El existencialismo es un humanismo; Jean Paul Sartre

Filosofía contemporánea del siglo XX. Doctrina existencialista. Subjetivismo humano. Inexistencia de Dios

  • Enviado por: Darkness
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Gestión Empresarial para Autónomos y Pequeñas Empresas
Instituto Americano
El objetivo del curso es proporcionar los conocimientos adecuados para poder dirigir y gestionar con garantías...
Solicita InformaciÓn

Habilidades Directivas en Hostelería
Estudios Superiores Abiertos de Hostelería, ESAH
El sector túristico en España requiere profesionales muy bien formados. En una industria tan importante para el...
Solicita InformaciÓn

publicidad

INTRODUCCIÓN

Nos encontramos ante un libro escrito por Jean Paul Sastre, nacido en París, 1905-id., 1980, filósofo y escritor francés. Precoz lector de los clásicos franceses, en 1915 ingresó en el liceo Henri IV de París y conoció a Paul Nizan, con quien inició una estrecha amistad. Al año siguiente, el segundo matrimonio de su madre (considerado por Jean-Paul como «una traición») lo obligó a trasladarse a La Rochelle; hasta 1920 no regresó a París. En 1924 inició sus estudios universitarios en la École Normale Supérieure, donde conoció a Simone de Beauvoir, con quien estableció una relación que duraría toda su vida. Tras cumplir el servicio militar, empezó a ejercer como profesor de instituto; en 1933 obtuvo una beca de estudios que le permitió trasladarse a Alemania, donde entró en contacto con la filosofía de Husserl y de Heidegger. En 1938 publicó La náusea, novela que pretendía divulgar los principios del existencialismo y que le proporcionó cierta celebridad, al tiempo que se convertía en símbolo de aquel movimiento filosófico. Movilizado en 1939, fue hecho prisionero, aunque consiguió evadirse en 1941 y regresar a París, donde trabajó en el liceo Condorcet y colaboró con A. Camus en Combat, el periódico de la Resistencia. En 1943 publicó El Ser y la Nada, su obra filosófica más conocida, versión personal de la filosofía existencialista de Heidegger. El ser humano existe como cosa (en sí), pero también como conciencia (para sí), que sabe de la existencia de las cosas sin ser ella misma un en sí como esas cosas, sino su negación (la Nada). La conciencia sitúa al hombre ante la posibilidad de elegir lo que será; ésta es la condición de la libertad humana. Eligiendo su acción, el hombre se elige a sí mismo, pero no elige su existencia, que le viene ya dada y es requisito de su elección; de aquí la famosa máxima existencialista: «la existencia precede a la esencia». Dos años más tarde, alcanzada ya la popularidad, abandonó la enseñanza para dedicarse exclusivamente a escribir; en colaboración con Aron, Merleau-Ponty y Simone de Beauvoir, fundó Les Temps Modernes, una de las revistas de pensamiento de la izquierda más influyentes de la posguerra. Por esa época, Sartre inició una fluctuante relación con el comunismo, hecha de acercamientos (uno de los cuales provocó su ruptura con Camus en 1956) y alejamientos motivados por su denuncia del estalinismo o su protesta por la intervención soviética en Hungría. En su última obra filosófica, Crítica de la razón dialéctica (1960), se propuso una reconciliación del materialismo dialéctico con el existencialismo, al cual pasó a considerar como una ideología parásita del marxismo, y trató de establecer un fundamento de la dialéctica marxista mostrando que la actividad racional humana, la praxis, es necesariamente dialéctica. En 1964 rechazó el Premio Nobel de Literatura para no «dejarse recuperar por el sistema»; decididamente contrario a la política estadounidense en Vietnam, colaboró con Bertrand Russell en el establecimiento del Tribunal internacional de Estocolmo para la persecución de los crímenes de guerra. Tras participar directamente en la revuelta estudiantil de mayo de 1968, multiplicó sus gestos públicos de izquierdismo, asumió la dirección del periódico La Cause du Peuple y fundó Tout!, de orientación maoísta y libertaria. En 1975 se inició el progresivo quebranto de su salud; la ceguera lo apartó de la lectura y la escritura durante los últimos años de su vida, tras haber completado su postrera gran obra, El idiota de la familia (1971-1972), dedicada al tema de la creación literaria, fruto de diez años que dedicó a la investigación de la personalidad de Gustave Flaubert.

