El enbrujo de Shanghai; Juan Marsé

Literatura española contemporánea. Novela. Realidad. Fantasía. Resumen. Personajes. Biografía

  • Enviado por: Gabi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

RESUMEN

CAPITULO 1:

Un día iba el capitán Blay y Daniel, el protagonista, por la calle y empezaron a percibir un olor extraño, una mezcla entre mierda de gato y huevos podridos, finalmente llegaron a la deducción de que el olor era de gas y prevenía del portal numero 8. El bar se sitúa entre un bar y un estanco. Cuando se dieron cuenta de lo sucedido avisaron a todos los vecinos de los hechos para que no se produjera ninguna catástrofe.

Corría el mes de Noviembre y un día los vecinos estaban perplejos mirando al portal, pero no era debido a la posibilidad de explosión ni nada de eso, era porque estaban viendo a un hombre que nunca habían visto por aquellos barrios saliendo del portal. El misterioso hombre se llamaba Nandu Forcat, y era un refugiado que venia de Francia y era amigo de Kim, el padre de Susana. Durante cuatro días Nandu no salio a la calle para nada. Al día siguiente llegaron tres hombres supuestamente de la compañía de gas dispuestos a arreglar la fuga. Después de seis días de haber llegado el refugiado, los obreros no daban ninguna señal de esfuerzo, no cogieron ni un pico ni una pala. La gente del bar empezó a decir que aquellos obreros no pertenecían a ninguna compañía, ni mucho menos a los empleados de las obras públicas del Ayuntamiento, finalmente llegaron a la conclusión de que aquellos hombres esperaban al refugiado en la puerta de su casa, y que probablemente aquella zanja que habían cavado enfrente seria su propia tumba.

Un día cualquiera Daniel y los hermanos Chacón merodeaban por el barrio, cuando se detuvieron enfrente del portal numero ocho para observar a los obreros. Vieron que estaban sacando sus fiambreras para empezar a comer, pero uno le pide a Juan, uno de los hermanos Chacón, que le vaya a coger un poquito de sal al bar para el arroz, Juan va y cuando regresa, su hermano le pregunta a los obreros que porque no acababan de arreglar lo del gas, los obreros les responden que como sabes que es un escape de gas y ellos dicen que porque todo el mundo lo sabe. Los obreros empiezan a contarles que no hay ninguna fuga de gas, les dicen que lo que han encontrado es una calavera y un montón de huesos, y que por eso no pueden continuar porque tienen que esperar a que llegue un catedrático o algo así…Los tres chicos no se lo creen pero los obreros se lo aseguran y añaden que posiblemente debajo de aquella plaza abría un cementerio y que el olor a gas que ellos sentían no era ningún escape, lo que era es el pestucio que sueltan los huesos de los muertos cuando se juntan muchos. A media tarde hacia muy mal día y estaban todos en el bar observando hacia fuera, cuando de repente vieron aparecer a Nandu Forcat en el portal, muy bien vestido y observándolo todo, se encendió un cigarrillo, observo detenidamente la zanja, tiro el cigarrillo dentro de la zanja y volvía adentro del zaguán. Dos días después los obreros taparon la zanja, cogieron sus materiales y se fueron. Desde entonces los vecinos se dieron cuenta que mientras la zanja estuvo abierta no notaron ningún olor a gas, y que cuando los obreros la habían tapado empezaba a oler todo otra vez.

Forcat, después de permanecer unos días con su madre enferma, decidió irse y marchó sin decir nada, unos decían que lo habían visto en un bar de la Barceloneta pero el cartero lo desmentía ya que decía que seguían llegando cartas desde Francia.

Los hermanos Chacón ya no frecuentaban la plaza, y después de tres meses o mas, Daniel los vio en una tienda de legumbres, y se les acerco con la intención de darles un susto, pero el susto se lo llevó él, ya que al tocar a Finito este se desplomó en el suelo, con los ojos blancos y temblando, de la boca le salía una especie de espuma verde y estaba muy nervioso, Juan se echó en el suelo a ayudar a su hermano y después de una rato Daniel se echo también pero Finito le guiñó un ojo y se dio cuenta de que todo era una farsa para conseguir comida, las vecinos después de ver tan semejante espectáculo se lo creyeron y les dieron comida. Después se fueron los tres a un parque, los hermanos empezaron a comer y le ofrecieron a Daniel pero él no acepto y se fue.

