El Hombre Anumérico; John Allen Paulos

Analfabetismo numérico en la sociedad actual y sus consecuencias. Anumerismo. Probabilidad y coincidencia. Seudociencia. Estadística. Compromiso

  • Enviado por: Basajaun
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

ÍNDICE

PÁGINA

ÍNDICE 1

1.- INTRODUCCIÓN 2

2.- EL LIBRO 2

3.- EL AUTOR 2

4.- CONTENIDO 3

5.- CONSIDERACIÓN FINAL 51.- INTRODUCCIÓN.

En este trabajo voy a tratar de resumir las ideas que el autor del libro “El hombre anumérico”, John Allen Paulos, quiere hacernos llegar.

Ante la falta de cultura numérica en la sociedad actual, el autor realiza un ensayo que nos haga ver cómo el anumerismo o “incapacidad de manejar cómodamente los conceptos fundamentales de número y azar” (Paulos, J.A., 2000: 9) hace que esta sociedad caiga en errores apreciativos sobre la gravedad (o levedad) de algunas afirmaciones y/o actividades que emanan de estas, y poder así emitir un juicio más objetivo sobre ellas. Para esto, ha de entenderse primero qué es anumerismo, cuáles son sus causas incluso en personas que han recibido una formación académica adecuada, en qué facetas de la vida nos puede afectar el anumerismo y cuales pueden ser las soluciones.

2.- EL LIBRO.

2.1.- La edición: Título: “El hombre anumérico. El analfabetismo matemático y sus consecuencias.”

Título del original: “Innumeracy: Mathematical Illiteracy and Its Consequences”

Autor: John Allen Paulos.

Editorial: Tusquets Editores, S.A. Barcelona.

Edición y páginas: 5ª edición, septiembre de 2000. 208 páginas.

ISBN: 84-7223-646-3

2.2.- El contenido: El libro está redactado como si fuera una pequeña recopilación de artículos independientes con un fondo común. Esto es, se puede leer indistintamente un apartado de cada capítulo sin miedo a perdernos por no haber leído los anteriores, ya que, en general, es totalmente independiente.

Sí veo el seguimiento de un esquema general, con una introducción sobre la situación actual, como estamos de “anumerismo”, con ejemplos. Luego sigue una pequeña disertación sobre las probables causas de esta situación (mala formación de los profesores, los matemáticos no son tenidos en cuenta...), para seguir posteriormente, después de explicar las posibilidades que ofrecen las técnicas matemáticas y más concretamente la estadística, con algunas posibles soluciones a la situación.

3.- EL AUTOR.

John Allen Paulos es doctor en matemáticas por la Universidad de Wisconsin y enseña esta disciplina en la Temple University de Filadelfia. Además de colaborar con la prensa de su país, ha escrito diversos artículos académicos sobre lógica matemática, probabilidad y filosofía de la ciencia, y es autor de libros de gran éxito como “Más allá de los números”, “Un matemático lee el periódico” y “Érase una vez un número”

4.- CONTENIDO.

4.1.- EJEMPLOS Y PRINCIPIOS

En este capítulo, el autor indice especialmente y mediante varios ejemplos en la facilidad de manejar grandes números mediante el uso de varias técnicas numéricas, extrañándose de la falta de rigor en la utilización de estos números por parte de los medios de comunicación o su uso para buscar un efecto más efectivo. También nos inicia en el campo de las probabilidades con las técnicas necesarias para calcular la posibilidad de que algo pueda suceder en un conjunto de acciones.

4.2.- PROBABILIDAD Y COINCIDENCIA

Aquí, Paulos viene a refutar el hecho de que las coincidencias no existan, utilizando para ello simples estadísticas. Por ejemplo, indica que, reunidos un grupo de 23 personas o más, hay un 50% de posibilidades de que dos de esas personas cumplan años el mismo día (no un día concreto, sino un día cualquiera). Este hecho sería considerado como casualidad por algunos o como algo “significativo” para quien quiera buscar otras causas, pero es solamente la conclusión del cálculo de probabilidades. Utilizando esta técnica, podemos ver como, citando al autor, “(...) podemos decir que hasta los sucesos raros son completamente predecibles” (Pág. 78). No obstante, tendemos a recordar lo “casual” o “increíble” de un hecho, en vez de darnos cuenta de que es una posibilidad más entre todas las que hay.

4.3.- LA SEUDOCIENCIA

El uso que la mayoría de los “vivillos” hace del anumerismo imperante es el creciente afloramiento de seudociencias que basadas en unas bases sin fundamento alguno, llegan a conclusiones que han de ser tenidas como ciertas, pero que al contrario de la auténtica ciencia no pasan por los debidos controles empíricos ni son refutables, sino que deben ser seguidos con fe.

La astrología, que siendo una seudociencia que viene de antiguo, es seguida por muchos miles de fieles, pero que sin embargo por activa y por pasiva, mediante estudios fidedignos, se ha demostrado que no tiene un índice relevante de aciertos, más que los que el simple azar puede hacer coincidir.

La numerología, supuesta ciencia en la que siguiendo un valor establecido para las letras, se consiguen resultados sorprendentes. Estos resultados dejan de ser sorprendentes cuando nos damos cuenta de que los valores numéricos asignados son manipulados interesadamente para lograr un resultado concreto. Así, si realizamos sumas, restas multiplicaciones y/o divisiones suficientes, de un conjunto cualquiera de números podemos llegar al que queramos.

