El Imperio de los Austrias

Historia de España. Carlos V. Felipe II. Gobierno de los Habsburgo. Conquista de América. Organización americana. Crisis del siglo XVII

  • Enviado por: Alejandro
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

RESUMEN

EL IMPERIO DE LOS AUSTRIAS

s. XVI-XVII

1.- EL IMPERIO UNIVERSAL DE CARLOS V.

1.1.- CARLOS V, EMPERADOR.

Sobre Carlos I recayó una doble herencia. Por un lado, el reino de Castilla, Navarra, la Corona de Aragón, las posesiones americanas y los territorios italianos. Por otro, los Países Bajos, Luxemburgo, el Franco Condado y las posesiones de los Habsburgo. Además, fue nombrado emperador. El título imperial le proporcionó autoridad moral para dirigir Europa en defensa de la cristiandad.

1.2.- LOS PROBLEMAS INTERNOS.

Carlos I llegó a la península en 1517 muy joven y rodeado de nobles flamencos y borgoñones, que le ayudaron a gobernar. Como protesta, muchas ciudades de Castilla se unieron e iniciaron la Guerra de las Comunidades. Carlos V, enterado de los hechos, prescindió de los extranjeros y ofreció cargos a los nobles españoles. Por las mismas fechas se produjo en Valencia y Mallorca la revuelta de las Germanías que enfrentó a la burguesía de las ciudades con la alta nobleza. El conflicto finalizó con la victoria de esta y del Emperador.

1.3.- LOS ENEMIGOS DEL IMPERIO.

El ideal de cruzada empujó a Carlos V a unir todos los reyes cristianos contra los turcos y los protestantes alemanes.

Las guerras con Francia.

El monarca francés Francisco I no quiso integrarse en la cruzada contra los turcos que promovía el Emperador. Hubo hasta seis guerras entre Francia y Carlos V. La solución al conflicto se alcanzó durante el reinado de Felipe II en la Batalla de San Quintín.

El problema protestante.

La difusión del protestantismo por los territorios alemanes rompió la unidad religiosa del Imperio. Así, estalló un conflicto armado entre protestantes y católicos y Carlos V los derrotó en la Batalla de Mühlberg. Finalmente la paz de Augsburgo estableció la paz entre católicos y protestantes.

1.4.- LA ABDICACIÓN.

Enfermó y agotado, Carlos V entregó los territorios austriacos a su hermano Fernando. Después, el monarca abdicó en su hijo Felipe II quien recibió los territorios hispánicos y sus colonias.

2.- EL IMPERIO HISPÁNICO DE FELIPE II.

2.1.- FELIPE II Y SU CORTE.

Felipe II renunció a los territorios austriacos y al título imperial. De este modo, la monarquía universal de Carlos V dejó paso a la monarquía hispánica de Felipe II. Decidió ocuparse personalmente de todos los asunto de sus Estados y estableció la corte en Madrid. El gobierno de Felipe II se extendió por toda la península ibérica al producirse la anexión de Portugal. De esta manera, se constituyó un imperio gigantesco.

2.2.- LA DEFENSA DEL CATOLICISMO.

Felipe II se convirtió en un gran defensor de la ortodoxia católica. La Inquisición persiguió las desviaciones religiosas y se celebraron autos de fe para juzgar a los sospechosos de herejía. También se impuso la limpieza de sangre. De este modo, el poder se concentró en un grupo reducido de cristianos viejos. Se dictaron leyes que prohibían la importación de libros, se impidió a los estudiantes cursar estudios en el extranjero y se publicó un índice de obras prohibidas. La promulgación de leyes que impedían a los moriscos andaluces la práctica de su lengua y costumbres, desencadenó la sublevación de las Alpujarras. Después de tres años, los moriscos fueron dispersados por Extremadura, Galicia y la Meseta.

2.3.- LAS GUERRAS EN EUROPA.

La voluntad de Felipe II de mantener la hegemonía política y la ortodoxia católica dio como resultado las siguientes guerras:

  • Para frenar la expansión musulmana, organizó una gran flota aliada que derrotó a los turcos en la Batalla de Lepanto.

  • La lucha contra Inglaterra vino motivada porque este país apoyaba a los protestantes y porque sus barcos suponían una amenaza. La Gran Armada acabó destruida en las costas británicas.

  • La rebelión de los Países Bajos fue resultado de la difusión del protestantismo y de la fijación de nuevos impuestos. La presencia de los tercios no consiguió acabar con el problema.

Al final, los Países Bajos se fragmentaron en dos zonas: la Norte (protestante) y la Sur (católica). Arruinada por tantos gastos, la Hacienda española entró en quiebra.

3.- EL GOBIERNO DE LOS HABSBURGO.

3.1.- EL REY Y SUS FUNCIONES.