Daniel empieza a recordar que pocos días antes de que empezara toda la historia de la zanja y del señor Ñandú Forcat, su vecina del cuarto, la señora Conxa, le había pedido a su madre que si el podría cuidar a su marido, el capitán Blay, él aceptó y acompañaba cada día al capitán a dar una vuelta y a tomar un vinito en los bares.

Los hermanos Chacón se ponían en la acera de enfrente de la torre de Susana para vender sus tebeos y husmear en el mercadillo que también ponían ahí. Susana es la hija de Kim, tenían mucho dinero pero desde que la madre se quedo sola con la niña se ha tenido que poner a trabajar para ganarse la semanada, Susana está enferma de tuberculosis y no sale de su habitación, se le puede ver allí día y noche. Los hermanos se han convertido en sus guardaespaldas ya que la madre tiene que ir a trabajar y los chicos vigilan el jardín.

CAPITULO 2:

El capitán Blay quiere protestar al Ayuntamiento por el ambiente podrido que tienen en el barrio debido a la fuga de gas y también a la chimenea de la fabrica Dolç S.A. que cada día echaba una pestilente humareda negra., para eso necesita las firmas de los vecinos y sobretodo la de la niña y su madre ya que el capitán dice que la niña va de mal en peor debido a la contaminación que hay. El capitán le pide a Daniel que ya que dibuja muy bien, y un dibujo bien hecho vale mas que mil palabras, dibujara a la niña tísica, blanca, con la mano en el pecho, triste y la chimenea de fondo echándole el humo pestilente. El niño acepta y mientras duerme va imaginándose cosas.

Al día siguiente por la mañana Daniel se dirige con la carpeta de sus dibujos hacia la torre donde vive Susana, enfrente del jardín se encuentra a los hermanos Chacón y se queda un rato hablando con ellos. Después de un rato entra en el jardín y llama a la puerta, la abre la madre y lo hace pasar, lo lleva hasta la habitación de la niña, y se va al baño. Susana lo espera sentada en la cama con una postura que parecía ensayada desde hace mucho tiempo para impresionarlo. No parece nada enferma, Daniel se da cuenta de que es muy guapa y no tiene para nada el aspecto que se le ve desde la calle. La niña le empieza a preguntar cosas, él se las responde y le enseña su carpeta de dibujos para que la valore. Susana quiere que la dibuje en esa postura, con un vestido verde, un peinado bonito y un bolso o algo en la mano, como si estuviera apunto de salir. Le hace ilusión darle una sorpresa a su padre y enviarle ese dibujo para que no sepa que esta enferma. Daniel le dice que él la tiene que dibujar como se lo ha pedido el capitán Blay, pero a la niña no le gusta la idea. Finalmente hacen un pacto y la niña decide que la dibuje como quiere el capitán pero después la tendrá que dibujar como ella se lo ha pedido, Daniel acepta.

El niño empieza a dibujar, ese día se ve que no estaba muy inspirado ya que no le salía nada bien, lo intento varias veces pero nada, empezó a pintar la ventana y la mesita, pero tampoco, Susana se dio cuenta y le propuso una partida a cartas, él aceptó. Al día siguiente paso lo mismo y a media tarde empezó a llover. Por la ventana se podía ver a la hermanos Chacón recogiendo apresuradamente sus tebeos y refugiándose de la lluvia dentro del jardín, la niña los llama y los hace entrar, Finito le trae el bolsillo del pantalón lleno de hojas de eucaliptos y se las hecha en la olla. Susana propone jugar al parchís y pasan la tarde allí.

Una tarde Daniel fue a casa de Susana y ella estaba ordenando su habitación, tenía muchas cosas, sobretodo recortes de películas, y ella le empezó a explicar cosas de su padre. Le dijo que una noche, cuando ella se empezó a poner enferma, llegó su padre, se puso a su lado y le dio un beso muy largo en la frente, le susurraba al oído cosas, y le dijo que en primavera la iría a buscar, ella se hizo la dormida y su padre se fue, pero antes de irse le dijo un papel escrito que ponía: dulce paloma dormida, no le tengas miedo a la noche porque la noche es mi cómplice y vendré a buscarte con ella.

