El hundimiento del mundo comunista

Historia universal. URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). Fundamentalismo islámico. Telón de acero. Perestroika. Gorbachov. Yeltsin

  • Enviado por: Mariano Juan Colomar
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

El hundimiento del mundo comunista.

La URSS: Gorbatxov y la perestroika.

En el 85 murió el secretario general del partido comunista de la Unión soviética Cretxenko que fue sustituido por Gorbatxov. La URSS era la segunda potencia militar del mundo pero se encontraba en una profunda crisis económica y social los enormes gastos militares y el abandono de la producción de bienes de consumo hacían que el nivel de vida fuera muy bajo. Además, el dominio soviético sobre los países de su área de influencia se estaba deteriorando. Algunos países del este quería desviarse del bloque soviético y querían introducir cambios en su sistema político y económico.

Gorbatxov tomó una serie de medidas que significaban un replanteamiento total del modelo socialista dominante hasta entonces en la URSS. Fue en el XXVII congreso del PCUS donde se proclamó la nueva etapa: la perestroika (reconstrucción).

En primer lugar, la reconstrucción de la economía y la sociedad soviética. Sin dejar el principio de la propiedad colectiva se quería introducir la noción de mercado y de incentivo personal y también la creación de sociedades laborales, de cooperativas de iniciativa privada y la responsabilidad de empresas y de trabajadores ante las pérdidas. Se introdujeron nuevas tecnologías y se buscó en los países occidentales la colaboración para hacer que los productos soviéticos fueran competitivos en calidad y precio y consolidar la moneda en el mercado internacional. En el ámbito político se aplicó la transparencia (glasnost) que suprimió la censura, restableció la libertad de expresión y permitió la crítica al poder; se eligió uno nuevo parlamento, elegido por escrutinio secreto y con candidaturas múltiples. Por primera vez, críticos y disidentes políticos entraron en los órganos de la URSS.

En segundo lugar se produjo un nuevo planteamiento de la política exterior soviética, al tomar la iniciativa para el desarme y el liderazgo de todas las propuestas para la inspección y la paz. Con esto, se renunció explícitamente a la guerra nuclear y a la carrera de armamentos. La URSS restableció sus relaciones diplomáticas con todos los países. Se afirmó que todas las relaciones políticas entre los países socialistas se tendrían que basar estrictamente en el principio de la independencia absoluta y entenderse sobre cada país a presidir sobre las cuestiones que le afectaban. Se garantizaba la no intervención de la URSS y la estricta responsabilidad de los dirigentes de cada país ante las demandas de su población.

El final del telón de acero. Cambios en los países de la Europa socialista.

La garantía que no intervención que promulgó la URSS hizo posible una serie de cambios como el fin del dominio de los partidos comunistas y el inicio de reformas. Estas reformas llevaron a la consecución de formas parlamentarias y democráticas en terreno político; y en el económico, la introducción de sistemas de propiedad individual y de relaciones de mercado.

En Polonia la oposición rondaba el sindicato Solidarnosc y su líder Walesa que obligó al gobierno de Jarulzeski a introducir un conjunto de medidas democráticas como en el abril del 89 cuando se convocaron elecciones libres con el resultado de el 80% de los votos para el sindicato Solidarnosc... Esto marcó un claro deseo del gobierno de acercarse políticamente y económicamente a un modelo occidental.

En Hungría el partido comunista en el 89 cambió el gobierno de Kadar por un gobierno reformista de Grosz que modificó la constitución para permitir una orden político plural y democrático.

En la República democrática de Alemania el nuevo dirigente comunista Honecker no estaba muy por de las reformas así que en el 89 miles de ciudadanos se refugiaron y escaparon de la RDA y el gobierno húngaro permitió que los refugiados fuesen hacia Austria desde donde podían pedir refugio en la República federal alemana. Finalmente en el 89 cayó el muro de Berlín y se anunciaron elecciones libres para marzo del 90. La victoria de las fuerzas conservadoras de Kohl que defendían la reunificación rápida que se hizo entre 3 de octubre en noventa hicieron que la República democrática alemana desapareciera como un estado independiente.

