El hombre en busca de sentido; Victor Frankl

Psicología. Campo de concentración. Holocausto. Tortura. Supervivencia. Sentido de la vida

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

Ensayo del libro “El hombre en busca del sentido”

Este ensayo se centrara en varios hallazgos cruciales del doctor Frankl que ponen de manifiesto nuestro deseo inconsciente de descubrir un sentido definitivo a la vida, tanto si deriva de una fuente espiritual como si proviene de otro tipo de inspiración o influencia.

Se trata de un tema de especial relevancia, sobre todo teniendo en cuenta que la sensación de que nuestra vida carece de un significado auténtico ha penetrado considerablemente en los cimientos de la sociedad contemporánea. El doctor Frankl demuestra de una forma brillante que el ser humano aún puede encontrar un cierto sentido a su vida cotidiana. Habla del «deseo de significado» como fuerza central motivadora y presenta evidencias específicas de que la vida puede hablarnos de su propio sentido en cualquier momento o situación.

En un principio cuando todo se remota al encierro es un momento muy difícil pues estas personas son separadas de sus seres queridos, de sus actividades, comodidades y de un ritmo de vida al cual están acostumbrados, y todo para ser encerrados en un campo de concentración para estar sometidos a malos tratos en condiciones pésimas y en circunstancias extremas.

Lo cual no tiene una lógica razón de ser pues no importan las creencias de las personas, ni de que país son originarios, todas las personas sienten, piensan y actúan, aunque lo demuestren de distintas maneras, todas las personas tienen el derecho a ser libres.

Ya viviendo en el campo se presentan distintos sentimientos como la incapacidad para encontrar el significado de existir.

También se presenta la perdida de la voluntad y el deseo de vivir, todo se enfoca a vivir es igual a sufrir entonces sería mejor morir.

Muchas personas prefirieron este camino pues así terminaron con ese sentimiento de infelicidad que se apoderó de ellos y solo así se pudieron liberar de esta agonía.

Ya en el campo se separaban a los hombres de las mujeres y estos a su vez en débiles y fuertes.

El destino de los débiles en los que se incluían niños y viejos era morir en una cámara de gas.

Mientras que el destino de los fuertes trabajarían demasiado sin tener que demostrar cansancio pues de lo contrario esto los llevaría a la muerte.

En este lugar debías de aparentar muchas cosas para lograr ser aceptado por las autoridades que los tenían vigilados.

Estas personas eran realmente muy malas, crueles y con muchos sentimientos de amargura, eran sádicos, hacían muchas cosas solo por el placer de ver a estas personas sufrir.

No conocían valores éticos y no demostraban sentimientos ni valores tales como humildad , respeto, fraternidad, honestidad entre otros.

Un sentimiento que se presentaba en los prisioneros en estas condiciones era la apatía, pues en estas situaciones ya no les importaba nada.

Pero al final este sentimiento servía de autodefensa pues así ya no les dolía muchas de las cosas que vivían en este lugar. Además de todas estas torturas físicas, emocionales y espirituales ellos sufrían de algo terrible lo que es tener hambre y no tener que comer o comer y no satisfacer tus necesidades, simplemente llenar el estómago; pues sus alimentos eran mínimos y tenían que distribuirlos bien para utilizarlos en un momento de hambre, con el objetivo de lograr sobrevivir bajo estas condiciones.

Aunque no todo la gente guardaba provisiones para tiempos de austeridad por lo cual muchos de ellos morían de hambre.

Ellos estuvieron en el campo en una época de frío extremo y algunos lograron adaptarse al no tener otra opción para sobrevivir, con sus ropas harapientas y zapatos rotos aguantaron realizar su trabajo sobre la nieve.

Las personas que no recisistían este clima morían, era común saber que la persona con la que habían hablado ayer, hoy había muerto de frió.

Nadie hacia nada al respecto, la gente muerta quedaba en el suelo, lo cual provocó una serie de enfermedades que acabaron con otro tanto de los prisioneros.

En cuanto a lo que pensaba un prisionero para aguantar en el campo tenía que alcanzar un objetivo, adquirir una gran fortaleza interior, establecerse una meta, una esperanza y un motivo para seguir viviendo.

Para cambiar el ánimo de estas personas era necesario que se plantearan que aunque fuera muy difícil sobrevivir en un campo de concentración todavía había la posibilidad de sobrevivir; Habían de adquirir una esperanza de vida. A veces este intento por tratar de mejorar el humor de estas personas era en vano.