CAPITULO 3:

Un Miércoles por la tarde Daniel se dirigía a casa de Susana, como de costumbre se paro a hablar con los hermanos Chacón y cuando decidió entrar en el jardín oyó un chirrido que provenía de la calle de enfrente donde había un coche que había frenado de golpe. El coche dio marcha atrás y desapareció. En medio de la carretera había un hombre con gabardina y una maleta en la mano. Lo primero que se le paso por la cabeza a Daniel era que podría ser el padre de Susana, pero luego se dio cuenta de que era el señor Forcat. Se dirigió hacia los tres chicos y les preguntó si en la torre vivía la señorita Anita Fanch, ellos les contestaron que si y el entró en el jardín, saludo a la señorita y le dio una carta que le había mandado Kim, su esposo. Daniel entró en la habitación con la niña y le explicó lo sucedido, ella se puso muy nerviosa y cuando vio al señor Forcat entrar por la puerta de su habitación no paro de hacerle preguntas sobre su padre, él le contesto unas cuantas, pero se marcho con su madre al comedor. Mas tarde, cuando Daniel ya se iba, el señor Forcat entró en la habitación de la niña, vestido con un kimono negro de Shangai que le había regalado Kim, y con algo entre las manos, era una carta y un abanico de seda verde que le había dado Kim para que se lo entregase a su hija, ella leyó la cara y continuo haciendo preguntas.

Cada día el señor Forcat iba a la habitación de la niña a explicarle historias, pero ella estaba intrigada por saber que hacia su padre en Shangai, finalmente él cedió y decidió contárselo.

[[Kim tuvo que marcharse a Francia por la guerra. Luchando a favor de las Resistencias conoció a Denis, un chico de Barcelona que también tubo que marcharse dejando atrás a su mujer y un hijo de apenas meses. La última vez que el Kim vino a España fue para traer dinero y papeles a unos compañeros, ya de paso Denis le dio quince mil pesetas y una carta, la mitad del dinero era para sus padres y la otra mitad para su mujer y su hijo. Kim quería llevarse a Susana a Francia pero Denis le dijo que era muy peligroso pasar la frontera con una niña enferma. Denis le pidió que si no era muy arriesgado se llevara a Carmen, la mujer de Denis, y a su hijo a Toulouse, Kim le prometió que si podía se los llevaría.

Kim llego a casa de los padre de Denis, les dio el dinero y hablo con Carmen sobre lo que le había dicho su marido, a ella no le hizo mucha gracia pero dijo que se lo pensaría. Kim había quedado con Nualart en la estación de trenes para entregarle los papeles, estuvieron disimulando para no levantar sospechas pero en pocos segundos dos hombres de gabardinas se llevaron a Nualart, poco después se enteró de que también se habían llevado a Betancort y Camps. El Kim decidió marcharse rápidamente antes de que le pillaran a él también, fue a casa de Denis y se llevo a su mujer y su hijo.]]

CAPITULO 4:

El capitán continua merodeando por el barrio en busca de firmas, pero apenas consigue una docena. Mientras tanto Daniel continúa acudiendo a la torre para ver a Susana y aprovecha para continuar escuchando las aventuras que cuenta Forcat sobre el Kim. Y así Forcat continua explicando porque Kim marchó a Shangai. [[Kim llegó a Toulouse con Carmen y su hijo. Estaba cansado ya de luchar. El último día de su estancia en la capital francesa recibe una llama, era su amigo y ex jefe de cuando luchaban en las filas de la Resistencia, Michel Lévy.

Antes de marchar consigue pasar por la clínica privada situada a las afueras de Paris donde reside ingresado su amigo. Los dos se alegran mucho de verse. Lévy está ingresado porque unos nazis le dispararon y le dieron en la columna vertebral, a causa de eso tienen que operarle pero los médicos avisan de que es muy peligroso y difícilmente superará la operación. Lévy le cuenta que se fue a vivir a Shangai, donde conoció a Chen Jing Fang con quien poco después se casó. En Shangai vio a Kruger, el nazi que le disparo. Después de mucho hablar, Michel le pide a Kim que vaya a Shangai a proteger a Chen ya que Kruger lo reconoció y le dijo que si decía algo le mataría a él y a su mujer. Lévy quiere que Kim mate a Kruger.

Kim viajará hacia Shangai en un buque que pertenece al Lévy y allí se alojará en su casa, con su mujer. Por ultimo Lévy le pide que recupere del barco un libro de tapas amarillas que tiene mucho valor para él.]]

Cada quince días venia el doctor Barjau a ver a Susana. Siempre le decía que reposara y comiera bien. A la niña no le gusta que el doctor la tuviera que tocar para reconocerla.

