El laberinto de la soledad; Octavio Paz

Literatura hispanoamericana contemporánea. Narrativa del siglo XX. Ensayo. Lírica y poesía mexicana. Escritores mexicanos. Argumento. Identidad nacional. Pueblo mexicano. Machismo social

  • Enviado por: Reveztacvbo
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

El laberinto de la soledad

Octavio Paz

¿Cuantas veces hemos visto un partido de las Selección Mexicana en casa? Varias verdad. Y ¿qué sentimos al ver el gol de la clasificación ante Honduras? Fuimos unos mexicanos crecidos, coreamos el gol como nunca, pero fuimos o ¿solo nos creímos?.

Después de leer los capítulos de este ensayo empecé a formar mi juicio personal, y encontré la manera mas clara y fácil de ejemplificarlo con algo que nos “identifica” tanto el fútbol. La verdad es que cada ves que nos sentimos mexicanos y mexicanas es por que pasa algo bueno paso para México en la nana tele, pero ..., después de que salimos de la sala después de ver el papel de Soraya en las olimpiadas, de la clasificación de la selección al mundial, saliendo, seguimos siendo ¿mexicanos?.

Los mexicanos gracias al mestizaje, a una sociedad tan “revuelta” como la actual, no podemos sentirnos ni de aquí ni de allá, talvez el fin común de una cultura y una idiosincrasia llega a unirnos en eventos publicitarios pero fuera de eso, el mexicano común, solo vive de sueños, de intentar ser ... (y de muchas veces intentar no ser). Aunque la vivimos en una sociedad donde el racismo no es aprobado, el acoplarse a una sociedad no es una cosa muy fácil, tal es el caso de muchos mexicanos residentes en EE.UU. que intentar sentirse miembro están sociedad, y no encuentran mas que rechazos y humillaciones debida a una corriente de pensamiento muy distinta a la de nosotros, mientras ellos buscan poder, nosotros buscamos aceptación, buscamos identidad. Una frase del autor es muy esquemática “EL MEXICANO CREE EN MITOS, ELLOS CREEN EN LA CIENCIA” para mi esto llega a ser muy devastador por que nos dice “soñadores” pero también hay que decir que le democracia es un sueño casi inalcanzable para los mexicanos, pero vaya que podemos tener iniciativa, para clase proletaria la dominada (que somos mas del 95% de la población mexicana) es dulce ver un sueño realizado queremos que los sueños se cumplan, y pienso que los movimientos sociales que vive hoy México, y por movimientos no me refiero a las famosas marchas por la nutrición (si!!esas en las que regalan tortas), entonces para mi son los inicios del EZLN o ,por que no, hasta CGH <<por eso de si ves las barbas de tu vecino cortar>> , que llegaron a tener un gran impacto, que por un coco wash, la avaricia y excesos por los compañeros del CGH, o por los desánimos ocasionados por “la ley indígena” para el EZLN, llevaron a que estos movimiento perdieran fuerza, pero no por ello dejen de formar parte de la historia del México moderno. He aquí otra causa presente del por que nosotros “queremos ser”, ya sea por inferioridad, desconfianza, de no serenidad, ni de no paciencia.

