórico que durará hasta que las diferencias sociales sigan estando presentes en nuestra sociedad y en las futuras sociedades.

El Manifiesto termina con lo que serviría al proletariado como frase reivindicadora de su situación e identificación ante todo el mundo:

¡ Proletariados de todos los países, uníos !