CAPITULO 5:

[[A principios de verano Kim embarca en el Nantucket, que así es como se llama el barco. El Nantucket cruza todo el Mediterráneo haciendo paradas. El capitán del buque se llama Su Tzu y Kim no tarda en coger confianza con el. Cada noche juegan al ajedrez. Un día Kim consigue quedarse solo y empieza a buscar el libro, en la estantería habían dos con tapas amarillas y coge el equivocado, por la marea se mueve el barco y el libro se abre, Kim no puede resistir a leer una estrofa, Y el viejo Nantucket continua rumbo a Shangai.]]

La niña no quiere comer, ha perdido el apetito. Una noche la señora Anita sale a pasear por el puerto con el señor Forcat. A la mañana siguiente el señor Forcat le lleva una carta a Susana que le había dado el capitán de un barco francés de parte de su padre, ella la abre y la lee. En la carta aparte de otras cosas pone que cada día a las seis de la tarde Susana se tiene que acordar de su padre y que el también lo hará.

Como siempre una tarde Daniel estaba dibujando a Susana, pero no le salía nada bien, de repente Forcat le cogio el lápiz y dibujo una parte de la cama, le salio muy bien, el niño se quedó sorprendido. Después de esto no se volvieron a ver sus habilidades artísticas.

La niña sigue resistiéndose a comer, pero Forcat la chantajea diciéndole que si no come no le va a explicar una historia que había dejado atrás.

[[ Kim deja el libro que había cogido equivocadamente y lo devuelve a la estantería donde agarra el otro. Este si que es el libro que buscaba, lo guarda y se va a su camarote. Por fin llegan a Shangai. Kim va a casa de Lévy y conoce a su mujer, charlan un rato y le propone que se bañe y descanse. La criada le prepara el baño y después del baño él se va a descansar.]]

A Daniel cada día le sale peor el dibujo, no le consigue ni forma ni color. Susana juguetea con él. Con la excusa de que escuchara el zumbido que producía su pulmón enfermo, coloca la cabeza del niño encima de su pecho, el niño se puso muy sonrojado.

Al día siguiente como de costumbre Daniel volvió a casa de Susana, en la puerta se encontró con la madre de la niña que se marchaba a trabajar, entro en la casa y estaba la señora Conxa en la habitación con la niña haciéndole una friega de hierbas en la espalda, de pronto la niña se giro para que se la hiciera en el pecho y Daniel se sorprendió y se fue. Cuando la señora Conxa salio de la habitación Daniel entro y vio a la niña estirada encima de la cama medio desnuda y dormida, al lado de la cama había una nota que ponía “PRINCIPE BOBO DAME UN BESO Y DESPERTARE”. El niño tardo en actuar y cuando se decidió a darle el beso Susana abrió los ojos y el niño se echo para atrás asustado, ella le enseño un pañuelo blanco con manchas rojas y Daniel se asusto pensando que era sangre pero la niña le había gastado una broma porque eran manchas de carmín y se hecho a reír.

CAPITULO 6:

[[Kim se va de tiendas a comprar ropa. Por la noche acompaña a Chen Jing, la mujer de Lévy a la fiesta. Allí hay mucha gente. Kim va conociendo a varias personas. Hay una chica que esta cantando junto a un piano, al lado tiene a un borracho que poco después empieza a hablar y dice que Jing es una puta que se va acostando con todo el mundo como hizo con Su Tzu, el capitán del barco en que viajo Kim. Después de que el borracho dijera eso, rápidamente saltó un hombre en defensa de la chica, el borracho reaccionó, pidió perdón y se fue. Poco después el hombre misterioso se va y Kim pregunta a Lambert, un francés dicharachero que le ha sido presentado antes, que quien era ese hombre, porque había dicho eso, si lo sabía más gente, si era verdad y muchas mas preguntas relacionadas con el tema. Lambert le contesta que aquel hombre se llamaba Omar Meiningen, alemán, propietario del Yellow Sky Club y otros burdeles importantes en la ciudad. Aquel era Kruger, el tipo que el Kim buscaba.]]

A primeros de Julio, casi tres meses después de que llegara Forcat a la ciudad, Daniel llegó más pronto que de costumbre a casa de Susana, ella estaba durmiendo la siesta. Anita se iba a trabajar pero le dolía mucho la cabeza, fue a despedirse a la habitación donde estaban todos y se fue, antes de cruzar el pasillo lo dejó todo y volvió a la habitación donde se tumbó en la cama y puso su cabeza encima de Forcat, él puso su mano encima de la frente de la madre de la niña y así estuvo unos minutos, después de un rato la retiro y la señora se encontraba mucho mejor, se le había calmado el dolor. Las manos de aquel hombre parecían mágicas. Después de esto ella cogió sus cosas y se fue a trabajar, pero volvió a la habitación, agarro a Forcat del brazo y se lo llevó a la puerta principal. Los niños pensaron que lo que iban a hacer era despedirse con un beso, un gran beso de despedida.

