El estrés

Psicología. Factores que lo producen. La percepción. Adaptación. Frustración. Sobrecarga. Comportamiento. Ansiedad. Hipoglucemia. Tabaquismo. Ruido. Soluciones. Aromaterapia. Musicoterapia. Metodos de relajación

  • Enviado por: Jose Antonio Gonzalez Bustavino
  • Idioma: castellano
  • País: Panamá Panamá
  • 27 páginas
publicidad
cursos destacados
Técnico Superior en Mediación Intercultural en el Ámbito Educativo
Cavida Formación
Dentro del ámbito educativo la mediación intercultural se ha convertido en una disciplina en auge. Con este curso...
Solicita InformaciÓn

Técnico Superior en Igualdad de Género
Cavida Formación
Ofrece al alumno/a la base teórico-práctica fundamental para planificar, desarrollar y evaluar intervenciones...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Preguntas más comunes sobre el estrés

¿QUE ES EL ESTRÉS?
El estrés (stress) es un fenómeno que se presenta cuando las demandas de la vida se perciben demasiado difíciles. La persona se siente ansiosa y tensa y se percibe mayor rapidez en los latidos del corazón.

Es inevitable experimentar cierto grado de estrés en la vida y en las ocasiones apropiadas resulta benéfico. No obstante, demasiado estrés es peligroso para la salud en general, ya que se alteran en forma prolongada y perjudicial las funciones de muchos sistemas del organismo.

¿Por qué se produce el estrés?
En principio, se trata de una respuesta normal del organismo ante las situaciones de peligro. En respuesta a las situaciones de emboscada, el organismo se prepara para combatir o huir, mediante la secreción de sustancias como la adrenalina, producida principalmente en unas glándulas llamadas "suprarrenales" o "adrenales" (llamadas así por estar ubicadas adyacentes al extremo superior de los riñones). La adrenalina se disemina por toda la sangre y es percibida por receptores especiales en distintos lugares del organismo, que responden para prepararse para la acción:

  • El corazón late más fuerte y rápido

  • Las pequeñas arterias que irrigan la piel y los órganos menos críticos (riñones, intestinos), se contraen para disminuir la pérdida de sangre en caso de heridas y para dar prioridad al cerebro y los órganos más críticos para la acción (corazón, pulmones, músculos).

  • Los sentidos se agudizan

  • La mente aumenta el estado de alerta .

¿Tienes Utilidad El Estrés?
En condiciones apropiadas (si estamos en medio de un incendio, nos ataca una fiera, o un vehículo está a punto de atropellarnos), los cambios provocados por el estrés resultan muy convenientes, pues nos preparan de manera instantánea para responder oportunamente y poner nuestra vida a salvo. Muchas personas en medio de situaciones de peligro desarrollan fuerza insospechada, saltan grandes obstáculos o realizan maniobras prodigiosas.

El Problema Del Estrés
Lo que en situaciones apropiadas puede salvarnos la vida, se convierte en un enemigo mortal cuando se extiende en el tiempo. Para muchos, las condiciones de hacinamiento, las presiones económicas, la sobrecarga de trabajo, el ambiente competitivo, etc., son circunstancias que se perciben inconscientemente como amenazas. Esto les lleva a reaccionar a la defensiva, tornándose irritables y sufriendo consecuencias nocivas sobre todo el organismo:

  • Elevación de la presión sanguínea (hipertensión arterial)

  • Gastritis y úlceras en el estómago y el intestino

  • Disminución de la función renal

  • Problemas del sueño

  • Alteraciones del apetito

  • Agotamiento

El Mecanismo Del Estrés

El mecanismo del estrés es muy complejo, ya que implica una interacción entre el cuerpo y el espíritu. La información proveniente del medio es tratada de dos maneras, según la vía elegida.

1. La vía subconsciente (sistema neurovegetativo).

Esta vía engloba los reflejos físicos y emocionales que intervienen para preparar el cuerpo para cualquier otra acción que se vuelva necesaria. Esta preparación que estimula al organismo es independiente de la acción final.

2. La vía consciente.

Esta vía voluntaria, de la percepción, la evaluación y la toma de decisión, es la que determina si la estimulación es necesaria o inadecuada y nociva. La acción o las respuestas son conscientes y solamente pueden producirse si nosotros percibimos y evaluamos la situación.