El libro comienza haciendo una pequeña introducción sobre la historia del libro, de lo que representa, y en general de sus características principales.

RESUMEN

Cito a continuación los temas que se tratan en el libro brevemente: Comienza haciendo referencia a las diferentes criticas de diversas ideas; que son: criticas hechas al existencialismo, las criticas de los marxistas, las criticas de los católicos, el pesimismo y el existencialismo, naturalismo y existencialismo; continua después con una idea de la sabiduría de las naciones, la moda existencialista, las dos escuelas existencialistas y su relación con la esencia. Continua después con su visión técnica del mundo, habla del hombre, dios y la naturaleza humana es los filósofos del s. XVIII. Cita el existencialismo ateo, la concepción existencialista del hombre, con todas sus ideas y sus características así como su elección y responsabilidad, y hace bastante hincapié en la angustia de este. Ideas como la moral o el radicalismo son términos que se comentan a continuación, el desamparo, y el sentimiento, la elección y el compromiso.

Continua hablando por segunda vez del hombre y de alguna de sus características comentadas desde diferentes puntos de vista. Habla después del existencialismo relacionado con la subjetividad. Continua poniendo diferentes ejemplos ,comentando después los valores existencialistas, el humanismo y el humanismo clásico, así como el humanismo existencialista. Termina hablando de la trascendencia, la relación entre existencialismo y ateismo, y ciertas conclusiones. El libro concluye con una Discusión general sobre los temas tratados, en los que se tratan algunas objeciones de las ideas citadas anteriormente.

Iré comentando a continuación las ideas del autor. La primera definición que nos encontramos es la del existencialismo, definida como una doctrina que hace posible la vida humana y que declara que toda verdad y acción implica un medio y una subjetividad humana.

La mayoría de la gente, según dice sastre, y estoy de acuerdo con el, es que la gente utiliza la palabra existencialismo sin saber realmente lo que significa; tiene tantos significados y se usa para describir tantas cosas que realmente acaba por no significar nada. Parece ser que el existencialismo se esta convirtiendo en una moda.

Des pues el autor continua explicando que hay dos escuelas existencialistas, la católica y la atea, a la que pertenece sastre. Estas dos escuelas tienen en común la idea de que la existencia precede a la esencia. Esto viene a significar que el hombre empieza por existir y que si no es definible es porque empieza por no ser nada, es decir, conforme va creciendo y adquiriendo conocimientos se va convirtiendo en ese algo que esta formando el mismo. Por eso el autor dice que el hombre es el único que no solo es tal como el se concibe, sino como el se quiere. Por tanto el hombre es lo que el se hace: este es conocido como el primer principio del existencialismo. Se dice también que el hombre es un proyecto que se vive subjetivamente, en que nada existe previamente. Por esto, el primer paso del existencialismo es poner al hombre en posesión de lo que es, y hacer recaer sobre el la responsabilidad de su existencia, esto para mi significa que el hombre es responsable de todo lo que hace, hasta de su propia existencia.

Continua hablando el autor de la palabra subjetivismo, y que para el significa por una parte la elección de sujeto individual por si mismo; y por la otra, la imposibilidad del hombre de sobrepasar la subjetividad humana. Este ultimo punto de vista es el sentido profundo del existencialismo.

Continua hablando de la elección de una cosa u otra, que lo que elegimos, no puede ser bueno para nosotros sin serlo para los demás. Para mi esto significa, que elijamos lo que elijamos, siempre tendrá una repercusión en los demás. Aun que no estoy de acuerdo porque alo mejor algo que yo elijo es bueno solo para mi pero perjudica a los demás.