Esta búsqueda de significado puede conducir igualmente a resultados indeseados, como los celos enfermizos, la fobia racista o la obsesión por la ética y la moral.

El pensamiento de algunos prisioneros era que cada sacrificio tiene una razón de ser. Todo tenia una explicación, y esta a veces era que esto sería por su bien y que solo sería durante un tiempo y que luego todo terminaría.

Después de unos años todo había acabado al fin serían liberados, era muy difícil para ellos creer esto pues al estar sometidos a ordenes y nada de libertad pensar en volver a tu vida pasada era casi imposible.

Algo se había perdido en el campo, los prisioneros habían perdido la capacidad de ser felices pues aunque ya serían libres por fin, no se sentían emocionados ni alegres por la noticia.

Ya afuera estas personas realizaban todas las actividades que deseaban realizar en el campo y las cuales les eran imposibles de realizar por sus condiciones de vida.

Disfrutaban de la comida y realizaban todo lo que tenían prohibido aunque esto llevo a un gran desorden que se trataba de compensar con la excusa de haber estado en el campo de concentración durante tanto tiempo y con tantas limitaciones.

Ellos adquirieron un resentimiento muy marcado, un odio hacia aquellos que los hicieron sufrir y les provocaron mucho daño, vivían con un espíritu de venganza, que sería muy difícil de borrar pues simplemente ellos no lo deseaban.

Otra cosa que estos sobrevivientes sentían era una gran desilusión y un profundo resentimiento acompañado de una intensa amargura.

Era una tristeza el haber estado esperando salir del campo para ver a sus seres queridos y al lograr su libertad darse cuenta que en la mayoría de los casos estas personas ya no existían.

Muchas veces esto fomentaba más el odio hacia estas personas que los tuvieron en el campo de concentración pues además de haberles hecho muy difícil la vida no conformes con esto terminaron con la vida de aquellos, que ellos amaban y darían su vida por que no hubiesen sido asesinados.

Pero al final haber estado en el campo les dio una gran fortaleza, pues así ya no le tenían miedo a lo que les pudiera pasar en el mundo, pues las cosas más feas y crueles respecto a torturas físicas, espirituales y emocionales ya les habían ocurrido en el campo de concentración; así que ya no tenían a que temerle más que a la voluntad de un dios.

Se dice que el sufrimiento es la expresión máxima del placer, lo cual considero un tanto realista porque sufriendo aprendes y entiendes muchas cosas que te hacen disfrutar de lo que tienes.

La conclusión de este libro sería que introduciendo esta enseñanza con la vida cotidiana te lleva a que una persona puede hacer lo que se proponga si lo desea.

Sólo la tolerancia y la persistencia podrán allanarnos el camino para la consecución de una vida plena.

Nosotros muchas veces creemos que cuando una cosa es difícil de hacerse es más fácil no llevarla cabo, darte por vencido pero en nuestra opinión sería bueno descubrir un sentido definitivo a la vida encontrar objetivos y razones para realizar cualquier actividad.

Para lograr tener una vida integra, estable, feliz y exitosa debes ser optimista pero no iluso, debes tener metas realistas, vivir en lo que es posible, cosas que puedan pasar si te esfuerzas además sería muy bueno incluir valores como tolerancia, fortaleza, perseverancia entre otros, así se complementaría la forma de actuar de las personas.

Estamos viviendo en una sociedad con una cultura en la que se siguen manejando conductas negativas tales como el racismo, discriminación y demás. Ya que aunque esto ya pasó hace muchos años, muchas personas siguen llevando acabo dichas injusticias.

Sería muy bueno concienciar a las personas del daño que están y se están haciendo, o mínimo tratar de hacer entender a la humanidad ya que si todos nos proponemos y realmente deseamos acabar con estas malas actitudes lo lograremos pues como ya lo dije anteriormente una persona puede hacer lo que se proponga si lo desea.

Consideramos que este libro es muy útil para conseguir una vida plena pues te ayuda a encontrarle un sentido a la vida y te da la fuerza necesaria para llevar a cabo tus metas cumpliendo así tus objetivos.

Además te ayuda a reflexionar que tan afortunado eres al no tener que haber sufrido de dichas torturas y crueles sufrimientos, leer esto te ayuda a ser una persona agradecida que valora lo que tiene y desea luchar por más.