La monarquía de los Habsburgo era autoritaria. El eje central del gobierno lo constituían el rey y sus auxiliares. La nobleza dejó de tener un papel determinante en la vida política. La principal función del rey era la defensa del territorio y, por tanto, la dirección del ejército y las relaciones con otros Estados. También se encargaba de la recaudación de impuestos y de la administración de los recursos económicos. Los reyes intentaban que se les reconociera sus derechos a imponer nuevos tributos y a redactar nuevas leyes.

3.2.- LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO.

Para el desempeño de las funciones básicas del Estado se fueron creando una serie de organismos. Este es el caso de los Consejos, que asesoraban al monarca en la toma de decisiones. El Consejo de Estado estaba compuesto por nobles que se ocupaban de los problemas relacionados con las guerras, los tratados de paz y las relaciones con otros Estados. El Consejo de Hacienda lo formaban juristas y se ocupaban de la recaudación y administración de los recursos del Estado. El Consejo de la Inquisición se ocupaba de los problemas religiosos. El centralismo de los reyes provocó la decadencia de las Cortes. También los municipios estaban estrechamente controlados por los representantes del rey.

3.3.- BUROCRACIA, DIPLOMACIA Y EJÉRCITO.

Los Austrias contaban con una importante burocracia, que se ocupaba de todos los asuntos y tramites del gobierno del Imperio. Con el tiempo, el gobierno se fue llenando de una burocracia ineficaz y excesivamente numerosa. La monarquía dispuso también de buenos diplomáticos y embajadores. El ejército de los Habsburgo llegó a ser el mejor de Europa. Era un ejército de mercenarios.

4.- LA CONQUISTA DE AMÉRICA.

4.1.- LAS PRIMERAS EXPEDICIONES.

Inmediatamente después de la llegada de Colón a América se inició la conquista de aquellos territorios. Muy pronto los españoles establecieron ciudades. Tras atravesar el istmo de Panamá, se descubrió la existencia de un amplio océano, el Pacífico. Poco después navegantes como Magallanes y Elcano realizaron el primer viaje de vuelta al mundo, demostrando así que la tierra es esférica.

4.2.- LOS MÉTODOS DE LA CONQUISTA.

En la conquista del territorio americano los españoles tuvieron una notable superioridad militar, lo que facilitó el sometimiento de los pueblos indígenas. También fue muy importante el caballo, animal desconocido para los nativos y que les causaba temor. Por otra parte, los conquistadores eran hombres con un innegable afán de aventuras y riquezas. La colonización tuvo unas consecuencias demográficas desastrosas para los indígenas. La principal causa fue la falta de defensas contra las enfermedades aportadas por los españoles y las duras condiciones de trabajo que les impusieron los conquistadores.

4.3.- LA CONQUISTA DE MÉXICO.

La primera gran expedición en tierra firme estuvo al mando de Hernán Cortés. Llegó a México, país habitado por los aztecas. En el lugar donde desembarcó fundó la ciudad de Veracruz. Llegó a la capital y se puso en contacto con el emperador Moctezuma, que fingió someterse al dominio de los españoles. Más adelante los aztecas se sublevaron , mataron a Moctezuma y expulsaron a los españoles de la ciudad. Cortés logró rehacer se ejército y venció a los aztecas en la Batalla de Otumba. Los nuevos territorios recibieron el nombre de Nueva España.

4.4.- LA CONQUISTA DE PERÚ.

Francisco Pizarro dirigió la conquista del imperio inca con muy pocos soldados. Pizarro aprovechó las luchas civiles de los incas para conquistar su territorio. Mandó ajusticiar al emperador inca tras lo cual, los españoles entraron con facilidad en la capital, Cuzco.

4.5.- OTRAS CONQUISTAS.

Parte de América del Norte y toda América del Sur, excepto Brasil, fue colonizada por los españoles. En América del Norte se exploraron Florida, Texas y California. En América Central, Panamá. En el Sur conquistaron Chile, el Amazonas y fundaron Buenos Aires. Las Filipinas, en Asia, también fueron conquistadas.

5.- LA ORGANIZACIÓN DEL IMPERIO AMERICANO.

5.1.- LA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA.

Los españoles cambiaron la forma de vida de los indígenas introduciendo la cultura, la religión, la lengua, el arte y las leyes de Castilla. La Corona creó nuevos organismos administrativos:

  • El Consejo de Indias se encargaba de gobernar los territorios americanos desde la península.

  • La Casa de Contratación se ocupaba de todas las cuestiones económicas relacionadas con América.

  • Los virreyes eran los representantes del rey en los extensos virreinatos.

5.2.- LA EXPLOTACIÓN ECONÓMICA DE LAS INDIAS.