Así se hace al hombre responsable de si mismo y de los demás. Dice Sastre que esto nos permite saber lo que se oculta tras las palabras como “angustia”, “desamparo” o “desesperación”. Dice el existencialista que el hombre es angustia, esto significa que el hombre que se compromete, que al mismo tiempo que se elige a si mismo elige también a los demás. Nos pone a continuación un ejemplo de angustia, la de Abraham, cuando un supuesto ángel le dice que matea su hijo; pero quién le dice a el que realmente es un ángel quien se lo dice? O si de verdad es el Abraham? Nadie puede probárselo sino el mismo. Por esto establecemos que no encontraremos nunca ninguna prueba de ello, por lo que siempre seré yo quien decida.

Dice Sastre que la angustia conduce al a inacción, quizás porque no sabemos que hacer y acabamos por no hacer nada evitando a las situaciones y enmascarando al angustia y el miedo. El expone esta idea proponiendo la pregunta: soy yo quien tiene el derecho a obrar de tal manera que se rija la humanidad según mis actos? Y sin o se ice esto es porque se enmascara la angustia. Esta es una angustia simple que conocemos los que hemos tenido responsabilidades, la angustia de si ago esto quizás ocurra lo potro y alo mejor si actúo de esta otra manera las cosas cambien peor a peor... esa indecisión es la que nos angustia, por lo menos desde mi punto de vista.

Pasamos ahora al desamparo; cuando hablamos de desamparo, generalmente nos referimos que dios no existe, que no tenemos algo en que apoyarnos. Sastre nos explica que el existencialista se opone a la ideas de los laicos de suprimir cualquier idea de que dios existe con el menos esfuerzo posible. Los laicos dijeron que dios es una hipótesis inútil, que ellos la suprimen peor que s necesario para que halla una sociedad, una moral y un mundo vigilado por algo o alguien que no se sabe si realmente existe. En cambio el radicalismo indica que dios es una hipótesis superada que morirá con el tiempo por si misma; idea con la que los existencialistas no están de acuerdo ya que ellos piensan que la idea de la inexistencia de dios aria que desapareciera la posibilidad de encontrar valores.

El punto de partida del existencialismo lo marca la frase de Dostoievsky : “ si dios no existiera todo estaría permitido”. Quizas dice esto porque al pensar que existe dios mantenemos unos valores que respetamos, pero si no existiera, haríamos lo que quisiéramos, que no encontramos esos valores que rigen nuestra conducta. En consecuencia el hombre esta abandonado, desamparado, porque no encuentra excusas. El existencialismo no cree en el poder de la pasión, pero si afirma que el hombre es libertad, por tanto es libre. Pero opino que si esta regido por valores y normas, no creo que sea tan libre como dicen.

El existencialismo también sostiene que el hombre sin apoyo esta destinado a inventar al hombre.

Nos continua hablando a continuación de las dos morales; una de simpatía y de devoción personal; y otra mas amplia pero de eficacia discutible.

Otro tema que trata Sastre es el sentimiento, nos dice que el sentimiento se construye con actos que se realizan. Gaide dice que un sentimiento que se vive y uno que se representa son dos cosas indiscernibles, es decir, decidir una cosa y actuar en consecuencia y hacer como que la decido es casi lo mismo. No puedo buscar en mi interior un valor que me indique como actuar en estos casos por lo que al ir a pedir un consejo ya es estar comprometiéndose. Por lo que la elección y el compromiso están relacionados. En consecuencia a todo esto, no hay moral que nos indique lo que hay que hacer, no hay signos en el mundo.

Olvidaba comentar la palabra desesperación; para nuestro autor, significa que nos limitaremos a contar con lo que depende de nuestra voluntad, o con el conjunto de probabilidades que hacen posible nuestra acción. Pienso que en una situación de desesperación siempre encontramos una acción adecuada, aunque no siempre sea correcta o que no estemos seguros de que funcionara, así como se suele decir: situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas. Cuando estamos al limite, en el ultimo momento somos capaces de sacar acciones e ideas de donde no las hay, ya que estamos desesperados y no sabemos que hacer.

Pero en realidad las cosas serán como el hombre a elegido que sean. Por lo que el hombre se compromete. Pero hay gente que no se compromete y que prefiere que otros hagan lo que ellos no pueden o no son capaces de hacer; son los quietistas. El quietismo es la actitud a la que se opone el existencialismo. Sacamos de aquí que el hombre es el conjunto de sus actos.