La reacción del estrés, que es una excitación física, puede entonces ser provocada por un acto consciente y voluntario o por una activación subconsciente e involuntaria que mantienen al cuerpo en un estado de disponibilidad.

Que Es La Percepción

El estrés es subjetivo y personal. Comienza cuando percibimos como agente estresante a una situación, una persona, un suceso, el observar un objeto. Esto significa que el cerebro no reacciona ciegamente y que ejerce basta cierto grado una interpretación subjetiva.

La manera en que percibimos un acontecimiento depende en gran parte de la idea que tenemos de nosotros mismos, de la fuerza del yo, de nuestra escala de valores y aún de nuestra herencia. Los momentos felices, como el acto del casamiento, el de ganar la lotería o el de reencontrarse con un ser querido después de una larga ausencia, ejercen también un estrés, aunque la mayor parte de los agentes estresantes en los cuales estamos inmersos se vinculan con episodios negativos, dolorosos y desagradables de nuestra vida.

La misma situación puede ser percibida de maneras radicalmente diferentes por dos personas. Una de ellas la siente como un apasionante desafío, mientras que la otra la considera como una amenaza a su vida. Un sujeto interpreta una luz roja del semáforo como un objeto útil que permite regular la circulación del tránsito, mientras algún otro encuentra en el mismo una fuente de irritación. Es más, en función del momento percibimos los mismos acontecimientos en forma distinta y reaccionamos de manera diferente; mucho depende de nuestro humor, de nuestro estado de ánimo y de nuestro estado físico.

Todo Ocurre Dentro De La Cabeza

¡El cuerpo no establece ninguna diferencia entre un hecho real y uno imaginario!

La capacidad del hombre de evocar el pasado y de imaginar el futuro es otra manera de provocar la reacción del estrés. La enorme puja de imaginación del espíritu domina y maneja la respuesta del cuerpo.

Alcanza con revivir recuerdos desagradables, con imaginar una situación amenazante o enfrentar el presente o el futuro con temor, para desencadenar una reacción de estrés. Felizmente, la inversa también es factible,

Ya que nosotros tenemos también la posibilidad de hacer buen uso de nuestra imaginación. Así como los pensamientos negativos y generadores de ansiedad producen estrés, el simple hecho de imaginar escenas agradables y tener pensamientos positivos permite lograr un efecto benéfico sobre el organismo, creando una situación de bienestar que produce energía dentro de nosotros mismos.

Es más, ejercitándose a representarse situaciones positivas y poniendo énfasis en un resultado optimista más que pesimista de los sucesos, se puede llegar progresivamente a suprimir el condicionamiento negativo, frecuentemente con origen en pensamientos negativos, gran fuente de infelicidad y frustración.

La Anatomía Del Estrés

La reacción del estrés y sus efectos hacen intervenir al cerebro y todas nuestras funciones corporales. El estrés afecta profundamente a:

- nuestra percepción sensorial

- nuestro sistema nervioso

- nuestro equilibrio hormonal

- nuestro sistema cardiovascular

- nuestro aparato digestivo

- nuestro funcionamiento respiratorio

- nuestra piel

- nuestro aparato genito-urinario

-nuestro sistema inmunológico

La Fisiología Del Estrés

La reacción del estrés

Cambio fisiológico

Beneficio

Aumento de la frecuencia cardíaca y de la tensión arterial

Una cantidad mayor de sangre es bombeada hacia el cerebro, los pulmones, los brazos y las piernas, lo que permite transportar mayor cantidad de "carburante" y de oxigeno

Aumento de la frecuencia respiratoria

La respiración se torna más profunda y más rápida, llevando mayor cantidad de oxígeno hacia los músculos

Tensión muscular

Aumenta la tensión muscular preparándose para la acción

Aumento de la transpiración

Refresca los músculos sobrecalentados

Liberación de azúcares y grasas al torrente circulatorio

Provee de "carburante" para una rápida obtención de energía

Liberación de factores de coagulación sanguínea

La sangre coagula más rápidamente en caso de heridas, lo cual reduce la pérdida de sangre

Disminución del ritmo digestivo

Mayor aporte sanguíneo al cerebro y a los músculos

Así como tantos cambios fisiológicos son naturales y vitales en ciertas situaciones y en forma esporádica, el desencadenamiento repetido de la reacción de estrés -sin que el suplemento de energía así producida encuentre una vía de escape - es nocivo para la salud.

