El laberinto de la soledad; Octavio Paz

Literatura hispanoamericana contemporánea del siglo XX. Lírica y ensayística mexicana. Ensayo. Premio Nobel. Identidad del pueblo mexicano

  • Enviado por: Crash81
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


“El Pachuco y Otros Extremos”

En este capítulo el autor nos habla sobre como es que los mexicanos hemos pasado varios años en busca de nuestra identidad ya que tenemos una gran influencia de los Estado Unidos, también menciona como es que ante la discriminación racial los mexicanos radicado en las ciudades fronterizas han tratado de fundirse con la cultura norteamericana lo que los ha llevado a engendrar lo que se conoce como “pachuchos”.

Estos jóvenes se caracterizan por el rechazo y la pretensión de ocultar sus orígenes latinoamericanos. En cuanto a su aspecto físico han creado una moda basada en la exageración la cual refleja su agresividad, y su intención de separarse de la sociedad para crear nuevos y más cerrados grupos con el fin de empezar el desarrollo de su singularidad.

Los pachuchos, según el autor son personajes impasibles y siniestros que procuran aterrorizar, todo esto aliado a un deseo de autohumillación .

El pachuco se exterioriza con el simple y único fin de retar a la sociedad “el pachuco no afirma nada, no defiende nada, excepto su exasperada voluntad de no ser”, esta actitud parte de la existencia de un sentimiento de inferioridad. Los norteamericanos, por el contrario no tienen este sentimiento ya que ellos han construido el mundo y está hecho a su imagen.

“Quien ha visto la esperanza no la olvida. La busca bajo los cielos y entre todos los hombres. Y sueña que un día va a encontrarla de nuevo, no sabe dónde, acaso entre los suyos. En cada hombre late la posibilidad de ser o, más exactamente, de volver a ser, otro hombre”.

A lo largo de este capítulo se mencionan ciertos hechos que a pesar de que el libro fue escrito hace algunos años refleja la realidad de los actualmente llamamos “cholos”, cuyas raíces parten del mismo principio que los pachuchos, son personas que ante una falta de identidad nacional buscan refugio en la adopción de ciertas conductas y modismos que le ayudan a ocultar su realidad, una realidad que al vivir en ciudades fronterizas e incluso n os Estados Unidos le ocasionan problemas raciales o simplemente vergüenza.

“Máscaras Mexicanas”.

El lenguaje del mexicano se encuentra llena de retinencias, figuras y alusiones, de puntos suspensivos; y su silencio encierra cosas tales como matices y amenazas indescifrables, este lenguaje popular refleja la actitud defensiva del mexicano ante su exterior, parte principal de esta actitud consiste en defender su ideal de hombría característica principal es el no permitir que el mundo exterior penetre en su intimidad. Se menciona el hermetismo como un recurso de recelo y desconfianza hacia el mundo que nos rodea.

Estas expresiones revelan que el mexicano considera la vida de una lucha. El autor hace algunas comparaciones de ciertas actitudes de los mexicanos con culturas como la española y la norteamericana. El mexicano ve a la mujer como un reflejo de la voluntad y querer masculinos ante un mundo hecho a la imagen de los hombres.

“La mujer mexicana no tiene voluntad, simplemente obedece a los instintos y deseos del hombre”. Otro elemento característico entre los mexicanos es el juego de los “albures” que consiste en el combate verbal haciendo principal alusión a temas obscenos. Cada uno de los locutores trata de agredir a su oponente mediante el uso de “frases verbales e ingeniosas combinaciones lingüísticas” con las que pretende anonadar a su contrincante a través de insultos con alusión sexual.

“Todos Santos, Día de Muertos”.

Los mexicanos por naturaleza gozan de reuniones y fiestas políticas, todo representa un buen motivo para reunirse ya que vivimos una sociedad ritual lo que beneficia a nuestra imaginación y a nuestra sensibilidad. Cada gremio y barrio tiene sus fiestas anuales; sin importar nuestra religión ni clase social cada quien tiene sus festejos. Esta es una de las forma en la que lo mexicanos desahogan su alma y logran sobrepasar la soledad que los rodea durante el resto del año ya que se liberan de las normas impuestas lo que constituye una verdadera recreación para los individuos.

Uno de los cultos más representativos del mexicano es el culto a la muerte ya que en ella se refleja su actitud ante la vida. Si la muerte carece de sentido la vida entonces tampoco lo habrá tenido por lo que cada quien obtiene la muerte que busca.

