El guardián entre el centeno; Jerome David Salinger

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Adolescencia. Nueva York de Posguerra. Argumento

  • Enviado por: Juridiction Girl
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

RESUMEN

Comienza por narrar el día que dejo Pensey, el colegio al que asistía, le habían expulsado por haber reprobado en cuatro materias. Era diciembre y pronto saldría de vacaciones pero, no volvería a colegio después de ellas, debido a su expulsión. Uno de sus profesores (de historia), el señor Spenser le hizo llamar, se encontraba muy resfriado, y deseaba despedirse de Holden antes de que dejara el colegio. Así que se dirigió a la casa de su profesor corriendo y a que este vivía fuera del colegio. Llego casi sin aliento, con las orejas y las manos congeladas por el frió, llamo a la puerta y le abrió la señora Spencer quien le invita a pasar y le dijo que su esposo se encontraba en su habitación.

Cuanto entra a la habitación de su profesor se arrepintió de haber ido puesto que este llevaba una indumentaria deprimente para el gusto de Holden. El profesor Spencer le hablo a Holden durante un buen momento y este también hablo, pero la diferencia era que Holden mientras hablaba pensaba en los patos del Central Prak. Después de una larga charla Holden se retiro, por que no soportaba mas el ambiente, diciendo que tenia que recoger unas cosas del gimnasio, obviamente esto no era verdad.

Después de la visita a su profesor de historia Holden sé dirigió al colegio. Vivía en el ala Osenburger, y compartía la habitación con un chico llamado Ward Stradlater, se sentó en un sillón y se pudo a leer un libro. Apenas hubo comenzado cuando salió alguien de la ducha, era Robert Akckey, un chico de la habitación de al lado, a quien Holden no le tenia precisamente cariño, según el era un tipo muy raro y desaseado, que a demás tenia mal carácter. ACLI comenzó a hablar con Holden, pero el no quería hablar, le lanzo un montón de indirectas para que se marchara, pero no lo hizo, así que Holden dejo de leer y se pusieron a charlar, de pronto llego Stradlater, y le pidió a Holden que le prestara su chaqueta de pata de gallo, por que tenia que salir. Stradlater y Akcley no se llevaban muy bien, aun así les saludo a ambos pero Ackley no pudo soportar su presencia y se marcho.

Stradlater se dirigió a los lavabos para afeitarse y Holden, como no tenía nada mejor que hacer, le acompaño. Una vez allí, le pregunto que con quien saldría. Holden se llevo una sorpresa al enterarse que la chica era una vieja amiga suya, Jane Gallaher, se emociono muchísimo y se uso a divagar contándole a Stradteler los recuerdos que tenia de la tal Jane, obviamente a este no le importo. Holden le envió saludos, a pesar de que Jane estaba abajo no quiso bajar a saludarla. Antes de irse Stradlaeter le pidió a Holden que le hiciera una composición sobre una habitación o una casa algo así.

Después de la cena Holden vio el paisaje nevado que había, y comenzó a jugar junto con otos compañeros suyos, cuando ya se cansaron decidió ir al cine junto con Mal Brossard y d paso también invita a Akcley, los tres fueron dispuestos a ver una película pero al final no lo hicieron, y volvieron al colegio después de comer un par de

hamburguesas.

Cuando Holden llego al su habitación, comenzó a hacer la composición que le había pedido Stradleter, no se le ocurría ninguna habitación sobre la que escribir, así que la hizo sobre el guante de béisbol de su hermano, que había muerto, Allie, y mientras la escribía, le venían a la mente recuerdos sobre el. Poco después de que acabo de redactar la composición llego Stradleter, de la cita que había tenido con Jane. Holden no se encontraba muy bien, sabia el tipo de persona que era su compañero de habitación y le inquietaba mucho el pensar lo que podía haber pasado entre el y Jane. Cuando Stradleter vio la composición se enfado muchísimo por que no tenía nada que ver con el tema que tenia que entregar y se altero mucho con Holden, quien ya un poco molesto cogió la descripción y la rompió, Stradleter sé puso como loco, y después de una discusión, que no fue precisamente sobre la descripción sino sobre Jane, Holden le dio un puñetazo a Stradleter, y comenzó una pelea, de la que Holden salió perdiendo. Después de esta pelea Holden decidió que ya no podía seguir allí y esperar hasta el miércoles así que hizo sus maletas se largo del colegio sin lavarse la cara, que llevaba ensangrentada, y sin casi dinero, pro aun así se fue a Nueva York. Era ya muy tarde cuando de Pensey salió así que decidió ir en metro, allí se encontró con la madre de un chico que había en el colegio, y hablaron durante un tiempo.