La Curva Del Estrés

Una cierta dosis de estrés o de estimulación es esencial para nuestra salud y nuestro rendimiento. Sin el empuje y el impulso imprimido por el estrés no llegamos a nada. De hecho, desde el punto de vista fisiológico, la ausencia total de estrés es sinónimo de muerte.

Es necesario tener en cuenta que el aburrimiento y la falta de estimulación que son la consecuencia de un estrés insuficiente también pueden ser nocivos para la salud y el rendimiento. La calidad de nuestra salud y de nuestro rendimiento se elevan en forma paralela al estrés - pero no indefinidamente. Una vez sobrepasado o excedido el pico de nuestra curva de estrés , tanto nuestra salud como nuestro rendimiento flaquearan.

El nivel óptimo de estrés (denominado eustress por el profesor Selye) es definido como la fase en la que aumenta el estrés mientras que también se incrementan el rendimiento y la salud. Es la fase positiva del estrés. El estado de aflicción ("détresse") o "distress" (palabra inglesa que significa dolor, aflicción y desesperación) comienza cuando el estrés sigue aumentando en tanto la salud y el rendimiento disminuyen. Se trata aquí de la fase negativa del estrés.

Una gran cantidad de agentes estresantes que debieron enfrentarse durante toda una jornada nos hacen trepar hacia la cima de la curva del estrés. Si nosotros no lo percibimos y si no identificamos los signos de un estrés podemos fácilmente llegar poco a poco a la zona negativa de la curva del estrés.

La posición que ocupamos en la curva del estrés, que es dinámica y variable, depende de varios factores, como el momento de la jornada, la naturaleza de los agentes estresantes y la eficacia de los mecanismos de que disponemos para enfrentarlos. De la misma forma en que poseemos umbrales diferentes de sensibilidad al estrés, también la evolución cinética de la curva difiere de un sujeto al otro. Pero existe para cada uno un punto más allá del cual el estrés no es más un estimulante, sino que se convierte en un handicap (desventaja) para la salud y el rendimiento.

El estrés positivo y el estrés negativo

Cuando se opera en la fase positiva del estrés

En la fase negativa del estrés, se está inclinado a:

Ello implica

vitalidad

Fatiga

entusiasmo

irritabilidad

optimismo

falta de concentración

actitud positiva

depresión

resistencia a la enfermedad

pesimismo

fortalecimiento físico

enfermedad

agilidad mental

accidentes

relaciones personales óptimas

mala comunicación

alta productividad y creatividad

bajos niveles de productividad y creatividad

No se trata entonces de suprimir el estrés, lo que, por otra parte no es ni posible ni conveniente, sino de permanecer en la fase positiva constituida mediante una dosis adecuada de estrés.

Algunas causas en nuestro diario vivir que ocasionan estrés

  • El Estrés De Adaptación

Cada vez que enfrentamos un cambio tanto si el acontecimiento es agradable como si es desagradable- se rompe la homeostasis y estamos sometidos a estrés durante el período de adaptación al acontecimiento. Llamamos adaptación al proceso de restablecimiento de la homeostasis.

Un cierto nivel de cambio es deseable e incluso necesario.

El cambio puede representar un actor positivo que favorece el desarrollo, o bien constituir una fuerza capaz de provocar un daño mental o físico Cuando una persona está expuesta a demasiados acontecimientos y a demasiadas situaciones novedosas en un tiempo dado, el estrés puede volverse excesivo. Si la intensidad y el número de los cambios sobrepasan nuestra capacidad de adaptación, nos encontramos en la fase negativa del estrés, es decir en conflicto con una situación en la que el equilibrio mental y físico no se ha establecido.

La amplitud del estrés experimentado depende de dos factores:

1. la intensidad y la frecuencia del cambio.

2. nuestra capacidad de adaptación.

