El infierno; Luca Signorelli

Renacimiento italiano. Obra pictórica. Cinquecento. Estilo. Vida. Galería de obras

  • Enviado por: Corrupto
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

Luca Signorelli

Estilo y vida de Luca Signorelli

'El infierno; Luca Signorelli'

La historia del Anticristo. (Detalle).

Probablemente un autorretrato del pintor.

Fresco. 1499-1502.

Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

La actividad de este artista umbro, nacido en Cortona aproximadamente en 1450 y muerto en la misma ciudad en 1523. Se orienta ya hacia el Cinquecento, Después de haber sido colaborador y discípulo de Piero della Francesca, se inspiró en la energía de la línea y la precisión anatómica de Pollaiuolo, asociándola a 1a búsqueda de una salida, plástica de los volúmenes. Todo ello le conveniente en el heredero más cualificado de la tradición cuatrocentista florentina y, al mismo tiempo, por la severidad de su inspiración y por el culto a la figura desnuda en movimiento, anticipa el genio de Miguel Ángel.

Sus obras primerizas, como la Madonna Villamarina (Col. Cini, Venecia) se inscriben plenamente en el círculo de Piero. Posteriormente, su Flagelación (Pinacoteca de Brera Milán), fechada en 1475, presenta ya un tono violento, un poderoso dibujo y una iluminación dramática que se acentúa en las obras posteriores, surgidas de su talento como fresquista, donde vemos una acumulación de figuras Y composiciones complejas, con tendencia a desbordar los límite, del espacio pictórico Hay que destacar la, decoración de la Sagrestia della Cura en la basílica de Loreto (h. 1480). las escenas sobre la Vida de Moisés en La Capilla Sixtína (1482) Y los frescos de la Vida de San Benito en el claustro de Monteoliveto Maggiore, cerca de Siena, que comenzó entre 1497 y 1498.

Esta última obra hubo de ser continuada por el lombardo Sodoma debido a que. en 1499, Signorelli fue encargado de acometer su más vasta empresa mural, la decoración de la capilla de San Brizio en la catedral de Orvieto, comenzada por fra Angélico y Benozzo Gozzoli en 1447, la magnitud y calidad de esta creación, en la que Signorelli trabajo entre 1499 y 1504, hacen que se le pueda considerar el último gran fresquista toscano del siglo XV antes de la aparición de Miguel Ángel, quien se inspirará en el Juicio Universal de Orvieto para pintar el de la Capilla Sixtina, treinta años después. En los muros del duomo pintó también la Historia del Anticristo donde sin duda quería evocar las amenazantes prédicas de Savonarola; en el basamento incluyó retratos de grandes hombres, representaciones de poemas clásicos, como la Odisea o la Eneida y escenas extraídas de la Divina Comedia.

El patetismo de sus escorzos y anatomías exageradamente musculosas, así como las violentas poses en soto in su, llevan hasta el extremo la preocupación de los florentinos por el perfil entendido como medio dramático, tal y como, se expresa en el arte de los Pollaiuolo. Estos valores, así como sus desnudos característicos, impregnados de terribilità (expresión de lo terrible) y contorsionados en posturas forzadas influyeron de forma notable en Miguel Ángel.

En 1508 y 1513 Signorelli regresó a Roma pero ya no pudo competir con artistas emergentes de la categoría de Miguel Ángel o Rafael Se estableció, por tanto, en Cortona donde dirigió un taller provinciano del que salieron numerosos retablos de pinturas y esculturas, muchas de ellas ejecutadas por sus colaboradores, en las que se confirman su genio dramático y sus dotes compositivas, plasmadas en estructuras fuertemente simétricas, con unos contrastes de color y unas anatomías bastante estereotipadas.

De este periodo tardío pueden mencionarse una Natividad (Museo de Cortona) y el políptico de Acervia (1507, Pinacoteca de Brera, Milán).

Su Gran Obra

El Infierno

'El infierno; Luca Signorelli'

La obra maestra de Luca Signorelli es la decoración al fresco de la capilla de san Brizio en la catedral de Orvieto, Signorelli realizó entre 1499 y 1504 un gran ciclo de pinturas murales, representando un Juicio Final cargado de dramatismo y tensión en la zona de los condenados que aquí apreciamos. El excelente dibujo de Luca se pone claramente de manifiesto en todas las figuras, escorzadas en su mayoría, en un conjunto difícilmente olvidable. Los demonios con forma humana torturan o atan a los condenados que se retuercen de dolor y de angustia, escena observada por ángeles con corazas en la zona superior del arco. La perspectiva ha sido interpretada a través de la masa humana donde la anatomía se convierte en protagonista absoluta, inspirada en el mundo clásico, acentuándose los músculos en tensión gracias al empleo de una luz fuerte. La sensación de movimiento es también protagonista, resultando una obra sólo superable por el Juicio Final que Miguel Ángel pintó en la Capilla Sixtina, influida sin duda por esta imagen de Signorelli.

Galería

La resurrección del Muerto.

Detalle. La pintura al fresco. 1499-1502. La Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

'El infierno; Luca Signorelli'

El Infierno.

Detalle. Fresco. 1499-1502. La Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

El Infierno.

Detalle. Fresco. 1499-1502. La Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

El Último Juicio.

La parte derecha de la composición - El Condenado Depositó al Infierno; la parte izquierda de la composición - El Bendito Tomado en el Paraíso. Fresco. 1499-1502. La Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

El Último Juicio.

La parte izquierda de la composición - El Bendito Depositó al Paraíso. Fresco. 1499-1502. La Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

El Último Juicio.

La parte derecha de la composición - el Condenado Depositó al Infierno. La pintura al fresco. 1499-1502. La Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

Dante con las Escenas de la Divina Comedia.

Fresco. 1499-1502. La Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

El Paraíso.

Fresco. 1499-1502. La Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

Los Doctores de la Iglesia.

Fresco. 1499-1502. La Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

Los mártires y la Virgen.

Fresco. 1499-1502. La Catedral de Orvieto, San Brizio Capilla, Orvieto, Italia.

'El infierno; Luca Signorelli'

El Nacimiento de San Juan Bautista.

Engrase en madera. 32 x 70 cm. Persiana, París, Francia.

La señora y Niño con los Profetas.

Engrase en madera. 170 x 117.5 centímetro. Florencia, Italia.

La Circuncisión

1490-1495. Engrase en madera. 258.5 x 180 cm. Galería Nacional, Londres, Reino Unido.

Vídeos relacionados