Holden llego a la estación y lo primero que hizo fue ir a una cabina, quería llamar a alguien pero, era ya muy tarde y no lo hizo. Entonces cogió un taxi, y fue a buscar un hotel en el que pudiera pasar la noche, No era un hotel muy decente pero podía permitirse uno de cinco estrellas. Mientras estaba en su habitación podía apreciar a través de su ventana, otras en las que se veían diferentes situaciones con diferentes personajes, el se ponía a analizar a todas esas personas mientras se fumaba un cigarrillo en Pensey, de repente se le ocurrió llamar un achica llamada Faith Cavendish que había conocido. La vio solo una vez, pero no se le ocurría otra persona a quien pudiera llamar, cuando ella contesto no se alegro de que el le llamara, de ahecho ni si quiera le recordaba, así que Holden tuvo que ser muy ingenioso para invitarla a tomar una copa, aun así Faith no acepto y se despidieron.

Holden no estaba nada cansado así que aun no le apetecía acostarse, de repente decidió ir al Salón Malva, que era el salón de fiestas del hotel. Mientras se arreglaba se puso a pensar en su hermana Phoebe, quiso llamarla, pero ya era muy tarde y ella y estaría durmiendo, así que bajo al salón y pidió una copa, pero el camarero le pidió una identificación que acreditara que era mayor de edad, ante esta adversidad Holden no pudo hacer otra cosa que conformarse con una coca-cola. En una de las mesas habían tres mujeres de unos treinta años, una de ellas, la rubia, llamo su atención, y armándose de valor la invito a bailar le costo un poco, pero al final ella accedió, a Holden le parecía que ella bailaba muy bien, luego bailo con las otras dos, que según el no bailaban nada bien. Después de bailar sé sentó en su mesa y allí se pusieron a charlar, ellas permanecían muy calladas y casi no abrían la boca y así estuvieron toda la noche, hasta que se marcharon. Entonces Holden volvió a quedarse solo.

Sentado en un sillón en el vestíbulo, le vino a la cabeza la imagen de Jane y Stredleter, se deprimió muchísimo, y comenzó a recordar como conoció a Jane y todo lo que habían vivido. De pronto se dio cuenta que el vestíbulo estaba casi vació, así que subió a su habitación cogió su abrigo, tomo un taxi, y se fue a una sala de fiestas llamada Ernie, mientras iba en camino se puso a conversar con el taxista.

Llego, el lugar estaba llenísimo y casi no había mesas al fin le dieron una pero estaba en n lugar bastante incomodo, pidió una copa y se puso a observar su alrededor. Mientras hacia valoraciones personales sobre las personas que observaba, se encontró con Lillian Simmons, ella y su hermano D.B. habían salido una temporada, estaba acompañada de un tipo, después de una corta conversación, le invitaron a sentarse en su mesa, pero Holden no tenía ganas así que se invento una excusa y se marcho del lugar. Fue hasta el hotel caminando y pensaba en la persona que le había robado los guantes, hacia frió y en ese momento le hacían mucha falta, y también pensó que aun si hubiera sabido quien se los robo, no habría hecho nada pro que era un cobarde, así que pensando n todo aquello se deprimido aun mas de lo ya estaba.