  • La Frustración

Experimentamos un estrés de frustración cuando nos encontramos impedidos de hacer lo que deseamos, se trate de adoptar o de aceptar un cierto comportamiento. El sentimiento de frustración es también experimentado cuando estamos impedidos de alcanzar el objetivo que nos proponemos.

En el plano emocional, reaccionamos a la frustración través de sentimientos de ira, desesperación o agresividad dichos sentimientos pueden ser exteriorizados o interiorizados.

  • La Sobrecarga

La sobrecarga o excesiva estimulación es el estado en que nos encontramos cuando los requerimientos del medio sobrepasan nuestra capacidad para satisfacerlos.

Los principales factores que contribuyen a la sensación de un exceso de requerimientos son cuatro..

1. La falta de tiempo

2. FI exceso de responsabilidades

3. La falta de apoyo

4. Expectativas demasiado grandes con respecto a nosotros mismos y a nuestro entorno.

  • El Estrés De Privación

Cuando nuestras facultades mentales y emocionales no están lo suficientemente solicitadas y estimuladas, este estado puede provocar estrés y un estado deficiente de salud. De este modo, las probabilidades de aparición de un infarto son notablemente más elevadas durante los dos primeros años que le siguen al retiro laboral.

Este estado, que corresponde a un nivel de estrés/ estimulación insuficiente, conduce al aburrimiento o a la soledad, un estado de carencia emocional que se refleja a menudo por una pérdida de la autoestima (la que por sí sola es origen de estrés) y, en casos extremos, puede provocar comportamientos autodestructivos como la toxicomanía e incluso el suicidio.

Tareas altamente repetitivas como consecuencia de la tecnología de avanzada o tareas que no exigen lo suficiente de la persona que las lleva a cabo, también pueden conducirnos al estrés de privación.

La ausencia de suficientes estímulos de cualquier clase puede ser origen de estrés en los niños, en los adultos y en las personas ancianas.

  • La autopercepción

La autopercepción es la imagen que se hace el individuo de él mismo cuando se trata de evaluar las propias fuerzas y la autoestima.

Nuestro comportamiento está determinado, en gran medida, por la idea que tenemos de nosotros mismos y, por lo tanto, desempeña un rol importante en el estrés personal, así como en el dominio de este último.

Los sujetos cuya autoestima está debilitada y que no tienen mucha seguridad, son mucho más proclives al estrés que aquellos que tienen confianza en sí mismos y se ven bajo una luz positiva.

  • El Comportamiento

La manera en que reaccionamos normalmente al medio ambiente puede predisponemos al estrés y a las enfermedades que derivan de él.

Dos cardiólogos norteamericanos, Friedman y Rosenman, han demostrado que cierto tipo de comportamiento, al que denominaron comportamiento de tipo A, engendra un estrés inútil y excesivo en el propio sujeto, al igual que, a menudo, en las personas que constituyen su entorno. Los sujetos del tipo A son más proclives al estrés que los del tipo B.

Rasgos característicos del comportamiento de tipo A:

- necesidad imperativa por alcanzar objetivos a menudo mal definidos

implicación simultánea en múltiples y variadas funciones

- intensa necesidad de competencia

- constante conciencia del tiempo ("enfermedad del reloj")

- gran necesidad de ser apreciado y ascendido

- personalidad agresiva, pudiendo alcanzar incluso la hostilidad

- fuerte motivación; pero el sujeto tiende a encolerizarse con facilidad

Las personas del tipo A tienen tres veces más posibilidades de ser alcanzadas por una enfermedad coronaria que los sujetos que no presentan este tipo de comportamiento (personalidades del tipo B).

La sobreexcitabilidad simpática constituye un proceso patógeno clave que implica mayores riesgos cardiovasculares. Entre los efectos que acompañan a una activación simpática crónica figuran el aumento del nivel de colesterol en suero, la disminución de la elasticidad vascular, el aumento de la tensión arterial y un acrecentado caudal sanguíneo - factores todos que pueden contribuir a la aparición de una enfermedad cardiovascular.

  • La Ansiedad

La ansiedad no sólo es un síntoma que refleja estrés, también es una causa suplementaria de estrés.