En la antigüedad para los mexicanos la muerte representaba una extinción de la vida y por el contrario la muerte no era el fin natural de la vida. Uno de los principales rasgos de esta concepción era que su vida, al igual que su muerte no les pertenecía.

Para los cristianos la muerte representa una etapa de transición entre una vida y otra donde el siguiente paso de la muerte no es mas que una vida plena y abundante de bienestar y felicidad. Actualmente la muerte carece de valor, no tiene ninguna significación, es solo el fin inevitable de la vida, por lo que todo funciona como si la muerte no existiera. La muerte mexicana no es mas que el espejo de la vida del mexicano.

“Los Hijos de la Malinche”

A lo largo de este capítulo Octavio Paz nos hace ver algunos fenómenos sociales que se han derivado de los complejos de inferioridad del mexicano, la mayoría de ellos generados a partir de la conquista de los españoles.

La mujer, en nuestra cultura es considerada como un ser enigmático ya que ocupa un lugar muy especial dentro de nuestra estructura social, que a pesar del tiempo que ha transcurrido desde que esta obra fue escrita muchas de estas diferencias siguen vigentes.

El hombre, aunque de diferente manera también ha sido víctima de ciertas circunstancias, el capitalismo lo ha llevado a perder ciertos valores propios de un ser humano tales como la dignidad y la individualidad, lo que lo ha convertido en una simple herramienta de trabajo capaz de venderse al mejor postor sin garantizar con esto la justa valoración de su trabajo.

Todas estas circunstancias provocan un rencor interno que lleva al individuo a la exterminación de grupos sociales formados por sus compatriotas, “Un mexicano es un problema siempre, para otro mexicano y para sí mismo”.

Octavio Paz en este capítulo también hace referencia a algunas expresiones típicas del mexicano a través de las cuales salen a flote sus complejos y frustraciones que van desde el machismo hasta el “malinchismo”.

También se mencionan las creencias religiosas como un factor trascendental en la formación de nuestro carácter y de nuestra forma de vida derivada de la difusión de las creencias prehispánicas y del catolicismo traído por los españoles.

“Conquista y Colonia”

En este capítulo el autor hace una breve reseña histórica de México partiendo desde las culturas pertenecientes a Mesoamérica y de cómo fue la transformación que sufrieron estas culturas bajo el dominio de los españoles y con la influencia de la religión católica.

“Del mismo modo que una pirámide azteca recubre a veces un edificio más antiguo , la unificación religiosa solamente afectaba la superficie de las creencias primitivas”; esto nos hace ver que más que una imposición la religión católica se fusionó con diversas creencias prehispánicas lo que facilitó la adopción de esta religión por parte de los indígenas, lo que constituía simplemente parte de los preparativos para la dominación española ya que el inicio de la conquista partió del suicidio del pueblo azteca a raíz de la traición de sus dioses.

La cultura que nos transmitieron los españoles no rea una cultura propia, era simplemente producto de la adopción de ciertas “actitudes” de culturas como la francesa o la italiana.

La colonia fue una sociedad regida por principios jurídicos, económicos y religiosos convirtiendo al catolicismo en la base de esta nueva sociedad. Los indios no fueron exterminados debido únicamente a que los españoles necesitaban mano de obra barata convirtiendo a los indígenas en la base de la pirámide social.

“De la Revolución a la Independencia”

Las reformas hechos por la dinastía borbónica a través de Carlos III fomentan el centralismo en cuanto a la forma de administración de la Nueva España lo que provocó el sometimiento de los indígenas a la explotación la cual estaba sujeta al poder central.

La guerra de independencia llega cuando los lazos con España se ha terminado, lo que nos deja ver que la principal intención de esta guerra era la desintegración de este imperio para permitir el surgimiento de nuevos Estados plurales lo cual no se logró del todo ya que una vez consumada la independencia son las clases dirigentes de la Nueva España las que se consolidan como herederas del poder.

En este capítulo el autor menciona algunos episodios de la historia de nuestro país que abarca desde los inicios de la independencia haciendo mención de algunas de las causas y consecuencias que esta tuvo y como es que el pueblo mexicano se consolidó para dar inició una verdadera independencia.

En realidad no se ha logrado una independencia completa ya que el mexicano no ha sido capaz de crear un estilo propio de vida, el mexicano, a pesar del paso de los años no logra asimilar el pasado ya que vive rodeado de rencores y complejos que le impiden crecer.

