El hijo surrealista; Ramón Gómez de la Serna

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa y prosa vanguardista. Surrealismo y ambiente parisino. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Torras
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Ramon Gómez de la Serna

EL HIJO SURREALISTA

(mayo 2000)

Es una historia corta, como una caricatura en clave de humor. Siguiendo la opinión de la crítica sobre la obra, en general, de Ramón Gómez de la Serna, ésta especie de caricatura puede entenderse bajo dos puntos de vista diferentes: una, cómo un relato puramente anecdótico, sin profundidad ni complejidad alguna, a modo de retrato humorístico y sin ningún contenido filosófico o ideológico profundo. Otra, cómo un texto artístico que se sirve de un humor en clave surrealista para ir más allá del propio texto. Esta segunda lectura sí puede revelarnos un contenido crítico en contra de muchos aspectos de la sociedad burguesa.

ARGUMENTO

Es la historia de Henri Kloz, hijo de una familia acomodada del París de principio de siglo, y surrealista. La historia empieza cuando su padre le despierta y se produce una discusión entre padre e hijo: Henri ha dejado en estado a la hija del portero, la cual ha muerto en el momento del parto, revelando la identidad del padre de su hijo. El padre queda sorprendido cuando pide explicaciones a su hijo y éste reacciona insultando a los porteros, tratándolos de abortos de burgueses. El padre se enfada mucho ante esta reacción y le dice a Henri que no es digno de ser su hijo, ante lo cual, éste le contesta que es él quien no es digno de ser su padre. La discusión evoluciona hasta el punto en que Henri confiesa que es un surrealista, por lo que el padre se escandaliza enormemente, con lo cual Henri ve conseguido su máximo objetivo como buen surrealista: provocar. Aquél mismo día al levantarse se dispone a cometer un acto surrealista público: se dirige al museo Grevin (un famoso museo de cera del París de la época) con la intención de desfigurar las caras de los personajes más famosos e ilustres con ácido sulfúrico. Perpetra este atentado y París queda consternado ante un acto tan bárbaro contra su célebre historia. Todos los periódicos atacan al surrealismo y en casa de Henri empiezan a sospechar de él. Durante la comida, la policía entra en la casa porque sospechan también de Henri y pretenden encontrar pruebas contra éste. Monsieur Kloz se escandaliza porque su nombre puede mancharse debido a la visita de la policía a su casa. Cuando la policía se va, Henri confiesa su autoría y el padre se queda anonadado una vez más. Días más tarde Henri perpetra otro atentado hundiendo en el Sena los galardones oficiales de un escaparate del Instituto de Francia, el cual estaba ubicado cerca del Museo de la Legión de Honor, el que más crispaba a los surrealistas, pero demasiado bien salvaguardado. Con esos dos atentados Henri gana prestigio dentro del mundo surrealista parisino gracias al cual, una niña le ofrece su amor, y con ésta mantiene una correspondencia digna del siglo, una adolescente del todo surrealista que no ocultaba que sus ambiciones eran absurdas. Ella inspira a Henri admiración y terror a la vez. Lo único que Henri teme de ésta relación, es decir, lo que cree no poder enfocar de una forma surrealista, son los hijos. Así, para solucionar esto decide realizar otro acto surrealista público, el más radical de todos los que ha hecho: escribe una carta llena de insultos al presidente de la república con el objetivo de destrozar su vida privada y que su padre le eche de casa. Se cumple su objetivo y se va de casa. No especifica cómo termina su relación con la niña.

PERSONAJES

Henri- El paradigma del surrealismo. Provocador pero a la vez con una visión realista: se muestra cobarde ante las cosas importantes (los hijos, la vigilancia del museo...). Se revela contra los símbolos, contra el pasado y contra el padre, que en cierta forma es la representación de todo eso. Pero a la vez da a entender que va a convertirse en algo semejante a su padre. De la misma manera, ve en sus futuros hijos, su viva imagen. Es descrito de forma caricaturizada o ridiculizada. Aunque el autor comparte con Henri la mayor parte de sus ideales, este es ironizado por la forma con la que los lleva a cabo. Al principio de la historia está muy seguro de sí mismo y al final cambia, a través de la influencia de la niña, y tiene dudas. Así, se produce en él un cambio psicológico que consiste en el paso de una seguridad total en sí mismo a un mundo de dudas que lo llevan al desenlace final, un desenlace que, a la vez, cómo todo el relato, es abierto y ciertamente ambiguo. Quizás esta reacción es producto del echo que se ve la madurez encima, y ésta le asusta. Es el retrato de un niño mimado que rechaza lo adulto pero que ve como inevitable la madurez. De este modo ve el final de su surrealismo porque contrapone la madurez a la libertad de pensamiento. Tiene miedo a madurar: en cierta manera es como un Peter Pan.

