El extranjero; Albert Camus

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela existencialista. Existencialismo. Absurdo

  • Enviado por: Zaidini99
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

EL EXTRANJERO (Albert Camus)

La historia comienza con la muerte de la madre de un hombre llamado Mersault, él se dirige de su trabajo al asilo donde se encontraba su mamá, llegó al velorio donde pasó una noche con el cadáver, conoció al portero del asilo y a la enfermera de la mamá, también a Tomás Pérez un buen amigo de la mamá de Mersault, después del velorio y algunas charlas al siguiente día se procedió a llevarla a la iglesia y después a enterrarla. Mersault no mostraba una gran tristeza o dolor sentimental por el fallecimiento de su madre, por lo que decidió volver a su trabajo.

Al volver a su trabajo Mersault invitó a salir a una compañera llamada María, fueron al cinematógrafo y después cada uno se fue a su casa. Mersault se quedó cocinando en su casa, fumando y mirando por la ventana a los tranvías y la gente que circulaba por las calles el fin de semana (domingo), dándose cuenta de los cosas que sucedían en los departamentos en donde él vivía, observó como un hombre llamado Salamano maltrataba mucho a su perro por estar con la enfermedad de los perros denominada roña, así es que también conocía a Raimundo un vecino que se hizo un buen amigo de él, le contaba su vida, le demostraba su amistad y sobre todo y lo más importante fue que le habló de los problemas que tenía con una mujer, Raimundo la golpeó, le gritó y la corrió del departamento.

Después al siguiente día Mersault volvió a salir con María, fueron a nadar al mar, convivir, jugar y regresaron a bañarse y descansar en el departamento de Mersault.

Estando por las escaleras de los departamento Mersault se encontró a Salamano que le habló de la pérdida de su perro que tanto odiaba, que muy en el fondo de su corazón lo quería como a su propia vida, pero Mersault no pudo ayudarlo a encontrarlo porque no lo había visto.

Raimundo por medio del teléfono invitó a Mersault y a María a pasear a una playa cerca del lugar donde vivían, ya que María estaba enamorada de Mersault, ella le propuso matrimonio pero él no quiso porque no la amaba, sin embargo continuaban juntos. Además Raimundo por los problemas que tenía con su amante le seguían unos hombres árabes; llegaron a la playa Raimundo, Mersault y María a visitar a un amigo llamado Masson junto con su esposa.

Realizaron actividades diversas como nadar, comer, beber vino y conversar sobre cualquier tema, en el transcurso de su diversión observaron a los árabes que seguían a Raimundo habían llegado al mismo lugar, entonces cada uno seleccionó a su contrincante y pelearon los tres amigos con los tres árabes a tal grado de herir a Raimundo con un cuchillo.

Después de el combate entre los amigos y los árabes se separaron. Masson llevó a Raimundo con un doctor que visitaba casualmente la playa y Mersault fue con las mujeres que estaban en la casa de Masson a comunicarles lo que había pasado, momentos después llegaron Raimundo y Masson. Entonces por el coraje que estaba presente decidió Raimundo matar a un árabe con un revólver pero Mersault lo impidió con palabras de convencimiento, evidentemente Mersault regresó después de llevarlo a la casa siendo amigo del herido, cojio el revólver y fue a la playa donde se encontraban los árabes y por falta de conciencia y razonamiento mató de cinco balazos a uno de ellos provocando su arresto.

Comenzando una larga sesión de interrogaciones, declaraciones y conversaciones entre Mersault y los funcionarios. La instrucción por ejemplo duraba casi un año, así sucesivamente se presentaban las entrevistas con motivo de intentar que Mersault reconociera su culpabilidad, además de tener visitas de María que todavía tenía las ilusiones de casarse con él cuando saliera.

Naturalmente al cabo de más de un año de procesos jurídicos Mersault comenzó a sentir el dolor que significa privar de la libertad a un hombre, uno de los síntomas fue la necesidad de tener a una mujer a su lado, besarla, tocarla y conversar con ella, además de aburrirse demasiado por no tener que leer, ni que mirar, etcétera.

Al cabo de mucho tiempo de proceder con la acusación, se determinó el juicio final, el cual comenzaba en las mañanas en el Palacio de Justicia, en él, se encontraba principalmente el Procurador, el abogado defensor, el que acusaba y los amigos de Mersault; Raimundo, Salamano, Masson, Celeste (dueña del restaurant donde solía almorzar o comer Mersault) y porsupuesto María. También se encontraba los periodistas.

Comenzaron las interrogaciones contra el acusado sobre el crimen que había cometido, Mersault contestaba que sí lo había hecho pero sin las intenciones que los que acusan creen. Un punto importante que le hicieron notar fue la indiferencia que presentó al morir su madre, es decir, sin llorar, sin sentir un dolor sentimental, sin guardar luto, y Mersault contestaba que él era así, que a él le parecía mejor que estuviera en un asilo y que no tenía gran trascendencia para cambiar su vida por un momento, todo continuó en la normalidad de actividades.

También entrevistaron a los conocidos y amigos de Mersault, que por cierto declararon la verdad del carácter de el acusado, como el ser honrado y un hombre bueno en términos generales.

El abogado defendía a Mersault pero con muy pocos argumentos, de antemano sabía que el acusado era culpable y el denunciante tenía elementos para poder condenar a el asesino Mersault. Pasaron días y muchos días, uno tras otro para que terminara el procedimiento jurídico, el culpable no hablaba mucho sólo decía sí al crimen que hizo, sí a la indiferencia que presentó al morir su madre y un “ya basta déjenme ir a descansar a la cama”.

Finalmente después de un largo tiempo de procedimientos jurídicos y penales, se escucho la declaración final del Procurador diciendo una frase clave que daba la respuesta a todo este problema para Mersault y fue “culpable de muerte”, esta frase había decidido el destino de el acusado de asesinato, por lo que en algunos días después lo tenía que degollar.

Al escuchar su sentencia Mersault comenzó a sentirse nervioso, a pensar en todos sus seres queridos, su felicidad e infelicidad de toda su vida, su negación de Dios porque él no creía en Dios. Negó la visita de un capellán para confesarlo y darle la bendición, estaba ya destrozado por saber que en momentos más moriría, tenía la cabeza llena de recuerdos, soluciones, negaciones de DIOS, placeres, disgustos e infinidad de cosas que lo turbaban, lo entristecían, lo enojaban, lo ponían a pensar.

El capellán visitó a Mersault a pesar de su negación, entró y comenzó a conversar sobre Dios, sobre la creencia de Dios, intentaba el capellán de convencerlo que existe Dios, que debe de creer en su Paternidad siendo hijo de Dios, entre tanta insistencia el Anticristo se enojó con el capellán, lo jaloneó y lo insultó, porque fue imposible convencerlo de que dice la verdad la religión.

Por último el capellán salió sin triunfar y por tal motivo Mersault se sintió muy calmado recordando a su mamá y haciendo reflexión sobre su vida que había sido muy feliz y que lo era todavía y solo espero el día de su ejecución y gritos de odio de muchos espectadores.