El proceso de reacción a la ansiedad comienza por la percepción de un estímulo (persona, acontecimiento, lugar u objeto) experimentado como un desafío o una amenaza, poniendo en funcionamiento un reflejo de miedo, bajo una u otra forma. Tales sentimientos de inseguridad se transforman en estimulación física de las glándulas endocrinas o del sistema nervioso simpático. Los procesos mentales pueden movilizar con facilidad las funciones físicas.

Las personas que reaccionan por medio de la ansiedad están sujetas a un elevado nivel de estrés, que se instala mediante un mecanismo de retroacción..

Las personas que reaccionan de manera hipersensible al estrés como consecuencia de la ansiedad, son proclives a:

- preocuparse inútilmente

- dramatizar las cosas

- revivir momentos pasados desagradables

- tener una visión pesimista de la vida

  • La Falta De Control Sobre Los Acontecimientos

Entre todos los agentes estresantes, uno de los más poderosos es la ausencia de influencia - real o imaginaria- sobre los acontecimientos.

El estrés que deriva de la pérdida de dominio ataca particularmente a tres categorías de personas.

las que ejercen profesiones con poca toma de decisión, lo que provoca aburrimiento y un sentimiento de impotencia

las que tienen grandes responsabilidades pero poco poder de decisión, en particular en el entorno profesional

- los sujetos que experimentan fuertemente la necesidad de ejercer control sobre la propia vida y sobre la vida de su entorno (las personalidades del tipo A entran en esta categoría)

  • Agentes Simpaticomiméticos

Se trata de sustancias químicas que desencadenan la reacción de estrés imitando la reacción del sistema simpático al estrés. El agente estresante más corriente es la cafeína que contienen el café, el té, las bebidas a base de coca, el chocolate

  • Hipoglucemia

Los síntomas de hipoglucemia (ansiedad, dolores de cabeza, mareos, temblores y actividad cardiaca incrementada) pueden transformar los estímulos normales en agentes estresantes agudos y disminuir nuestra tolerancia

La hipoglucemia por reacción, provocada por una elevada ingestión de azúcares en un espacio limitado de tiempo, o incluso la hipoglucemia funcional, que aparece cuando se saltea alguna de las comidas, son, tanto una como la otra, generadoras de estrés.

  • Exceso De Alimentos Y Sub-Alimentación

No es casual que los malos hábitos alimenticios contribuyan al estrés o incluso sean su causa. El consumo de ciertos alimentos puede aumentar el estrés de la vida cotidiana, tanto al estimular directamente la reacción del sistema simpático al estrés, como al contribuir a estimularla estableciendo un estado de cansancio y de incrementada irritabilidad nerviosa.

Una excesiva ingestión de alimentos desemboca en la obesidad, la cual, por su parte, provoca un mal estado de salud y una serie de enfermedades. Del mismo modo, la absorción de calorías en cantidad insuficiente, así como, por otra parte, una alimentación mal equilibrada, disminuye nuestra resistencia al estrés.

No sólo es importante tener muy en cuenta lo que comemos y la cantidad que comemos, sino que, también, debemos considerar la manera en que comemos.

  • El tabaquismo

El tabaco contiene nicotina, un agente simpaticomimético que desencadena, al igual que la cafeína, QUEDA a reacción de estrés. La nicotina estimula las glándulas suprarrenales, y, a su vez, éstas liberan las hormonas que ponen en funcionamiento la reacción de estrés: por un lado, aumento de la frecuencia cardíaca, de la tensión arterial y de la frecuencia respiratoria, y, por el otro, estímulo de la liberación de ácidos grasos y de glucosa en la sangre. Fumar - aunque más no fuera un solo cigarrillo- puede provocar un significativo aumento del nivel de adrenalina en la sangre.

Los efectos de la nicotina y de la cafeína ejercen una acción sinérgica.

  • El ruido

Puede suceder que el ruido sea un origen de estrés por estimulación del sistema nervioso simpático, provocando una irritación y disminuyendo el poder de concentración. También es posible que ejerzan un efecto físico o psicológico, y tanto uno como el otro son capaces de poner en marcha la reacción del estrés.