En Checoslovaquia dimitió la cúpula del partido comunista y se rehabilitó al viejo dirigente del 68 Dubcek. El nuevo gobierno llegó a un acuerdo con la oposición dirigida por Havel para organizar unas elecciones libres y en poco tiempo se hizo la división del país local provocada por las fuerzas nacionalistas. Nació la república checa y la República Eslovaquia.

Los casos de Rumania y Bulgaria son más complejos. En Rumania el líder y dictador comunista Ceaucescu y su mujer fueron derrocados por la población y los militares, juzgados y fusilados. El nuevo gobierno formado por el Frente Nacional tuvo que hacer frente a un panorama político y económico muy complejo. En Bulgaria se destituyó a los dirigentes más inmovilizados en el 89 y los nuevos gobernantes iniciaron reformas democráticas y organizar elecciones libres.

El final de la URSS.

Desde la llegada de Gorbatxov en el 89 la URSS entera empezó a acelerar sus reformas políticas. Se presentaron candidaturas opuestas abiertamente a modelo socialista. Estas reformas, pero, tuvieron y causaron un gran trastorno en la economía. Transformar una economía planificada, dirigida y retrasada técnicamente era un reto arriesgado. La nueva estructura se tenía que sobreponerse a la antigua y hubo numerosas discusiones. Las reivindicaciones nacionalistas estallaron con una fuerza sorprendente (Repúblicas bálticas, Armenia, Azerbayan, etc...) y se multiplicaron las revueltas.

En el 90 ganó las elecciones Boris Yeltsin que aunque era miembro del partido comunista anunció que aceleraría las propuestas del antiguo dirigente. A finales del 91 Rusia reconoció a Lituania como un estado soberano. Gorbatxov quiso hacer un nuevo tratado de la Unión para satisfacer el hambre de autonomía que querían las repúblicas pero en agosto hubo un golpe de estado por los antireformistas que le secuestraron pero la resistencia del presidente Yeltsin y del pueblo frustró el golpe de estado. Las medidas hacia el capitalismo se aceleraron. En pocos meses el presidente Yeltsin suprimió el comunismo y dejó que Ucrania, Bielorrusia, Estonia, Letonia, Lituania, etc.... se declararan independientes. Para septiembre la URSS reconoció la independencia de las repúblicas Bálticas y en diciembre dejó de existir la Unión soviética y sus quince repúblicas. Poco después se creó la comunidad de Estados independientes que tenía a once de estas repúblicas pero una dudosa supervivencia.

Un nuevo orden mundial.

Una sola superpotencia: los Estados Unidos.

A partir del 91 los Estados Unidos quedaron como única superpotencia mundial. Con el estallido de la guerra del Golfo en el 90 contra el dictador Hussein que había enviado sus fuerzas a Kuwait empezó una nueva etapa para los Estados Unidos. Se reclamó en soporte del consejo de seguridad de la ONU, que condenó la agresión, autorizó el embargo contra Irak y la utilización de la fuerza para neutralizar la agresión. A final se liberó a Kuwait. En el 98 algunas limitaciones a inspecciones en los arsenales de Irak estuvieron a punto de provocar otra agresión militar de los Estados Unidos. Los Estados Unidos actuaban como un gendarme internacional pero una intervención en lugares con situaciones dramáticas como Armenia o Afganistán si no comporta ningún peligro para la influencia o intereses económicos americanos. El triunfo del liderazgo americano parece hoy un hecho incontestable.

La Rusia de Yeltsin.

La nueva Rusia es una federación que tiene 89 territorios (repúblicas y regiones autónomas), representadas en un consejo de la federación, que forma la segunda cámara del parlamento ruso. El resto del antiguo territorio de la URSS es actualmente un conjunto de Estados independientes que aún mantienen fuertes lazos con Rusia.