[[Kim continua acompañando a la mujer de su amigo a las fiestas y cenas que tiene. Por fin una noche consigue quedarse solo y se dirige hacia el Yellow Sky Club para encontrar a Omar/Kruger. Allí lo ve pero se marcha con una chica. Kim va a la barra para preguntarle al camarero si puedo hablar con el dueño pero este le dice que esta ocupado y no lo podrá atender. De repente llega un chino bajito y no invita a una mesa donde hay más chinos. El que parece ser el jefe le pregunta que a que ha venido a Shangai y que se marche, Kim no le hace caso y se marcha, al llegar a casa se ducha y se acuesta, por la mañana pasa por el salón y nota algo raro. Encima del piano había una rosa amarilla como las que estaban en todas las mesas del Club, a Kim le parece muy extraño ya que él no ha llevado ninguna a casa y se hace una pregunta, ¿Quién la habrá llevado hasta allí?]]

Forcat dejó de explicar la historia y se fue al jardín, al cabo de un rato volvió y apagó la luz de la habitación, los niños podían observar sus manos alzadas brillando en la oscuridad, Susana quería también esa luz en sus manos, Forcat puso sus manos sobre las de Susana y le dio unos pequeños gusanos de luz que había encontrado en el patio. Al cabo de un rato Forcat se fue, dejando a los niños solos en la habitación, Susana envolvió su cara de esa luz y después hizo acercar a Daniel a su cama y se la puso a él también, frotó su pecho con los gusanos y se quedaron un rato callados, estaban el uno enfrente del otro, sintiendo cada uno su respiración. La niña le propuso que la besara y a Daniel no le hacia nada más ilusión que eso pero al pensar en la enfermedad que tenia la niña solo consiguió rozarle los labios. Ella se enfadó y le dijo que se levantara, apagara la luz y se marchara.

Daniel pasa otra tarde con el capitán. Esta vez van por una calle y se para un coche a su lado. Un choco joven le pregunta al viejo donde esta la calle Legalidad. Era justamente la calle donde se situaban. El capitán le contesta en catalán que justamente estaba en esa calle. El hombre se enfada porque le habla en catalán, empieza a insultarle y le exige que le hable en castellano. El viejo empieza a jugar con el y le pide disculpas, le da la dirección de la calle pero lo manda tres pueblos mas lejos, mientras habla con el le mete la mano en el bolsillo y le roba la cartera, el hombre no se da cuenta y se marcha. En la cartera habían ciento cincuenta pesetas, le da cincuenta al niño y le dice que no se lo gaste en el cine ni en los billares, le aconseja que se compre mas papel de barba para dibujar y que le e a su madre. Cuando Daniel llega a su casa se lo cuenta a su madre y esta dice que esta muy mal lo que han hecho pero se queda con el dinero.

CAPITULO 7:

Forcat salía muy poco, y cuando lo hacia era con la señora Anita, un domingo salieron a comprar y dejaron a los niños solos, estos entraron en la habitación de Forcat y abrieron su maleta, en ella encontraron un libro viejo, recortes de periódicos franceses, tres botellines rellenos de un liquido verde raro, y un revolver, Susana se corto en el dedo meñique sin querer con una cuchilla de afeitar que se había salido de su caja, el dedo le empezó a sangrar y se puso a chillar, Daniel cogió su dedo y se lo metió en la boca chupándole la sangre. Susana se quedo impactada y le pregunto si no le daba miedo infectarse, pero a Daniel solo le importaba que le perdonara lo de la otra vez, lo del beso.

Por fin Daniel acabo el dibujo. A la niña no le gustaba, a Forcat si y al capitán más aun. Después de tanto caminar solo consiguieron catorce firmas. El niño empezó a hacer el dibujo que quería Susana para mandarle a su padre, pero no le salía nada bien y cada vez que empezaba a dibujar rompía el dibujo porque no le gustaba.