Este agente estresante es capaz de producir cambios en las principales funciones fisiológicas, como, por ejemplo, a nivel del aparato cardiovascular, conservando en forma continua niveles altos de hormonas del estrés.

El ruido actúa sobre otras hormonas, tales como la testosterona, y, por lo tanto, puede ejercer efectos de gran alcance. Experiencias llevadas a cabo en la Argentina con pilotos de línea han demostrado que la producción de testosterona se reducía a la mitad cuando aquéllos eran expuestos a ruidos intensos en las fábricas de turbinas de avión.

El estrés y el empresariado

Las condiciones de trabajo se caracterizan también por profundos cambios a los que las empresas y otros grupos humanos deben adaptarse. Estos cambios implican estrés en todos los niveles jerárquicos.

El estrés no se encuentra solamente en los niveles gerenciales superiores. Para poder tratar con efectividad al estrés, es importante percibir que todo ser humano está expuesto a este riesgo. El estrés aumenta en forma proporcional a los cambios rápidos que se suceden afectando la tecnología, los métodos de trabajo y todos los fenómenos vinculados con la economía: los mercados altamente competitivos, las fusiones y los períodos de recesión. El mundo de los negocios debe enfrentar el desafío consistente en la reducción del estrés y disminuir en la medida de lo posible sus efectos nefastos si se desea que los empleados puedan conservar la salud y se sientan motivados.

La forma en que se trata al estrés en las empresas ejercerá una influencia directa sobre la calidad del pensamiento y del rendimiento en lo que afecta a las bases gerenciales: la planificación, la organización, la motivación y el control. Por otra parte, este ámbito se encuentra íntimamente ligado a la salud física y mental del personal, que representa de lejos el bien más preciado de la, empresa.

El grado de estrés que reina en una empresa no es ni más ni menos que la sumatoria total del estrés al cual cada uno de los integrantes del personal se encuentra sometido. El entusiasmo, los altos niveles de productividad y creatividad, el bajo nivel de ausentismo y poca renovación del personal constituyen los rasgos característicos de las empresas dinámicas que trabajan en la fase positiva de la curva del estrés. Cuando el estrés llega a un nivel demasiado alto, la empresa tiene tendencia a operar en la fase negativa del estrés, con su cortejo de consecuencias, tales como los errores de apreciación, los bajos niveles de productividad y de creatividad, la mala comunicación, la falta de espíritu de grupo, las relaciones interpersonales tensas, cambios frecuentes de personal y altos índices de ausentismo. En el plano financiero y humano, estas consecuencias cuestan una fortuna. Se ha estimado, por ejemplo, que la enfermedad y los accidentes vinculados con el estrés representan el 75% de todo el tiempo perdido para el trabajo.

El manejo eficaz del estrés comienza, por lo general, en la cúspide, y la clave que permite percibirlo esta en manos de la dirección.

En el ámbito administrativo, los objetivos poco claros, el trabajo mal definido, las metas poco realistas representan algunas de las causas generadoras del estrés. Tratar eficazmente el estrés significa que se posee el arte de emplearlo como una fuerza estimulante, privándolo simultáneamente de su poder paralizante y nocivo.

Ello exige un enfoque desde dos planos que comprenden tanto los programas que enfocan al estrés y al empresariado, como los esfuerzos tendientes a identificar y disminuir las fuentes o causas del estrés debidas a aspectos organizativos. Los programas tendientes a mejorar la calidad gerencia y los programas de formación en el manejo del estrés, concebidos tanto para al individuo Como para la empresa, implican un beneficio máximo que resulta de una sinergia entre ambos enfoques. A los efectos de lograr una efectividad óptima, es esencial de hacer preceder estos programas de una evaluación específica, tanto a nivel del individuo como a nivel organizativo.

Felizmente, una cantidad de empresas que enfocan el futuro, han reconocido, tanto en Europa como Estados Unidos hasta qué punto es importante poder manejar el estrés y han lanzado programas adecuados con el mérito suplementario de ayudar a cada uno a enfrentar con mayor efectividad su propio estrés fuera del ámbito laboral.

¿Qué hacer frente al estrés?

