El guardián entre el centeno; Jerome David Salinger

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Adolescencia. Nueva York de Posguerra. Argumento. Personajes. Temas

  • Enviado por: Me Rio
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

Nº 24 4º ESO C

10/06/02

  • ÍNDICE

· FICHA DEL LIBRO.

Titulo.

Autor-biografía.

Edición.

Nº de páginas.

Año.

Ciudad.

Editorial.

Titulo original.

Traducción.

Protagonista.

· ANÁLISIS DEL LIBRO.

Género literario.

Resúmenes.

Personajes.

Tiempo y espacio.

Lugar donde se desarrolla la obra.

· CRÍTICA PERSONAL

Aspectos positivos.

Aspectos negativos.

Conclusión.

· BIBLIOGRAFÍA.

  • FICHA DEL LIBRO.

Título: El guardián entre le centeno.

Autor: J. D. Salinger:

Escritor estadounidense nacido en Nueva York (1919- ). Se graduó en una academia militar y después asistió brevemente a dos universidades.

Ya había publicado unos veinte cuentos sin mayor interés, cuando su obra El guardián entre el centeno (1951) le consagró como escritor de culto, y Holden Caulfield, el héroe de la novela, se convirtió en prototipo y modelo del adolescente rebelde, confuso y generoso que busca la verdad y la inocencia lejos del mundo “falso” de los adultos. Un canto a la juventud intenso y cercano que todos los jóvenes del mundo sintieron como propio. Curiosamente, un libro pacifista, cuyo protagonista se convierte en el protector de muchachos más jóvenes y débiles, es el que llevaba en la mano el individuo que mató a John Lennon en 1980.

Edición: Vigésima reimpresión en “El libro de bolsillo”: 1995.

Nº de páginas: 226.

Año: 1978.

Ciudad: Barcelona.

Editorial: Alianza.

Título original: The catcher in the Rye.

Traducción: Carmen Criado.

Protagonista: Holden Caulfield

  • ANÁLISIS DEL LIBRO.

Género literario: El género de éste libro es de aventuras.

Resumen:

Holden Caulfield es un joven de 16, que ahora tiene 17, que es expulsado del centro privado donde estudia debido a sus malas notas, a él no le asustó ya que no era la primera vez que le echaban de un colegio pero tenía miedo a decírselo a sus padres, éstos ya le habían dicho que como no aprobase le iban a llevar a un reformatorio militar, y además su madre había caído hacía poco en una depresión.

Hay que recordar que es un colegio privado, y que los estudiantes duermen en el propio colegio, en este caso compartiendo habitación.

Así pues, Holden comienza a reflexionar siempre en un tono muy crítico, a veces demasiado, otras muy poco, sobre todos los compañeros de cuarto y pasillo.

Narra todo lo que les ha tenido que aguantar, y debido a que esa noche era la última y no iba a volver a verles otra vez, decide vengarse de sus compañeros, pero esto es lo curioso de todo, nunca con una maldad intencionada, sino que se dan las situaciones y Holden las aprovecha.

Por ejemplo, la última noche, Holden comienza a criticar mentalmente eso sí, a su compañero de habitación, Stradlater, y critica sobre todo su falsedad infinita, y si hay algo que reviente a Holden es la falta de sinceridad y la falsedad de las personas.

Y todo es peor, teniendo en cuenta, que Stradlater se acostó con su antigua novia, y es un chico de éstos típicos que se creen muy guapos y están siempre mirándose en el espejo, cosa que revienta a Holden.

Stradlater es un impertinente, y siempre está molestando a Holden, en parte debido a su superioridad física, pero esa noche, Holden ya no tenía nada que perder allí, así que comienza a decirle algunas cosas a Stradlater, y al final acaban en una pelea.

Pero el resultado final no es nada positivo para Holden, como era de esperar, así que sin más, coge sus cosas y se va a la habitación de al lado, donde duerme un chico muy guarro, lo cuál también revienta a Holden, y le intenta explicar lo ocurrido, pero éste, no se interesa lo más mínimo, e incluso pide a Holden que se vaya de la habitación, cosa que Holden hace y se marcha movido por la tristeza de que no tiene a nadie en aquel sitio, es un momento muy triste en la obra.

Y así Holden escapa del colegio.

Faltaban dos días para el final del primer trimestre, y Holden prefirió esperar a que dieran las vacaciones para contárselo a sus padres, a si que no podía ir a su casa. Pero Holden era un chico de familia rica, así que no tenía problemas financieros para permanecer varios días en un hotel, además, su abuela le había dado dinero.

Pero lo que realmente si preocupaba a Holden era su soledad.