[[El Kim se va al centro a adquirir dos kimonos de pura seda. El encargado se llama Wong y es amigo de la señorita Chen. Mientras compra los quimos ve en la acera de enfrente a Omar/Kruger bajarse de un coche blanco y entrar en un portal, Wong informa a el Kim de que ese sitio era un fumadero de opio. El Kim le pide a Wong que le presente al señor Omar que tenia muchas ganas de conocerle, poco después Wong presenta Kim a Omar, estos se dan la mano y se saludan cordialmente, los dices saber mucho del otra ya que la gente habla mucho de ellos.

Depuse de cinco días sin salir de casa Chen Jing decide salir y van a un bar. Allí al Kim le presentan un hombre que era español, tiene la misma edad que él y que había estudiado lo mismo que él y en el mismo colegio, los dos están muy contentos y entretenidos hablando sobre sus cosas, de pronto la señorita Chen se dirige hacia él y le dice que quiere marcharse pero que sus amigos la llevaran a casa y que no se preocupe, él cede y la deja marcharse confiando plenamente en ella. El Kim continua hablando con Climent y éste le explica que en Shangai vienen tiempos duros ya que el general Roko Chen Yi, padre de Chen Jing, posiblemente se apoderara de Shangai, también le dice que no se fíe de Du Grandes-Oreilles, el hombre que habló con Kim en el Yellow Sky Club, ya que éste es el jefe de la Quina Bang, una mafia.]]

Otra de las tardes con el capitán, iban merodeando las calles en busca de firmas y ya de paso pasaban por las tabernas, después de acudir a la ultima de la tabernas Blay y Daniel siguieron a la búsqueda de firmas, después de un buen rato caminando el capitán se dio cuenta de que se había dejado la carpeta con las firmas y el dibujo en la taberna y mando a Daniel a buscarlo, cuando este regresó se encontró al capitán muerto y enseguida aviso a la gente y llamaron a la ambulancia. El entierro fue muy triste y acudió casa todo el pueblo.

CAPITULO 8:

[[El Kim está de nuevo en el Yellow Sky Club y se dispone a entrar en una de las habitaciones, donde se encuentra Omar. Una vez conseguida la entrada abre la puerta y entra en la habitación. Allí está Omar y detras suyo se puede observar una silueta pero Kim no la distingue bien. Después de un rato se da cuenta de que se trata de Chen Jing. Kim se queda sorprendido y no da pie a lo que ve. Chen le explica que son amantes y que se quieren mucho. Al parecer Lévy había mandado a Kim a matar a Omar por lo de la guerra pero era todo mentira, en realidad había mandado a matarlo porque sabía que eran amantes. Kim se disculpa y se marcha. Cuando llega a casa de Chen, donde estaba alojado, sonó el teléfono, era de la clínica francesa. Michel Lévy había fallecido en la operación.]]

CAPITULO 9:

Una tarde de primavera estaban los niños y Forcat en la galería cuando sonó el timbre. La señorita Anita fue a abrir y se encontró a un hombre que buscaba a Forcat. Éste se sorprendió al verle, al parecer era Denis, el amigo de Kim.

Denis entró en la habitación y se puso a gritarle a Forcat haciéndole preguntas como, donde estaba el carbón de Kim, o cosas así. Forcat no le contestó, ni siquiera le miró. Denis explicó que todo lo que había contado Forcat era mentira y que El Kim no se sabia donde estaba, al parecer cuando Denis envió a Kim a Barcelona a buscar a Carmen y a su hijo, Kim no volvió, dijo que se habían enamorado y se habían marchado a cualquier lugar y que desde entonces no se ha vuelto a saber nada de él. Susana triste se encogió dándole la espalda a Denis y no dijo nada, la señorita Anita pedía explicaciones a Forcat, pero éste no daba señales de vida, finalmente Forcat se fue.

Al día siguiente Forcat se marchó de casa. Denis iba a la torre cada día y un día Daniel fue como siempre y Denis le dijo que se marchara porque Susana estaba mala y que no fuera mas hasta después de dos o tres meses.

Dani se puso a trabajar en la joyería como quería su madre, pero solo daba los recados así que al cabo de un tiempo ya se conocía todas las calles y plazas de Barcelona.

Dos meses después de que Denis lo echara de casa de Susana, Daniel volvió y esta vez le abrió la puerta la señorita Anita, quien se alegró mucho de verlo y lo hizo pasar.