“La Inteligencia Mexicana”

La cultura mexicana a través de sus cambios logra expresar de alguna manera la pretensiones y tendencias de nuestro país.

Por medio d e la Revolución los mexicanos caímos en una inmersión dentro de nosotros mismos y fue José Vasconcelos quien trató de sacar al mexicano de este estado por medio de la promoción de la cultura, él es considerado como el fundador de la educación moderna en México ya que encarnó el desenfrenado afán por recuperar nuestro origen y nuestras raíces a través de la fundación de escuelas, la edición de silabarios y clásicos y el envío de misiones culturales a los pueblos más apartados del país.

Gracias al progreso logrado en cuanto a la educación también se lograron algunos avances en lo artístico ya que en este periodo nace la pintura mexicana contemporánea al igual que la novela de la Revolución.

El gobierno se ve obligado a ofrecer educación al pueblo y es así como nace el artículo tercero de la Constitución:

“ La educación que imparta el Estado será socialista..., combatirá el fanatismo y los prejuicios, creando en la juventud un concepto racional y exacto del universo y de la vida social.”

A pesar de estas reformas en la Constitución no se ha logrado consumar la obra de los primeros revolucionarios ya que el nivel de estudios impartidos de forma “gratuita” por el gobierno ha decaído drásticamente y esto impide que las personas de bajos recursos puedan desarrollarse y alcanzar un nivel de vida socioeconómica digno.

“Nuestros Días”

La Revolución mexicana fue la primera del siglo XX la cual inició u proceso en nuestro país el cual todavía no termina, estos cambios se han visto afectados por el capitalismo mundial; esta Revolución pretende consumar la obra de la burguesía española pero para lograrlo es indispensable asegurar nuestra independencia política ya que el Estado se convirtió nuevamente en el principal agente de la transformación.

Los recursos con lo que actualmente cuenta el país son insuficientes por lo que la agricultura y la industria son incapaces de satisfacer las necesidades de un país que se encuentra en pleno crecimiento demográfico y no cuenta con un progreso económico suficiente debido a que la industria no crece con la velocidad que requiere el aumento de la población y no produce suficientes empleos.

En los últimos años e incluso actualmente, en el año 2001 se discute si la política social y económica a sido o no acertada, pero la realidad es que los recursos de que dispone la nación son insuficientes para financiar el desarrollo integral de México y para crear una infraestructura económica.

Una de las soluciones que se ofrecen para este caso es el apoyo de inversiones privadas extranjeras que aunque producen una cantidad considerable de empleos provocan que el país tenga una mayor dependencia de los mercados internacionales y de la economía de otros países tal como lo podemos observar actualmente con la desaceleración económica de los Estados Unidos la cual nos ha afectado de manera desmedida. Este tipo de crecimiento económico extranjero surgió desde la Primera Guerra Mundial.

La situación que México enfrenta actualmente es similar a la de algunos países de América Latina, Occidente y África ya que nuestros problemas son esencialmente los mismos, todos carecemos de recursos materiales e intelectuales y estamos demasiado influenciados por grandes potencias mundiales como Estados Unidos y algunos países europeos.

“Apéndice. La Dialéctica de la Sociedad”

Todos los hombres llegan a un momento de sus vidas en el que se sienten solos, el autor propone como razón de este fenómeno que el mexicano, al comparase con otras personas se da cuanta de sus carencias, lo que le provoca un gran vacío y lo lleva a esta sensación de soledad.

“Nuestra sensación de vivir se expresa como separación y ruptura, desamparo caída en un ámbito hostil o extraño. A medida que crecemos esa primitiva sensación se transforma en un sentimiento de soledad.”

En el lenguaje popular se refleja como es que los mexicanos asociamos la idea de la soledad con la pena, el nacer y el morir representan experiencias de soledad ya que nacemos y morimos solos.

El amor representa una experiencia inalcanzable ya que todo se opone a él: moral, clases, leyes y razas; es un sentimiento creado por nosotros y que no se da en la naturaleza, la sociedad lo concibe como una unión estable y destinada a crear hijos, está íntimamente identificada con el matrimonio.

REDACCIÓN.

“El Laberinto De La Soledad”.

(Octavio Paz).

Matrícula:

Fecha: 11 de Mayo del 2001.