El Gran Tour

Patrimonio. Ruina. Cultura griega. Revolución Francesa. Turista. Viajero

  • Enviado por: Ludwig
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

Tema 2: El Gran Tour. La poética de la ruina.

  • ¿qué es una ruina?

Resto de una estructura que existió en su tiempo.

  • ¿Por qué son tan atractivas? ¿No sería mejor reconstruir los edificios?

Las ruinas son huellas del pasado; tienen un valor especial, un valor histórico; son un símbolo de una civilización y del paso del tiempo.

Tienen un valor añadido porque simbolizan la descomposición de una civilización.

Además, la reconstrucción sería una manipulación del pasado, no tendría ningún valor histórico.

S.XVIII

  • Antes del S. XVIII no existía el valor ni el concepto de patrimonio. No había ninguna preocupación por la conservación ni existía interés alguno por el pasado.

  • Pero la cultura occidental fue evolucionando y llegó un momento en que se empieza a revisar el pasado, se empieza a echar la vista atrás en búsqueda de unas raíces. Despierta el interés por el mundo grecorromano, base de toda la civilización occidental.

Nota: Se creía que era un solo pueblo, por ello se denominaba así. Hasta_____ no se descubre que se trata de dos culturas completamente diferentes: mientras que Grecia era un pueblo prácticamente comercial, preocupada por la ciencia y el saber, cuna de la filosofía, Roma era una civilización paramilitar.

  • En el s.XVIII poetas europeos van en búsqueda de la cuna y las raíces de nuestra civilización. Sienten admiración por las obras y autores clásicos: Homero, Ovidio, Séneca… La mitología también despierta su pasión. Ven Atenas como la ciudad mágica que vio nacer nuestra civilización y van a vivirla en situ.

  • Es así como surge el denominado movimiento “POÉTICA DE LA RUINA”, movimiento intelectual basado en esta creencia: “El tocar las piedras, las ruinas, transmite la sabiduría del autor a nuestro cuerpo: se produce un intercambio cultural y nos enriquecemos con el saber de ese pueblo”.

  • A partir de entonces se pone de moda la búsqueda de la ruina: se trataba de “coleccionar visitas a ruinas”. Atenas se consideraba como la ciudad mágica, que enamora eternamente; una ciudad que, con el Partenón, situado en el barrio de la Placa, te involucra. Grecia era un pueblo que se veía como una cultura superior, que despertaba respeto y admiración.

S.XVIII - S. XIX

Durante estos siglos sigue aumentando el interés por entrar en contacto con la ciudad eterna. Película “mr. Chip”.

Algunos ejemplos admirables del ingenio de la cultura griega.

  • “La Estoa Ateniense”.

Fortificación. La temperatura parece estar “climatizada”. Nunca hace calor.

  • “El teatro Epidauro”.

Impresionante por su acústica. Arquitectos norteamericanos trataron de reconstruir un teatro de las mismas características arquitectónicas, pero no consiguieron imitar su acústica.

  • Son estas sensaciones las que seguían despertando interés por lo antiguo. Incluso en los momentos difíciles ( como por ejemplo, en las invasiones turcas, donde Atenas sufrió graves daños), la ciudad era visitada; y estos visitantes no se limitaban con “visitar” simplemente, sino que se involucraban totalmente en el pueblo: así por ejemplo, Lord Byron, murió como soldado griego.

A partir de este acontecimiento se empezó a tomar conciencia de la necesidad de conservar.

  • En esta época el turismo tal y como lo conocemos hoy aún no existía: únicamente viajaba la alta aristocracia, un sector de la población muy elitista. Era lo que se conocía como “La Estación”. Se huía del mal tiempo para disfrutar de mejores estancias. Surgen los primeros focos turísticos como Bladen-Laden, en Alemania (balneario); Bach o San Sebastián.

Era el rey y los cortesanos los que viajaban llegando a ocupar durante “sus vacaciones” ciudades enteras y llegando a crear allí sus palacetes. ¿Pero fue este el origen del turismo realmente? Es discutible… Algunos autores llegan a señalar que el primer turismo fue el desarrollado por las tropas romanas, pero ¿es eso turismo?

&El resto del pueblo no viajaba: No existía ni tiempo, ni dinero ni tampoco cultura turística. Las condiciones de vida no lo permitían (se funcionaba a base de trueque), no existía el concepto de ocio, de vacaciones, ni siquiera la moneda.

EL GRAN TOUR.

A partir de la Revolución francesa, surge el fenómeno de “La Búsqueda de las Nacionalidades”.

Las más prestigiosas universidades británicas ofrecen a los estudiantes de humanidades una beca fin de carrera, con la finalidad de completar visualmente lo que han aprendido en las aulas, mediante la realización de un viaje, cuyo itinerario debía incluir, al menos estas ciudades: Florencia- Roma- Venecia- Atenas- Esparta- El Cairo. ( considerados como “imprescindibles” para su formación). Es lo que conocemos como “El Gran Tour”. Fue el origen de los viajes fin de carrera, pero también, y sobre todo el término “Turismo”.