Una frase que merece ser destacada, es: el hombre no es mas que su vida”, esto quiere decir que el hombre es una serie de empresas; que es la suma, la organización y el conjunto de las relaciones que constituyen esas empresas. Aquí no se reprocha el pesimismo, si no una dureza optimista, que para mi eso significa exactamente lo mismo.

Después nos relaciona el pesimismo con lo que la gente opina de personas malas propiamente dichas, débiles e incluso cobardes, peor después nos explica que el existencialista, no hace al cobarde responsable de su cobardía, ya que se a constituido como hombre cobarde por sus actos. Sacamos de aquí que el existencialismo es una doctrina optimista. A los existencialistas además se les reprocha que aíslan al hombre de su subjetividad individual.

La única y verdadera verdad es la verdad absoluta de la conciencia captando se a si misma: pienso luego existo. Esta teoría es un cogito cartesiano. Debemos añadir que esta teoría es la única que da a l hombre una dignidad y no lo convierte en objeto. Cosa que me parece realmente bien y estoy mas de acuerdo con esta idea, ya que si un teoría convierte al hombre en un simple objeto, no tiene sentido todos los derechos que a este se le otorgan ya que es un objeto.

Continua con el tema de los limites del hombre, que para el no son ni subjetivos no objetivos, sino que tienen una faz objetiva(porque se encuentran en todos sitios y son reconocibles) y otra subjetiva(porque son vividos y no tienen sentido si el hombre no vive).

Principalmente, lo que el existencialismo quiere demostrar es el carácter absoluto del compromiso que realiza el hombre de realizar un tipo de humanidad.

Después nos habla de la subjetividad y la elección, que creo que están muy relacionadas, ya que cuando elegimos, seguramente pensemos subjetivamente y no objetivamente, a no ser que sea un tema que no nos incumba; pero aun así, siempre solemos ser objetivos con nuestras cosas mas que con las de los demás. Aunque sin ánimos de echarme flores, mis amigos me piden consejo constantemente, y siempre recurren a mi como primer recurso, y no porque les diga lo que quieren escuchar, sino porque les digo las cosas como son. Y pienso primero objetivamente, y después cuando me aclaro las ideas, pienso lo mismo pero de manera mas subjetiva, favoreciendo claro esta al aconsejado y no al que aconseja. Esto ocurre en cierta medida con la relación entre la elección y la subjetividad; en función de o que queramos elegimos una cosa o la otra. Siempre tengo que elegir, y aunque no elija, solamente por el echo de no elegir, ya estoy tomando una decisión, es decir, estoy eligiendo.

Al igual que el hombre elige una acción, también elige su propia moral. Sabemos que la elección no es gratuita ya que definimos al hombre en relación con un compromiso.

Se dice que no podemos juzgar a otros, aunque creo que so no tiene mucho sentido ya que estamos constantemente juzgando a los demás. Esto en cierta medida es verdad ya que no creemos en el progreso. Pero si que se puede juzgar, porque como dice el autor, se elige frente a otros y uno se elige a si frente a otros. Se puede juzgara un hombre diciendo que es de mala fe; ya que todo hombre que se refugia detrás de la excusa de sus pasiones es considerado un hombre de mala fe. La mala fe, afirma el autor es una mentira. También hay mala fe, si elijo que existen otro valores antes que yo, aunque no estoy de acuerdo con esta idea, ya que no es de malas personas decidir si antes que ellos hay algo que consideran mas importantes, considerando se entonces ellos por debajo que ese otro algo. En cambio, según dice el autor, la actitud de estricta coherencia es una actitud de buena fe; yo creo que no tiene nada que ver una cosa con la otra. Se dice que los hombre con buena fe tiene como ultima significación la búsqueda de la libertad como tal; aunque no creo que todos los que tengan buena fe busquen solamente la libertad. Al querer la libertad, nos damos cuenta de que nuestra libertad, según el autor, depende de la libertad de otros y viceversa. La libertad del hombre no depende de los demás, pero al haber un compromiso, automáticamente estoy obligado a querer la libertad de los otros.

