El hombre en busca de sentido; Victor Frankl

Existencialismo moderno. Novela psicológica de autoayuda. Sentido de la vida. Campo de concentración nazi. Sufrimiento. Condiciones infrahumanas

  • Enviado por: Yolisma Arlahen Almazán Núñez
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad

Reporte de libro: El Hombre en Busca de Sentido

El hombre no deja de existir cuando muere,

sino cuando deja de amar. (Almazán, Yolisma).

¿Qué Ruta Debo Tomar?

El destino debe ser aceptado por todos los hombres y estos pueden conservar su valor, su dignidad, su generosidad, su bondad etc. ya que en un campo de concentración, no todo puede perderse. Todos los que han asistido y estado en un campo concuerdan en señalar que la influencia más deprimente era cuanto tiempo iba a durar el encarcelamiento. En un campo de concentración, el prisionero que pierda la fe en el futuro, está condenado. Pero el sentido de la vida en un campo de concentración era luchar contra la muerte o este sentimiento. La suerte de los prisioneros, consistía en gozar condiciones favorables o menos favorables.

El autor titula así el libro porque revela que hasta en las peores circunstancias, siempre es posible hallar algo positivo y encontrar en la vida un camino. Y que enseña también acerca del valor de la libertad y la capacidad del hombre a autor realizarse a partir de la búsqueda del sentido de la propia existencia. Y muestra el cómo es posible sobrevivir y encontrar un sentido a la vida.

La respuesta que da es que lo que importa no es el sentido de la vida en términos generales, sino el significado concreto de la vida de cada persona en un momento dado. No deberíamos buscar un sentido abstracto a la vida, ya que cada uno tiene su propia misión, en esta vida. Esta pregunta solo la puede responder uno mismo sobre su vida, eso no lo puede responder médicos, ni familia ni nadie, solo tú eres capaz de responderla.

El autor habla en el libro de la existencia desnuda. Relata que les quitaban todas las pertenencias y sólo tenían sus cuerpos desnudos. Y esta expresión quiere decir que ellos solo poseían su cuerpo desnudo. Y además que no sabían ni que iba a pasar en sus vidas ni adonde iban a ir, porque lo único que sabían es lo que hacían y donde estaban en ese momento.

La relación entre existencia desnuda y las características del libro es simplemente que existimos pero no sabemos para que. En las circunstancias del libro una de las características que nos dice es que hay que sentirse persona, hay que tener consideración de su dignidad, aprecio.

Otra característica es saber para que estamos aquí en el mundo, cual es nuestro papel, nuestro ser se revela en la apertura a los demás, en el ejercicio de la libertad, también tiene relación, ya que cuando estás en un campo de concentración no sabes cual es tu papel, y te preguntas para que sirves, y para que estas allí.

Muchos prisioneros cuando aun se hallaban en la primera fase de las reacciones psicológicas, ante lo desesperado de la situación, la amenaza de la muerte día tras día, hacía que mas de uno, normalmente por breve tiempo, quisiera suicidarse. Y para ello la manera más popular de hacerlo era tocar la cerca de alambre electrificada. Pero al final la mayoría desechaba la idea ya que en el campo la posibilidad de pasar todas las selecciones era mínima, la probabilidad de seguir viviendo eran mínimas, así que no tenía sentido terminar con una vida que posiblemente terminará de un momento a otro.

Explica los síntomas y los sentimientos que experimentan los prisioneros en el campo de concentración.

Menciona el “shock”, la incredulidad, la ira, y muchos sentimientos que con el paso de los días en el campo de concentración se van anulando hasta llegar a un estado de que nada le importa, cualquier cosa que no sea para sobrevivir no sirve. También, habla de la necesidad de sobrevivir, de la importancia de encontrarle un sentido a la vida para poder seguir viviéndola, de cómo el futuro y el pasado pueden ser un consuelo para el presente. Retoma algunas consecuencias que sufren los presos, la desilusión, otra vez la incredulidad de que la libertad fuera verdad y no un sueño.

La religión tomaba un sentido desconocido hasta entonces para la mayoría de los prisioneros. Sentir a la muerte cerca obligaba a plantearse temas como que hay después de la muerte, o si irían al paraíso después de este infierno, o por el contrario seguirían en un infierno que debería ser parecido al que estaban viviendo. Los recién llegados al campo quedaban sorprendidos por el nivel de respeto hacia las creencias religiosas que se respetaba en el campo.

El humor es otra de las armas que se utilizaban en la lucha por la supervivencia, y también se daba en el campo, aunque fuera por segundos o minutos escasos. A pesar del sufrimiento podían aprender a reírse de ellos mismo y su situación. Dice que el sufrimiento es como el gas, llena el alma sin importar la cantidad de sufrimiento por lo cual cualquier alivio puede llegar a ser el mayor consuelo.

A pesar de que el hombre esta muy influido por su entorno, tiene capacidad de elección y puede conservar libertad espiritual e independencia mental, incluso en las peores situaciones. Al hombre le pueden quitar todo menos su libertad, y es por esto que el tipo de persona en quien se convertía un prisionero, era resultado de una decisión íntima y no sólo producto de la influencia del medio. Es esta libertad la que hace que la vida tenga sentido y propósito. Una vida dependiente de la casualidad, no vale la pena de ser vivida.

El sufrimiento ocupaba toda el alma y toda la conciencia del hombre. Todo se supeditaba al fin de la supervivencia. Se amenazaba toda la escala de valores que hasta entonces el hombre había tenido, se acababan perdiendo los principios morales. Si el hombre no luchaba contra ello, se terminaba por perder el sentimiento de la propia individualidad, de ser pensante, con una libertad interior y un valor personal. Se consideraba sólo parte de la masa y su existencia se rebajaba a nivel animal.

El prisionero añoraba estar a solas consigo mismo y con sus pensamientos. Anhelaba su intimidad y soledad, ante la vida comunitaria impuesta. Temía tener que tomar una decisión o cualquier otra iniciativa, puesto que consideraba al destino dueño de sí y creía nunca se debía influir en él.

En este libro las lágrimas son una prueba de que el hombre al adoptar la postura más valiente ante el sufrimiento, al enfrentarse a él. Porque también aparte del sufrimiento también importa el modo en que afrontemos el sufrimiento.