Holden recordó que una vez cuando estaba en el colegio Whotoon el y un compañero suyo se pusieron a beber, y que su compañero se encontraba muy mal, y en cambio a el no le afecto mucho. Llego al hotel cuando entro en el ascensor, el ascensorista le pregunto si quería pasar un buen rato, el se sorprendió muchísimo, también se avergonzó, y al final accedió a la oferta. Eran cinco dólares por un polvo y quince por toda la noche. Se fue a su habitación, y mientras esperaba, se mojo el pelo y se arreglo un poco, estaba muy nervioso, hasta que por fin llamaron a la puerta, era la prostituta, la invito a pasar, era bastante joven y no muy simpática. Entro se quito el chaquetón, se sentó en una silla y amos comenzaron a charlar, , a pesar de que a ella aquello no le hacia mucha gracia , aun así hablaron y Holden comenzó a mentirle, como solía hacer casi siempre, su nombre era Sanny y era muy joven, al final, no hicieron nada, el le dio los cinco dólares que habían acordado con Muarice, el ascensorista, pero entonces ella le dijo que no eran cinco sino diez dólares, Holden no se los quiso pagar, así que Sanny se fue. Cuando Sanny se fue, Holden se puso nuevamente a recordar cosas, y a analizar todo aquello que había vivido con respecto a la religión, fumaba mientras pensaba sentado en la cama, cuando de pronto tocaron la puerta, era Maurice acompañado de Sanny, fueron a pedirle el dinero que supuestamente era el acordado, Holden no le quiso pagar, y después de una discusión, Maurice tenia a Holden acorralado en la pared y Sanny se dirigió hacia su cartera y saco de allí el resto de dinero, antes de marcharse, Murice le pego un puñetazo en el estomago a Holden, y allí lo dejaron.

Al día siguiente, y sin haber dormido muy bien, llamo a Sally Hayes, la invito a salir, ella acepto y decidieron encontrarse debajo del reloj del Biltmore a las dos de la tarde, después recogió sus cosas y se fue de hotel, sé dirigió hasta la estación y dejo allí su maleta, y se fue a desayunar, allí en la barra, conoció a dos monjas una de ellas era profesora de literatura, fue la que mejor le cayo, le parecía muy simpática, les dio diez dólares como donativo.

Cuando termino de desayunar eran las doce, aun tenia tiempo, la cita con Sally no era hasta las dos, así que decidió ir a dar un paseo por las calles de Broadway, viendo a las personas que le rodeaban, era domingo unos volvían de la iglesia, otros iván al cine, etc. A el, ese escenario le deprimía muchísimo, así que tomo un taxi y salió de Broadway, se dirigió a comprar las entradas para la obra de teatro que verían con Sally, y también compro un disco para su hermana Phoebe, de repente se encontraba muy feliz, entonces decidió llamar a Jane, pero le contesto su madre, así que colgó y fue a buscara a Phoeve que solía patinar por el parque, pero no la encontró, le pregunto a una niña si la conocía, y ella le respondió que no pero que posiblemente estaría en el museo, Holden se dirigió allí,

ese museo le traía muchos recuerdos de cuando era niño, y aunque pretendió entrar allí, algo se lo impidió, de pronto no quiso y se marcho.

Aun era pronto cuando llego a la cita, o sea que no lo quedo más remedio que esperar a Sally, quien llega con diez minutos de retraso, pero a él eso no le importo, según el ella estaba guapísima, y valió la pena esperar. Tomaron un taxi y se dirigieron al teatro en el taxi, se dieron unos cuantos besos. Por fin llegaron al teatro, hubo un descanso en medio de la obra y Sally se encontró con un tipo, que a Holden le puso de muy mal humor, después de haber visto la obra, a Sally, se le ocurrió ir a patinar, Holden no tenia ganas, pero tubo que acceder. Llegaron, Holden le alquilo a Sally un falda azul, y se pusieron a patinar, lo hacían bastante mal, así que Holden le sugirió a Sally dejar de patinar e ir a tomar algo, ella estuvo de acuerdo, Holden comenzó a encender cerillas y las dejaba consumirse, era lo que hacia dependiendo del humor que tuviera, en eso Sally y el entablaron una conversación un tanto rara, a Holden le do por sincerarse, y al final, Sally salió ofendida de esa conversaron y se enfado con el, Holden la siguió, no quería que se fuera sola a casa y se disculpo, pero por mas intentos que hizo, ella no quería ni escucharle, la había herido en todo su orgullo, así que Holden se rindió y la dejo marchar.