Así mismo, el autor afirma que a los que se oculten su libertad por excusas deterministas los llamara cobardes; a los que traten de demostrar que su existencia es necesaria, los llamara deshonestos. No me parecen bien las diferencias que hace, ya que para mi una persona deshonesta no es la que cree que su existencia es necesaria, sino que no es honesto ni con la gente y por consiguiente con sigo mismo; es deshonesta un apersona que copia en un examen o que copia un trabajo, que hace algo aprovechando se de los demás en beneficio propio. Para mi una persona cobarde es la que no se atreve a hacer algo, porque le da miedo u otras causas.

A todo esto debo decir, que los principios demasiado abstractos fracasan ala hora de ponerlos en practica, porque son tan sumamente abstractos que acaban por no tener sentido.

El autor explica que los valores existencialistas no son serios porque los elegimos. L vida no tiene sentido sin nosotros. Nosotros le damos un sentido. Y el valor es ese sentido que elegimos y que le damos a la vida.

Una de las ultimas cosas que nombra en esta primera parte el autor es la definición del humanismo y alguna de sus características. Define el humanismo como una teoría que toma al hombre como fin y como valor. Estoy de acuerdo en que el hombre debe ser tomad como un fin, tal como se dice en la frase: trata al a gente como un fin y no como un medio”.

En relación a la trascendencia, se dice que no hay no hay otro universo que este humano (idea con la que no estoy de acuerdo)el universo de la subjetividad humana.

Este unión de la trascendencia como constitutiva del hombre es lo que llamamos el humanismo existencialista. A diferencia del existencialismo clásico, que implica que le dar un valor al hombre de acuerdo con los actos mas altos de ciertos hombres, es decir nos atribuimos triunfos y logros de ciertos hombres.

Finalmente, concluimos con que el existencialismo es un intento por sacar todas las consecuencias de una posición atea coherente. No busca hundir al hombre en la desesperación. Tampoco pretende demostrar que dios no existe, mas bien declara que aunque dios existiera, el problema no es el de su existencia, sino que el hombre se convenza de que nada puede salvarlo de si mismo, ni siquiera una prueba verdadera de que dios existe. En este sentido es por el que dijimos anteriormente que el existencialismo es un optimismo.

DISCUSION

En esta ultima parte del libro, se citan las objeciones que se ofrecen a las teorías existencialistas de Sastre, basándose en puntos concretos. Es una especie de conversación en la que se reprocha a Sastre y se ponen en duda sus puntos de vista sobre el existencialismo y temas relacionados. Una primera opinión, reprocha a Sartre que para el la desesperación o la angustia es mas importante que la propia decisión de hombre que se siente solo y que debe decidir. A lo que Sastre contesta que para el, la angustia es la ausencia total de justificación al mismo tiempo que la responsabilidad con respecto a todos.

Otra objeción es la que representa en cuanto a la debilitada exposición que realiza Sastre sobre la acción. Esto Sastre lo reconoce.

En otra ocasión se le reprocha a Sastre utilizar en un mal contexto la palabra humanismo. Pero sastre contesta que el problema se a planteado así. Se comenta también que la verdad científica es la única verdad.

Se comenta después mediante argumentos discutibles ideas sobre la estadística, pero también la casualidad.

Mas adelante, Naville comenta que seria una buena idea hacer una autocrítica sobre el tema de los subhumanismos sin ningún tipo de fondo. Termina diciendo que el humanismo debería ser menos conformista con el mundo.

Mas adelante entra en conversación la idea del manifiesto comunista de Marx.

Seguidamente, Naville, quiere juntar y unir en uno solo todos los puntos de vista del existencialismo y sacar una conclusión final que seria una resurrección del liberalismo.

Naville reprocha al autor al libro la idea de no aceptar al hombre como ser universal por la diferencia de razas. Continua comentando temas acerca de la condición y la naturaleza humana.

Finalmente sastre se da cuenta de que la mayoría de la gente, filósofos o no , atentan contra la filosofía y la critican.

12