El guardián entre el centeno; Jerome David Salinger

Literatura anglosajona contemporánea del siglo XX. Novela juvenil. Narrativa. Adolescencia. Adolescente. Argumento. Tema. Estilo. Personajes. Holden

  • Enviado por: Haizea
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Biografía

Jerome David Salinger nació el 1 de enero de 1919 en Nueva York. Cursó estudios en una academia militar y después asistió brevemente a dos universidades. Su obra más famosa es El guardián entre el centeno (1951). Gracias a ella cogió fama como escritor de culto y Holden Caulfield, el protagonista, fue reconocido como el prototipo del adolescente rebelde. Además de esta famosa obra, también ha escrito Nueve cuentos (1953), Fanny y Zooey (1961), Levantad, carpinteros, la viga maestra (1963) y Seymour (1963).

'El guardián entre el centeno; Jerome David Salinger'
Algunos de los autores de la misma época de J.D. Salinger son Mauricio Magdaleno, Jorge Cuesta, Octavio Paz y John Steinbeck.

J.D. Salinger

Argumento

Holden Caulfield abandonó el colegio sabiendo que no iba ha poder volver porque le habían expulsado. No le faltaron los problemas durante las dos noches que pasó fuera de casa. La primera se alojó en un hotel de Nueva York, en el que recibió una paliza debida a un asunto con una prostituta. La segunda acabó en el Central Park completamente borracho. Temió morir de una pulmonía y fue a despedirse de su hermana Phoebe. Mantuvieron una charla en la que ella fracasó en el intento de abrirle los ojos. Tampoco el señor Antolini lo consiguió, aunque lo intentó esa misma noche, cuando Holden fue a dormir a su casa. Caulfield quedó con su hermana para despedirse, pero ella quiso acompañarlo en su huída. Él no lo permitió y al final volvieron los dos a casa. Por fin Holden habrió los ojos y empezó a vivir.

Temas

A lo largo de la obra Holden nos cuenta su historia desde su punto de vista. Va valorando las cosas que no soporta, las que odia, las que le dan pena o le hacen sentir tristeza y las que le deprimen todavía más. Esa depresión es la que le lleva a odiar a personas sin tener motivo alguno y a intentar justificar lo injustificable con argumentos sin ningún fundamento.

Un tema que no se expresa directamente en el libro, pero que tiene gran importancia es el de la edad conflictiva del protagonista, es decir, la adolescencia. Se muestran los rasgos característicos de esta época por medio de Holden.

En especial se muestra la incapacidad del protagonista para ver y entender las cosas desde un punto de vista “sano”. En más de una ocasión, hay personas que se interesan y preocupan por la situación de Holden, empezanzo desde Phoebe hasta los profesores Spencer y Antolini. Phoebe, su hermana menor, es completamente consciente de que su hermano está pasando una mala temporada e intenta ablirle los ojos. Esto se ve cuando hablan en su cuarto y ella le pregunta qué es lo que realmente le gusta. Él se da cuenta de que no sabe qué contestar, y se deprime una vez más.

Por otra parte, se nota que Holden está completamente convencido de que quien está verdaderamente en lo cierto es él. Critica a sus compañeros y, en general, a todo el mundo, sin pararse a pensar en cómo es él realmente. Incluso cuando, como ya he dicho antes, algunas personas intentan hacerle ver las cosas sigue considerandose por encima de lo demás y no les tiene en cuenta lo que le dicen para nada. Es decir, ve a Spencer como a un pobre viejo, a su hermana como a una chiquilla que no sabe lo que dice y Antolini puede que no sea más que un pobre gay.