Cuando se fue de la pista de patinar le dio hambre y fue a comer, luego quiso llamar a Jane quería invitarla a bailar, pero nadie contesto nadie, entonces llamo a Carl Luce, un tipo que Holden calificaba, de ingenioso e inteligente, le invito a tomar una cenar, el le dijo que cenar le era imposible pero que si podían tomar una copa, quedaron en encontrarse en Wicker Bar de la calle 54. Como Holden no tenía nada que hacer hasta esa hora, fue a ver una película, que no le gusto nada, y que le recordó mucho a su hermano D.B.

A Holden no le hacia mucha gracia tener que ir a Wikcer Bar, un tiempo atrás solía frecuentarlo pero dejo de ir, por que el amiento dejo de gustarle, se puso a recordar las funciones que allí hacían.

Holden llego bastante temprano así que pidió una copa, mientras pensaba en el tal Luce, que admiraba tanto, entonces llego Luce, que tenia la costumbre de nunca saludar, Holden comenzó a entablar conversación con el, pero Luce no tenía paciencia para contestar las preguntas que Holden le hacia, después de conversar durante unos instantes Loce se fue, tenia otro compromiso.

Holden se quedo en el bar bebiendo y bebiendo esperando ver los números que el conocía, pero los habían cambiado, seguidamente decidió llamar a Sally, y comenzó decirle tonterías de lo borracho que estaba, luego se fue al servicio y hablo con un tipo que tenia un numero en el escenario y le pidió que le diera saludos de su parte a un chica que también tenia un numero allí. Al final salió de allí y se despejo un poco, pero hacia mucho frío, decido ir al lago del parque para ver si había por allí algún pato, fue caminando y tiritando, estando allí el disco que le había comprado a Phoebe, se rompió, recogió todos los pedazos y se los metió en el bolsillo del abrigo. Comenzó a buscar a los patos, y no encontró a ninguno, estaba muy deprimido y comenzó a pensar en que moriría, y eso le llevo a recordar la vez que murió su hermano Ally. De pronto decidió ir a casa para ver a Phoebe, y se puso n camino. Cuando Holden llego, el ascensorista no estaba y en su lugar estaba otro que no le conocía, así que no tuvo problemas para entrar a su casa y ver a Phoebe. Su casa esta a oscuras y tuvo que ir casi sin poder ver y en mucho silencio hacia la habitación de su hermana, cuando llega a la habitación de Phoebe ella no estaba estaba, y se le ocurrió que tal vez estaría durmiendo en la habitación de su hermano D.B., y se dirigió allí, la encontró

durmiendo, ceñido la luz y después de observar un poco su alrededor la despertó, ella se alegro muchísimo de verle, y comenzó a hablarle de un montón de cosas, Holden le pregunto que si estaban sus padres en casa, ella le dijo que no y continuo hablando.

De pronto Phoebe recordó que Holden no debió haber llegado hasta el miércoles de la semana que entrante y le pregunto ¿por qué había venido antes?, Él le respondió que simplemente le habían dejado salir antes, excusa que por supuesto Phoebe no creyó sabia que una vez mas habían expulsado a su hermano de otro colegio.