Estas seudociencias se apoyan grandemente en lo que se conoce como “efecto Jeane Dixon”, según el cual -en palabras del autor- las relativamente pocas predicciones correctas son proclamadas a los cuatro vientos (...) mientras que las fallidas, mucho más numerosas, son convenientemente olvidadas.

En este campo también se pueden incluir los sueños proféticos, la controversia entre la existencia de vida extraterrestre y los OVNI, etc.

4.4.- ¿A QUÉ SE DEBE EL ANUMERISMO?

En este capítulo, el autor trata de buscar las razones que han llevado a esta situación, siendo para él las siguiente las más importantes:

  • Educación insuficiente, causada en parte por unos maestros mal pagados y con poca base matemática (según Paulos, los matemáticos renuncian a un empleo poco remunerado y poco prestigioso para elegir otros sectores, como la banca).

  • Poco conocimiento de las aplicaciones reales de las matemáticas en aspectos o sectores diversos de la vida cotidiana, lo que lleva a “esquivar” las matemáticas a la hora de elegir asignaturas.

  • El tratamiento de las matemáticas como “ciencia oculta” o religión, sin buscar el placer de las matemáticas lúdicas o los aspectos más atrayentes de la misma.

  • La tendencia de la gente a individualizar, a personalizar todos los aspectos de la vida, en vez de buscar una visión subjetiva de ellos.

  • El filtrado de las situaciones cotidianas, que hace que las cosas originales, raras, reciban mucha publicidad y realmente haga ver las cosas como no son. Así, recibe mucha publicidad una muerte por intoxicación por cianuro, mientras no se oye apenas hablar de las muertes por SIDA (cuando dejó de ser noticia).

  • Nuestra tendencia a aplicar nuestros prejuicios, conocimientos, sentimientos, etc. A la hora de tomar decisiones, sin buscar la racionalidad de los números, que nos pueden hace ver las cosas desde otra óptica.

4.5.- ESTADÍSTICA, COMPROMISO Y SOCIEDAD

¿En qué medida afecta el anumerismo al funcionamiento de la sociedad actual? El autor nos da a conocer aquí algunas situaciones en las cuáles la falta de cultura matemática pueden afectar a nuestras relaciones. Esto puede ser visto en varios aspectos, como son la toma de decisiones ante un negocio (¿Merece la pena correr el riesgo, quizás se debería hacer un estudio de mercado?), utiliza la paradoja de los presos para hacernos ver como a pesar de que ante algunas decisiones con respecto a algún negocio con otra persona las matemáticas nos demuestran que nos interesa ser “legal” y permanecer fiel a nuestro compromiso, buscamos razones para asegurarnos un mínimo y al final salimos perdiendo por ser individualistas.

Todas esas encuestas y estudios sobre un conjunto de personas deben seguir unas pautas y ser consideradas en su justa medida, con las medidas correctoras pertinentes; si no lo hacemos así corremos el riesgo de llegar a conclusiones erróneas, que pueden llevarnos a tomar decisiones también erróneas. Además, no solamente hay que medir las probabilidades de que haya una mejora tomando una decisión, sino que también ha de medirse la situación que se produce si no se toma esa decisión.

5.- CONSIDERACIÓN FINAL.

En el fondo considero que la situación que enseña el autor se acerca mucho a nuestra realidad, y desgraciadamente me siento identificado con alguna de las situaciones de anumerismo que señala. No obstante, considero que algunos de los ejemplos utilizados no son señal de este “mal”, sino más bien pequeñas libertades que nos tomamos al hablar, exageraciones sin ninguna mala intención o buscando ese efecto narrador que parece afectar tanto al escritor. Me ha llamado la atención un pequeño párrafo sobre la inconsistencia de un comentario hecho por un médico, que viene a decir así:

“(...)llegó a afirmar que cierto tratamiento que estaba considerando: a) presentaba un riesgo de uno entre un millón; b) era seguro al 99%; y c) normalmente salía a la perfección. (...) esta nueva muestra de anumerismo no me sorprende lo más mínimo.” (Pág. 18).

No creo que este párrafo pueda servir como ejemplo de anumerismo e incluso que podría ser una exageración en la “caza de brujas” realizada por el autor. Cuando un médico utiliza los términos señalados, viene a decir que la técnica es muy segura, dentro del campo médico, que es un campo donde la seguridad total no existe.

Asimismo, todavía no he entendido la creencia de Paulos de que las mujeres rehuyen con más ahínco las matemáticas en su formación, por lo que, deduzco, tienen menor cultura matemática. No puedo compartir esta idea del autor y no estando la misma corroborada por datos objetivos debo rechazarla plenamente.

Por lo demás el libro, tocando un tema de la realidad actual, me ha parecido muy interesante y llevado con un enfoque literario que hace las matemáticas más cercanas, más nuestras. No obstante, sigo pensando que hay un espacio intermedio entre el “anumerismo” de la sociedad y la racionalidad numérica del autor.

PAULOS, J.A. (2000). El hombre anumérico. Barcelona: Tusquets Editores, S.A. (Guarda de portada).

“Hombre anumérico, El”

5 de 5.

Vídeos relacionados