Monsieur Pierre Kloz- Padre de Henri. Es la figura que encarna todas las ideas más conservadoras del momento. Ve a los surrealistas como unos sinvergüenzas. Funcionario del Ayuntamiento de París y miembro de la sociedad media acomodada, es el objetivo principal de las iras de Henri. Bajo una lectura Freudiana él es lo que le impide la auténtica libertad del hijo. Se escandaliza ante todas las gamberradas de Henri, las cuales, él considera que manchan el buen nombre de su familia. Intenta encerrar al hijo tras una pared de hipocresía pacífica. E intenta hacerlo razonar mediante eternas discusiones que siempre acaban con un portazo. Pero él no entiende a su hijo ni tampoco hace ningún esfuerzo para entenderle, sólo intenta cambiarlo. Y por eso, lo echa de casa: la reacción lógica de un padre impotente que no quiere reconocer a su hijo.

Madamme Kloz- La madre de Henri es un personaje anecdótico en el texto, cuyo papel no es determinante dentro de la obra. Sirve como un recurso para toques de humor, de ambiente y de serenidad burguesa. Es como una mujer florero: su opinión no aparece en ningún momento. Se dedica siempre a su labor de ganchillo.

Dignidad de confesionario balumbante.

La niña- Lied. Poco se dice de ésta joven de diecisiete años que se enamora de Henri por la fama que adquiere éste mediante sus “atentados” en París. Es un ser con una imaginación desbordante, ambicioso e infantil. Henri la teme y la adora. La ve como la mujer del futuro. También, es rebelde, reniega de su sociedad y de su tiempo. Tenia tendencias suicidas. Se escapaban juntos. Ella le acepta sin reservas ni miedos, y eso es lo que más le gusta a él. La amada precoz . Es significativo el hecho de que sea joven porque nos constata la idea de que el autor identifica el surrealismo con la juventud. También es el factor que provoca el desenlace de la historia: en ella ve el compromiso vital que le pide la futura madurez.

ESPACIO/ TIEMPO

Principios del siglo XX. Época de las vanguardias: de grandes ilusiones, grandes esperanzas en la humanidad y en la tecnología, dónde aún no se ha pasado por la tragedia del holocausto nazi que cambió la moral de la época. La gente creía que la modernidad haría a la gente mejor y más libre. Las vanguardias artísticas representaban las ansias de cambio radical y revolucionario de una nueva generación y su manera de ver su mundo. La provocación, pues, es una vía legítima para despertar mentes social-adormecidas.

París. Muy gris, pesimista, cerrado, burgués, muy conservadora. Hay muchas chimeneas porque la gente quema carbón en las casas. Desde su habitación ve un bulevar con árboles. Taxis, calles iluminadas con luz eléctrica,

Había, como cosas positivas, cinematógrafos, la gran boca del mundo llena de luz y de desenvoltura.

La casa. Muy parecida a todas las demás casas burguesas de París. Había dos cuadros que él odiaba, uno, era costumbrista, y el otro era de Molière dándole la lata a Corneille. Cortinas, alfombras,

ALGUNOS ASPECTOS MÁS

El hijo surrealista es el paradigma del ideal surrealista. En él encontramos la mayoría de las características que normalmente aplicamos a la figura del artista surrealista: es provocador, rebelde, imaginativo, moderno, irracional, antisocial y un tanto absurdo. Características aplicables, todas ellas, a un adolescente común. Pero lo más significativo dentro de esta historia es la oposición entre padre e hijo. Esta oposición es casi un tópico que encontramos desde muy antiguo en casi todas las culturas, pero que aparece con una fuerza especialmente simbólica en la época moderna, ya que se asocia, por ejemplo, en este relato, la antigüedad y los viejos ideales con los padres y la modernidad, la revolución... con la nueva generación. Y naturalmente lo antiguo se ve des de un punto de vista negativo y lo moderno, como esperanzador y positivo. O en todo caso, mucho mejor que lo antiguo.

Vanguardia - termino bélico (son los que van al delante de los ejércitos. Al revés de retaguardia).

El vanguardismo es provocación.

El surrealismo intenta no sólo vivir estéticamente sino que intentan trasladar a la realidad sus ideas. (vida de Ramón Gómez de la Serna - Dalí)

Esta especie de tópico del que hablábamos, la revuelta del hijo contra el padre, también lo podemos, por ejemplo, encontrar en la obra de Santiago Rusiñol L'auca del senyor Esteve, que aunque se incluye dentro del modernismo, comparte muchos de los aspectos que encontramos en el movimiento vanguardista en general. De hecho, la vida misma de Salvador Dalí tiene algunas semejanzas con el relato de El hijo surrealista. En la Vida secreta de Salvador Dalí encontramos la situación de un padre que reniega de su hijo, y el hijo, Dalí mismo, que no acepta su padre y que lo repudia.