Las Indias fueron una importante fuente de ingresos para la Corona. En la primera etapa, los conquistadores se interesaron por la obtención de oro y plata. Una vez afianzado el dominio español, se buscaron nuevas fuentes de recursos en la explotación de los suelos y las minas. La llamada encomienda permitía a los colonizadores servirse del trabajo de los indígenas. Las Leyes de Indias prohibió la esclavización de los indígenas, a los que reconoció como sus súbditos. También se alzaron voces que denunciaron la explotación a la que eran sometidos los indios americanos. Las Indias fueron una fuente de intercambios comerciales.

5.3.- LA SOCIEDAD COLONIAL.

La base de la población estaba constituida por amerindios. Sin embargo, el poder político se encontraba en manos de los españoles. Los criollos eran los descendientes de los colonizadores instalados en América. También fueron numerosos los mestizos, hijos de indígenas y españoles. En algunas zonas se transportó población negra de África.

6.- DEL AUGE ECONÓMICO A LA CRISIS DEL SIGLO XVII.

6.1.- LA EXPANSIÓN DEL SIGLO XVI.

En el siglo XVI, la población de los reinos hispánicos fue aumentando. El reinado de Carlos I fue de expansión económica. Andalucía se enriqueció por el comercio con el Nuevo Mundo, que se organizó desde el puerto de Sevilla. En los puertos del Norte se seguía exportando la lana de la Mesta. La llegada de elevadas cantidades de oro y plata enriqueció a una parte de la sociedad española, que pudo vivir ociosamente y con gran lujo. Puede decirse que la riqueza aumentó en todos los reinos hispánicos. Con Felipe II se evidenciaron los primeros síntomas de crisis. Los motivos de este declive son el derroche de dinero en las guerras en Europa, la escasa atención prestada a la agricultura y a la industria y el ambiente de lujo y ocio de los mas ricos.

6.2.- LA CRISIS DEL SIGLO XVII.

El siglo XVII se caracterizó por una fuerte recesión demográfica y económica. La población descendió. En el terreno económico la agricultura empeoró. Aumentó la despoblación mientras crecían los impuestos. El comercio y la industria padecieron una profunda depresión su producción se estancó. Se considera pues que España entró en decadencia por no saber aprovechar el oro y la plata americanos. De este modo, la riqueza proveniente de América, en lugar de estimular la producción se dedicó a costear las guerras en Europa o a consolidar un modelo social nobiliario en que el dinero se invertía en gastos suntuarios.

6.3.- UNA SOCIEDAD CADA VEZ MAS RENTISTA.

La nobleza era el grupo mas importante entre los privilegiados. La alta nobleza estaba constituida por unas pocas familias que poseían grandes latifundios. La pequeña nobleza se arruinó. La situación del clero era parecida. Los altos cargos de la Iglesia estaban ocupados por nobles segundones y disponían de buenas rentas. El bajo clero era pobre. La burguesía fue numéricamente escasa. Los no privilegiados eran los campesinos, que vivían pobremente sometidos al rey o a los nobles.

7.- LA DECADENCIA DEL IMPERIO HISPÁNICO.

7.1.- EL REY Y SUS VALIDOS.

Un aspecto característico de la política fue el abandono del gobierno por parte de los reyes, que delegaron sus poderes en hombres de confianza llamados validos. Felipe III entregó el poder al duque de Lerma, quien procuró no invertir en las guerras europeas. Felipe IV entregó el poder al conde-duque de Olivares que deseaba reforzar la posición de España en Europa.

7.2.- EL FIN DE LA HEGEMONÍA ESPAÑOLA.

En 1618 estalló en Alemania la Guerra de los Treinta Años, que enfrentó a protestantes y católicos. La primera etapa de esta guerra fue favorable a España que vencieron en Breda a los holandeses. La entrada de Francia a favor de los protestantes hizo cambiar el signo de la guerra. Esta, terminó con la Paz de Westfalia y el fin de la hegemonía de España en Europa y el ascenso de Francia como potencia principal.

7.3.-LA CRISIS DE 1640.

En plena Guerra de los Treinta Años el conde-duque concentró en Cataluña numerosas tropas, lo que provocó fuertes incidentes entre soldados y campesinos. En junio estalló una sublevación en Cataluña que no pudo ser reprimida por las tropas reales. La Paz de los Pirineos supuso el fin de las guerras con Francia. Ese mismo año se produjo la sublevación de Portugal, que se quería hacer independiente.

7.4.- CARLOS II Y EL PROBLEMA SUCESORIO.

Carlos II murió sin descendencia y ello provocó un conflicto armado: la Guerra de Sucesión, que enfrentó a los partidarios del pretendiente francés Felipe de Borbón y a los del austriaco archiduque Carlos, finalizando con el triunfo del primero.