Como ya hemos dicho Yeltsin subió al poder en el 91 y consiguió hacer una nueva constitución sin el apoyo del parlamento que cambió las ventajas del presidente que podía nombrar al jefe del gobierno, controlar la política exterior y la defensa, etcétera. El parlamento tiene un papel muy limitado: elaborar leyes y aprueba presupuestos.

En Rusia se garantiza el pluralismo económico y la articulación política aún es muy difícil en un país en transición hacia las reformas democráticas. Desde el punto de vista económico y social el hundimiento del nivel de vida para los más humildes y el valor del rublo ha caído mucho, las pensiones o sueldos oficiales no permiten vivir, la población no tiene trabajos que antes cubría el estado y una minoría enormemente rica. Está plagada de mafias y han surgido los nuevos ricos.

El nuevo papel de Europa.

En los años setenta desaparecieron las últimas dictaduras en la Europa occidental.

En Portugal en el 74; en España con la muerte del general Franco en el 75 que hizo que en el 76 se empezará la transición hacia la democracia las condiciones constitucionales y existencia de partidos. En Grecia, la caída de los militares que había dado un golpe de estado tuvo como consecuencia la desaparición de la monarquía y la instauración de una República parlamentaria y democrática en el 74. En estos escasos se instauró la democracia y se adecuaran los sistemas a las nuevas necesidades de una Europa cada vez más integrada.

Por otro lado la comunidad Europea se amplió en los ochenta a doce miembros y en el año 85 se propuso avanzar en los espacios económicos hacia una Unión Europea (ya no sólo economía). En el 86 se firmó el acta única que empezó la aventura de la Unión Europea. La transformación de doce mercados nacionales en uno, integrado por 345 millones de consumidores y con un producto interior bruto acumulado de más de 630 billones de pesetas, una riqueza acumulada de 33,5 billones al año. Estos datos garantizaban el predominio de la comunidad Europea como una primera potencia comercial del planeta. El 1 de enero del 93 entró en vigor el mercado único y se iniciaron conversaciones para llegar a una unión política y monetaria. En diciembre del 91 se reunieron en la ciudad de Maastrich donde firmaron del tratado de la Unión Europea al cual se incorporaron en el 95 Suecia, Finlandia y Austria.

Una vez desaparecidos los enfrentamientos políticos de la guerra Fría, el gran reto era competir, en el mundo capitalista con las poderosas economías de Estados Unidos y Japón. El tratado de la Unión europeas prevé la toma de decisiones comunes en política exterior y se propone el establecimiento de unas bases para la futura ciudadanía europea.

El resurgimiento de los nacionalismos.

Mientras tanto, en la Europa oriental se vive una revitalización de los nacionalismos. El primer aspecto que al que analizar es la insatisfactoria resolución de la desintegración del imperio austro-húngaro y del imperio turco en la Europa posterior a la primera guerra mundial como en Checoslovaquia y Yugoslavia. El acuerdo táctico entre los bloques de que no producían variaciones territoriales en el ámbito de influencia mantuvo latentes las aspiraciones nacionalistas en los países. Por otro lado, la ausencia de tradición política democrática ha provocado que la identidad nacional, religiosa, lingüística o étnica sea la única certeza y la única creencias.

El caso más grave es el de la antigua República de Yugoslavia constituida al final de la segunda guerra mundial como una República socialista estructura federal, parecía que integraba casi sin problemas seis repúblicas de características muy diferentes: Serbia, Croacia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina, Macedonia y Montenegro. En el 91 estalló la guerra que desintegró Yugoslavia. Las repúblicas de Eslovenia y de Croacia se quisieron independizar y así lo hicieron pero las disputas territoriales con Croacia provocaron una guerra civil. La Unión Europea reconoció la independencia de estas dos repúblicas. Entre este momento la República de Bosnia se declaró independiente y comenzó otro enfrentamiento aún más complejo y crudo. La existencia de grandes contingentes de población croata y serbia y el carácter musulmán de una parte de la población de Bosnia originó una guerra de exterminio entre las diversas etnias o religiones.

