El habla del niño; Jerome S. Bruner

Psicología del desarrollo. Lenguaje. Juegos. Lingüística. LASS

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

EL HABLA DEL NIÑO

1º A

1) Entrada en el lenguaje: de San Agustín a la pragmática.

San Agustín creía que la entrada en el lenguaje era simple, recordando su adquisición decía que el significado de los objetos los deducía de escuchar constantemente nombrarlos a los adultos. Aunque este enfoque prevaleció durante muchos años, San Agustín estaba muy lejos del objetivo. Lo que se puede llamar una versión más reciente de este enfoque es el conductismo, para él, la entrada en el lenguaje es un aprendizaje de sílabas, que se apoyan en la imitación y se refuerzan positivamente. Pero nuevamente este enfoque se basa en las palabras y no en el uso que hacen los niños del lenguaje, en como aprenden los distintos códigos. Sería Chomsky, basándose en una hipótesis del nativismo, decía que la adquisición de las estructuras del lenguaje tiene como base una gramática universal innata, sin aprendizaje previo. El problema era saber si las reglas de la gramática pueden ser deducidas o generalizadas a partir de la estructura de nuestro conocimiento sobre el mundo. Por tanto hacia falta una explicación semántica, el conocimiento del mundo sería funcionalmente organizado desde el punto de vista del niño. Esto coloca a la pragmática en el centro de las cosas, ya que no solo hay que tener en cuenta las estructuras de los enunciados, si no tan bien la naturaleza de las condiciones que prevalecen en el momento en que el enunciado se hace, así como las asociaciones, respetar la relación entre el que habla y el que escucha…

En este enfoque de la pragmática entrar en el lenguaje es entrar en la conversación, aprender no solo la gramática de una lengua particular, si no tan bien el uso apropiado de esa gramática.

2) El formato de los juegos y la adquisición del lenguaje.

Los juegos en la infancia, son el elemento básico de diversión para los niños de cualquier edad, son grandes impulsores, para la adquisición del lenguaje, porque todos ellos dependen de algún modo del uso y del intercambio sistemático del mismo con el adulto. Los roles se intercambian cada vez, de este modo el juego es una pequeña protoconversación.

En los juegos el niño prelingüístico aprende a concentrar sus percepciones en un punto de secuencias ordenadas, y teniendo siempre presente en su mente los esquemas que respectan a ese juego, que son la esencia para el desarrollo de muchas funciones de la comunicación.

3) Los pasos hacia el dominio de la referencia lingüística.

El primero es que los individuos pueden indicarse entre sí que tienen una intención referencial o indicativa.

La segunda es que la referencia puede variar en su precisión desde una muy confusa vaguedad a una adecuada, definida, expresión referida. Dos partes de una conversación se pueden referir al mismo tema con amplias diferencias en el grado de precisión.

El tercero es que la referencia es una forma de interacción social que tiene que ver con el manejo de la atención conjunta, caracterizado por una división del trabajo.

El cuarto es que en la acción de referir hay una estructura de meta. Esta está sostenida no solo por la intención de referir, si no por los medios adecuados para hacerlo y la especificación de hasta qué punto uno ha tenido éxito

4) La adquisición del acto de la petición y sus tipos.

Al comienzo de la vida del niño, este pide las cosas de forma difusa, como quejarse, llorar… sin embargo la madre a veces no entiende el motivo al no estar claramente especificado, pero en tres o cuatro meses la madre ya sabe distinguir los diferentes llantos de su hijo en función de lo que requiera. Lo importante en estos casos es el contexto. En principio, las necesidades del niño son básicas, físicas: comer, estar limpio… a medida que pasa el tiempo, el niño empieza a tener necesidades más psicológicas, como intentar manipular, que la madre le hable…

Existen tres tipos de petición:

La primera y más simple, es la petición de un objeto que está dirigido solo a un objeto presente, visible y cercano. Más tarde la petición puede referirse a objetos lejanos pero visibles e incluso más tarde a diseñar formas para pedir objetos que no estén a la vista.

El segundo tipo se llama invitación, ya que consiste en la petición a un adulto para que se incorpore con un papel determinado a un juego interactivo. La labor de la madre aquí es relativamente sencilla, pues solo debe comprender para qué es la invitación.

El tercer tipo es una petición para una acción de apoyo. El niño trata de conseguir la fuerza o habilidad de un adulto para que lo ayude a conseguir un fin deseado. En cualquiera de los casos, la madre es la agente de la cultura y es ella quien refuerza las acciones de felicidad de la petición con una gran dosis de negociación.

5) El LASS y el papel del adulto en la adquisición del lenguaje.

El LASS es un rasgo central del sistema a través de que los adultos transmiten la cultura, de la que el lenguaje es la vez el creador y el instrumento.

Los hechos y los procedimientos que constituyen un sistema de apoyo de la adquisición del lenguaje, junto con los elementos de sintonización que incluyen los intercambios con el habla de un bebe, son al menos cuatro formas para ayudar a asegurar la continuidad de la comunicación prelingüística.

La primera es realzar, aquellos rasgos del mundo que para el niño ya son destacados, y que tienen una forma gramatical básica. Se ayuda al niño a moverse de una expresión conceptual a una apreciación de una representación lingüística. Otra forma es estimulando sustitutos lexicográficos y fraseológicos para los recursos gesticulares necesarios para efectuar diversas funciones comunicativas.

6) Construcción del contexto y los formatos.

El formato es una pauta de interacción entre un adulto y un niño, que contiene roles demarcados, que se convierten en rutinas en la interacción del niño con el mundo social. Una característica del formato juego es que está formado por hechos que son creados previamente por el lenguaje. El carácter de estos formatos es de una situación pretendida, y se convierte en un amplio abanico de probabilidades y oportunidades para la adquisición y el uso del lenguaje. La construcción del contexto es muy importante para los formatos, ya que el juego o la interacción con los adultos, va a depender del contexto donde se realicen, tanto si es de un modo natural, como si ese contexto es inventado por el niño para el juego. Y tan bien porque dependiendo del contexto donde ocurran las situaciones puede variar la expresión o el entendimiento de la interacción.