Existen multitud de métodos para combatir las tensiones psíquicas y físicas. Algunos métodos son rápidos y fáciles,útiles en momentos de mayor tensión y estrés :un método antiguo pero infalible consiste en contar hasta 10 en voz baja, respirando al mismo tiempo profundamente . con ello se consigue ralentizar el corazón y tranquilizarse .

Un factor importante en la lucha contra el estrés son también las relaciones sociales. Todos los días hay que dedicar algo de tiempo al ocio :encuentro con amigos , cine baile, cenas fuera etc.

Además podemos mencionar algunas ayudas para reducir el estrés

  • Aromaterapia

Se puede reducir el estrés con la ayuda de un baño relajante con aceites de manzanilla, lavanda, rosa, sándalo geranio entre otras que tiene una influencia relajadora.

  • Musicoterapia

Se puede atenuar el estrés tocando el instrumento preferido o escuchando una música agradable. La música relajante no necesariamente ha de ser lenta, lo importante es que tranquilice al paciente .En estados de estrés y depresión se recomienda escuchar a Mozart o Bach, también suele tener un efecto tranquilizador la música coral (por ejemplo los cantos gregorianos)

  • LA Respiración Come Método Para Relajarse

Con la respiración rítmica el cerebro es mejor nutrido por sangre más rica y más abundante ; se produce una disminución de las excitaciones fisiológicas (contracciones musculares, irregularidades respiratorias), que son las más aptas para influir sobre el curso de los pensamientos.

Para ilustrar el principio con un ejemplo extremo, que muestra la importancia de la respiración rítmica, conviene señalar que en la guerra se comprobó que aquellos soldados que tenían un ritmo respiratorio más prolongado, resistieron impávidos antes escenas de horror que quebrantaron psíquicamente a otros.

  • Una Simple Pero Excelente Gimnasia Respiratoria

"Consiste en amplias inspiraciones, imitando las escenas matutinas, cuando por instinto nos estiramos una y otra vez. Se elevan muy lentamente los dos brazos y se separan, respirando tan profundamente como sea posible; después se bajan arrojando el aire inspirado. También se pueden elevar las puntas de los pies, como si se tratara de crecer: esta operación provoca la rectificación de las curvaturas de la columna vertebral, mediante la cual las costillas describen, de abajo a arriba, un segmento de círculo sensiblemente mayor que el habitualmente recorrido. Este ejercicio impide la anquilosis de las costillas, y "despliega" gran número de vesículas pulmonares aplastadas, donde no penetraba el oxígeno, aumentando así la superficie donde se verifican los cambios entre la sangre y el aire”.


No existe una fórmula sencilla e infalible que pueda "curar" el estrés. Se requieren acciones diversas que permitan reducir las situaciones de sobrecarga. Para ello puede ser necesario "reaprender" a realizar las tareas cotidianas del hogar o el trabajo:

  • Programar las actividades para que no se acumulen ni se conviertan en "incendios".

  • Establecer prioridades claras.

  • Delegar responsabilidades.

  • Aprender a decir NO a los compromisos que no se pueden cumplir.

  • Hacer bien y pronto lo que se puede hacer y olvidarse por completo de lo que no se puede.

  • Asumir los grandes retos como secuencias de pequeños pasos.

Además, existen formas de contrarrestar los efectos nocivos del estrés, como el ejercicio físico regular y las técnicas de relajación.

El ejercicio habitual es especialmente útil, pues proporciona una forma de escape para la agresividad y la tensión, mejora el funcionamiento cardiovascular y genera un estado placentero de relajación después de cada práctica.

La relajación es conveniente para aliviar el estado de tensión muscular que ocurre inconscientemente durante el estrés. Los músculos, especialmente cervicales(de la nuca) y lumbares (de la cintura), se contraen en forma prolongada y generan dolor. Este dolor produce incomodidad y dificulta el desempeño de las tareas, generando más estrés.

¡La risa!, un beneficio para todos.

Se dice que la risa es la "mejor medicina". ¿Usted sabe cuán beneficioso es reírse o cómo influye en nuestro estado físico y emocional?