Comenzó a decirle que su padre iba a matarle, Holden intentaba justificarse, pero su hermana no le escuchaba, al ver que sus pobres excusas no convencían a su pequeña hermana, fue al pasillo a coger unos cigarrillos. Cuando volvió Phoebe estaba más tranquila Holden trato de mantener una conversación con ella pero no había manera, ella continuaba diciendo que su padre le mataría, Holden no queriendo aceptar su error, le dijo que el colegio era horrible y le contó acerca del ambiente que había Pencey ella le escucho con atención, pero seguía repitiendo - Papa va a matarte. También le recrimino el que no le gustara nunca nada, Holden por supuesto no estaba de acuerdo con la conclusión que había sacado Phoebe, entonces ella le pregunto que ¿qué le gustaba?. A Holden le costo mucho responder aquello pero al final le dijo que lo que en realidad deseaba era ser el guardián de miles de niños que corrían en un gran campo de centeno, es decir cuidar de que estos no cayeran a él, Phoebe le escuchaba, pero después de aquello que le dijo su hermano solo pudo decir - papa va a matarte. Después de esto Holden fue ha hacer una llamada. Llamo a un profesor de literatura que había tenido en otro colegio, el señor Antolini, Hablaron un momento y después de que Holden le explico todo lo ocurrido, el señor Antolini le invito a ir a su casa. Cuando Holden entro a la habitación de D.B. de nuevo, encontró a Phoebe escuchado música y la invito a bailar, según Holden ella bailaba muy bien, después de haber bailado unas cuatro canciones, comenzaron ha hablar, mientras Holden fumaba, entonces en media charla, Phoebe oyó la puerta, y Holden apago la luz y tuvo que esconderse, estaba muy asustado.

Entonces la madre de Holden entro a la habitación donde estaba “durmiendo” Phoebe y hablo un momento con ella, luego salió de la habitación, entonces Holden pudo salir del armario y se despidió de su hermana, y le pidió algo de dinero, ella fue a buscarlo, y se lo dio, a Holden aquello le enterneció muchísimo, ya que el dinero que e dio era parte del dinero que ella había ahorrado para navidad, y sin poder evitarlo comenzó a llorar, Phoebe le abrazo y luego de un rato Holden se calmo, se despidió de su hermana y se dirigió a la casa del señor Antolini.

Llego, y el seño Antolini, el y su esposa le recibieron muy bien. Holden y el señor Antolini hablaron durante un buen rato. El señor Antolini intentaba hacer entrar en razón a Holden, pero este estaba tan cansado que apenas sé mantenía despierto. Entonces como ya era muy tarde, y era obvio que Holden estaba mas que cansado, ambos se pusieron a hacer la cama, mientras hablaban la terminaron y Holden sé acostó.

Después de haber dormido unas cuantas horas Holden sé despertó y se encontró con algo desconcertante, el señor Antolini le estaba acariciando la cabeza, Holden se levanto de un salto, le pregunto que ¿qué hacia acariciándole la cabeza?, Y sin dejar lugar a una explicación comenzó a vestirse y con el pretexto e que tenia que ir a recoger sus maletas de la estación, se fue.

Estaba amaneciendo, cuando Holden tomo el metro y se fue a ala estación, para recoger su maleta, se quedo allí y durmió en los asientos hasta que amaneció por completo, decidió que no quería volver a su casa y quiso despedirse de su hermana, así que fue a su colegio para dejarle un recado, para encontrarse con ella y así poder despedirse. Él la nota decía que se la cita era en el museo. Holden fue a visitar el museo mientras que Phoebe saliera del colegio, allí se encontró con dos niños muy simpáticos. La hora pasaba y Phoebe no aparecía, Holden comenzó a pensar que tal vez no llegaría, pero mientras pensaba en ello la vio venir a través de los cristales de la puerta del museo, llevaba una maleta. Phoebe le pidió a Holden acompañarle, él por poco no se desmaya de la impresión, y su respuesta fue obviamente -¡no!

Phoebe comenzó a llorar, discutieron un poco, ella se enfadó muchísimo con Holden, pero aun así fueron al zoológico, pero ella no le hablaba, después fueron al parque y se dirigieron a un tiovivo que por allí había. Holden le compro un tiket a Phoebe, ella subió, se le había pasado el enfado. Comenzó a lloviznar. De pronto Holden decidió no ir a ningún lugar y volverá casa, esta nueva noticia le sentó muy bien a Pheobe, subió al tiovivo y Holden se quedo admirándola

Después de todo lo contado, Holden no quiere seguir relatando la historia, por que no tiene ganas. Así termina la historia de Holden Caulfield, las únicas pautas que nos da acerca de lo que paso después, son que, se puso muy enfermo, (fue así como escribió el libro) que su hermano, le hizo muchas preguntas acerca del futuro, pero el todo eso le parece ridículo.