Daniel llevaba mucho tiempo sin ir a la torre, casi tres años, y desde entonces que no veía a Susana. Uno de los hermanos Chacón trabajaba repartiendo cajas de cerveza con el camión, y le contó que había visto a Susana detrás de la barra de un club de fulanas limpiando vasos, que su madre estaba muy mal y borracha, que la niña se había ido de su casa a las dieciocho años y se había ido a vivir a casa de su amante, Denis el dueño del bar de fulanas. Forcat regresó a la torre ya que la señorita Anita había caído muy enferma y él consiguió regresar a la torre a Susana para que estuviera con su madre. El día después de que Susana llegara a la torre volvió Denis dispuesto a llevarse a Susana consigo, pero Forcat se lo impidió y se enlazaron en una pelea que acabó con Denis estirado en el suelo por unos disparos. La señorita Anita le contó a Daniel que había escuchado unos disparos y que Denis estaba estirado en el suelo del patio y Forcat con la pistola en la mano y él mismo llamó a la policía, pero se dice que quien le disparó fue Susana y Forcat cogió la pistola y llamó a la policía para encubrir a Susana.

La madre de Daniel se casó con el Callista Braulio y se fueron a vivir con el en un piso que compartía con su hermana. Braulio y Dani se llevaban bien pero el hombre quería ejercer de padre y Daniel no le dejaba ya que en su mente permanecía el recuerdo de su padre.

Daniel pensaba que no tendría que hacer la mili al ser su madre viuda, pero como se casó con Braulio lo mandaron a la parte de Marruecos.

Antes de irse quiso pasar a ver a Finito, uno de los hermanos Chacón, y a Susana, que ahora trabajaba de taquillera igual que su madre. Pasó por el taller de coches donde supuestamente trabajaba Finito ya que lo habían echado de lo de repartidor de cervezas porque había robado unas cajas, y del taller también lo habían echado por robar, seguidamente fue hacia el cine para ver a Susana, y allí la vio, dentro de un agujero negro con un ventanal y haciendo ganchillo. Se dirigió hacia el ventanal y la niña levantó la mirada y lo vio, pero no lo reconoció y le preguntó cuantas entradas quería, él le pidió una y entró en el cine dispuesto a saludarla cuando saliera.

Personajes

Daniel: Este personaje es los ojos a través se va viendo la historia. Callado y tímido, buena persona. Su padre murió en la guerra, o al menos eso es lo que el piensa porque nadie lo ha podido comprobar y vive solo con su madre. Su primer amor, Susana, este amor lo marca para siempre y con ella acaba compartiendo su adolescencia y todas las tardes de verano dibujándola y soñando con ella a través de las historias que les iba cintando Forcat. Su madre le manda cuidar a su vecino, el Capitán Blay, porque esta muy viejo y no se fían de dejarlo deambular solo por la calle.

Susana: Adolescente enferma de tuberculosis. Vive con su madre en una torre de Barcelona. Tienen mucho dinero ya que antes de que empezara la guerra tenían una buena situación. Su padre escapa dejándolas a ella y a su madre solas. Dani se enamora perdidamente de ella. Cuando el Capitán Blay le encarga hacer un retrato de Susana, Dani encuentra la manera d conocer a fondo a la princesa recluida en su castillo.

Hermanos Chacón: Estos hermanos se llaman Finito y Juan. Viven en la calle, no tienen estudios ni dinero y se ganan la vida con un puesto de tebeos que ponen al lado del mercadillo, robando y engañando a la gente

Capitán Blay: Viejo anarquista, cabezota y protestón, está un poco chalado, pero no hace daño a nadie. Empeñado en cerrar las fábricas de su barrio ya que dice que están envenenando a la gente con los gases. Dani, en muchas ocasiones se avergüenza de él, ya que es descarado y no le tiene miedo a los fascistas., pero en el fondo lo aprecia y le ayuda en todo lo que puede.

Doña Conxa: Apodada por todos como la Betibú. Una mujer sensible y comprensiva. Es la mujer del Capitán Blay. Superviviente, como los otros personajes, de la desgracia que provocó la guerra. Es amiga de todos y intenta ayudar hasta al mas pobre.

Señora Anita: Es una mujer hermosa, tierna, sencilla y simpática. Envidiada por las vecinas, es el centro de críticas y rumores. Es la madre de Susana y la mujer del Kim. Trabaja de taquillera en el cine Mundial pero aún sigue con la esperanza de poder volver a ver a su marido y escapar los tres a un mundo mejor, fuera de problemas y explicaciones.

Nandú Forcat: Forcat es un personaje envuelto en misterio que posee extraños poderes y guarda muchos secretos. Envuelto en su kimono de seda hace más cortas las tardes de verano a los niños.