Aquí le contamos que está comprobado científicamente que las personas que hacen uso frecuente de la facultad de reír, se enferman menos y son más felices. Igualmente, las estadísticas revelan que las personas se ríen muchísimo menos que hace 20 años. Para activar la risa, se utilizan 400 músculos, se ensanchan los pulmones y se oxigenan los tejidos. Se produce, además, un estado de relajamiento general, provocado por el descenso de la presión sanguínea y del ritmo cardíaco. Se dice que cinco minutos de risa, equivalen a 45 de ejercicios aeróbicos.

Entre la lista de beneficios para la salud que se le atribuyen a esta terapia figuran:

  • Sensación de bienestar.

  • Alivia los síntomas de la depresión, la ansiedad y los desórdenes psicosomáticos.

  • Fortalece el sistema inmunológico.

  • Es un calmante natural del dolor.

  • Aumenta la estamina en los atletas.

  • Hace lucir más joven.

  • Reduce el ronquido.

  • Mejora las relaciones interpersonales.

  • Mejora la autoestima.

  • Algunas Recomendaciones Para las empresas…

Quizás lo más importante para manejar el estrés es darse cuenta que es algo sobre lo que la persona tiene control, cambiando la actitud, riéndose o desahogándose con alguien. En la empresa, siga estos consejos:

  • Remueva, en la medida de lo posible, la fuente del estrés. Puede ser un empleado (o jefe), un equipo, un proyecto, algún ruido, la calidad del aire, etc.

  • 2) Dele (o tómese) el día libre, pagado. Un poco de descanso le hace bien a cualquiera.

    3) Organice cursos y seminarios que permitan a los empleados actualizarse, conocer mejor su trabajo, entender la tecnología, manejar mejor su tiempo, etc.

    4) Promueva o apoye cualquier iniciativa orientada a prevenir o disminuir el estrés. Incluye la organización de eventos deportivos, instalación de gimnasios, programas para mejorar la nutrición, utilización de terapias y técnicas alternativas como yoga, masajes, meditación, relajación, control de la respiración, aromaterapia o similares.

    5) Demuéstrele a sus empleados que le importan sus problemas, a través del diálogo y de acciones.

    Conclusión

    Saber que situaciones estresantes las vamos a encontrar todos los días a toda hora, saber que siempre hay una solución a todos los problemas por difícil que parezca. Además tratar de evitar las situaciones estresantes o a prender a sobrellevarlas, también hacer cambios en el estilo de vida y de alimentación.

    Para finalizar siempre pensar en positivo y tener a Dios presente .

    Bibliografía

    Medicina Natural , Mente Sana el estrés es todo lo que altera nuestro equilibrio MEDIASAT 2003

    Manual de fundes “Programa De Jóvenes De Primer Empleo”

    Instituto Nacional
    de Salud y Seguridad Ocupacional

    http://www.cdc.gov/spanish/niosh/index.html

    Recortes y publicaciones de diarios locales

    Indice

    • Preguntas más comunes sobre el estrés

    • Algunas causas en nuestro diario vivir que ocasionan estrés

    • El estrés y el empresariado

    • ¿Qué hacer frente al estrés?

    • Bibliografía

    INTRODUCCIÓN

    Lo más importante para mantener la mente sana: “PENSAR EN POSITIVO” esta manera evitara alterarse en aquellas situaciones que se le escapan de las manos o que no cumplan las expectativas.

    Pero por más positivo que sea, es difícil evitar el estrés ya que no es exclusivo de los grandes ejecutivos. Amas de casa , estudiantes etc cualquiera puede sufrirlo .Las causas son múltiples y las soluciones también, ambas dependerán de la persona o la situación a la que se enfrente.

    Además l a naturaleza del trabajo está cambiando con la rapidez de un torbellino. tal vez ahora más que nunca, el estrés causado por el trabajo representa una amenaza para la salud de los trabajadores y, como consecuencia, a la salud de las organizaciones.

    En este texto vamos a ver un poco lo que es el estrés, causas, efectos recomendaciones y mas información relacionada con el mismo.

    Columbus University

    Campus de Azuero

    Facultada De Ciencias Naturales Y Tecnológicas

    Licenciatura En Ingeniería En Electrónica Y Comunicaciones

    Trabajo Final Del Seminario Manejo Del Estrés Laboral

    Comprendiendo el Estrés

    Presentado por

    Facilitadora del curso