  • Fue así como comenzó el turismo. El fenómeno que estaba reservado sólo para intelectuales se va popularizando, ahora es un público general el que viaja, con un movimiento: “ El Norte busca al Sur”. (Flujo que hoy día aún se mantiene.)

  • Pero no sólo en Atenas despertaba interés: Roma, no como estado, sino como ciudad; la ciudad que fue capaz de gobernar todo un imperio, el mayor de todos los tiempos - con 53 lenguas diferentes, más de 100 religiones y una sola moneda. Ciudad que destaca por su poderio bélico.

  • Llega el momento en que Grecia y Roma se agotan; se buscan entonces otras culturas; el Interés se extiende hacia las culturas autóctonas: Las culturas celtas, escandinavas con su mitología…

Movimiento de la búsqueda del yo.

Cada pueblo va buscando sus propias raíces, quiere sacar a flote esa identidad que no estaba perdida, pero sí olvidada.

  • Fue de esta manera como a finales del siglo XVIII el Patrimonio Cultural comienza a ser valorado y recuperado como elemento de identificación social que debe ser protegido por encontrarse supuestamente en peligro.

1789. REVOLUCIÓN FRANCESA

Se creía que los conceptos de la revolución francesa iban a triunfar en toda Europa, triunfaría la república frente a la monarquía. Supuso un duro golpe para los fundamentos del Antiguo Régimen: la religión y la monarquía.

Ahora todas las personas eran iguales, desaparecía “la pirámide” social. Se creyó que todos los valores del Antiguo Régimen debían ser destruidos, y destruidos fueron todos los vestigios del pasado. Por desgracia, el mayor perjudicado fue el patrimonio cultural, ya que se perdieron muchas obras de arte, sobre todo religiosos ( lo mismo pasó en la guerra civil) (Barcelona, hoy en día no posee prácticamente nada de patrimonio religioso.) .

La beca se va extendiendo y poco a poco se va poniendo de moda en países como Alemania, Francia e incluso España, de tal manera que cada año las ciudades griegas y romanas recibían un gran número de visitas.

Es ahí donde empieza el turismo en Grecia y en Roma. Aún hoy en día, cuando visitamos estos lugares, sin saberlo, seguimos los mismos pasos del Gran Tour. Siempre se venden en un mismo paquete Venecia, Florencia y Roma.

Su fundamento turístico es el mismo desde hace siglos, explotan al máximo su patrimonio. Incluso muchos hoteles son en realidad palacetes de los s.XVII y XVIII reconstruidos que conservan murales de la época y que tienen un cierto toque de calidad al combinar las modernidades inmersas en un ambiente de prestigio histórico.

A partir de ahí surge el turismo, pero ¿Qué entendemos por turista?.

“Personas que se desplazan de un lugar a otro y que generan una serie de beneficios por el consumo de elementos naturales o artificiales”.

Se inicia la industria turística. El dinero desembolsado se reinvertía en nuevas instalaciones, mejores servicios…era un circuito cerrado.

Es algo que interesa tanto desde el punto de vista antropológico (nos enriquece culturalmente) como de negocio (aumenta nuestra renta media, el nivel de vida…)

DIFERENCIAR TURISTA_ VIAJERO

Turista: fenómeno de masas. Busca descanso, relax, el máximo confort. Viaja normalmente en compañía de amigos o familiares. Carácter ocioso. Llega mucho mas tarde que el viajero.

Viajero: solidarios. Su motivación es conocer, estudiar, investigar. Activo. Científico. Es poco exigente y consume poco.

ESPAÑA

Hasta, España no fue visitada por turistas, pero sí por viajeros que se sentían atraídos por la cultura árabe. El mundo hispanomusulmán les permitía conocer esta curiosa cultura en un ambiente más seguro que los países árabes, en un país de civilización europea.

Muchos poetas se sienten admirados por las ruinas, en particular por el palacio de La Alambra. Se convierte en un imán para viajeros de alto nivel adquisitivo, y gracias a su “exotismo” se convierte en una alternativa de Grecia y Roma.

Pero, hasta épocas muy tardías, no entró en circuitos turísticos. Tanto interés despertaba La Alambra que en Gran Bretaña surge el estilo neoalhambrista. (Tendencia arquitectónica).

  • En todo el sur de Europa tiene lugar la búsqueda de la ruina. A partir del descubrimiento de las ciudades de Pompeya y Nápoles comienza a vivir del turismo ( y aún hoy sigue haciéndolo).

El descubrimiento de estas dos ciudades fue el fenómeno que impulsó el nacimiento de la arqueología. La excavación es un mundo que mueve mucho dinero.

  • La burguesía se da cuenta de que pueden convertirse en los dueños del mundo en sus vacaciones. Pueden gozar del máximo placer y confort, dejar que les sirvan, permitirse esos lujos que en casa no pueden. Aunque esto ha cambiado algo, aún hay hoteles en los que el cliente se siente muy superior al empleado, y éste es visto casi como un esclavo. Tanto es así que no están permitidas las relaciones personales entre clientes y empleados.