Personajes

No hay lugar a dudas de que en esta obra el protagonista principal es Holden Caulfield. Holden es un muchacho de 16 años que está bastante perdido en la vida. A lo largo de la obra cualquier detalle es capaz de hacerle odiar a alguien y de que agrande su depresión. Tiene claro qué es lo que no le gusta y qué no quiere ser en la vida, pero no es capaz de nombrar una sóla cosa que le guste de verdad. Sin embargo, al final, demuestra que vuelve a tener interés por la vida, asume cierta responsabilidad respecto a ella y se da cuenta de que en el fondo echa de menos a todos los que ha odiado hasta entonces.

Phoebe Caulfield, la hermana pequeña de Holden, es una niña muy inteligente. Demuestra preocupación por la situación de su hermano e intenta ayudarle.

También aparecen en la historia el profesor Spencer; los compañeros de Holden en el colegio de Pencey, Ackley y Stradlater, las chicas con las que sale, Sally y Jane; su ex-profesor de literatura, el senñor Antolini, su hermano mayor D.B. Caulfield, etc. También menciona a su hermano muerto Allie. Pero en general, no se puede sacar una idea clara de cómo son el resto de los personajes, ya que se nos muestran desde los ojos de Holden. No forman parte en la historia de una manera directa, simplemente forman parte de su vida.

Estilo

Es una obra épica, una novela, escrita en prosa. El narrador es el propio protagonista, de modo que la obra está escrita en primera persona y por lo tanto es un narrador subjetivo y omnisciente.

A lo largo de la obra Holden nos narra linealmente lo que le ocurre desde que abandona Pencey un sábado por la noche, hasta que vuelve a casa el lunes.

El libro está dividido en 26 capítulos numerados pero no titulados. Respecto al léxico yo diría que es muy pobre, lo cual facilita mucho la lectura. Esto se debe a que el autor ha querido imitar la manera de hablar típica de un adolescente, utilizando un vocabulario bastante limitado y repitiendo excesivamente algunas expresiones.

Me ha llamado la atención que a lo largo de todo el texto a todos los “Él” pronombre, estando al princio de la oración, les falta la tilde.

Interpretación

Supongo que el autor ha querido reflejar la desolación, depresión, odio, etc. del protagonista, el adolescente Holden Caulfield que está ciego y no sabe valorar nada, y cómo por fin consigue darse cuenta de que está en un error, empieza a interesarse por la vida y practicamente se podría decir que vuelve a nacer.

Lo cierto es que yo no he interpretado el relato de esta manera. Desde el principio me ha parecido simplemente una americanada y reconozco que lo digo llena de prejuicios. No obstante, seguí leyendo, bastante desganada, eso sí, hasta que llegué a un pasaje que me cautivó por completo. Me estoy refiriendo a cuando Phoebe le pide a Holden que le deje acompañarlo en su viaje lejos de allí. Al leer esas líneas empezé a sacar conclusiones algo precipitadas y me imaginé que seguramente lo que quería demostrar el autor era que el protagonista sentía odio hacia todo lo que le rodeaba y que todo le deprimía muchísimo debido a que la sociedad capitalista en la que había nacido y se había criado había terminado por ahogarle. Supuse que tampoco su hermana estaba a gusto y que ella también quería “volar”, librarse de esos valores tan estúpidos y materialistas en los que la habían criado sus padres, y que Holden se la llevaría con él y reharían sus vidas.

Sin embargo, para gran desilusión mía, al seguir leyendo me di cuenta de que mi interpretación era errónea. Entendí que Holden era un simple adolescente que estaba echando a perder su vida, se sentía deprimido y eso le llevaba a odiar a toda la gente de su alrededor. Entre otras cosas, entendí que realmente no tenía motivos para deprimirse al pensar que una pobre chica de su misma edad no tenía otro remedio que prostituirse para poder vivir o que su verdadero deber en la vida era estudiar para poder convertirse en otro abogado de empresa más, siguiendo el buen ejemplo de su padre. De esa manera algún día sería un señor ejemplar, con unos hijos ejemplares y una bella esposa con contínuas jaquecas (al igual que su madre). Afortunadamente el joven Holden Caulfield acaba por “el buen camino”.