Cuando salió del colegio era de noche, y hacía un tiempo muy malo, y Holden, se siente un poco aturdido en parte por la soledad, por el frío, y por la tremenda derrota que ha sufrido su honor en la pelea con Stradlater.

Pero aún así, el estado de ánimo de Holden es bueno, lo que no ocurrirá en toda la obra, ya que cada vez, el chico comienza a caer en la desesperación y en casi una depresión.

Bueno, pues Holden, al salir del colegio, decide hacer unas visitas a antiguos profesores, y a su ex-novia, quizás para matar el tiempo, y luego, se dirige al hotel. Allí, y en toda la obra, da un papel importante a su soledad.

Holden, muestra en sí el espíritu de la juventud, quizás es lo que atrae aún más del libro. Bueno, pues respecto al espíritu de la juventud, Holden es un chico algo pasota, y que al principio no da mucha importancia a las cosas. Tiene pequeños detalles, que hacen al personaje muy humano, por ejemplo su vicio por el tabaco, o también por el alcohol, éste último en menor medida, pero Holden tiene 17 años, y en ningún sitio le dejan tomar alcohol, lo que le obliga a pensar extrañas artimañas para conseguirlo.

Por el día, sale de paseo y duerme, e incluso sale con una chica, y por la noche, se dedica a ir a los vestíbulos de los hoteles a pasar la noche de marcha.

Allí, tiene experiencias un tanto adultas, no hay que olvidar que Holden está en pleno desarrolló hormonal, y su cuerpo sólo pide una cosa: cachondeo y sexo, como por ejemplo aquel baile con tres chicas de veintitantos años, a una de las cuales Holden intenta llevárselas al huerto, pero no lo consigue, o aquella otra como cuando el botones del ascensor le ofrece a Holden los servicios de una prostituta para la noche, a lo cuál Holden responde afirmativamente. Pero esta experiencia no llegaría a buen puerto, ya que Holden comienza a sentirse cada vez peor anímicamente, y decide no acostarse con aquella chica, pero sin embargo le paga por un malentendido entre la chica, Holden y el botones. A partir de aquí, el estado anímico de Holden comienza a caer, y ya no tiene ganas de cachondeo ni nada, lo único que hace es beber para olvidar las penas.

Holden comienza a caer en la depresión y comienza a recordar de nuevo a su hermano Allie, que murió hace algunos años, y a Sally, su primera novia, la soledad cada vez hace le afecta más a Holden, que comienza a reflexionar sobre su vida, y llega a la conclusión de que su vida es una mierda, lo cuál le hunde aún más.

Pero aparece en la mente de Holden, otro personaje que le marcará, y que también marcará la obra: su hermana Phoebe.

Ahora, Holden piensa que la única persona que puede hacerle compañía, y que de hecho a sido la única que a lo largo de su vida se la ha hecho. Es su hermana pequeña, a la cuál hecha mucho de menos, y decide ponerse en contacto con ella para verla aunque sea un momento.

Esta parte de la obra, es quizás la más triste, pues Holden ya ha tocado fondo, su autoestima está por los suelos, piensa que no vale nada, que nadie le comprende, que está sólo, y que la sociedad en la que vive es una mierda; como se puede comprobar, el estado de ánimo de Holden no parece muy bueno…

Pero realmente lo único que puede ayudarle en estos momentos tan críticos es la compañía de Phoebe, su hermana pequeña.

Así que Holden comienza a pensar cómo podía reunirse con ella y charlar un poco aunque sólo fuera en el parque, cuando saliera del colegio.

Holden se marcha al colegio de Phoebe, para entregar en secretaría una nota, que deben entregar a Phoebe, Holden consigue reunirse con su hermana en el parque, y éste le cuenta lo sucedido. Phoebe afirma que los padres le iban a matar, pero decide hablar de otra cosa más amena, tanto es así, que le propone a su hermano visitar juntos el museo de ciencias naturales, y así lo hacen.

Estas horas con Phoebe, resultan un bálsamo para el pobre Holden, que ve a Phoebe ya como único estímulo para seguir viviendo.

Llega la noche, y Holden vuelve a sentir la soledad de nuevo.

Su cabeza comienza a volverse loca, apenas le queda dinero para el hotel, es más, no le queda nada, así que tiene que pasar la noche en la calle.

Por la mente de Holden pasan muchas ideas, tales como desde irse a la otra orilla de los estados Unidos a un rancho de la tía de un amigo, hasta el suicidio.

Poco a poco, la idea del rancho comienza a asentarse más en la cabeza de Holden, así que decide en plena madrugada ir a despedirse de la única persona que quiere, Phoebe.