Joaquim Franch: Apodado el Kim, es el padre de Susana. Está casado con la Señora Anita, la madre de la niña. Es más un personaje imaginario que real. Aparece solo en las palabras de Forcat y la imaginación de los niños.

Denis: Era el lugarteniente del Kim. Consigue estropear el final feliz. El Denis no es más que otro perdedor. Su llegada a Barcelona es el desastre que hace que todo acabe estallando.

Michel Lévy: Amigo francés del Kim, fue su jefe cuando luchaban en las filas de la resistencia en Lyon y en una ocasión le salvó la vida. Más tarde fue detenido y torturado por la Gestapo, por lo que tuvo que someterse a operaciones quirúrgicas muy peligrosas para salvar su vida, pero en la segunda fracasó y murió. Está casado con Chen Jing Fang y vivía lujosamente en Shanghai, donde la conoció, ésta le puso los cuernos, él se obsesiona con matar al tipo y miente a su amigo para que lo haga por él.

Chen Jing Fang: La joven esposa de Lévy. Misteriosa, educada y muy atractiva. Una hermosa china que le ha puesto los cuernos con Hans Meiningen, del que Lévy quiere vengarse. Es una joven y hermosa china que le ha puesto los cuernos, y por eso él quiere vengarse. Misteriosa, educada y muy atractiva.

Omar Meiningen: En realidad se llama Hans Meiningen. Este es el que el Kim pensaba que era Helmut Kruger, el nazi que torturó a su amigo Lévy y al que tenia que matar. Pero en realidad solo era el amanta de Chen Ping, y al final todo se aclara.

Su Tzu: Es el capitán del Nantucket, con quien paso su largo viaje el Kim. También ha sido novio de Chen la esposa de Lévy, y posee un libro con una dedicatoria que le dedico ella antes de que lo dejara para irse con Lévy, del que nunca llegó a enamorarse.

Braulio: Callista de un hospital, es amigo de la madre de Dani y con ella se casa. Entre Dani y Braulio no hay mucho trato pero Dani sabe que es buena persona y lo acaba aceptando.

ESPACIO Y TIEMPO:

La novela está ambientada hacia el 1948 en el barrio de Gracia, Barcelona, después de unos tiempos muy duros a causa de la guerra civil y con muchas desgracias.

Comentario personal:

Este libro me ha parecido interesante. El principio se hace un poco pesado e incomprensible, pero después vas cogiendo el hilo de la historia y te adentras en ella.

El argumento es bueno, es la típica historia de dos adolescentes enamorados pero con un problema en medio. Lo recomiendo ya que no es muy difícil de leer y entretenido y cuando acabas te quedas con ganas de leer más.

DATOS DEL AUTOR:

El escritor español Juan Marsé nació el 8 de enero de 1933 en un hospital de Barcelona. Cuando cumplió trece años entró a trabajar de aprendiz en un taller de joyería en el que estuvo hasta los 26 años. Por esos tiempos publicaba cuentos en revistas y diarios, logrando el Premio Sésamo de cuentos. Más tarde, la editorial Seix Barral le publica Encerrados con un solo juguete en 1961, novela que trata de un grupo de jóvenes barceloneses que no tienen fuerzas para intentar cambiar a mejor ni se esfuerzan. Se traslada a París, y mientras escribe su segunda novela Esta cara de la luna, trabaja como ayudante de laboratorio con Jacques Monod. En 1965 gana otro premio, el Premio Biblioteca Breve, con Últimas tardes con Teresa. En el año 1966 se casa con Joaquina Hoyas, con la que tendrá dos hijos, Alejandro y Berta.

La oscura historia de la prima Montse (1970) es otra de sus obras y, en 1973, Si te dicen que caí, obra en que los protagonistas llamados aventis inventan relatos, es editada por primera vez en México. En 1978, La muchacha de las bragas de oro es llevada al cine de la mano de Vicente Aranda, que logra el Premio Planeta. Posteriormente escribe Un día volveré (1982) y Ronda del Guinardó (1984) que gana el Premio Ciutat de Barcelona; el libro de relatos Teniente Bravo (1987), Señoras y señores (1988), El amante bilingüe en 1990 (Premio Ateneo de Sevilla) y, finalmente, El embrujo de Shanghai en 1993, que obtiene el Premio de la Crítica, el Premio Europa y Rabos de Lagartija y es llevada al cine por Fernando Trueba.

Por lo general, las novelas de Marsé son muy duras y desgarradas, están repletas de melancolía y tristeza.