El hombre en busca de sentido; Viktor Frankl

Psicología. Campo de concentración. Holocausto. Supervivencia. Sentido de la vida. Liberación. Logoterapia. Autobiografía

  • Enviado por: Zaira
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


El hombre en busca de sentido

(Viktor Frankl)

Primera Parte:

Introducción:

En este libro se cuentan las experiencias personales que ha vivido un psicólogo, el mismo nos cuenta la historia de un campo de concentración ya que él, ha sido unos de los pocos supervivientes y ha llegado a ver que una vez dentro del campo de concentración se realizaba una selección: Los enfermos, agotados e incapaces de trabajar, los llevaban directamente a la cámara de gas y los capaces de trabajar los dejaban para realizar trabajos muy duros.

Primera fase: Internamiento en el campo

Todos los prisioneros del campo fueron transportados al primer campo en tren. Cuando los prisioneros se encontraban en el tren sentían una cierta esperanza de que pudieran volver a sus casas. Al llegar al campo dividieron a los hombres y mujeres, y a los que iban a llevar a la cámara de gas y a los que iban dejar con vida, después de esta selección, les lavaron y les quitaron todo lo que poseían. Tenían que dormir en literas, no se lavaban con mucha frecuencias, ni se cambiaban de ropa en meses. Para ellos era una situación muy angustiosa.

Segunda Fase: La vida en el campo

Los prisioneros empezaban a sentir una cierta añoranza por su familia y por su hogar. Los castigos se repetían con frecuencia asi que al final los prisioneros no sentían piedad u horror. Los sentimientos y las emociones empiezan a desaparecer. Los prisioneros deseaban que se acabara el dia, ya que por la noche venían los sueños que por malos que fuesen, serían mejores que la realidad que tenían que sufrir. En el campo no les daban casi comida y se notaba claramente la desnutrición que tenían. Los pensamientos de los prisioneros eran básicamente la esperanza de libertad. Los temas de conversación entre prisioneros se basaban en política y creencias religiosas. En el campo de concentración todos los prisioneros se conformaban con muy poco, ya que tenían que estar satisfechos de estar aún con vida. No podían disfrutar ni de la soledad, ya que siempre estaban vigilados por los guardias. Muchos de los prisioneros pensaban en planear la fuga ya que añoraban la libertad. El hambre y la falta de sueño empezaban a ser un problema. La preocupación que mas importaba a los prisioneros era que si sobrevivirían al campo de concentración. La influencia más deprimente era el tiempo iba a durar el encarcelamiento. En un campo de concentración, el prisionero que pierda la Fe, está condenado. El sentido de la vida en un campo de concentración era luchar contra la muerte o del sentimiento de querer que llegue la muerte. La psicología de los guardias del campamento era: En 1º lugar: existían guardias sádicos, en 2º lugar: guardias muy severos y en 3º lugar: los sentimientos de los guardias que habían sido testigos de las brutales palizas del campo.

Tercera fase: Después de la liberación

Desde el punto de vista de cualquier psicólogo lo que les sucedía a los prisioneros era una especie de despersonalización, lo que pasaba es que se acordaban de todas aquellas horribles experiencias y aunque podrían haber sentido la alegría de ser liberados ya no sentían esos sentimientos y los tendrían que volver a aprender.

Segunda parte:

Conceptos básicos de la logoterapia

  • Logoterapia: del `logos' = 'sentido', `significado', `propósito'. La función consiste en ampliar y ensanchar el campo visual del paciente.

  • Voluntad de sentido: La búsqueda del hombre del sentido de la vida constituye una fuerza primaria. Es la libertad del hombre para elegir entre aceptar y rechazar una oferta.

  • Frustración existencial: Éste término logoterapeútico denota algo que pertenece a la personalidad humana y consiste en una terapia que se atreva a penetrar en la dimensión espiritual de la existencia humana.

  • Neodinámica: Es la salud mental y el equilibrio interno.

  • El vacío existencial: puede deberse a la doble pérdida en un verdadero ser humano al cual no dicen lo que tiene que hacer, por lo que el hombre posee conformismo y totalitarismo.

  • El sentido de la vida: Éste difiere de un hombre a otro, de una hora a otra, de un día a otro etc. lo que importa es el significado de la vida de cada individuo en un momento dado.

  • El suprasentido: Es el sentido que excede y sobrepasa la capacidad intelectual del hombre, en logoterapia se llama suprasentido.