Las dificultades del tercer mundo.

El fundamentalismo islámico.

En el 73 la OPEP protagonizó la primera gran revuelta de los productores de materias primas con su embargo de petróleo que desmontó el mundo industrializado. Los países árabes descubrieron que poseían una arma temible la energía y a partir de aquel momento cualquier trastorno de la situación política de la zona conllevó un trastorno importante para el conjunto de economías del mundo.

La revuelta en el mundo islámico se inició en Irán donde en el 79 el presidente de Persia fue expulsado y el Khomeini (líder religioso) incitó la revuelta a la cual se añadieron desde los liberales hasta los marxistas. Este líder religioso volvió del exilio y sus fuerzas islámicas fueron monopolizado el poder y después de un referéndum se proclamó la república islámica. Entonces las fuerzas liberales de izquierda quedaron apartadas del poder y el integrismo islámico subió a este punto se repele toda influencia cultural y tecnológica de occidente, se defendía la idea tradicional de la guerra santa y de la expansión del Islam y toda violación de la ley religiosa sería perseguida con métodos muy drásticos... El integrismo islámico se extendió por otros países de población musulmana como en Egipto (Yihad islámica), en Marruecos y en Argelia donde provocaron una crisis política y un fuerte enfrentamiento social entre los grupos más occidentales y los partidarios de un estado integristas musulmán.

La situación argentina culminó con un golpe militar en el 92 que paralizó unas elecciones que llevaban al poder al frente islámico de salvación. Hoy el día Argelia presenta un panorama de guerra civil a causa de la guerrilla islámica (grupo islámico armado) y el gobierno.

Afganistán en los setenta tenía un gobierno de tipo socialista que hizo que las guerrillas islamistas y revolucionarias hicieran una larga guerra civil. Después de la desaparición de la URSS, las guerrillas integrista acabaron ganando la guerra. Los talibanes subieron al poder.

África un continente hambriento.

Millones de africanos tienen la vida amenazada por el hambre, las enfermedades y la guerra. Hay conflictos étnicos o guerras civiles en Angola, Burundi, Etiopia, Liberia, Mozambique, etc... que son herencia de la época colonial, de las estructuras económicas y productivas impuestas por el neocolonialismo, de lo artificial de las fronteras, de la misma militarización derivada de los intereses de los antiguos bloques. Durante los noventa la democratización ha avanzado y en el 91 en Sudáfrica se acabó el régimen racista (apartheid) con Nelson Mandela.

La democracia en América latina.

En los años sesenta en algunos países de América latina y como reflejo de la revolución cubana se originaron movimientos revolucionarios que optaron por la vía armada como manera de poner fin a los sistemas desigualdad. La iglesia también protestó generando la conocida teología de liberación. La guerrilla y el peligro del comunismo llevó a muchos gobiernos a golpes de estado como en Chile, Argentina, Uruguay, Bolivia, Brasil, etc... durante estas dictaduras se aplicaron políticas muy liberales y se arruinaron en poco tiempo las naciones respectivas además de el terror policial como se convirtió en norma y la oposición fue salvada con la tortura o la muerte. En los años ochenta se necesitaba un cambio y en Uruguay, Argentina y Brasil se volvió a la democracia. En las elecciones ecuatorianas del 79 los regímenes militares cayeron en Perú en el 80, en Honduras en el 81, en Bolivia en el 82, en Argentina en el 83 con Alfonsín. En Brasil se empezó una reforma en el 85 que culminó con la elección de un presidente. En Uruguay los militares comenzaron el proceso que acabo de la misma manera. En Chile en el 89 el candidato a el gobierno por los militares perdió ante Patricio Aylwin. Hay que decir que aún persisten revueltas sociales como en Chiapas en México u organizaciones terroristas como Sendero Luminoso en Perú.

Vídeos relacionados