Holden, no piensa en lo que hace, y decide ir a su propia casa, y hablar con su hermana.

Y así lo hace. Entra en la casa haciendo el mínimo ruido, y entra en el cuarto de Phoebe y la despierta.

Como no podía ser de otra manera, Phoebe se alegra de que esté allí, Holden le explica que estaba aburrido, cansado, mareado y triste, y que tenía ganas de hablar con alguien.

Phoebe comienza a hablarle sobre lo que según ella debería hacer con su situación. Le recomienda hablar con los padres y que aguantara la bronca, y que después se aplicara bien en los estudios. La bronca duraría una semana, pero después todo iría mucho mejor.

Los padres de Holden, estaban en una fiesta, así que Holden pudo hablar más tiempo con Phoebe, pero los padres llegaron, y como pudo se marchó de casa con la máxima cautela que pudo, no sin antes quedar con su hermana para la tarde siguiente en el parque.

Holden pasó la noche en la calle, y por la tarde se reunió con la hermana y le explica que está decidido a irse al rancho a la costa oeste.

Phoebe no se lo cree, y reacciona de forma negativa a la idea de Holden.

Primero se pelea con él, y luego le ignora.

Phoebe pide a Holden que no lo haga, pero Holden está dispuesto.

Pero todo cambia cuando Phoebe le pide marchar con él, a lo que Holden se opone rotundamente.

Phoebe poco a poco comienza a comprender la situación, pero no la comparte, así que poco a poco se la pasa el enfado.

Llegaron a un tiovivo, y Holden invitó a subir a Phoebe, pero ésta se negó, entonces Holden le vuelve a preguntárselo esta vez haciéndola cosquillas, y consigue convencerla, quizás Phoebe también acepta porque piensa que ésta, puede ser la última vez que esté junto a él, así que decide ser amable y se monta.

De repente, y viendo a Phoebe y su alegría en el tiovivo, Holden recapacita sobre toda su vida, y decide volver a casa.

Personajes:

Holden Cauldfield: Es el protagonista del libro. Es un joven de 16 años. Es un chico sano, aunque fuma demasiado y bebe mucho, pero creo que lo hace para olvidar. Tiene el pelo cortado al cepillo y canas por un lado de la cabeza. Según la prostituta, es un pelagatos muy guapo y se parece mucho a un actor de cine.

En muchas ocasiones se comporta como un crío o hace el indio. Ha tenido problemas en muchos colegios. Él se siente pacifista y no duro, por eso mismo también odia las peleas y puñetazos. Le gusta jugar al tenis y al golf.

En conclusión, Holden es un adolescente, una persona como cualquier otra pero le da más importancia, incluso que un adolescente normal, a las cosas, y en parte eso se debe a su vida, las circunstancias que le han pasado y la muerte de su hermano.

D.B: Hermano de Holden. Es escritor, tiene 22 años. Es el autor preferido de Holden. Vive en Hollywood prostituyéndose debido a que se fue allí a trabajar y esta escribiendo libretos para el cine y no guiones de cine y libros como él quería. El libro apenas nos dice nada de él físicamente, sólo dice que Holden aprecia mucho a su hermano, y le da mucha pena cuando se va de casa, en parte es por eso por lo que odia el cine. Le gustan los libros buenos y no tiene prejuicios debido al género, eso es algo en lo que no está de acuerdo con su hermano. A D.B. le gustan algunos libros bélicos, a pesar de ser pacifista. Ha hecho el servicio militar durante cuatro años y estuvo en el desembarco de Normandía.

Phoebe Cauldfield: Tiene 10 años. Es la hermana pequeña de Holden, Holden la aprecia muchísimo. Es pelirroja con el pelo por detrás de sus orejas pequeñas y monas. Es muy delgada. Tiene tipo de patinadora según Holden. Todos dicen que es una niña muy guapa. Es una chica muy inteligente, es muy despierta para la edad que tiene. Siempre esta escribiendo libros que luego nunca termina. A Holden le gusta ir con ella a cualquier sitio, porque se da cuenta de todo, no como la mayoría de los niños. Desde el punto de vista de Holden, ella es la única persona que le entiende.

Sally: Ex-novia de Holden. Holden la consideraba inteligente porque sabía mucho de literatura. Siempre a estado enamorado de ella hasta el punto de intentar escaparse con ella greenwich village.

Robert Ackeley: Era el tío de la habitación de al lado aunque se colocaba en la habitación de Holden unas ochenta veces al día. Era un tipo muy raro. Tenia una dentadura horrenda y era un tipo muy alto. Además tenia un carácter horrible. No se llevaba demasiado bien con Holden.