  • La logoterapia como técnica: Ésta técnica coge como punto de partida la ansiedad anticipatoria. El miedo hace que suceda lo que uno teme. Puede observarse esta intención en los casos de neurosis sexual, ya que el placer es un efecto secundario.

  • La neurosis colectiva: Cada edad tiene su propia neurosis colectiva, y cada edad precisa su propia psicoterapia para vencerla.

  • Crítica al pandeterminismo: Se culpa con frecuencia al psicoanálisis de lo que se llama pansexualismo. Analógicamente, todo ser humano tiene la libertad de cambiar en cada instante.

Opinión personal

Lo que más me ha gustado de este libro es que deberíamos pararnos a pensar el daño que nos estamos haciendo a nuestras propias vidas con todas estas guerras, armas que fabricamos, el estilo de vida que llevamos , la educación que impartimos a nuestra sociedad es lo que hace crear una sociedad cada vez menos piadosa y solidaria. El autor nos lleva desde el sentimiento de tragedia más deprimente hasta la visión más esperanzadora, nos contagia su gusto de estar vivo después de todo y la agradable certeza de que indudablemente hay un motivo por el que estamos vivos y de que vale la pena rescatarlo y hacerlo valer.

Comentario:

Durante la II Guerra Mundial miles de judíos, por el simple hecho de serlo, fueron encerrados, explotados y asesinados en medio de indecibles padecimientos. Además del hecho, de por sí trágico, de perderlo todo intentaban ignorar si su familia estaba viva o no, de saber que cada día podía ser el último de sus vidas, el tener que sobrevivir con medio tazón de sopa o granos de fríjol, el no poseer más que lo trozos de ropa que llevaban puestos y acaso unos zapatos viejos que pudieran servirles un poco tiempo para trabajar sin destrozarse los pies.
En esas condiciones es fácil suponer que sólo una mínima parte de ellos estaban, si acaso, llegaban a estar sanos, que lo único que se tiene, los recuerdos y lo vivido le dan un valor único a nuestras vidas. Un número, algo que aparentemente no merece, ni parece nada, ni el privilegio de saberse único y merecedor de respeto eso es lo que eran.
Internado en un campo de concentración junto con su familia, y quien basado en todo lo que ahí vivió logró perfilar su teoría basada en la búsqueda de un sentido para la vida del hombre.
En este libro nos cuenta las etapas psicológicas por las que comúnmente pasaba un interno en un campo de concentración, la vida diaria e inevitablemente nos cuenta también de sus depresiones, de su ansiedad, de su salud quebrantada, de su hambre, de las innumerables agresiones físicas y psicológicas por parte de los guardias del campo y una larga lista de situaciones igualmente indignantes.
un interno en un campo de concentración cree parecer que esta perdido y absolutamente solo.

Este libro se centra en varios hallazgos cruciales del doctor Frankl que ponen de manifiesto nuestro deseo inconsciente de descubrir un sentido definitivo a la vida, tanto si deriva de una fuente espiritual como si proviene de otro tipo de inspiración o influencia. Se trata de un tema de especial relevancia, sobre todo teniendo en cuenta que la sensación de que nuestra vida carece de un significado auténtico ha penetrado considerablemente en los cimientos de la sociedad contemporánea. lo cierto es que la cultura actual parece definitivamente sumida en la vulnerabilidad y la desesperación.
A partir de ahí, el doctor Frankl demuestra de una forma brillante que el ser humano aún puede encontrar un cierto sentido a su vida cotidiana. Habla de una fuerza central motivadora y presenta evidencias específicas de que la vida puede hablarnos de su propio sentido en cualquier momento o situación. El hombre en busca del sentido último afirma también, no obstante, que esta búsqueda de significado puede conducir igualmente a resultados indeseados, como los celos enfermizos, la fobia racista o la obsesión por la ética y la moral. Y, en este sentido, el doctor Frankl cree que sólo la tolerancia y la persistencia podrán ayudarnos a conseguir una vida plena.

Frases más significativas:

Una vida cuyo último y único sentido consistiera en superarla o sucumbir, una vida por tanto cuyo sentido dependiera, en la última instancia, la casualidad, no merecería la pena en absoluto la pena de ser vivida

Es esta libertad espiritual, que no se nos puede arrebatar, lo que hace que la vida tenga sentido y propósito.