Los que vivimos en México (para ya no decir mexicanos y mexicanas, chiquillos y chiquillas) tenemos muchas carencia pero también una infinidad de virtudes el soñar no solo ilusiona, si no tamben motiva y nos hace crecer. Pero para poder echar mano de estas grandes virtudes tenemos que empezar a arrancar el problema de raíz recordando que para que la estaca amarre debe ser de la misma madera. Las mascaras con las que México crece son muy marcadas, la principal es LA MENTIRA ya institucional con la que trabajamos, es como nuestro modus vivendus y por ello todo lo que diga ya acera de ella cualquier de nosotros la conocemos y aplicamos, por un lado esta el machismo, que no es mas que crearnos un sentimiento de superioridad falso tratando de reprimir a quienes no pueden atacarnos, lógicamente al ser mascaras, no podemos apreciar todo el entorno que nos rodea, es como cerrarnos a solo el mundo en el que vivimos, sin recordad que además de nosotros existen otros 90 millones, ya casi 100. Otra parte indispensable para nosotros los que vivimos en México es la religión, si no a quien echarle la culpa, de aquí se derivan muchas partes folclóricas de nuestro (ahora si) hermoso México, el día de muertos, el día de la patrona mayor la ”Virgen de Guadalupe”, el miércoles de ceniza, días en que el México trabajador o una parte descansa y el México religioso esta en su máximo esplendor, habría que acudir a los centros religiosos para comprobarlo, aquí podrían acoplarse muy bien otros ceremonias como día de reyes, Navidad, bautizos, quince años, casamientos, etc. Donde nosotros, los que vivimos en México, sacamos la casa por la ventana y gastamos hasta lo que no, con lo que en llegamos a comprobar que para el mexicano el progreso y la calidad de vida llegar a un plano inferior al que muchos pensamos, además también de que la región a pesar de que para ellos dios creo todo y es sabido por nosotros que “todo es todo” desgraciadamente siempre trata de acoplar las creencias con la vida actual del país, todo lo demas es obra del demonio o simplemente no aprobado, y aunque vivimos en un país laico es sabido que somos el segundo con mayor población católica en el mundo, con lo que podemos imaginarnos muchas cosas pero tambien las dejamos de hacer. Y que no se quede atrás la critica amarillista, la critica con la que los medios nos invaden y de la que a partir de ella enfocamos la situación la vida de las “estrellas” y por que no de México, debemos aprender que criticar y no hacer nada es como ver caer la noche y nunca ver el amanecer, quedarnos en incertidumbre, hay informarnos y no permitirnos creer que todo es como pasa en la nana tele, además de eso también hay que luchar por nuestros ideales y no dejar siempre todo a la buena nueva de dios, no solo hay que vivir por vivir, si no trabajar por obtener una ideología generalizada de superación y de la búsqueda de lo que vamos hacer esta vida.

Bien es sabido que la visión de muchos gobernantes extranjeros y de los que viven en México, es de ver al país como un país manufacturero en pro de la globalización, que esto también es un gravísimo error, ya que México es un país rico en recursos, aunque muy mal manejado el ejemplo de PEMEX hoy es claro (mas vale de una ves venderlo), por lo que con una buena reestructuración podría ser un México donde nos pinte mejor el futuro (si somos soñadores). Debido a esto el obrero trabaja para sobrevivir, para pasarala somos unos “hijos de la chingada” felices, mientras no haya un apoyo verdadero a ala educación será el pan de cada día, y para que esto, para que nosotros valoremos los logros que tenemos y no dejemos a otros disfrutar de beneficios a nuestras costillas

Tenemos que encontrar esa unión de nacionalismo con modernidad , hay que desenterrar al México que para mi antes de leer este ensayo estaba enterrado pero vivo como asevera Claude Fell en una entrevista. No dejar que México siga viviendo en este autoritarismo, represión eclesiástica y gubernamental, dar importancia a la lucha revolucionaria que es muy importante en el libro.

La sociedad mexicana como ya mencione, crece con los ideales de otras naciones y siempre intenta ser ... pero creo que el Nóbel de la paz intenta decirnos que ya lo hecho esta, que no existirá la maquina del tiempo que nos haga cambiar el pasado para mejorar el futuro, hay que tratar de encontrar nuestra modelo de identidad nacional mexicana, siempre y cuando conservemos la esencia de un México con cultura, orgulloso de sus raíces y de todo lo que lo rodea, y no ser solo los que vivimos en México, no ser solo los de atrás, si no encontrarnos a nosotros mismos no a semejanza de otros.

Hoy en día el Laberinto de la soledad sigue vigente y concluyo que como hasta hoy soy todavía de los que viven en México y por ende tendré que poner todo para un análisis propio, la duda metódica, pero sin olvidar que dos cerebros piensa mejor que uno, ya ven “todo es ocasión de reunirse”

Pero la soledad ¿existe? . . .