Alie: Hermano de Holden. Murió de leucemia. Era dos años menor que Holden y era mil veces mas listo que él. Nunca se enfadaba con nadie. Era pelirrojo, como su hermana Phoebe. Cuando murió tenia trece años.

Maurice: Es el botones del hotel. Le propone a Holden acostarse con una prostituta.

Tiempo y espacio:

En la obra no se aprecian grandes saltos en el tiempo.

El tiempo transcurre de manera continua, y el personaje nunca vuelve atrás en el tiempo para recordar una cita o pensamiento.

Todo transcurre siguiendo una línea temporal, en la que se narra todos los hechos del personaje desde que amanece hasta que anochece.

Y en cuanto a su lentitud o rapidez, no cabe duda alguna de que es lento, pues todo el libro se desarrolla en tres días, con sus tres noches, y se explican los días desde que el protagonista se levanta, hasta que se acuesta, todo sigue un orden, y se hace un recorrido por todo el día.

Lugar donde se desarrolla la obra:

La obra se desarrolla en diferentes ambientes, Holden va pasando desde varios colegios pasando por hoteles, museos, calles de New York, hasta llegar a un centro psiquiátrico, donde se recupera.

  • CRÍTICA PERSONAL.

Aspectos positivos:

Creo que tiene muchos aspectos positivos, es un libro muy entretenido y fácil de leer. El libro está realizado con un lenguaje muy sencillo y divertido. Creo que el libro tiene muchos mensajes ocultos que yo no he sabido sacar, puede que dentro de unos años los sepa sacar, pero por ahora no lo sé.

Aspectos negativos:

Tan sólo he encontrado una cosa negativa en el libro, es que, repite mucho las cosas y a veces se ha ce pesado, por ejemplo cuando está en el hotel escuchando a las dos chicas que un canta y otra toca el piano, repite muchas veces lo mismo y se hace un poco pesado, y también que hace muchos saltos en le tiempo, y a veces eso te descentra un poco de lo que te está hablando pero por lo demás el libro está muy bien.

Conclusión:

La idea de este libro es que un chico, no sabe lo que quiere en la vida. Sus padres quieren que estudie, pero eso no es lo que le gusta a Holden. Después de dar muchas vueltas por varios colegios, hoteles, etc. Acaba en un centro psiquiátrico. En una frase del libro dice que de mayor quiere ser guardián entre el centeno, lo que quiere decir con eso es que su sueño es intentar que la gente no falle en la vida, y que no haga lo que hizo él. Lo que hará es intentar que la gente no se tire por un precipicio y que no tiren la toalla. Él lo pasó muy mal y no quiere que nadie pase por lo él pasó.

Su principal problema es su rebeldía y su pasividad ante los estudios. Sin contar con las circunstancias que le han pasado y la muerte de su hermano. No todos los jóvenes somos como Holden, aunque la sociedad tiene una imagen de nosotros muy equivocada, puede que sí, que haya algunos jóvenes alocados, pero no todos somos así.

Creo que es uno de los mejores libros que he leído hasta ahora, porque no es como todos, que el final es cuento de hadas, me ha gustado porque el final es diferente y no tiene nada que ver con lo que los lectores nos esperamos. Otra de las conclusiones a la que he llegado es que a soledad es la peor desgracia que puede sufrir una persona, y que el dinero a veces no sirve para nada si no eres feliz ni tienes a nadie a tu lado. 

Es especialmente útil para aquellos jóvenes que hayan decidido "salirse del mundo" y ver que es lo que pasa entonces.

Leyendo la vida de Salinger me ha dejado con una gran curiosidad, ¿qué tendrá de especial para que Chapman, quien mató a Lennon, y Kinsley, quien más adelante disparó contra Reagan, tuvieran ambos una copia?

Supongo que será porque te transporta a un estado de absoluta soledad y, una persona perturbada mentalmente con anterioridad puede llegar a sentirse atrapado sin salida y busca cualquier válvula de escape ante esta situación, pero es una intriga que no consigo comprender.

Hay una frase, con la que se despide en el libro que es: “ Nunca cuentes nada a nadie porque en cuanto lo haces empiezas a echar de menos a todo el mundo”. Cosa que

BIBLIOGRAFÍA.

  • Libro de El guardián entre el centeno.

Alianza editorial (1951).

Vigésima edición.

Madrid.

  • Enciclopedia “Encarta 2001 ”.

Madrid (2001).

  • Enciclopedia “Vox ”.

Madrid (1999).

  • Redacción propia.

  • Internet.

www.booky.metropoliglobal.com

www.libros.ciberanika.com

www.yahoo.es

El guardián entre el centeno